sábado, 8 de julio de 2017

9341. ¿CUÁNTO GLIFOSATO HAY EN TU ORGANISMO?

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¿Cuánto glifosato hay en tu organismo?

La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres más viles: por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse. 
Jonathan Swift (1667-1745). Escritor satírico irlandés.
         
El glifosato, tóxico cancerígeno que en nuestra región se comercializa sin ninguna restricción, fue incluido en la lista de substancias cancerígenas, lástima que eso ocurrió en el Estado de California, en Estados Unidos. Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC (Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración) cuyo lema es “Vigilar el poder, monitorear la tecnología, fortalecer la diversidad”), ha dado seguimiento al tema del temible glifosato, sustancia activa del herbicida RoundUp, e ingrediente de otras marcas como Faena, Rival, Machete, todas las marcas pertenecen al consorcio de la muerte: Monsanto.

Silvia Ribeiro informó a través de su columna en La Jornada del sábado que se han presentado cientos de juicios contra Monsanto por causar cáncer con glifosato en Estados Unidos, “sabiendo y ocultando que podía causar cáncer”. En una corte de San Francisco se han presentado 91 juicios, en otras cortes estadounidenses se han presentado otras mil 100 demandas. El herbicida se utiliza en cultivos de soya y maíz, en nuestra región de Zamora y Jacona, Los Reyes, y otros municipios agrícolas ¿En cuántos cultivos se utiliza el temible glifosato?

Cada día aumentan los estudios que muestran las consecuencias del glifosato en animales y en seres humanos. En Europa recientemente una organización ecologista realizó análisis de laboratorio a un grupo de voluntarios de varios países en donde se utiliza el herbicida, excepto en un caso, en todas las personas que participaron se encuentran rastros del agrotóxico cancerígeno.

Ribeiro recuerda que la propia Monsanto realizó un estudio a principios de 1980 en 400 ratones, el resultado: el glifosato provocó que los ratones desarrollaran tumores malignos. Tramposamente, la empresa ocultó las conclusiones. Otros estudios realizados en ratones alimentados con maíz transgénico por Gilles-Eric Séralini en 2012, confirman las conclusiones: el glifosato es un cancerígeno ¿Por qué la Sagarpa, la SSA o alguna autoridad en México y en Zamora, no hace nada?

La respuesta es que la trasnacional de la Muerte, Monsanto, ha comprado no solo a científicos que realizaron estudios sobre los efectos del glifosato sino a autoridades y organizaciones académicas que sirven a los intereses de la trasnacional de la muerte. DuPont, otra de las trasnacionales de la muerte, es la que encabezó la campaña para satanizar la mariguana, no solo porque es un detonador de la conciencia, sino porque los múltiples usos industriales de la planta afectarían las millonarias ganancias de la empresa.

Desde el punto de vista de la soberanía alimentaria, Monsanto pretende esclavizar a los agricultores con las patentes sobre las semillas, además de que la siembra del maíz transgénico es una grave amenaza a la salud pública y a la sustentabilidad. El maíz es la base de la alimentación en México y en otros países de Latinoamérica, el control del grano eso debería de ser una prioridad del gobierno en México, pero no es así.

Una pregunta para cerrar la reflexión de este día, ¿Qué relación existe entre los múltiples casos de cáncer que a diario se multiplican en nuestra ciudad y nuestra región con el uso indiscriminado de glifosato y otras marcas de la trasnacional de la muerte? Ahí está el reto para los grupos ecologistas de Zamora y la región: investigar las posibles respuestas a esa y otras preguntas.

9340. CALDERÓN Y FOX RECIBEN MILLONES. ¿DE QUIÉN, POR QUÉ? ES UN MISTERIO. SON #DATOSCERRADOS DE LA SHCP.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Linaloe R. Flores.
SinEmbargo. Julio 3, 2017. 12:05 am.




NdeR:
Se recomienda leer los siguientes datos antes de continuar.

[Frente a la resistencia de las entidades públicas y los muros legales, el navegante de los portales de acceso a la información se parece a Moisés, el hombre bíblico que en cuarenta años de búsqueda jamás pisó la tierra prometida. El marco jurídico de la Transparencia nacional permite que la información sea negada con uno de estos argumentos: los datos solicitados están bajo reserva, son inexistentes o confidenciales. Así, la Administración de Enrique Peña Nieto mantiene más de 12 millones de expedientes bajo llave. Se ha negado a mostrar el acta de nacimiento del Presidente, el decreto que avala la pensión vitalicia a exPresidentes y sus viudas, los resultados de sus encuestas, los fundamentos para crear la Gendarmería o los gastos de las fiestas dentro de Los Pinos. #DatosCerrados es un ejercicio de la Unidad de Datos de SinEmbargo que identifica lo que el Gobierno y otras instituciones no quieren revelar.]

Abran esta liga para ver el video.

#DatosCerrados | Desde el anonimato, benefactores de México y el extranjero le entregan millones de pesos cada año a los ex Presidentes Vicente Fox Quesada (2000-2006) y Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) a través de las fundaciones que forjaron cuando retomaron la vida civil. El promedio anual de los donativos que recibe Fox para el Centro Fox es de 40 millones de pesos, un flujo en efectivo y en especie que viene tanto de México como de otros países. A Calderón no le ha ido tan bien con su Fundación Desarrollo Humano Sustentable que consigue 12 mdp sin que hasta ahora tenga algún donativo del extranjero. Los montos recibidos son públicos. Los nombres de quienes se han desprendido de su dinero para las causas de los ex Mandatarios son datos cerrados.

