sábado, 25 de noviembre de 2017

9901. MÉXICO, EL AFGANISTÁN DE PEÑA.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ricardo Ravelo.
SinEmbargo. Noviembre 24, 2017. 12:02 am.

El crimen organizado hace de las suyas ante los ojos de los gobernantes. Descuartiza a sus víctimas, desaparece a sus rivales y las policías omiten realizar detenciones porque desde la cúpula del poder existen pactos con la mafia. Foto: Cuartoscuro

Desde 1997, cuando se creó el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), equipado con una base de datos basada en criminales, ninguno de los gobiernos que sucedieron al de Ernesto Zedillo ha podido frenar la inseguridad pública. Desde entonces, cuando las tecnologías fueron incorporadas con mayor optimismo en las tareas de seguridad, el país ha venido colapsando en ese rubro hasta convertirse un territorio parecido a Afganistán –y a su capital, Kabul — en su mayor etapa de terror.

Y cuando se afirma que México se parece cada vez más al país asiático es porque los niveles de criminalidad y desgobierno están totalmente desbordados: por ningún lado se observa que el gobierno de Enrique Peña Nieto –en cuya gestión se contabilizan más de 20 mil muertos, cifra que ya rebasa el estupor –logre enderezar el mal rumbo que lleva el país en materia de combate a la criminalidad.

Se puede entender –más no aceptar –que el sexenio sea un fracaso en cuanto a concretar un proyecto policiaco nacional. Hay realidades insoslayables: El mando único ha sido un fiasco. Las policías municipales son brazos armados de la delincuencia. Decenas de alcaldes son capos que se entronizaron en el poder pagados por el crimen organizado. Y frente a este escenario de extrema violencia ni Ejército ni la Marina –últimos eslabones de la cadena de seguridad –tienen ya la capacidad de contener la violencia.

Como si el país estuviera en Guerra –es inevitable citar a los territorios de Afganistán –por todas partes se asesinan o desaparecen personas y nadie investiga. Los responsables de las fiscalías de los estados y de la Procuraduría General de la República (PGR) se cruzan de brazos y se paralizan ante su propia impotencia: no disponen los recursos económicos ni humanos para procurar justicia, aunque los gobernadores priistas y no priistas agiten la bandera de la razón y la honestidad.

El crimen organizado hace de las suyas ante los ojos de los gobernantes. Descuartiza a sus víctimas, desaparece a sus rivales, sepulta a sus enemigos, ejecuta tanto de día como de noche y las policías, prestas para brindar la protección, omiten realizar detenciones porque desde la cúpula del poder existen pactos con la mafia que impiden a gobernadores y alcaldes actuar.

Resulta impresionante, tanto como si se tratara de escenas de una película de terror, mirar lo que ocurre en Guerrero, donde el gobierno de Héctor Astudillo ya quedó reducido a una mera figura decorativa frente al molino triturador de la delincuencia.

En Guerrero operan varios cárteles, entre otros, el de Jalisco Nueva Generación, Guerreros Unidos –cuya expansión, según la DEA, ya amenaza la seguridad interna de Estados Unidos. Sinaloa opera en el estado con todo la protección oficial, lo mismo que un reducto en crecimiento de los hermanos Beltrán Leyva. También tienen su coto de poder y está en ascenso el Cártel de Acapulco.

De acuerdo con informes de la PGR, Guerrero es uno de los estados que más organizaciones criminales tiene: más de 600 grupos dedicados a la delincuencia común y organizada se disputan ese territorio. De igual forma, más de mil comunidades de la sierra viven del cultivo de la amapola, de donde sale la goma de opio, y los campesinos no piensan abandonar este negocio porque, según aseguran, es el único que les permite vivir.

Y es que los cárteles pagan por adelantado la cosecha de goma de opio. Alquilan las tierras y de esa forma aseguran que la producción se entregue con seguridad para, posteriormente, producir la heroína que en cuestión de días cruzará la frontera con la protección oficial. Se sabe desde hace muchas décadas que el cultivo de la amapola es un negocio que tiene protección incluso del propio Ejército.

