miércoles, 26 de julio de 2017

9410. SON PADRES... SIGUEN BUSCADO A SUS HIJOS.

LAS PEQUEÑAS COSAS.

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

ANA A LA DISTANCIA.

Recojo cada una de las piezas
de esas que huelen a pasado,
nada me sabe a tu recuerdo,
menos aun saberme a olvido.

Ana, tu nombre me suena y me redime,
me sabe a presente y a nostalgia,
cada parte de ti nunca se ha ido;
nada de estas piezas te relacionan.

Amor, amada, nunca te has ido.

eliseo.

Este 26 de julio se cumple un mes más de la desaparición de los normalistas de Ayoxinapan; como si fuera algo que no es parte de este país, la presidencia de la república guarda silencio, no le importa, y si es lo contrario lo oculta muy bien. Caso contrario es el de los padres de los muchachos, ellos siguen aferrados a saber la verdad sobre el destino de sus hijos, siguen en las calles, no se callan, piden respuestas a la grosera actitud del presidente que sin el menor rubor tuvo  a bien decir en mala hora esas palabras que nunca un mandatario deben decirle a unos padres ante la desaparición forzosa de sus hijos... asimílenlo..., denle vuelta a la hoja.

Sin bien el trabajo de un analista es ser crítico de la cosas en su generalidad; de igual forma, creo que está obligado a señalar las partes que no funcionan o resultan inadecuadas; en este caso, es de mal gusto que la presidencia y sus empleados se afanen en criminalizar a estudiantes, que, en todo caso, se encontraban manifestándose abiertamente respecto a determinadas políticas públicas que les resultaban negativas a sus intereses.

Lo que sabemos hoy a la distancia de aquel 26 de octubre de 2014, es que el Estado mexicano es sospechoso de la desaparición de 43 muchachos, y de la muerte de varios en sitio; no olvidemos que rafaguearon el camión del equipo de futbol Avispones y que murieron varias personas en el mismo... ¿se da cuenta como se hace lo imposible por fingir que nada de eso pasó...? y en todo caso no tiene tanta importancia... claro si se compara con la "valiosa vida del ex-gobernador de Veracruz en proceso de juicio". 

Ya me conoce en mi forma de ver este penoso tema de los desaparecidos... ¡nunca he tragado las formas de lucha de los normalistas...! lo sabe usted amable lector; pero al protestar contra su desaparición protesto en contra de todos los impunes malditos que en cualquier momento decidirán que pueden venir por usted o por mí. Por tanto es una forma de protestar en defensa de la libertad y la vida en general.

Lo último que se me ocurre es criticar a los padres de los normalistas por buscar a sus hijos; y lo primero que me salta a la mente es la mendacidad con que el gobierno de la república trata de minimizar el problema, y el esfuerzo que hace para hacerlos pasar como meros delincuentes; personas irrespetuosas del orden, que no merecen la atención; vamos... que deben darle la vuelta a la página..., como les dijo Peña Nieto, y superar y aceptar que ellos, sus hijos no existen más y ya.

Amigo lector... ¿usted que haría...? ¿Aceptaría el consejo de presidencia de asimilarlo? ¿Quizá iría a ver a la guadalupana para decirle que si esa es su decisión la acepta...?
o ..., ¿mantendría la esperanza de al menos saber qué rayos pasó con sus hijos... y saber donde están en la forma y estado que sea?

Puedo asimilar que los gobiernos  ,en ocasiones, sean muy groseros con nuestras demandas de políticas públicas de respeto; puedo cargar con un gobierno que se equivoca cuando intenta cosas interesantes para nosotros como sociedad; pero no puedo aceptar que actúen como auténticos cínicos y cobardes abusivos de poder...; será que cada vez me dan más asco las injusticias, será que cada vez nos necesitamos más como sociedad para esperar menos de los erráticos gobiernos; pero sobre todo, de sus malas prácticas y peores intenciones. 

Como padres los respeto y entiendo su esfuerzo..., tanto como lamento la estupidez con que la presidencia de Peña Nieto trata de meterlos en el “costal de Felipe Calderón”, calificándoles como simples daños colaterales. 

No se usted amable lector que me ha leído por tantos años; pero yo si estoy hasta la madre de que quienes nos gobiernan supongan que nos hacen un favor. No lo creo.

Le abrazo con cariño.

9409. FRANCISCO VELARDE, EL BURRO DE ORO.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, articulista y crítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

SEGUNDA PARTE.

Queriendo hacer aún mayor gala de ostentación, en tiempos del Presidente Santa Anna, compró, a un alto precio, el grado de General, cosa que tan solo le sirvió para lucir vistosos uniformes, aunque no tuviera ni la más mínima noción de cómo se tomaba un arma.

Sus pretensiones fueron mucho más lejos aún, y por ello cuando se estableció la monarquía en México, Velarde quiso incrementar su nivel haciéndose amigo del emperador Maximiliano, por lo cual intentó granjeárselo enviándole valiosos obsequios e invitándolo a pasar algunos días de descanso en la casa que tenía en la Perla Tapatía, y aunque al parecer jamás se le rechazaron las invitaciones, Maximiliano nunca vino a visitarlo debido a sus múltiples compromisos. Pero Francisco Velarde, creyendo que el Emperador vendría, gastó miles de pesos en preparativos. Invirtió mucho dinero para dejar en óptimas condiciones la residencia que tenía en la esquina de Hidalgo y Pino Suarez, donde hoy se encuentra el Palacio Legislativo. Importó muebles de Europa, adquirió vajillas hechas de plata con incrustaciones de oro y llenó la casa de un lujo chocante y excesivo para impresionar al dignatario.

En el colmo de su tontería, puso a trabajar día y noche, sin descanso a un gran número de sastres y costureras, para hacer un enorme toldo, que pretendía cubriera al Emperador en su camino desde Guadalajara a la barca, para que Maximiliano en su viaje no estuviera expuesto a los rayos del sol.