En esta foto del 1 de diciembre de 2006 se observa a los ex presidentes Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, durante la toma de posesión de este último. Foto: Gustavo Benítez, Cuartoscuro.

Ciudad de México, 3 de julio (SinEmbargo).– No se sabe quién o quiénes ni sus porqués. Pero los Presidentes de la alternancia, Vicente Fox Quesada (2000-2006) y Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) –ambos emanados del Partido Acción Nacional (PAN)– reciben millones de pesos cada año a través de las  fundaciones que forjaron una vez que salieron de la residencia oficial de Los Pinos y retomaron la vida civil.

El Centro Fox recibe en promedio 40 millones de pesos al año. En comparación, a la de Felipe Calderón Hinojosa, la Fundación Desarrollo Humano Sustentable (FDHS), no le va tan bien. Para esta organización el promedio anual es de 12 millones de pesos desde 2014.

Y si el año pasado, el flujo de dinero para la agrupación de Fox fue de 23 millones 516 mil pesos, la de Felipe Calderón, alcanzó sólo tres millones 606 mil pesos.

Lo anterior se desprende de los  reportes de donatarias autorizadas que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en que cada año debe entregar al Congreso de la Unión, de acuerdo con el artículo 28 de la Ley de Ingresos de la Federación. En el documento, la dependencia debe señalar los montos de donativos recibidos, especificar si fueron en efectivo o en especie, así como si su procedencia es nacional o extranjera.


Pese al flujo de millones de pesos para estas entidades con causas sociales, no hay ningún elemento legal para conocer la identidad de los donadores, que al brindar su dinero obtienen deducibilidad de impuestos. Tampoco hay ningún reporte público que los mencione. Las fundaciones de los ex Presidentes tampoco dan cuenta en sus portales de quiénes son sus benefactores. Así, quienes apoyan el altruismo de los ex Presidentes, permanecen en el anonimato.

(1) 


(2)

Ambos ex Mandatarios gozan de una pensión vitalicia otorgada por la Presidencia de la República. Vicente Fox la ha cobrado desde 2007 a julio de 2017, unos 40 millones 590 mil pesos si se considera que por ese concepto se paga lo mismo que a un Secretario de Estado (en este momento es de 205 mil 122 pesos, hace unos años fue de 200 mil) y Felipe Calderón Hinojosa ha devengado, 11 millones 70 mil pesos.

Para calcular la recepción de dinero de las fundaciones de los ex Presidentes, esta Unidad de Datos no consideró 2007 porque el documento respectivo ya no se encuentra en el archivo de la SHCP. Sin tomarlo en cuenta, el matrimonio Fox-Sahagún ha ganado hasta ahora 326 millones 803 mil 206 pesos. Pero la cifra que reconoce la pareja es mayor. El 21 de mayo de 2017, ante cientos de jóvenes, el ex Presidente afirmó que él y su cónyuge han recibido más de 500 millones de pesos.

“No somos ricos ni se vaya a pensar que esto que ven ustedes aquí, todo este edificio, es producto de la Presidencia de la República, no nos clavamos un solo centavo. Todo lo que ven aquí, y ya son más de 25 millones de dólares, arriba de 500 millones de pesos, que se han invertido en las tres fundaciones”, sostuvo el hombre triunfador de las elecciones presidenciales del 1 de julio de 2000, el primero no priista en ocupar Los Pinos.

El total ante Hacienda de la fundación de Felipe Calderón es de 34 millones 979 mil 480 pesos. El primer año de operación -2014- es el más alto con 23 millones 662 mil 580 pesos y el último –2016- es el más bajo con 3 millones 606 mil 400 pesos. A Vicente Fox, los donativos le llegan en efectivo y en especie. Mientras, Felipe Calderón sólo ha recibido dinero en efectivo de personas radicadas en México.

ADEMÁS
López Obrador: Las pensiones de los ex Presidentes de México no las tiene ni Obama.

***

Los llamados Presidentes de la alternancia política rompieron con la tradición de los priistas. Disciplinados en una regla no escrita, al finalizar su mandato, los hombres del PRO que ocupaban Los Pinos, se retiraban a contemplar los vaivenes de la política nacional desde lejos y en silencio. De vez en cuando reaparecían para emitir un juicio; pero eran palabras y nada de acciones. Fox y Calderón, con sus fundaciones de visión y misión humanista, han logrado permanecer en la escena pública. Los dos opinan sobre los sucesos políticos. De hecho, Felipe Calderón Hinojosa apoya la pre candidatura de Margarita Zavala por el Partido Acción Nacional a la Presidencia de la República.

En sus páginas web, las fundaciones de los ex Presidentes refieren que aspiran al mejoramiento de la vida en el planeta. La de Fox indica que apuesta por “la formación de líderes compasivos para la creación de un mundo mejor” y la de Calderón Hinojosa dice que tiene como objetivo “aumentar la conciencia y compromiso para hacer frente a los desafíos que enfrenta la humanidad, como el cambio climático”.

El Centro de Estudios, Biblioteca y Museo Vicente Fox Quesada y la Fundación Vamos México –ambas agrupadas en el Centro Fox- fueron registradas ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en 2007, meses después de que el matrimonio de Vicente Fox Quesada y Marta Sahagún dejara de habitar en las cabañas de la residencia oficial de Los Pinos. En junio de 2015, la que fue llamada “la pareja presidencial” (a petición de Fox), dio a conocer que había adquirido una tercera fundación, el Centro de Rehabilitación Integral de San Miguel Allende (CRISMA), la cual, quedaría dentro de la operación de “Vamos México”.