Guerrero, históricamente, ha sido un estado exportador de violencia a inseguridad. En su geografía privilegiada han crecido importantes grupos caciquiles ligados al narcotráfico. Y desde el poder del gobierno del estado se les brinda todo tipo de protección. Por eso la policía de esa entidad está ubicada entre las más corruptas del país.

Lo mismo ocurre en Veracruz –el fosario más grande de México, según acusó recientemente el padre José Alejandro Solalinde –, pues tras el arribo de Miguel Ángel Yunes Linares el estado le fue entregado a seis cárteles: Gente Nueva, Sinaloa, Zetas, cártel del Golfo y Jarochos Unidos. Estos últimos, según reza su propaganda criminal, se autodenominan “los dueños y amos del estado”.

Nadie se explica por qué Veracruz cayó en este abismo de violencia, a pesar de que cuenta con el respaldo de la Federación: Ejército, Marina, Gendarmería, Cisen y un presupuesto descomunal que, para el 2018, será de 113 mil 654 millones de pesos, el cual se invertirá, según ha dicho Yunes, en las tareas de seguridad en las que tiene amplia experiencia. En lo que va de su administración se contabilizan más de 220 asesinatos, la mayoría de ellos vinculados con la delincuencia organizada. Ya veremos que logra resolver el problema.

Otros estados que enfrentan una honda crisis de seguridad son Coahuila, Michoacán, Jalisco, Tamaulipas, el Estado de México, Hidalgo, Puebla –donde operan los llamados cárteles del Huachicol –. De acuerdo con estadísticas oficiales, en el último mes se vivieron las jornadas de violencia más atroces de las últimas dos décadas. Se registraron más de 2 mil 300 crímenes y los principales epicentros de estas masacres fueron los estados de Colima y Guerrero, donde la paz social desde hace años es una vana ilusión.

En un tercer sitio se ubica el estado de Baja California Sur con 50.5 homicidios dolosos, nivel de violencia que, según cifras oficiales, por ahora rebasa en su historia reciente de violencia a los estados de Chihuahua y Sinaloa.

Para las autoridades, lo ocurrido en Baja California Sur es notable y no menos preocupante. El estado pasó de 147 crímenes entre enero y octubre de 2016 a un total de 409 asesinatos en el mismo periodo de 2017.

En este estado la violencia no solo envuelve a personajes de la delincuencia. Ya alcanzó al presidente de la Comisión de Derechos Humanos local, Silvestre de la Toca Camacho, quien fue ejecutado junto con su hijo Fernando. Su esposa y otra de sus hijas resultaron heridas.

El miércoles 22, al comparecer ante diputados con motivo de la Glosa del Vi Informe de Gobierno, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, expuso una amplia radiografía de lo que a su juicio está detonando la violencia en el país.

Defendió a las Fuerzas Armadas –criticadas por su ineficacia por la diputada Layda Sansores –lo que molestó al político hidalguense, quien resaltó el trabajo de la Marina y del Ejército en el combate a la criminalidad.

Sin embargo, no es suficiente con que se reconozca la violencia ni se enoje el secretario de Gobernación por las críticas al sexenio ineficaz del que forma parte.

Han transcurrido cinco años de gobierno y por ningún lado se observa una estrategia de seguridad que de resultados. El gobierno de Enrique Peña Nieto solo ha intentado contener la violencia, frenar las consecuencias pero para nada atacar sus causas.

Gran parte de la tragedia del país en materia de seguridad tiene que ver con la corrupción institucional que favorece al crimen organizado. La colusión policiaca sin límites y la bancarrota financiera del país que ha dejado sin empleo a millones de mexicanos que, por desgracia, terminan enganchados con la delincuencia porque frente a este escenario el crimen parece ser la única empresa que tiene capacidad de dar empleo.

Peña Nieto y su gobierno no parecen alterarse ante esta sacudida criminal. Su mirada y toda su atención está en el 2018. Lo demás no importa.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Ricardo Ravelo.
Ricardo Ravelo Galó es periodista desde hace 30 años y se ha especializado en temas relacionados con el crimen organizado y la seguridad nacional. Fue premio nacional de periodismo en 2008 por sus reportajes sobre narcotráfico en el semanario Proceso, donde cubrió la fuente policiaca durante quince años. En 2013 recibió el premio Rodolfo Walsh durante la Semana Negra de Guijón, España, por su libro de no ficción Narcomex. Es autor, entre otros libros, de Los Narcoabogados, Osiel: vida y tragedia de un capo, Los Zetas: la franquicia criminal y En manos del narco.