Por supuesto que todos sabían lo que estaba haciendo, y no entendían su proceder, porque nadie ignoraba que el gobierno de Maximiliano caería en cualquier momento y no era muy bueno andar tomando partido en su favor, y mucho menos llamarse su amigo. Pero era entendible que el Burro de Oro lo promulgara a los cuatro vientos. Porque todo lo que hacía se lo contaba a la gente en su afán de presunción.

Francisco Velarde, a su paso entre Guadalajara y sus vastas propiedades se hizo notable por su boato -ostentación lujo, exageración, suntuosidad, pompa, aparato-, elegantes carruajes y gran escolta que siempre le acompañaban, así como su ornamentada forma de vestir. Su tren de vida era tan refinado que pudiera confundirse como ostentoso, así su casa-palacio en la capital tapatía es aún una de las muestras más notables de la arquitectura Neoclásica, y ocupa la esquina de las calles de avenida Hidalgo y Pino Suárez, convertida actualmente en una oficina pública. Tanto esta señorial casona como las demás que poseyó en Guadalajara -cito aquí la Quinta Velarde y la espléndida finca de campo en San Pedro Tlaquepaque que hoy ocupa el Museo de la Cerámica-, estaban exquisitamente amuebladas al lujo y estilo europeo, pero mención aparte merece la mansión conocida como La Moreña -nombrada así por el apellido De la Mora- en La Barca, quizá de alguna forma su casa principal al igual que Buenavista en Michoacán.

Allí hizo plasmar los más bellos murales al temple que existen en todo nuestro país, en pasillos y corredores, utilizando temas mexicanísimos debidos al pincel de Gerardo Suárez , el más notable pintor local de la época a que nos referimos --1855-. Ello da perfecta muestra del buen gusto que tuvo tanto por lo tradicionalmente mexicano, así como por los muebles, vajillas, espejos y candiles traídos desde París.

Si como dicen aún las malas lenguas, el BURRO DE ORO hubiera sido una persona de escasa cultura y gran presunción, nunca hubiese ordenado realizar semejantes obras de arte en todas y cada una de sus casonas. Esto sólo denota la falsedad de la leyenda urbana creada en torno a él, como un ignorante e iletrado general imperialista y conservador de escasa inteligencia y gran fortuna en oro y plata, cuyos sueños de gloria, según se decía, lo llevaron a tener su propio regimiento y a llegar a invitar a conocer sus vastos dominios al Emperador Maximiliano, sueño este último que por cierto nunca se le cumplió.

Muchas anécdotas y leyendas se le han atribuido, se dice que era tan rico que llegó a comprar mulas de sus propias recuas, porque ignoraba que fueran suyas: En uno de sus frecuentes viajes a Guadalajara, se encontró con una recua -Conjunto de caballerías o animales de carga que van juntas y sirven para transportar cosas-. Reatas. -Conjunto de cosas o personas que van unas detrás de otras una recua de turistas- mulas alazanas. Encantado por aquel hermoso conjunto se encaró con el jefe de los arrieros y trató de comprarlas, pero el arriero se negaba a venderlas a pesar de que Velarde le enseñaba bolsas con monedas de oro. Molesto por las negativas, Velarde le preguntó por el dueño de las mulas, a lo que el arriero contestó: Po’s la mera verdá, mi amo, yo no sé cómo se llama mi patrón, sólo sé decirle que lo conocemos como el Burro de Oro, lo que ocasionó una fuerte carcajada del patrón y que el atribulado arriero recibiera una buena cantidad de monedas doradas.

El 25 de enero de 1867, cuando Maximiliano estaba sitiado en la ciudad de Querétaro, el general Don Ramón Corona, como jefe de la División de Occidente, ordenó, que se entregaran como prisioneros de guerra todos los imperialistas que radicaran en poblaciones y lugares dominados por los republicanos, y en caso de desobediencia, serían perseguidos, capturados y fusilados. El Burro de Oro en su calidad de General del Ejército Conservador tenía a su cargo la región occidental de Michoacán, estando en Zamora y en el fatídico año de la caída del Segundo Imperio, es aprehendido ya que no puede huir debido a su sobrepeso.

                                                                            CONTINUARA.

9408. DANDO Y DANDO.

LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Dando y dando.
Decíamos ayer (frase que sí dijo Unamuno -en 1930-, al regresar a su cátedra en Salamanca después de siete años de exilio, pero él la dijo rememorando al autor original, fray Luis de León, quien la pronunció 350 años antes, también al regresar a su cátedra en la misma Salamanca, después de cuatro años preso por la Inquisición), bueno, decíamos ayer que el principal problema de este nuestro risueño país es la estupidez, antes que la inseguridad, la pobreza y la política en putrefacción.

También decíamos que es estúpida la acción que perjudica a otros sin beneficio del que la comete, por lo que -en lo general-, no podemos tachar de estúpidos a aquellos que conducen la cosa pública en México, siendo obvios los abundantes beneficios que obtienen a resultas de sus actos que, según ellos insisten, emprenden en beneficio de nosotros los del peladaje aunque para su sorpresa, el resultado sea el opuesto (por ejemplo: la lucha contra la pobreza, en México, extrañamente, es una industria que incrementa los caudales de los ricos y deja a los pobres como estaban o poquito menos mal, que no mejor); quedando claro que en tal caso, los estúpidos vendrían a ser quienes los toleran, lo que configura una categoría de estupidez por omisión, ya sea por pereza, ignorancia o indiferencia.