La fundación de “Vamos México” ocurrió en 2001, en el primer año de Gobierno de Vicente Fox. Desde entonces, es una entidad donataria autorizada, facultada para recibir donativos deducibles de impuestos. Marta Sahagún la presentó en el Polyforum Cultural Siqueiros ante empresarios y presidentes de organizaciones altruistas. Con los años, mientras era “primera dama”, Marta Sahagún hizo a un lado el consejo consultivo del Sistema Desarrollo Integral para la Familia (DIF) que las esposas de los Presidentes mexicanos suelen ocupar y se dedicó a “Vamos México”. No faltaron los obstáculos y los escándalos. En 2004, un grupo de senadores priistas solicitó a la Auditoría Superior de la Federación una revisión exhaustiva del manejo de recursos de la fundación dado que descubrieron presuntos desvíos del fideicomiso “Transforma México” de la Lotería Nacional  a “Vamos México”. Pese a todos los pesares, “Vamos México” trascendió al sexenio.

Como en una extensión de la tradición de su antecesor, Felipe Calderón Hinojosa puso la primera piedra de la “Fundación Desarrollo Humano Sustentable (FDHS)” en 2014. Para presentarla invitó a empresarios, panistas, académicos y ex miembros de su Gabinete a una cena cuya entrada costó cinco mil pesos.

Había sido creada en 2004 para diseñar la plataforma de Gobierno del entonces precandidatos panista. Durante el sexenio calderonista hibernó y vio la luz hace tres años.

ADEMÁS
Calderón tendrá del Estado lo más caro: ayudantes y seguridad; su “generosidad” genera críticas.

Por Linaloe R. Flores.

9339. LA INFLACIÓN SE INCREMENTA A 6.30% EN JUNIO, LA MÁS ALTA EN OCHO AÑOS, REPORTA EL INEGI.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Redacción/SinEmbargo.
SinEmbargo.  Julio 7, 2017. 9:03 am.

La inflación aún se ubica en niveles más altos desde el 2008: en junio alcanzó una tasa anual de 6.31 por ciento, como lo previeron los analistas consultados por el Banco de México.

Los precios de las frutas y verduras son que presentaron la mayor alza mensual de 0.70 por ciento para ubicarse en una inflación de 13.69 por ciento, seguido de alimentos, bebidas y tabacos que se encarecieron 0.47 por ciento, para ubicarse en una tasa anual de 6.90 por ciento; y aunque los energéticos reportaron una disminución mensual de 0.21 por ciento, su inflación anual es de las más altas al ubicarse en 15.20 por ciento.

El índice de precios de la canasta básica mostró un alza mensual de 0.10% obteniendo de este modo un crecimiento anual de 8.57%.
Foto: Cuartoscuro, archivo.

Ciudad de México, 7 de julio (SinEmbargo/EconomíaHoy).- Los precios al consumidor reportaron un alza mensual de 0.25 por ciento, lo que ubicó a la inflación a una tasa anual de 6.31 por ciento, la más elevada desde diciembre de 2008, cuando marcó 6.53 por ciento interanual, según cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tal como lo previeron analistas, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tocó un nuevo máximo en el sexto mes del año, desde un 6.16 por ciento marcado en mayo y comparable con un alza 2.54 por ciento correspondiente a junio de 2016.

La inflación subyacente, que mide mercancías y servicios así como refleja el efecto de la apreciación del dólar frente el peso en los precios, incrementó 4.83 por ciento en su comparación anual y se mantiene en su mayor nivel no visto desde julio de 2009, cuando se ubicó en 5.02 por ciento.

En su interior, los precios de las mercancías aumentaron 6.33 por ciento en junio pasado frente a igual mes de 2016 y los servicios lo hicieron en 3.56 por ciento interanual, según cifras desestacionalizadas.

La inflación no subyacente marcó nuevamente un fuerte incremento con una subida de 11.09 por ciento, para ubicarse en un nuevo máximo no reportado desde marzo de 2003, cuando se disparó 11.92 por ciento.

El índice de precios de la canasta básica mostró un incremento de 0.10 por ciento en el sexto mes del año en curso, obteniendo de este modo un crecimiento anual de 8.57 por ciento; en el mismo mes de 2016 las cifras correspondientes fueron de 0.02 y 0.76 por ciento, en ese orden, detalló el Inegi.

En junio las frutas y verduras son las que presentaron la mayor alza de 0.70 por ciento para ubicarse en una inflación de 13.69 por ciento, seguido de alimentos, bebidas y tabacos que se encarecieron 0.47 por ciento, para ubicarse en una tasa anual de 6.90 por ciento; aunque los energéticos reportaron una disminución mensual de 0.21 por ciento, su inflación anual es de las más altas al ubicarse en 15.20 por ciento.

Los productos que más se elevaron en el sexto mes del año fueron el jitomate que subió 16.59 por ciento, el transporte aéreo que subió 11.21 por ciento, seguido de la papa y otros tubérculos que subieron 6 .74 por ciento y los servicios turísticos en 2.65 por ciento.

La reducción más significativa en éste mes fue la uva, pues es el producto que más descendió en 23.15 por ciento, seguido del limón que bajó 22.93 por ciento, el chile poblano 16.44 por ciento, el tomate verde con un descenso de 10.86 por ciento y la calabacita en 10.79 por ciento.