9900. INDIGNACIÓN A DESTAJO Y COMPASIÓN SELECTIVA.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Alma Delia Murillo.
SinEmbargo. Noviembre 25, 2017. 12:02 am.

Nuestra resistencia a mirar dentro es directamente proporcional a nuestra necesidad de mirar fuera, eso pienso. Foto: Especial.

Para indignarse no hay matices. Todo indigna, todo ofende, todo merece el único castigo posible de nuestra corte dosmilera: la exhibición pública.

Ahora que malbaratamos la indignación a la sección de ofertas, al montón donde todo tiene el mismo precio, también jodimos la palabra dignidad. Tremenda cosa.

A cualquiera que se proclame víctima le creemos ciegamente, a cualquiera que se señale de verdugo lo linchamos ciegamente. Y haciendo eso nos sentimos mejores, o más justos, o vayan ustedes a saber qué pero algo que se emparenta con la anestésica idea de que somos buenos y, por lo tanto, nos convertimos en el bien y nuestro ser no amerita cuestionamiento alguno, que para eso está el verdugo anatema al que sí podemos señalar como encarnación del mal. Buenitos de altísima estatura moral agremiados del lado de la mayoría, desde luego, pues la mayoría ha probado ser sólido refugio para nuestra especie.

Pero algo anda mal. No me creo nuestra vocación justiciera si adquiere el mismo peso moral cometer un crimen probado que, por ejemplo, decir algo inadecuado; si a la par que todo nos indigna, somos tan selectivos con las causas que nos conmueven y más selectivos aún de las causas por las que sí hacemos algo. Es una obviedad pero aún discutible si dar un like o escribir un tuit es hacer algo en pro de los valores que tanto defendemos.

No deja de llamar mi atención que los casos mediáticos convoquen tanta rabia justiciera pero las muertes anónimas, los abusos que ocurren en lo marginal, la violencia histórica y consistente del hambre, la pobreza, el racismo y el clasismo, nos dejan indiferentes. No se detienen las veintisiete mil muertes humanas que provoca el hambre a diario con aguerridas muestras de indignación digital, no se detienen los asesinatos y el infierno de la pobreza con airados trending topic. Es que a todo le ponemos indignación pero a casi nada le ponemos el cuerpo, la presencia, las acciones.

Perdonen, pero no me la creo. Me parece que nos mueve otra cosa, la soberbia quizá, la neurosis personal que nos convence de que aquello en lo que creemos es lo único existente y la realidad debe adaptarse a ello.

Víctima. Concepto que se ha vuelto incuestionable pero que merece análisis. Recordemos lo que la palabra convoca: víctima es la que está destinada al sacrificio. El destino fatídico. Trampa insalvable. La que nunca podrá tomar en sus manos su vida y siempre será víctima del otro, de la circunstancia, del sistema… es el vaticinio para el peor futuro sin que nada pueda hacerse. ¿De verdad queremos seguir reforzando ese concepto? ¿de veras no merece otras miradas, otros acercamientos?

Nuestra resistencia a mirar dentro es directamente proporcional a nuestra necesidad de mirar fuera, eso pienso. Mientras mayor oportunidad tengamos de sumarnos al colectivo para señalar los errores de otros, menos capaces seremos de mirar los propios. Y de nuevo, en nombre de la evolución moral, la serpiente se mordió la cola. Pareciera que el mundo no tiene otra explicación que el bien y el mal. Otra vez. Abandonar el pensamiento complejo, meter nuestra capacidad de discernimiento a la cárcel de lo correcto y lo incorrecto, a lo que merece premio y lo que merece castigo. A estas alturas.