En el caso mexicano hay base para suponer que se trata de eso último: indiferencia; indiferencia por agotamiento de dos virtudes: fe y esperanza; digo, después de 150 años de aguantarles el modo a los aztecas, 300 de Colonia y 200 de metidas de pata independientes (con un respiro de breves 40 años: el “milagro económico mexicano”), con el remate de la tríada trágica, Fox-Calderón-Peña, ya no creemos en nada y hemos aprendido a ir por nuestro lado y dejar a su aire a los del poder (y no va tan mal la cosa: así y con todo, somos la economía 11 del mundo, según estima el FMI para este año, con 2 billones 406 mil 199 millones de dólares de PIB, que se consigue con y hasta a pesar de alguna parte no tan menor de la casta gobernante), sabiendo además que a fin de cuentas, por poderosos que sean, tienen que ir moderando su avaricia ante nuestra tradicional avalancha natalicia para la que no existe defensa: ellos cada vez menos y el peladaje -cada nueve meses-, más numeroso: le bajan o le bajan, que ya somos 127 millones (según el Banco Mundial), y ellos, según reporte de 2015 de la WealthInsight, son apenas 2,540 familias que por grandes que sean cada una, si un día nos hartan, nos los despachamos en barbacoa... fácil.

Así las cosas, lo que debemos resolver son las estupideces, esas acciones que se cometen sin beneficio para nadie y que nos están dando muchos quebraderos de cabeza que pueden agravarse.

Hasta arriba de la lista, la inmensamente estúpida Iniciativa Mérida (a la que nos referimos todos como Plan Mérida), firmada por don Calderón por órdenes de George W. Bush, presidente de capacidades diferentes de los EUA.

Con ese plan, supuestamente para combatir el narcotráfico y el crimen organizado, Calderón entregó el país enfrascado en una guerra que no se puede ganar y es causa directa de la dinámica de violencia e inseguridad que campea en el país (con cuatro excepciones: Chiapas, Campeche, Hidalgo y Yucatán; dato de ayer del Semáforo Delictivo Nacional; cuadro de delitos de alto impacto).

La estrategia del Plan o Iniciativa Mérida consiste en el ataque frontal (guerra) a los carteles del crimen organizado en México y Centroamérica, impulsado por el gobierno yanqui para validar su inactividad en esta materia en su propio territorio y para justificar la existencia (y gasto) de otras estupideces como la DEA.

A cambio de firmar el plan y meter al país en esta guerra, México aceptó dos cosas: la acción de las policías de los EUA en nuestro país y 1,600 millones de dólares de apoyo en equipo (lo que suma a la estupidez, la ofensa).

Esa estrategia ha conseguido descabezar a grandes carteles, sí, pero atomizándolos, de manera que el país entró en una espiral de asesinatos y corrupción que encima, diversificó los delitos; nada más un dato escalofriante: se estima que el número de bandas criminales ha crecido el 900% en estos nueve años de Plan Mérida.

El homicidio es un indicador de lo inmensamente estúpido que es el Plan: se firmó en 2008; el año anterior, la tasa nacional de homicidios fue de 7 por cada cien mil habitantes; el Plan Mérida triplicó esa tasa de asesinatos.

En 2012, Leon E. Panetta, secretario de Defensa de los EUA, afirmó que en el sexenio de Calderón, hubo 150 mil asesinatos; la organización italiana Liberia, sostiene que fueron 116 mil, descontando los de la delincuencia común.

El Inegi, a 2015, contó 186 mil 297 asesinatos; el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 184 mil 682.

Para que entre en escala: según la ONU, la guerra de Afganistán (de 2006 a 2012), causó 13 mil muertes, el 10% de las que hubo en ese periodo en México.

Y este baño de sangre no suma desplazados, secuestrados, extorsionados, tráfico de personas ni la brutal corrupción que propicia.

No se necesita ser tan inteligente para comprender que es una estrategia estúpida, que lo indispensable es, primero, que el gobierno yanqui selle la frontera al tráfico de armas (que acá los delincuentes enfrentan a nuestros policías y militares con las armas que ellos les venden encantados de la vida); y segundo: que la comunidad financiera internacional revise a corporaciones y bancos sin cuya complicidad es imposible manejar las inmensas cantidades de dinero del narco.

Así veremos regresar a las sabandijas a su hábitat: los albañales, incapaces de sobornar altos mandos, condenados por sus actos a la infame vida que les corresponde.

México, antes que nada, debe cancelar la Iniciativa Mérida. Si don Peña Nieto reflexiona, se dará cuenta que con eso anda salvando su sexenio. Hay que aprovechar la renegociación del TLC: ¿revisarlo, modificarlo?... órale, pero junto con eso, vamos cancelando el Plan Mérida: dando y dando.

9407. CINE, RADIO Y VIOLENCIA, ¿QUIÉN ESTÁ AL MANDO?

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Cine, radio y violencia, ¿quién está al mando?

Lo peor: los engañados y/o ingenuos cinéfilos se dan el lujo de pagar para ser intoxicados con los lavados de cerebro del máximo despliegue de desinformación propagandística de todos los tiempos bajo la máscara del inocuo entretenimiento que marca la agenda de la política militarista que hoy se epitomiza en la santa alianza de Trump y Netanyahu. Alfredo Jalife-Rahme, periodista.

Para los cinéfilos de la cuna de hombres ilustres existen pocas opciones de ver cine inteligente o simplemente buenas películas, lo mismo que en la televisión abierta en donde el duopolio Televisa-TV-Azteca deja pocos espacios, en el cine, el duopolio Cinemex-Cinépolis se han puesto de acuerdo para traer la misma basura: intrascendencia y violencia.

Con la excepción de la extensión del Festival de Cine de Morelia en donde podemos ver películas francesas o de otros países, fuera de eso, ¿cuáles son las opciones para el cinéfilo?, ¿las películas por cable?, navegar por decenas de canales de la televisión para tratar de encontrar algo rescatable es inútil porque lo mismo que en Cinépolis-Cinemex y la TV abierta, lo que domina es la violencia y la intrascendencia.

Un libro de Tom Secker y Matthew Alford,  expone el secreto, militarismo, manipulación, censura y control gubernamental que existe en Estados Unidos, y por extensión en México) de la industria del cine-tv: el largo título del libro: “Seguridad Nacional del Cine: La Perturbadora Nueva Evidencia del Control Gubernamental en Hollywood que expone el secreto, militarismo, manipulación y censura en el supuestamente democrático EU” se basa en información clasificada de la CIA, el Pentágono y la siniestra agencia israelí el Mossad.