Desde la primer quincena de junio la inflación alcanzó una tasa de 6.30 por ciento impulsada por el alza en los precios de servicios. El 22 de junio, al darse a conocer la inflación quincenal del Banco de México ajustó, por cuarta ocasión en el año, la tasa de interés a 7 por ciento, 25 puntos base más.

En mayo la inflación se ubicó en 6.16 por ciento en mayo, más del 3 por ciento esperado por el Banco de México (Banxico), presionada al alza por el tipo de cambio (18.70 pesos) y por el incremento en enero de entre 14 y 20 por ciento al precio de las gasolinas por el retiro del subsidio.

En encuesta realizada a los 36 grupos de analistas del sector privado durante junio, la previsión correspondiente a la inflación general subió .12 puntos para ubicarse en 6.02 por ciento; mientras que la inflación mediana la estiman en 6 por ciento.
Su estimación para la inflación subyacente, indice que mide precios de mercancías y servicios, también fue incrementada al estimar que se ubicará hasta en 4.90 por ciento, de un previo 4.82 por ciento que consideraban el mes anterior.

En cuanto a la tasa de interés, los expertos bajaron su expectativa, y consideran que la Junta de Banxico podría aumentar la tasa hasta 7 por ciento en 2017, de un 7.23 por ciento que pronosticaban en la encuesta de mayo.

Para la moneda mexicana los especialistas consultados por Banxico fueron más optimistas.

En cuanto al tipo de cambio, bajaron su estimación sobre el precio del dólar el cual, consideran cerrará a finales de 2017 en un precio de 18.70. Para el 2018, esperan que el billete verde se oferte entre los 18.46 pesos.

La expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) anual, (al cierre de año) la mantuvieron en 2 por ciento para el 2017; mientras que para el 2018 subieron su estimaron a un 2.25 por ciento.

Con información de EconomíaHoy

Por Redacción / SinEmbargo

viernes, 7 de julio de 2017

9338. MÉXICO, PENÚLTIMO LUGAR EN VIOLENCIA Y DESARROLLO HUMANO.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

México, penúltimo lugar en violencia y desarrollo humano.

Todas las cosas, materiales y espirituales, surgen de una misma fuente y están relacionadas como si formaran una familia. El pasado,el presente y el futuro están contenidos en la fuerza de la vida. El universo emergió y se desarrollo desde una fuente única, y nosotros evolucionamos a través el proceso óptimo de unificación y armonización. Morihei Ueshiba. (1883-1969). Militar, maestro, filósofo y artista marcial japonés fundador del aikido.

El desarrollo humano (DH) no se mide únicamente por la economía o por cuántas toneladas de carne consumes al año, el bienestar físico, emocional y espiritual del ser humano como individuo pero sobre todo como ente social, es el mejor indicador del desarrollo de una persona o de un  pueblo. Se puede hablar de desarrollo humano a nivel personal, pero también a nivel social y si aplicamos la misma lógica, a nivel planetario y cósmico.

Nuestro México, primer en obesidad y entre los rimeros en corrupción a nivel mundial, destaca también por sus altísimos niveles de violencia, estamos en el segundo lugar a nivel mundial en violencia. La guerra, la desigualdad, la miseria, son pruebas de nuestro bajo nivel de desarrollo humano, de nuestro bajo nivel de conciencia.

La definición de Wikipedia: “desarrollo humano es el proceso por el que una sociedad mejora las condiciones de vida de sus miembros a través de un incremento de los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias, y de la creación de un entorno social en el que respeten los derechos humanos de todos ellos”. La definición de Wiki pasa por alto el factor determinante en el DH: un alto nivel de conciencia.

Lamentablemente no somos una honrosa excepción, más bien es la regla, en un mundo dominado por la guerra y la violencia, la creciente miseria, el hambre y la corrupción, las islas de paz y bienestar son cada vez menos, en el mundo avanzan la violencia y la guerra, por eso nos planteamos preguntas:

¿Estamos condenados a repetir los errores que otras civilizaciones cometieron en el pasado, como por ejemplo, la autodestrucción termonuclear? ¿Es el hombre actual un ensayo fallido (afirman unos, de Dios, o de los extraterrestres, dicen otros) cuyo destino es la destrucción o el suicidio colectivo? ¿Hay tiempo para despertar o es ya imposible evitar la catástrofe?

La conciencia de la humanidad se encuentra en un nivel miserable a juzgar por la situación del mundo actual. La miseria de la humanidad, la desigualdad y la corrupción, son pruebas suficientes para esperar lo peor. ¿Será que algo no salió bien en el plan divino y en los genes del ser humano se encuentra la raíz de su propia destrucción, su incapacidad para vivir en armonía?

Más del 90 por ciento de la historia de la humanidad está marcada por la guerra, la guerra fue y es, la manifestación de las más bajas pasiones del hombre, la destrucción del otro, de los otros, la prueba de nuestra pobreza espiritual. El mensaje de los Avatares, Buda, Jesucristo, Gandhi, no ha sido escuchado, el llamado a la paz, al amor, a la convivencia basada en la justicia, en la verdad,  no ha dado los frutos esperados.

Así como a nivel individual la conciencia del ser humano pasa del egoísmo a la conciencia social y en el mejor de los casos, al altruismo, luego de un largo proceso de desarrollo, a nivel social pasamos de la etapa tribal y de luchas, el imperio de nuestras tendencias egoístas, a una sociedad desarrollada, democrática y libre, que es expresión de un nivel de conciencia desarrollado, de madurez, pero eso no ha pasado en México.