Dice Javier Cercas en un lúcido texto que se publicó hace un par de semanas en El País a propósito del porno en la indignación moral: “Quien se indigna y clama castigo compensa sus propias deficiencias, satisface el apetito de destrucción del otro y se presenta a sí mismo como un individuo virtuoso”

Rechazo y aceptación es el nombre del juego, atisbo. Porque en el fondo de nuestros deseos más primarios, es poderoso el que empuja para que los demás nos acepten y nos quieran. Quién nos iba a decir que para lograrlo y afianzar la identidad, volveríamos al universo infantil —¿o religioso?— de los buenos y los malos.

Y es que ahora todo indigna, poco conmueve y a actuar nada nos mueve.
Perdonen, pero no me la creo.

¿Te gustó? Compártelo:

@AlmaDeliaMC

Por Alma Delia Murillo.

viernes, 24 de noviembre de 2017

9899. EL FRENTE ABARATA LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
SinEmbargo. Noviembre 24, 2017. 12:00 am.

“La idea de la renta básica universal, sin embargo, es cosa bien seria. En diversas partes del mundo ha sido motivo de estudios, discusiones e inclusive pruebas y ensayos limitados desde hace tres décadas”. Foto: Galo cañas, Cuartoscuro.

La propuesta del Frente Ciudadano por México de establecer en nuestro país la renta básica universal no es en sí misma una ocurrencia. Tampoco es un ardid populista y demagógico, sino todo lo contrario. No es por cierto nada nuevo. Se trata de una utopía, en el más estricto sentido del término: algo muy difícil de lograr, pero posible, que hoy se debate en el mundo entero. Además de ser una medida revolucionaria y justa, digo yo.

Suena efectivamente ilusorio –y hasta caricaturizable, como hemos visto– el propósito de entregar a cada mexicano, sólo por el hecho de existir, una suma igual de dinero al mes que sea suficiente para su subsistencia digna. A todos, sin discriminación de edad, sexo, origen étnico, actividad o condición económica. Usted, yo, el campesino, Carlos Slim, el desempleado, el obrero, el niño, el ama de casa, Andrés Manuel, la abuelita, Kate del Castillo, el indígena, el vendedor informal, el policía, el Presidente de la República, la tamalera, el viene viene, monseñor Norberto Rivera, el bolero, el cargador de La Merced, el alcalde de Tingüindín, el estudiante…

La idea de la renta básica universal, sin embargo, es cosa bien seria. En diversas partes del mundo ha sido motivo de estudios, discusiones e inclusive pruebas y ensayos limitados desde hace tres décadas. Ha sido tema destacado de debates entre economistas de la talla de Milton Friedman (Premio Nobel 1976) y en el Foro Económico de Davos. Se considera una posibilidad real para combatir la pobreza y la desigualdad, alentar la iniciativa emprendedora del ciudadano y enfrentar el reto de la automatización que amenaza al ámbito laboral de manera global.

Finlandia ha sido pionero mundial en este tema. En 2017 se lleva a cabo en ese país un programa piloto que incluye a dos mil personas, cada una de las cuales recibe una renta mensual de 560 euros. Los resultados podrán evaluarse en un término de seis años. En Oakland (EU) serán mil familias las que recibirán 500 euros mensuales y Utretch, en Países Bajos, experimentará también ésta fórmula este año. Canadá acaba de anunciar un programa similar de tres años para cuatro mil personas de tres regiones de Ontario.

En nuestro país, hace cuando menos diez años que la renta básica universal se contempla en círculos académicos como una posibilidad. El pionero del tema fue el escritor Gabriel Zaid, que en los años 70 lo propuso como mitigación a la pobreza. Actualmente existen diversas iniciativas legislativas que proponen su creación. Pocos saben o recuerdan que en enero pasado estuvo a punto –a un tris– de ser incorporada a la nueva Constitución de la Ciudad de México.

Desde abril de 2015, el senador Luis Sánchez Jiménez, actual coordinador del grupo parlamentario del PRD en el Senado de la República, presentó una iniciativa de reforma al artículo 25 constitucional en ese sentido. Argumentó que ante la desproporcional posesión de la riqueza que prevalece en México, los ciudadanos deben tener derecho a un ingreso básico “con carácter universal, único, equitativo y progresivo”.

Precisó que ese Ingreso Básico Ciudadano, como le llamó a la renta, no es en forma alguna una política “filantrópica” o populista, de privilegios o asistencial, sino que se constituye como un derecho humano que promueve la igualdad y la equidad en la distribución de la riqueza, al reconocer la aportación de todas las personas para generar la rentabilidad de la inversión productiva.