El libro es revelador, descubre que la CIA y el Pentágono trafican drogas lo mismo que asesinan a quien le estorba, venden armas, crean armas biológicas y ejércitos privados con las trasnacionales petroleras y asestan golpes de Estado en donde se le antoja, pero no sólo eso que ya de por sí es atroz, sino que adicionalmente los polizontes gringos controlan Hollywood y las series de televisión a las que millones de robots son adictos.

¿Por qué tanta violencia en las pantallas de cine-tv? Porque el Pentágono, la CIA, la NSA y el Mossad (agencia de espionaje israelí) imponen el paradigma de la guerra.

El control es total, los canales “culturales” o “científicos” también están bajo el control de los judíos-gringos, hace 10 años History Channel era independiente, había un canal llamado Infinito que fue eliminado, ¿judíos gringos? Sí, los dueños de la usura mundial y de la industria armamentista están detrás de las pantallas programando a los inocentes cinéfilos-televidentes en sus paradigmas belicistas. Como dijo el actor Marlon Brandon (qepd) “Hollywood es manejado por judíos y es propiedad de los judíos”, Brandon se quedó corto, los judíos-gringos manejan más que Hollywood.

Los millonarios productores-directores de Hollywood Steven Spielberg, Arnon Milchan, Sydney Pollack, mantienen excelentes relaciones con los judíos dueños del complejo industrial militar que utiliza a actores como Brad Pitt, Russell Crowe, Ben Affleck, Robert de Niro, Angelina Jolie, entre otras “estrellas” de Hollywood.

No solo se trata de diversión, a través de las pantallas se programa la mente de las nuevas generaciones y el resultado es un mundo en donde la violencia y la guerra son las únicas formas de resolver los problemas.

9406. INVITACIÓN PLANTACIÓN ARBOLITOS.

Les invita Everildo González Álvarez.
Presidente del consejo ciudadano ecologista de Zamora y,
Vice-presidente del de Jacona.  
Tel. 3511052028.
Les invita por este medio.
Tenepal de CACCINI

Amigas, amigos, me permito invitarlos a la plantación de 4,000 arbolitos que llevaremos a cabo el próximo sábado 29 a los lados de la carretera que va del libramiento en Jacona a la comunidad del nopalito, son 11kms. De cada lado, 22 en total.

La cita es a las 8 de la mañana en el entronque de la carretera y el libramiento, en Jacona, necesitamos ayuda, es para bien de todos, pueden llevar pala, pico, sacabocados o ir sin nada ayudando en quitar la bolsa y ponerlo en el hoyo...

También limpiaremos los lados de la carretera ese día a las 4 de la tarde vamos a plantar 600 arbolitos en la comunidad de la sauceda, la cita es en la plaza de dicha comunidad, los que puedan ayudarnos enviando la invitaciones a las redes sociales o por otro medio su apoyo es importante.

martes, 25 de julio de 2017

9405. EL MOVIMIENTO LÉSBICO-GAY Y LOS FINES POLÍTICOS QUE HAY DETRÁS.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI



El movimiento lésbico-gay y los fines políticos que hay detrás.

“Aquí en Londres eres libre de amar a quien quieras amar y de ser quien quiera que quieras ser”. Sadiq Khan, alcalde de la ciudad de Londres.

Leí con interés los relatos que publicó LaJornada sobre temas de la agenda lésbico-gay, la semana pasada, los relatos reflejan problemas humanos que nos cuestionan: un hombre que decide cambiar de género después de años de padecer en una familia con un padre machista, una niña con cuerpo de niño reprimida toda su vida por una sociedad hipócrita, etc., una persona que tenga un mínimo de información y objetividad no puede ignorar la represión que históricamente sufrió y que sufre el grupo social denominado lésbico-gay.

No es un asunto sencillo, plantea problemas humanos, éticos, morales, sicológicos, biológicos, legales, pero también políticos y hasta económicos, pero el movimiento, con todo y las reivindicaciones que plantea, ha sido utilizado con fines económicos, comerciales, políticos e ideológicos, lo mismo que sucedió con el movimiento hippie en los sesentas (se transformó en un negocio, en una manipulación ideológica simbolizada en la transformación de Los Beatles: de adolescentes rebeldes con jeans proletarios y chamarra de cuero o mezclilla, a jovencitos con traje de marca y corte de pelo de honguito: ¡Hay, qué tiernos!), se repite en los setentas con el movimiento lésbico-gay. Las demandas del movimiento lésbico gay son utilizadas políticamente.

El hecho de que el movimiento conocido con las siglas LGBTTI sea tan popular en la actualidad tiene un trasfondo complejo, una de cuyas ramificaciones más oscuras el manejo de la industria de la luxuria, la promoción de la extravagancia y del exceso a través de la moda con todas sus ramas, vestimenta, maquillajes y estilos de vida es un negocio muy redituable, además del objetivo ideológico del movimiento: eliminar a la familia tradicional.

Miles de millones de dólares se mueven en la industria de la luxuria, desde Hollywood se promueve el consumismo a través de la moda, sin mencionar otra de las industrias más redituables para la mafia que maneja el movimiento gay: la industria de la pornografía en sus múltiples manifestaciones “perversas”, término con el que la psicología conservadora designa la sexualidad ahora conocida como “diversa”, en nombre de la “diversidad” se permite todo, esto es relativismo: tú eres la medida de tus excesos, no hay mas ley que la que impongan tus placeres.

El hecho de que los políticos y gobernantes se sumen al movimiento y se exhiban en los desfiles de la marcha del orgullo lésbico-gay es muy significativo. Hace alrededor de un mes en Londres el alcalde se exhibió en el desfile anual, los políticos están dispuestos a todo para sumar votos, además de que como ocurre en el Vaticano, entre la clase política existen lobby gays, grupúsculos de poder conectados por lazos de preferencias sexuales diferentes a las normales.