El nivel de conciencia de países democráticos como Noruega, Finlandia, Dinamarca, está mucho más desarrollado que el nivel de conciencia de la sociedad mexicana, en donde la simulación enmascara una realidad que es reflejo de una conciencia social egoísta. Los políticos corruptos y sus partidos, el sistema político que se sostiene en la ignorancia y la miseria y en el Pacto de impunidad representan nuestro nivel de conciencia social, un pobre nivel que nos coloca en los últimos lugares de desarrollo humano.

El hecho de que 95% de los mexicanos se declaren católicos, cristianos o mormones marca aún más, nuestro bajo nivel de subdesarrollo espiritual, nuestra falta de congruencia.

9337. CRIADEROS DE ZÁNGANOS.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI
                         
Por Francisco Ortiz Pinchetti.
SinEmbargo. Julio 7, 2017. 12:03 am.

Adicionalmente, los congresos estatales gastaron en 2016 otros mil 355 millones de pesos en dádivas, señala el IMCO. Foto: Cuartoscuro.

A salvo del escrutinio ciudadano y de los medios de comunicación, los congresos locales de las 32 entidades federativas de la República, encabezados por la Asamblea Legislativa de la capital, se han convertido en el más suculento botín de los políticos mexicanos. Ahí, un total de mil 125 diputados de todos los partidos medran “legalmente” a través de dietas, comisiones, bonos, igualas, apoyos de todo tipo, sin tener que rendir cuentas a nadie.

Y cada uno de esos zánganos nos cuesta a los mexicanos más de 12 millones de pesos al año. En promedio. Porque en el caso de la Ciudad de México cada Diputado local cuesta al erario 28.8 millones de pesos. Esta suma, para dar una idea, equivale a unos ¡360 mil salarios mínimos!

Además, los integrantes de nuestras legislaturas estatales tienen abiertas las posibilidades para “negocios” de todo tipo, al amparo de complicidades que les aseguran la impunidad, como el cobro de “moches” a alcaldes, el tráfico de subsidios y programas especiales, y la “limpia” de cuentas públicas, como quedó en evidencia recientemente con el video escándalo de San Luis Potosí.

Del despilfarro inaudito que implica el funcionamiento de esas entidades legislativas que navegan en la opacidad dio cuenta hace unos días el “Informe Legislativo 2017” realizado por Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Según el estudio recogido por SinEmbargo, agárrense, los congresos locales de México son los terceros más costosos e ineficaces del mundo, solo por debajo de Nigeria e Italia. Además, el presupuesto que se destina a cada Diputado es mayor al de países como Holanda, Francia y Colombia.

El documento analiza la composición, manejo de recursos y desempeño legislativo de los 32 congresos locales (31 congresos y una asamblea legislativa), tomando en cuenta el presupuesto anual de la dependencia y lo compara con algunos países del mundo. Y destaca que en los últimos 40 años el número de legisladores locales en México se triplicó, al pasar de 369 a mil 125 diputados.

El derroche es escandaloso: en el presente ejercicio los congresos locales ejercerán en conjunto unos 13 mil 660 millones de pesos, cifra superior al presupuesto anual asignado al estado de Baja California Sur, por ejemplo. Dicha cifra –un promedio de 402 millones de pesos por congreso al año– representa el presupuesto acumulado de 746 municipios del país en 2013. Y lo peor es que tamaña erogación no sirve para nada.

Adicionalmente, los congresos estatales gastaron en 2016 otros mil 355 millones de pesos en dádivas, señala el IMCO. Indica que 17 de ellos destinaron recursos para actividades no legislativas a cargo de los diputados locales, y que se etiquetan como “ayudas sociales”. Esas ayudas, por cierto, a menudo empleadas para promoción personal o partidista con fines electorales.

Los órganos legislativos estatales, además, están dominados generalmente por mayorías incondicionales del gobernador en turno y de su partido. El informe confirma al respecto que a pesar de que se supone son una pieza fundamental en el sistema de pesos y contrapesos, en 22 de ellos se aprobaron en 2016 más del 80 por ciento de las iniciativas del gobernador y de esos estados, ocho congresos aprobaron el 100 por ciento. Viles levanta dedos.

En el Informe se determina ineficiencia, rebase ilegal del monto asignado, discrecionalidad en los recursos y opacidad, al grado de que en dos terceras partes de los congresos no se hace público el Presupuesto de Egresos ni el número de leyes aprobadas en un año. Un saqueo.

La Asamblea Legislativa de la Ciudad de México (ALDF aun) es el colmo del despilfarro y el cinismo. Cada legislador cuesta 28.8 millones de pesos anuales, casi el doble que uno federal. Tiene a 28 personas a su servicio y goza de prestaciones, recursos y canonjías prácticamente ilimitadas. Los coordinadores legislativos de los diferentes partidos manejan recursos millonarios a su arbitrio, sin rendir cuentas. Reparten comisiones, chambas, prebendas, proyectos, lo que acrecienta su fuerza política. Todo es dinero y poder.

Mantener a cada uno de esos diputados cuesta a cada capitalino 215.98 pesos al año, lo que la convierte en el congreso más caro de la República. Incluso, resulta más cara que los órganos legislativos de 97 naciones. La ALDF tiene un presupuesto de mil 903 millones de pesos para 2017, 4.5 veces el promedio nacional, que está en 423 millones. Incluso, es más costosa por legislador comparada con las cámaras bajas de Japón, Israel, Alemania, Bélgica, Francia y otros 92 países.

Nuestros diputados locales de todo el país trabajan, en promedio, 81 días al año. Y es un decir. No es casual que, según el propio informe, sólo un 17 por ciento de los mexicanos se siente representado por su legislador. La inmensa mayoría ni lo conoce.