La propuesta del legislador perredista tiene sustento en estudios diversos de expertos mexicanos sobre el tema, que han considerado una prestación pública que se concedería a todos los ciudadanos por el mero hecho de serlo. Un salario por nada; una red asistencial básica que frena en seco la miseria. En muy pocos años, dicen, esta suerte de antídoto contra el veneno de la pobreza extrema ha pasado del terreno de la utopía al de las políticas públicas factibles. Su razón de ser se reafirma en un país de las características de México, donde hay 53 millones de personas en situación de pobreza.

“Es viable, se puede financiar: solo hace falta que haya voluntad política real”, aseguró hace poco Enrique del Val, director general de Planeación de la UNAM. Tanto la Coneval, el ente independiente que evalúa las políticas públicas contra la pobreza en México, como la Cepal, la comisión económica de la ONU para América Latina, ya han validado la idea; pero debe entenderse que su aplicación requiere diversas reformas constitucionales y debe ser paulatina y a mediano plazo.

Tanto los economistas abocados al tema de la renta básica universal como los políticos que ahora promueven su establecimiento coinciden en que la forma más obvia y factible de financiarla es mediante la eliminación de unos seis mil 500 programas sociales federales y estatales que existen en el país y el reencauzamiento de los recursos que actualmente manejan, estimados para 2017 en más de 70 mil millones de pesos.

Me parece que el asunto es tan revolucionario y tan importante que valdría la pena evaluarlo cabalmente a la luz de los análisis serios y probados de los especialistas y no en el marco de una campaña electoral. Ese es el riesgo de la propuesta presentada el lunes pasado por el Frente Ciudadano por México, integrado por el PAN, el PRD y el MC, a través del dirigente nacional panista Ricardo Anaya Cortés. Aludió al tema como “uno de los tres ejes” de la plataforma electoral de la coalición.

No ha tardado una respuesta reprobatoria muy generalizada, de quienes la consideran una propuesta populista, demagógica, oportunista, irrisoria y electorera. Pienso que sin que ello invalide su trascendencia, hubo en efecto y lamentablemente más afanes proselitistas que razones fundamentadas en el anuncio precipitado y poco sustentado, confuso, del líder panista, empecinado aspirante además a la candidatura presidencial.

Hay que recordar que la incorporación de la renta básica universal a la Constitución capitalina, impulsada inicialmente por los diputados constituyentes del PRD y luego por los de Morena, fue dictaminada de manera favorable en comisiones. Sin embargo, los legisladores del PAN, como los del PRI, se opusieron a aprobar su carácter “universal”, esencial a su naturaleza, lo que frustró su aprobación cabal, pues se limitó a un apoyo circunscrito sólo a la población en extrema pobreza. Válgame.

¿Te gustó? Compártelo:

@fopinchetti

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
Fue reportero de Excélsior. Fundador del semanario Proceso, donde fue reportero, editor de asuntos especiales y codirector. Es director del periódico Libre en el Sur y del sitio www.libreenelsur.mx. Autor de De pueblo en pueblo (Océano, 2000) y coautor de El Fenómeno Fox (Planeta, 2001).

9898. EL MISTERIO DEL TAPADO.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Dolia Estévez.
SinEmbargo. Noviembre 24, 2017. 12:00 am.



“En un intento por entender el tapadismo, la Embajada de Estados Unidos en México inventó la ‘formula del tapado”. Foto: Adolfo Vladimir, Cuartoscuro.

Washington, D.C. —Durante los 71 años que el PRI monopolizó la presidencia, el único secreto que la CIA no pudo decodificar fue la identidad del tapado. David Phillip, quien fuera director para América Latina de la agencia en los sesenta, escribió que con la excepción de quién sería el sucesor, no había nada inescrutable que la CIA no pudiera averiguar. Era tal el misterio en torno al dedazo que rara vez la CIA le atinó al bizantino juego. En 1957, por ejemplo, la estación a cargo de Winston Scott, el súper espía que reclutó a tres presidentes mexicanos y a una decena de sus colaboradores, aseguró que el tapado era el director de Pemex, Antonio Bermúdez. Gran sorpresa se llevó cuando Adolfo Ruiz Cortines destapó a su tocayo Adolfo López Mateos.