El poder de quienes manejan el movimiento desde las sombras es tal que influye en los partidos políticos más conservadores de Europa y cambia las decisiones de poderosos líderes como la canciller de Alemania Ángela Merkel, que tuvo que ceder en el tema de la legalización del matrimonio homosexual, si personajes de la talla de Markel están sometidos, ¿qué esperar de los títeres de México en donde desde el gobierno de Peña Nieto se ha tratado de imponer la agenda lésbico gay? Muchas interrogantes, pocas respuestas inteligentes.

9404. CUOTA DE TECLAZOS.

LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Cuota de teclazos.
Platicando con la prima Alicia, salió en la conversación el primo Danielito (ya sabe cuál, el de cociente de inteligencia inferior al caracol de jardín), cosa rara porque Danielito no da para tema de conversación, pero fue porque este menda dijo que le parecía extraño que jamás se hubiera casado siendo no de mala pinta, muy educado, muy formal, caballeroso y por encima de todo, muy rico (porque heredó 27 casas y dos edificios -en Polanco-, y su única ocupación es hacerse rico cada mes, cada mes más rico). Y Alicia, de aire, me respondió: -Danielito se hubiera casado solo con una igual o más estúpida, y de esas no hay como tampoco quien aguante vivir con alguien tan estúpido, por rico que sea –tiene razón.

Queda usted prevenido que de aquí en adelante, esta Feria es políticamente incorrecta, ofensiva, insultante, descortés e impertinente. Si sigue leyendo es bajo su responsabilidad (no respondo chipote con sangre).

El problema de México no es la corrupción. Tampoco las leyes, las instituciones disfuncionales o la vecindad con los EUA. El problema de México es la estupidez.

Lo anterior no significa que nuestros políticos sean estúpidos, aunque los hay. Ni que el tenochca estándar sea estúpido (aunque también debe haber). No. Lo que sostiene López es que la estupidez como tal (como si fuera un virus o una entidad realmente existente), se ha ido apoderando de la vida privada y pública.

Por alguna razón -materia de estudio de sociólogos y antropólogos-, de un tiempo acá se ha ido imponiendo la idea de que lo único socialmente aceptable es no tener ideas y que si se tienen, sea a condición de ser tolerante con cualquier otra idea, sin tolerancia ninguna para el que no piense así.

A la par se han impuesto otras ideas que conforman un cuerpo dogmático del que pocos se atreven a discrepar, so pena de hacer un papelón. Destaca la afirmación de que el mejor sistema político (o el menos malo), es la democracia, la democracia que conocemos, a pesar de los resultados probadamente malos que nos ha dado, pero, si alguien se atreve a decirlo, de inmediato le brincan: ¿entonces qué, dictadura?, ¿don Porfirio?, ¿los militares?, ¿o quieres nobles y un rey?...

No, nadie quiere eso. Lo deseable sería tener un régimen que permitiera menos estúpidos en el poder (y si fueran menos estúpidos, serían menos ladrones, por supuesto); lo deseable sería tener un sistema político en el que no cualquier pandilla de listos pudiera armar un partido y vivir del erario por los siglos de los siglos, predicando lugares comunes, ideas vacías… la nada ideológica, como punto centrista de convergencia al servicio, claro, de una diminuta oligarquía usufructuaria de todo; un sistema que imposibilitara también que la simple fuerza de la mayoría decida quién queda de Jefe de Estado y de Gobierno, sistema al que no recurre nadie en sus cabales para escoger dentista o sastre, pero que no se sabe la razón, es el único decente, según quién sabe quién, para decidir el destino del país. Sostiene López, aunque sea grandísima majadería, que es estúpido decidir por el número de votos quien queda al timón del país, sin saber nada de quienes nos ponen en la boleta para que escojamos ¡libremente!, sabiendo todos que hay mil trampas y triquiñuelas. Hay otros sistemas, tal vez igual de malos, democráticos también, que al menos, impiden la creación de partidocracias, grupos de privilegiados que se abanican con el bienestar común.

Otra idea universalmente aceptada es que todos nacemos iguales, siendo obvio que eso es mentira… y de inmediato nos acotan: iguales en derechos. ¿De veras?... ¿o sea que tienen los mismos derechos los hijos de rico que los que nacen y se crían en la calle?... no, y no los tienen porque lo imposible no existe y no se tiene, y a los hijos de pobre les son inalcanzables los derechos y oportunidades de los hijos de rico.

Aparte, ¿cuáles derechos?... ¡los humanos!, los derechos humanos, se responde con indignación. Bueno, si de los derechos  humanos hablamos, como los que derivan del derecho natural, le tengo noticias: no existen, ni el derecho natural. Derecho es aquello que quienes tienen la capacidad -la fuerza-, imponen a los demás como de obligatoria observancia y si son inteligentes, respetan las costumbres existentes en sus comunidades (trate de explicar la monogamia en algunos países árabes; el laicismo en algunas teocracias; la igualdad ante la ley en algunos reinos; la elección directa universal en China… pruebe). El único derecho real es el derecho positivo, la expresión en palabras escritas de lo que se acostumbra en cada sociedad.

No hay derecho divino, ni natural, ni humano (a menos que piense usted que todas las religiones del planeta y los gobiernos aceptaron la esclavitud por mensos o que la proscribieron por buenecitos: no, tener esclavos era carísimo; que cada quien se rasque con sus uñas, tenga su salario mínimo, su seguro médico popular y su fondo de ahorro para el retiro, eso es lo que cuadra en el estado financiero de las corporaciones y en los presupuestos nacionales).

Estamos hablando de estupidez sin definirla (¡qué estúpido!): aquí se entiende por estupidez el acto que daña a otro o a otros, sin beneficio para el que ejecuta la acción, pues también hay otras cosas que son  bajezas como robar (al erario), vender lo ajeno (el petróleo), no cumplir con los deberes (el socavón en la carretera a Cuernavaca), legislar con maña (las elecciones, las condiciones para las candidaturas independientes, los privilegios de legisladores, jueces y altos funcionarios), estas no son estupideces, son algo que rima con regaderas: eso son. De esta manera viene a resultar que los pillos que disfrutan en decúbito supino de los favores de La Patria (ya sabe quién, la señora de toga blanca), son ruines, zafios, canallas, lo que usted quiera pero no estúpidos, que los estúpidos son los que les aguantan, los que les aguantamos.