Lo más grave de todo es que además de ser madriguera de saqueadores, nuestros congresos estatales resultan inmejorable hábitat para la formación de nuestros políticos de todos los colores, los que mañana serán diputados federales, gobernadores, funcionarios públicos de alto nivel. Son la mejor escuela. Ahí, muy trajeaditos y olorosos a lavanda, aprenden las mañas, la manera de cobrar sin trabajar, la habilidad de negociar recursos, cargos y programas; la forma de adquirir tamaña cara dura para aparecer en público como paladines de la democracia, la justicia y la honestidad mientras hacen marranada y media en lo oscurito. Y se alistan para saltar a otro hueso. Válgame.

@fopinchetti

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
Fue reportero de Excélsior. Fundador del semanario Proceso, donde fue reportero, editor de asuntos especiales y codirector. Es director del periódico Libre en el Sur y del sitio www.libreenelsur.mx. Autor de De pueblo en pueblo (Océano, 2000) y coautor de El Fenómeno Fox (Planeta, 2001).

9336. GOBIERNO, AUTOGOBIERNO, DESGOBIERNO.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Diego Petersen Farah
SinEmbargo. Julio 7, 2017. 12:03 am.

El motín en el penal de Acapulco, si bien no es el más grave en cuento al número de muertos (el de Topo Chico el año pasado dejó 49 presos fallecidos) sí es, con mucho, el más salvaje. Foto: Cuartoscuro

¿En qué momento se  perdió la autoridad en Guerrero, Veracruz, Tamaulipas, Michoacán…? ¿En qué momento el Gobierno cedió el control de los penales? ¿Qué significa gobernabilidad cuando no se tiene la posibilidad de ejercer el poder en amplios territorios del país? Si algo hemos aprendido los mexicanos es que siempre se puede estar peor. Cada vez que creemos que ya tocamos fondo se abre un nuevo abismo, aparece un nuevo socavón, que nos sume más y más. Los gobiernos, cada día más obesos, ineficientes e ineficaces, han ido cediendo el ejercicio del poder en muchísimos espacios y territorios en todo el país, sean poderes fácticos, grupos criminales, empresas (principalmente las mineras), grupos de vecinos que toman la justicia por mano propia o asociaciones empresariales que crean guardias blancas sin que nadie le pida cuentas por ello. Lo terrible es que ya lo vemos como normal.

El motín en el penal de Acapulco, si bien no es el más grave en cuento al número de muertos (el de Topo Chico el año pasado dejó 49 presos fallecidos) sí es, con mucho, el más salvaje. Fueron 28 los muertos, seis de ellos brutalmente  decapitados. Fue, como siempre, una lucha entre grupos antagónicos que controlan o de disputan el penal, y ese es justamente el problema.

Todas las cáceles del país están sobre pobladas. Despresurizarlas, como dicen elegantemente en el argot policiaco, no pasa por construir más complejos sino por tener claro quién debe estar en prisión y quién no. Mientras las cárceles estén llenas de personas primo delincuentes en espera de juicio, de pobres que no tiene oportunidad de defensa, de consumidores de marihuana condenados como si fueran narcos, los autogobiernos tendrán en ellos la carne de cañon y los ejércitos necesarios para el control.

Si pudimos resolver, con los famosos pactos, el problema económico de los años ochenta y noventa; si fuimos capaces de ponernos de acuerdo para hacer una transición democrática pacífica, la pregunta es por qué no hemos sido capaces de resolver el problema de la violencia y la inseguridad; por qué no vemos a los partidos y a los poderes sentados en una mesa permanente tomando decisiones. La respuesta, lo planteo a manera de hipótesis, está en que mientras los poderosos tienen realmente poco interés en meterse en el asunto, los ciudadanos hemos buscado resolver el problema de seguridad de manera personal. Seguimos pensado que ante la incapacidad del Estado para brindarnos seguridad cada uno de nosotros tiene que acudir a sus propias fuerzas y defenderse por sus propios medios. Cada uno de nosotros, de acuerdo con sus posibilidades, va cambiando chapas, poniendo rejas, modificando rutinas, cediendo territorios, blindando autos o contratando guaruras, cuando lo que deberíamos de hacer, todos juntos, es exigirle al Estado, que no claudique sus responsabilidades.

No es un problema del Presidente Peña (no son sus muertos, ni tampoco eran los de Calderón, aunque nos encante repetirlo como mantra barato), es de todo el Estado. No es un problema de autogobierno en las cárceles; es de desgobierno en todo el país.

Por Diego Petersen Farah.

9335. TRUMP Y PEÑA, TAL PARA CUAL.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Dolia Estévez
SinEmbargo. Julio 7, 2017. 12:02 am.

Peña y Trump cargan la misma lacra: son profundamente detestados. Pertenecen a la ralea de políticos ineptos. Foto: Cuartoscuro

Washington -Mientras que Donald Trump tendrá un encuentro bilateral formal con Vladimir Putin en Hamburgo-, con Enrique Peña Nieto sólo tendrá una reunión “pull aside”, lo que quiere decir que –acompañados de uno o dos asesores– se apartarán del resto de la gente para hablar a solas unos minutos.

“Espero que la reunión sea cordial e intercambien palabras alentadoras sobre cómo corregir el TLCAN. Me imagino que no habrá discusión sobre el muro, pero con el Presidente Trump nunca se sabe. Parece tener la propensión a sorprendernos”, me dijo Duncan Wood, director del Instituto México del Wilson Center.