En un intento por entender el tapadismo, la Embajada de Estados Unidos en México inventó la “formula del tapado”. Un despacho confidencial dirigido al Departamento de Estado en 1957, identificaba cuatro ingredientes en la receta del tapado: ser propuesto por el presidente en turno, no ser vetado por los ex presidentes o por la alta jerarquía partidista, ser popularmente atractivo y no ser objetado por Washington. El despacho firmado por el embajador de la época, informaba que la “formula” estaba siendo aplicada a un pool de aspirantes, pero que sólo tres reunían las cuatro condiciones, entre ellos López Mateos.

A finales de los ochenta, el cisma en el PRI, encabezado por Porfirio Muños Ledo y Cuauhtémoc Cárdenas, y la creciente fuerza de la insurgencia, complicaron más la predicción de los diplomáticos. En lugar de formulas, elaboraron tres listas de posibles tapados. De acuerdo a un despacho confidencial de mediados de 1987, en la lista “A” estaban, en ese orden: Manuel Bartlett, Alfredo del Mazo y Carlos Salinas; en la “B”: Manuel González Avelar, Ramón Aguirre y Jorge de la Vega Domínguez, y en la “C”: Sergio García Ramírez y Gustavo Petricioli. “Bartlett y del Mazo llevan la delantera”, reportó el embajador, “aunque Salinas no es un tercero distante ya que es el más idóneo a preservar el legado en la historia de De la Madrid”. Observaba que la gran desventaja de Salinas era la “inequívoca oposición” del movimiento laboral a su candidatura.

Con el objeto de conocer las aguas profundas del tapadismo, la embajada entrevistaba a priistas de todas las tribus. Cinco meses antes del destape de Salinas, la sede diplomática informó que el priista Luis Ortiz Monasterio aseguraba que el bueno era Bartlett, que el país no estaba listo para una derechización bajo del Mazo y que Salinas era demasiado inexperto y joven. Por separado, Alfonso Rubio Márquez, priista del Estado de México, afirmaba categórico que del Mazo “tenía la designación amarrada”, pues era el más cercano a de la Madrid. Rubio describió a Salinas de “vacilante” y “carente de cualidades de liderazgo”. Otros priistas alegaban que la desventaja de Bartlett era su “cercanía” a la Corriente Democrática de Muñoz Ledo, lo que la embajada no pudo corroborar.

En un amplio análisis de retrospección titulado “¿Por qué Salinas?”, elaborado tras el destape en octubre de 1987, la embajada informó a Washington que Salinas “nunca estuvo claramente en la delantera”, pero que su cercanía a de la Madrid inclinó el fiel de la balanza a su favor. El cable confidencial vaticinaba que probablemente Salinas siempre fue el favorito pese a su pobre desempeño en las encuestas. Concluía: “la selección de Salinas demostró que el ‘tapadismo’ y el ‘dedazo’ siguen vivos. No hay duda de que Salinas le debe su nueva estatura a un solo hombre: Miguel de la Madrid”.

Los cables no expresan júbilo por el destape de Salinas sino preocupación de que no pudiera convencer al electorado que “no es otro tecnócrata más”. En diciembre de 1987, la embajada narró el caos al interior del advenedizo equipo de campaña de Salinas y lanzó la siguiente premonición: “si Salinas no puede demostrar con hechos que es diferente a sus tres antecesores, sólo ganará por default, con la tasa de abstencionismo más alta de la historia de México”. Salinas no pudo y, como confesó posteriormente de la Madrid, fue impuesto por fraude.

Con el tiempo, los caminos del destape se volvieron aún más inescrutables, pero los mitos, leyendas, ritos y tradiciones del tapadismo siguieron intrigando a los diplomáticos. Se sumaron otros factores como la coyuntura nacional: si la crisis del momento era política, el tapado debería ser un político, pero si era económica, entonces debería ser un economista. Enviado seis semanas antes de la ratificación del TLCAN en 1993, un cable firmado por el embajador Jim Jones advertía a Washington que si el Congreso no ratificaba el convenio que ahora Donald Trump quiere aniquilar, el tapado no sería Luis Donaldo Colosio sino Patrocinio González Garrido, toda vez que se iba a necesitar un presidente de mano dura para contener el descontento al interior del PRI por el fracaso del proyecto salinista.