Remedios hay. Pero será mañana… hoy se acabó la cuota de teclazos.

9403. MARTES DE EFEMÉRIDES MUNDIAL SEMANAL.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, articulista y crítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Se nos va Julio, ni modo, un mes más de viejo, bueno, vamos a las efemérides.

Para hoy martes 25 recordaremos que fue en 1515 cuando Diego de Velázquez funda la ciudad de La Habana Fundada en 1514  por el conquistador Pánfilo de Narváez –bajo las órdenes de Diego Velázquez de Cuéllar-, bajo el nombre fundacional de Villa de San Cristóbal de La Habana,​ fue una de las primeras siete villas fundadas por la Corona española en la isla. Debido a su privilegiada ubicación, frente a las costas del Atlántico Norte, y las características de su bahía, la entonces villa se convirtió en un importante centro comercial, razón por la cual fue sometida a ataques y saqueos por parte de piratas y corsarios durante los primeros años del siglo XVI. En 1561, la Corona dispone que la villa sea el lugar de concentración de las naves españolas procedentes de las colonias americanas antes de cruzar juntas el océano​ construyéndose por tanto, para su protección, defensas militares a la entrada de la bahía de La Habana y en sitios estratégicos,​ convirtiendo a la ciudad en una de las mejores defendidas de Nuevo Mundo.

El 20 de diciembre de 1592, Felipe II confiere a la villa el título de "ciudad", veintinueve años después de que el gobernador de Cuba trasladara a ella su residencia oficial desde Santiago de Cuba, sede hasta entonces del gobierno de la isla. En 1634 por Decreto Real se le declaró "Llave del Nuevo Mundo y Salvaguarda de las Indias Orientales" y en 1665, se le concedió el derecho de ostentar su propio escudo, en el que estuvieron representadas, mediante tres torreones, las fortalezas -La Real Fuerza, El Morro y La Punta- que defendían la ciudad.

Ya mañana miércoles 26 conoceremos que fue en 1933 cuando el gobierno del Reich promulga una ley de esterilización con el fin de mejorar la raza humana. De verdad son chintocladas, y por esto muchas personas perdieron la vida.  Hitler y sus loqueras. Nunca entenderé cómo es que personas con mentalidades belicosas han llegado a gobernar a muchos países, como no entiendo cómo es que en México siga habiendo tanta desigualdad con infinidad de personas viviendo en pobreza y muchas más en pobreza extrema, en tanto que la corrupción sigue creciendo, en fin, mejor sigamos en lo nuestro antes de pasármela en puras “son chintocladas”.

Llegamos al jueves 27 y será buen día para conocer que fue en 1822 cuando se tiene la histórica entrevista entre, ni más ni menos, los dos Libertadores José de San Martín y Simón Bolívar, lo anterior en la ciudad de Guayaquil, Ecuador. En los próximos días vamos a conocer de esa importante entrevista.

El viernes 28 vamos a recordar que fue en 1914 cuando el imperio Austrohúngaro declara formalmente la guerra al reino de Serbia. Se había tenido el asesinato del archiduque Francisco. Ya el final lo sabemos, la entrometida Japón es derrotada junto con otras naciones más. Ese afán del ser humano de estar en conflictos y no vivir en paz.

Para el sábado 29 recordaremos que fue en |1836 cuando se lleva a cabo la inauguración del Arco del Triunfo en París, 30 años antes se había puesto la primera piedra. Es uno de los monumentos más famosos de la capital francesa y probablemente se trate del arco de triunfo más célebre del mundo. Construido entre 1806 y 1836 por orden de Napoleón Bonaparte para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz, está situado en el VIII Distrito de París, sobre la plaza Charles de Gaulle antiguamente denominada plaza de la Estrella, en el extremo occidental de la avenida de los Campos Elíseos, a 2,2 km de la plaza de la Concordia, ubicada en el extremo oriental de dicha avenida. Presenta una altura de 50 m, un ancho de 45 m y una profundidad de 22 m. La bóveda grande mide 29,19 m de alto por 14,62 m de ancho, mientras que la pequeña mide 18,68 m de alto por 8,44 m de ancho. Es gestionado por el centro de los monumentos nacionales.

Napoleón Bonaparte estaba decidido a construir este arco tras su victoria en la batalla de Austerlitz –1805-, cuando les prometió a sus hombres: «Volveréis a casa bajo arcos triunfales». Inicialmente Napoleón deseaba que se construyera en la plaza de la Bastilla, al este de París, que era por donde los ejércitos iban a volver de la guerra. Fue diseñado por Jean Chalgrin y Jean-Arnaud Raymond, inspirados en el Arco de Tito de Roma, y alcanza una altura de 49 metros y 45 de anchura. Posee una estatua en cada uno de sus cuatro pilares:

El Arco del Triunfo forma parte de los monumentos nacionales que poseen una fuerte carga histórica. A sus pies se encuentra la Tumba al Soldado Desconocido de la Primera Guerra Mundial, en cuya superficie hay una inscripción: Aquí yace un soldado francés muerto por la Patria 1914–1918 y una llama continuamente encendida que las asociaciones de antiguos combatientes o de víctimas de guerras reavivan todos los días a las seis y media de la tarde, conmemorando su recuerdo, que es revivido cada 11 de noviembre, aniversario del armisticio firmado en 1918 entre Francia y Alemania y que puso fin a la Primera Guerra Mundial. El domingo estaban pasando del Tour de Francia y el lugar de la premiación tenía como fondo al Arco del Triunfo que se veía majestuoso.

Ya el domingo 30 conoceremos algo sumamente importante y es que fue en 1626 cuando inician las obras de construcción de, ni más ni menos  que del, la Universidad de la Sorbona de París. Mañana vamos a conocer su historia.