En efecto, nunca se sabe. El encuentro, a celebrarse en el marco de la cumbre del G20 este viernes, es un volado. Si Trump anda de mal humor, hará berrinche y, como suele ser con quien considera débil, tratará de aplastarlo. Demandará que pague el muro, amenazará con salirse del TLCAN y regresará al tema de las tropas. Si, por el contrario, anda de buenas, reiterará su falsa admiración por México, ofrecerá ayuda antinarco y hasta elogiará a “Enrique”. El beso del diablo.

Será la primera vez que Trump y Peña se vean desde agosto pasado cuando el hoy aprendiz de canciller Luis Videgaray tuvo la peregrina idea de invitar a Los Pinos al candidato que tidó a los mexicanos de violadores y criminales. Luego vino el chasco de enero. La reunión que habían cuidadosamente pactado para después de la toma de posesión, fue abortada luego de que Trump le dijera a Peña, vía Twitter, que si no iba a pagar por el muro mejor no viniera a Washington. Con la cola entre las patas a Peña no le quedó otra que cancelar.

Siguió la insólita conversación telefónica del 27 de enero. Trump amagó con enviar tropas para confrontar al narco. Llamó ineptos a los militares mexicanos y afirmó que EU no necesita a México. Peña balbuceó.

Volvieron a hablar en abril cuando, a petición del yerno-asesor  Jared Kushner, Peña y Trudeau pidieron a Trump no abandonar el TLCAN. Trump tuiteó que por sugerencia de los vecinos no iba a dejar, “por ahora”, el TLCAN, pero advirtió que si no hay un “acuerdo justo” cumplirá con su amenaza.

En el G20, Peña es un jugador menor. Su presencia es irrelevante. Su participación, anodina. Sus pronunciamientos, inconsecuentes. Sólo la prensa mexicana se afanará en boletinarlos. Si se aparta del teleprompter y de las tarjetas, correrá el riesgo de meter la pata. Si vuelve a hablar de derribar muros, evocará al que todavía no se construye.

Con crisis de credibilidad en las instituciones, una democracia en entredicho y 11,000 homicidios en cinco meses, Peña tiene poco de qué presumir ante sus homólogos del G20. “México se encamina hacia lo que podría ser el año más mortífero en la historia posrevolucionaria”, observó The Washington Post. Escándalos de corrupción, violación de derechos humanos, asesinatos de periodistas, impunidad, fraude electoral y un largo etcétera han destruido su imagen. En el G20, sus pares no serán los lideres liberales de Francia, Alemania y Canadá, sino los represores de Rusia, China y Turquía.

La reunión de Trump con Peña no será la nota. A pocos les importa. Los reflectores estarán sobre si Trump se atreverá a reclamar a Putin el espionaje de la campaña presidencial de 2016. También estarán sobre el candente tema de Corea del Norte, China y el futuro del acuerdo de París sobre cambio climático.  Sobre Ángela Merkel, la política que escoge sus palabras con rigor científico para decirle a Trump con elegancia europea: no te necesitamos. Sobre Emmanuel Macron, el nuevo chico de la cuadra que marcó la raya al brabucón desde el primer día; y sobre el hábil de Trudeau que, sin mucho alarde, está domesticando al gran bully del Norte.

Y es que a diferencia de Peña, Trudeau elaboró una estrategia diplomática para convencer a Trump sobre las ventajas mutuas del TLCAN. Convocó a las mentes más eruditas sobre la relación con EU y montó un “cuarto de guerra”. Funcionarios y políticos canadienses han realizado 160 viajes a EU, donde se han entrevistado con 14 miembros del gabinete trumpista, 200 legisladores y más de 40 gobernadores y vice gobernadores. “Feliz Día de Canadá a todo el grandioso pueblo canadiense y a su Primer Ministro y nuevo amigo @JustinTrudeau”, tuiteó Trump. A ver cuánto le dura.

Peña y Trump cargan la misma lacra: son profundamente detestados. Pertenecen a la ralea de políticos ineptos. Peña es el presidente más impopular de tiempos modernos. Su propensión a culpar a los demás y vengarse de sus críticos en los medios, evocan la mezquindad estridente y vengativa de Trump contra el Cuarto poder. Ambos han rebajado la dignidad moral de la presidencia y la institución presidencial. Aún cuando cambiaran  radicalmente de rumbo la historia no los absolvería.

Twitter:@DoliaEstevez

Por Dolia Estévez.
Dolia Estévez es periodista independiente en Washington, D.C. Inició su trayectoria profesional como corresponsal del diario El Financiero, donde fue corresponsal en la capital estadounidense durante 16 años. Fue comentarista del noticiero Radio Monitor, colaboradora de la revista Poder y Negocios, columnista del El Semanario y corresponsal de Noticias MVS. Actualmente publica un blog en Forbes.com (inglés), y colabora con Forbes México y Proyecto Puente. Es autora de El Embajador (Planeta, 2013). Está acreditada como corresponsal ante el Capitolio y el Centro de Prensa Extranjera en Washington.