Los hechos muestran que, como siempre ocurre, la realidad es menos complicada. Esa institución del priismo jurásico conocida como el dedazo no ha cambiado, pero la transformación de México del unipartidismo al pluripartidismo, que los despachos no previeron, forzaron al PRI a tener que pelear por la presidencia. El presidente sigue decidiendo unipersonalmente el nombre ya no de su sucesor sino del candidato priista. En los contenciosos comicios de 2018, no será el TLCAN o algún otro factor coyuntural lo que determine el perfil del candidato priista sino la capacidad que tenga de ganar preferentemente con las armas de la legalidad y, agregaría, la irrevocable garantía que ofrezca de que no habrá persecución contra Enrique Peña Nieto por la corrupción y los ríos de sangre de su sexenio. ¿Quién de los que están en la lista “A”—Meade, Osorio y Nuño–cumple con esos requisitos?

¿Te gustó? Compártelo:

Twitter: @DoliaEstevez

Por Dolia Estévez.
Dolia Estévez es periodista independiente en Washington, D.C. Inició su trayectoria profesional como corresponsal del diario El Financiero, donde fue corresponsal en la capital estadounidense durante 16 años. Fue comentarista del noticiero Radio Monitor, colaboradora de la revista Poder y Negocios, columnista del El Semanario y corresponsal de Noticias MVS. Actualmente publica un blog en Forbes.com (inglés), y colabora con Forbes México y Proyecto Puente. Es autora de El Embajador (Planeta, 2013). Está acreditada como corresponsal ante el Capitolio y el Centro de Prensa Extranjera en Washington.

9897. LOS NACIMIENTOS; ALGO DE SU HISTORIA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, articulista y crítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

SEGUNDA PARTE.

El poeta tabasqueño Carlos Pellicer describió la representación del Nacimiento de la siguiente manera: “Y en una gruta, bajo el cielo de Navidad, arregló el pesebre, colocó el buey y el asno; sobre el pesebre puso el ara en la cual un sacerdote operó el ritual de la misma, cuyo valor histórico, plásticamente hablando, no tiene par”.

La idea del Nacimiento se consolidó como tradición en el arte de toda Italia, siendo durante el siglo XIV, que se multiplicó la escena de la Natividad, habiéndose afianzado su popularidad en la segunda mitad del Cuatrocientos siglo XV, En la Catedral de Volterra Italia, un Nacimiento de grandes figuras era ya común.

En Toscana Italia, el número de Nacimientos monumentales fue muy grande y es posible que desde ahí se propagaran al reino de Nápoles Italia, en donde el Rey Carlos III ordenó que los nacimientos que en ese tiempo se conocían como Belenes se popularizaran en todo el reino italiano y español y fundó talleres de cerámica destacando el de Capodimonte, en donde se dice que el propio Rey aconsejaba y dirigía a los artesanos.

En este taller encargó figuras para su pesebre, que instaló en una habitación del Palacio Real, lo que dio inicio a una de las más conocidas tradiciones navideñas. El Nacimiento fue todo un acontecimiento, lo visitaban ricos y pobres, nobles y plebeyos, con un poco de fervor religioso, por gusto o por curiosidad. Luego los Nacimientos invadieron las mansiones napolitanas, con figuras fastuosas, vestidas de seda y adornadas con pedrería inclusive con oro y plata y  finalmente llegaron con más sencillez pero quizás con mayor autenticidad hasta los modestos estratos sociales.

A medida que pasaba el tiempo se le iban agregando más figuras como el Ángel, la estrella, los pastores y los reyes magos así como el diablo y el ermitaño y algún río con sus respectivos pescados. En México se le hicieron adaptaciones como algún corral con animales propios de una granja como gallinas, guajolotes, chivos y otros, ya en algún lugar se encontraban los pastores con sus ovejas, se observaba al diablo que no les quitaba la vista éste podía estar en alguna lomita. 