NIÑAS, NIÑOS, MAESTROS, LEAN LAS EFEMÉRIDES.

lunes, 24 de julio de 2017

9402. LO INJUSTO DE LA JUSTICIA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

VISILLOS .

Cada día, al caer el sol,
cual ritual previo a decir una oración,
pronuncio tu nombre en un murmullo,
como al ser más preciado lo arrullo,
cada tarde, cuando el sol se agota.

No es que muera por amarte amor,
nada agrede este impulso que te busca,
nada invade este pecho que te espera
escondido detrás de una quimera,
esperando..., siempre a la espera
oculto tras los visillos.

eliseo.

Y como le he repetido, en México, como en el mundo la justicia es tan ciega, que hoy puede ser detenida una persona por robar un taco para dárselo a un menesteroso o a un perro callejero; y puede ser suficiente para que se le finquen responsabilidades de hurto o robo en las cosas; sus alegatos serán infructuosos si se topa con un juez mala leche y un defensor de oficio, más atareado en pasar las materias que le quedan por cubrir, que por defenderle. A la misma hora se corre como pólvora por los medios la ¡graaaan noticia! de que Javidu (ya no podemos llamar por su nombre al ex-gobernador de Veracruz acusado formalmente de dos delitos: lavado de dinero y asociación delictuosa) sería procesado formalmente.

¿Perdón..., qué clase de personas somos, tan lentos de ideas nos califican?

Al parecer si, por que nos han dado la noticia por todos los medios como el gran logro del gobierno; increíble que nos vendan la idea de  que se está haciendo justicia al "lograr" que se le someta a juicio al señor Javidu. 

¿Por qué tanta propaganda por un acto normal, en un proceso en contra de un presunto delincuente y enemigo público de la sociedad mexicana, en cuanto que se le señala como infractor en gran escala de las finanzas públicas?

Parece que desde el gobierno están más que nerviosos por tanto desatino con que se conduce Peña Nieto: Por un lado como mero esquirol al servicio de Trump y en contra de Venezuela; y por otro usando la actitud del avestrúz ante la violencia nacional... Junio ha sido declarado el mes más violento de los últimos años...; apenas hace un mes ese calificativo se lo llevó mayo con aproximadamente 2194 ejecuciones; hoy nos anuncian que junio ha superado esa cifra...y Peña Nieto preocupado por la democracia en Venezuela; mientras trata de ocultar la miseria de las elecciones de Coahuila y peor aun las del Estado de México.

El gobierno mexicano está tan preocupado por la falta de confianza en las instituciones; que el casi misionero, Osorios Chong, se  puso a pedir..., casi implorar que le tengamos fe a la justicia; que no perdamos la esperanza..., que el ex-gobernador de Veracrúz recibirá su merecido. Imagínese este pregón en labios del secretario  de  Gobernación; responsable de la vida interior del país...¡pidiéndonos que tengamos fe! La siguiente ocasión nos mandará a rezarle a la guadalupana; creo que con eso amarra más credibilidad que con las tonterías de tratar de lucir serios en el armado del paquete acusatorio en contra del gordo y de pésimo aspecto ex-gobernador veracruzano.

Han promovido mucho la noticia (que no tiene por que serlo) del juicio, entre otras razones, porque han sentido la percepción de rechazo que les manda la sociedad en el día a día por sus abusos de poder injustificados. Las elecciones de junio dejaron como palo de gallinero al gobierno y al INE (antes IFE) quienes sin un guiño de vergüenza permitieron abusos en contra de la oposición política. Luego el clavo que cerró el ataud lo dio la filtración de las encuestas de preferencias políticas de esta semana aparecidas en el diario Reforma, donde, a la pregunta de directa, simplemente rechazan... no quieren saber nada del PRI. 

Al parecer, esto los ha enloquecido a tal grado, que se les ha ocurrido mandar el mensaje de que en algún momento"si nos portamos bien..., seguramente que se le va a procesar a Javidu..., pero eso sí, bajo el sistema que acostumbran ellos mismos, es decir usando el gatopardismo..., fingir que se revuelve todo... para que todo siga igual".

Recuerde que es el sistema aplicado a la profesora Gordillo: se finge un juicio y se alarga mientra se termina el sexenio, y la fortuna de que se le acusa..., ¡muy bien, gozando de cabal salud; ni un peso se le ha tocado a la señora!

Resumiendo, como no son tontos, tendrán al veracruzano encerrado el tiempo en que pasan las elecciones del 2018 que les quitan el sueño; luego podrán reblandecer el paquete acusatorio en su contra de tal forma que luego podrá salir a disfrutar de los miles de millones que en lugar de estar invertidos en obras públicas, descansan plácidamente en algún paraíso fiscal, donde nadie se los reclamará.

Y mientras un jodido es procesado por haberse robado un medicamento para un enfermo; y seguramente sufrirá la condena a secas, simplemente bajo la categoría de delincuente común; el veracruzano podrá darse el lujo de recibir todo el apoyo de las instituciones que tanto ayudó a corromper en su beneficio y el de su pandilla.

Parafraseando al  filósofo vasco Fernando Savater  podemos sentenciar que..." la justicia es la misma, lo que cambia es las circunstancias en que la enfrenta cada persona; el que roba por hambre se hunde en la prisión... por pobre; el alto funcionario o el millonario se defiende con los mejores abogados, la cárcel nunca se pensó para ellos".

Eso es lo injusto de la justicia. Eso creo, no se usted.

Le abrazo con cariño. 

PD. 
Le convoco a culpar al Peje de la derrota de la selección de futbol contra la poderoooosa Jamaica...; ¡si, la culpa la tiene AMLO! vamos, de algo hay que culparle.