9334. INJUSTICIA Y DESORDEN.

LA FERIA 

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI 

Injusticia y desorden. 
Si existe la suerte, buena o mala, es cosa que ignora este López, pero tía Queta claramente, la tenía mala. Enfermiza, no muy agraciada, viuda de tío Efraín, un burócrata de nivel sótano, del entonces Departamento Agrario; con dos hijos varones (par de tarambanas, buenos para nada); vivía al borde de la penuria, con su microscópica pensión y la ayuda intermitente de la familia. Ya desde chiquito a  este menda le llamaba mucho la atención una cosa de tía Queta: su potente fe en el cambio de año: -¡Ya que se acabe este año! -se le oía decir durante los meses previos; y en la cena de fin de año era la más alegre: -¡Se acabó el año!... ¡Feliz año nuevo! –gritaba la tía y este López, por la edad, pensaba aliviado que era lo menos que merecía la tía, que se acabara el año. Y así cada año…

Se acerca el 2018, el fin del sexenio, el cambio de gobierno federal (y alguno estatal muy esperado desde hace cuatro años y medio), y flota ya en el ambiente esa predisposición tan nuestra a la esperanza de que idos los que actualmente gobiernan, todo mejorará, se curarán las heridas, todo, todo se olvidará, y desde el azul del cielo las estrellas celosas nos mirarán pasar… sí.

Por supuesto se entiende el deseo de que termine un sexenio y tal vez éste más, porque a fin de cuentas nos entrega muy flacos resultados frente a las fantásticas expectativas fomentadas al promover el gran cambio nacional que nos traerían las reformas estructurales que luego se nos presentaron como apenas inaugurales y de frutos diferidos que hoy ya despiden aromas de basural.

Después de 58 modificaciones a la Constitución y 81 cambios de leyes secundarias, Los Pinos alumbró 11 reformas estructurales (por si no se acuerda son: energética, educativa, electoral, penal, de transparencia, laboral, de competencia, fiscal, telecomunicaciones, financiera y de amparo).

Si van a dar unos resultados ma-ra-vi-llo-sos, es cosa que no se sabe.

Hoy, la reforma energética quedó en un incremento no muy bien explicado a los precios de gasolinas, diesel y electricidad; y las inversiones que en diluvio llegarían para reactivar la inversión y el empleo, apenas encapotaron el cielo y mientras, seguimos en secas. Aunque, claro, con una ventaja: el petróleo ya no es nuestro… bueno, sí es nuestro mientras esté bajo tierra, pero en cuantito llega a la superficie ya tiene dueños, no nosotros. Un gran avance que no se explica el gobierno que no entendamos, porque igual estábamos antes, dicen, nomás que eran Pemex, su sindicato y Hacienda, los reales dueños, nunca el pueblo, que para eso somos chusma.

Hoy, la reforma educativa con la pena, no acaba de serlo. Hoy, es un foco rojo de violencia y encono social, no tan injustificado como el gobierno lo presenta, en cuando menos cuatro estados del país. Se les fue el sexenio y no resolvieron tamaño asunto, aunque sí se consiguió el cambio administrativo y laboral, eso sí.

La reforma electoral naufragó en el engaño, que eso es: una engañifa. Es del género de lo imbécil sostener que somos federación en todo… excepto en lo electoral.

Y las demás reformas, todas tienen tufo a gato encerrado, porque lo tienen y todas con el sesgo de dictados del imperio del capital global, colocando a La Patria (la señora de toga de la portada de los libros de texto gratuitos), en decúbito supino en beneficio de los inversionistas extranjeros… que no les signifiquen competencia, que por algo estamos abandonando la exploración, extracción y refinación de crudo, incrementando la importación de gasolinas y por lo mismo se mantienen las barreras a las inversiones de China.

Si alguna duda le queda, ahí está la reforma penal aprobada, adaptación tirando a parodia, del sistema yanqui. El sistema penal acusatorio en el discurso es impecable, en la práctica, un adefesio. No corresponde a la actual realidad nacional la práctica de los juicios orales. Los graves defectos del sistema anterior debían corregirse, sí, pero no asumiendo como posible un mágico cambio de mentalidad, conocimientos, experiencia y vicios de los integrantes de los cuerpos de investigación y juicio. Hay un clamor por los fallos esperpénticos que se están dando bajo el alegato la esencial defensa de los derechos humanos que deja en la indefensión los derechos de las víctimas.

Es increíble la reclasificación de los delitos graves, tanto, que los gobernadores de los estados ya presentaron el pasado día 4, una propuesta para que no salgan libres bajo fianza los acusados de asesinato, extorsión, robo a casa habitación, robo de vehículos y transporte de carga, portación de armas de alto calibre y varios más; y también para que no suelten por errores en el momento de la detención, a criminales con antecedentes penales, encontrados en flagrancia… ¿será mucho pedir?, porque hoy, no se procesa, ni se lleva a juicio el 70% de las averiguaciones previas (“carpetas de investigación”, se llaman ahora… ¡oh, qué maravilla!), porque no cumplen los requisitos del nuevo sistema procesal penal.

Se ha legislado, en particular sobre derecho penal, como si México fuera otro país. No responde a como estamos esta reforma. Hace daño, más daño que el sistema anterior. Si había que capacitar a policías, ministerios públicos y jueces, era más asequible sin cambiar totalmente el sistema penal.

Cuando dentro de décadas se termine de asimilar por el cuerpo judicial entero el nuevo sistema, cuando logren conocerlo y hacerlo propio, será realista aspirar a una idílica procuración e impartición de justicia… sin mirar los miles de víctimas que quedaron en el camino, en lo que se adaptaba todo a un nuevo régimen que se instauró, también, para dar garantías a los inversionistas extranjeros que esperaban un ágil sistema de juicio oral mercantil y nuestras altas autoridades lo llevaron al extremo en que estamos ahora.

Es muy repetida la frase de Goethe: “es preferible la injusticia al desorden”. Suena terrible pero es la verdad. Hoy en México tenemos las dos cosas: injusticia y desorden.