9401. TODAVÍA MÁS INOCENTE.

LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Todavía más inocente.
Como bien sabe usted, tía Victoria (del lado materno, tía bisabuela de este su texto servidor), tuvo más colchones que la cadena Sheraton International. Nadie se metía con ella ni con sus afectos, pues era leyenda su buena memoria (sabía todo de toda la familia y Toluca), y daba unas contestadas de soponcio, infarto o estallido de vísceras, porque nunca mentía y decía verdades que nadie se atrevía a decirle ni al padre confesor. Con ella era por las buenas. El caso es que una de sus sobrinas bisnietas (Lulú… la increíble Lulú), había terminado la Prepa y estaba necia en ir a un viaje a Europa con unas de sus compañeras, cosa que en aquella época era como un asalto a las buenas costumbres y la abuela Virgen (la de los siete embarazos), tuvo la ocurrencia de proponer a los papás de Lulú, que tía Victoria las acompañara, pues “…siendo una señora de edad”; pero la tía, ahí presente, la atajó: -¡No digas tonterías, Virgen!, conmigo de chaperona se hacen de mala fama desde antes de salir –le digo, nunca mentía.

Del trepidante caso del exgobernador de Veracruz, un tal Javier N, cuyo proceso penal ya inició, publicó la prensa de ayer domingo, una declaración del presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya (próximamente Ricardo N, según sus malquerientes): “No permitiremos que haya simulaciones para proteger tanto a cómplices como a beneficiarios de la corrupción de este icónico priista”. ¡Ándele!

O sea, la zorra preocupada por el bienestar de las gallinas. Don Anaya es corto de pelo y parece que también de memoria. Hace poco más o menos dos años, el diario Reforma, publicó unas declaraciones del expresidente nacional del PAN, Manuel Espino, quien refiriéndose a que el PAN promovía una ley anticorrupción, dijo:

“A mí me causa hasta vergüenza que ahora el partido del que provengo se esté convirtiendo en un icono de la corrupción que hay en este país. El PAN no solamente se ha convertido en un icono de la corrupción, sino en un representante de la corrupción oficial y no está exento de ello el propio presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya”. Él lo dijo. Él sabrá.

Agregó: “Anaya se ha convertido en una tapadera de la corrupción que actualmente existe en el PAN (…) Ya no hay una doble moral en el PAN, hay una triple: cometen actos de corrupción, la disimulan y se oponen a ella al mismo tiempo (…) Es un mal chiste que el PAN proponga la ley (anticorrupción), me parece hasta insultante, porque primero debería de ver la corrupción fehaciente que hay al interior del partido. Con qué cara el Partido Acción Nacional se queja de la corrupción de otros cuando han solapado la suya”. Bueno, eso dijo él. Seguro fue calumnia, ya ve cómo es la gente.

Uno no sabe qué tan cierto pueda ser lo que afirmó don Espino, pero sí hay cosas que aparentemente no fueron nunca bien aclaradas, como lo que doña Josefina Vázquez Mota escribió en Facebook el 18 de noviembre de 2013: “Cuando la corrupción y el poder e intereses de ciertos grupos se impusieron a los principios, al interés de miles de ciudadanos y al interés superior que es México, entonces los ‘otros’ encontraron en sus contrapartes el camino para hacer de la política el soborno y la rendición. Dentro de la propia casa del PAN a nivel municipal, estatal, y desde la propia dirigencia (ahí le hablan don Anaya), en diversos momentos, se consintieron atropellos y también se protegieron” (nota de Álvaro Delgado, del Proceso de esa fecha).

Y uno sigue sin saber qué tan cierto sea lo que afirman el Espino y la Vázquez, pero también está lo que declaró la ex diputada federal panista María Concepción Ramírez Diez Gutiérrez, quien denunció (según Sanjuana Martínez, en Sinembargo, del 7 de noviembre de 2016), que Ricardo Anaya se robó 20 millones de pesos del grupo parlamentario del PAN en 2015.

No. Uno no sabe nada. Pero lo que sí sabe es que el PAN postuló como candidato a gobernador de Veracruz a Miguel Ángel Yunes, personajazo de la nuestra política al uso, afamado expriísta que en vez de currículum tiene prontuario judicial (denunciado en 2013, de parte del mismo don Espino, por enriquecimiento ilícito de más de 3 mil millones de pesos; para no mencionar otras cosas de él y sus hijos; no hay que llevarse).

Y este don Yunes, por cierto es el que ya anunció que la PGR aceptó presentarlo como testigo en contra de Javier N. Y está… bueno, siente que flota, ¡es una felicidad! Ayer, informó Notimex sobre sus declaraciones sobre este asunto que tiene a La Patria (la dama de toga blanca), con las piernas apretadas y las manos cerrando el escote:

“Aportaré todas las pruebas que tengo en mi poder para contribuir a que se haga justicia y se sancione severamente a quien tanto daño hizo a los veracruzanos, y exigiré que se recuperen los recursos que indebidamente fueron sustraídos del patrimonio público de la entidad (…) tengo toda la información. La he tenido siempre, estoy integrando las carpetas correspondientes y las entregaré a la PGR”.

O sea: Yunes es Ministerio Público, Policía y defensor del himen patrio. Siempre tuvo la información… está integrando las carpetas. Qué bien. Lástima que la ley (Código Nacional de Procedimientos Penales; artículo 127), diga que esa es competencia del Ministerio Público (“… conducir la investigación, coordinar a las policías y a los servicios periciales durante la investigación…”); y que el artículo 429 del Código Nacional de Procedimientos Penales, por su lado, diga que solo es procedente la intervención de particulares en asuntos penales “(…) perseguibles por querella, cuya penalidad sea alternativa, distinta a la privativa de la libertad o cuya punibilidad máxima no exceda de tres años de prisión”.

¡Recórcholis, don Yunes!, qué lástima que le gane el hígado: va usted a ir a hacer una regazón: sus pruebas serán directa e indirectamente ilícitas, ilícitamente obtenidas, nulas y va a acabar de blindar a don Javier N.

Bueno, no importa, al fin y al cabo, según la ley es inocente. Nomás lo va a hacer todavía más inocente.