Siguiendo con algo de historia de los nacimientos, se cuenta que el mismo Rey Carlos III promovió la difusión de los Nacimientos en la Península Ibérica. Al viajar de Italia a España llevó consigo el gusto por la representación sagrada y pronto encargó a varios artistas valencianos un Nacimiento para su hijo, el futuro Rey Carlos IV, que causó gran asombro entre la nobleza peninsular, repitiéndose la historia de Nápoles. Así proliferó la producción de Nacimientos, algunos de los cuales todavía se conservan en Museos españoles pero ya no tienen uso como nacimiento en estas fechas.

La llegada de los franciscanos y los agustinos a España durante el siglo  XIII, permitió también la difusión de los Nacimientos por toda la Península. En Alemania, a mediados del mismo siglo, se instaló por primera vez un Nacimiento en el monasterio de Füssen, considerado como el más parecido a los actuales en su diseño. Otros Nacimientos de gran influencia que todavía se conservan son los elaborados en el siglo XVII con la corriente barroca que le imprimió un estilo de gran fuerza humana, que va más allá del solo objetivo religioso.

Para el siglo. XVIII, el barroco se constituyó como el antecedente del romanticismo, dotando así a los Nacimientos de grandes escenas con estructuras escenográficas y con figuras preciosistas. En Portugal se elaboraban grandes Nacimientos con figuras de yeso y ojos de vidrio, desarrollándose una reconocida escuela sobre el tema. También destaca la labor de los artesanos españoles, que realizaron preciosos Nacimientos con pequeñas figuras, como las de Salzillo en Murcia y las de Amadeu en Barcelona.

La costumbre de colocar Nacimientos se extendió a partir del Renacimiento hacia otros países europeos. Por lo que respecta al continente americano, es lógico entender que con la evangelización llegaron a estas tierras las recreaciones del acto de fe navideño en diversos materiales. Las religiosas franciscanas elaboraban bellísimos Nacimientos, especialmente con Niños Jesús de cera, hermosas piezas escultóricas que permanecían en exhibición durante un año. Los artesanos mexicanos asimilaron rápidamente las técnicas artísticas traídas de Europa, de manera que las maderas estofadas y policromadas fueron comunes en los Nacimientos mexicanos de la Colonia.

Al paso del tiempo, las figuras se hacían con ropa más elaborada, que procedía de conventos y casas particulares. Las caras, pies y manos eran generalmente de cera o barro, luego el Nacimiento se modificó hasta llegar a ser una abigarrada mezcla de estilos y motivos en los que aparece el portal rodeado de magueyes, guajolotes, pastores y tipos populares del México romántico del siglo XIX: el carbonero, el cazador, la tamalera, etc., hechos de barro, cera, madera, de fibras vegetales, hojalata, trapo y de todo material que corresponde a las ramas artesanales del país.


CONTINUARÁ.

9896. PÁJAROS DE TINTA.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI






PÁJAROS DE TINTA

EL MONTE HERIDO.

Una algarabía de colores
como un arco iris
rompe con el negro de las nubes nocturnas.
El monte amanece herido.

Brota de él un humo azulado,
los árboles mandan
señales de fuego apocalíptico.
Batahola de extinción.

La tierra de dolor preñada.
Las aves huyen,
no es el invierno que las aleja.

Hay exilio de aromas florales,
se oscurece el verde de la esperanza,
mientras se cierran
los pulmones del planeta.

<<<>>> 

EL GRITO DE LA TIERRA.

Desde el fondo de la tierra brota un sonido,
se oye desgarrador.

No hay brisas luminosas
ni pájaros que vuelen.

Los nidos y el cielo se ven desiertos.

¿Por qué no resuenan las tonadas
armoniosas en el cielo?

Nadie las oye, o somos sordos al viento.

Ya los brazos de los árboles
no se elevan con donaire,
caen como cansados a ambos lados del tronco.

Las hojas no vibran al ser acariciadas
por el Pampero del sur,
sólo caen…

No hay canto, hay lamento…

Lamento del mundo,
a través del grito de la tierra.
¡Cuánto dolor dormido y atrapado!
Desechando sombras, sofocando infiernos.

Ruedan lágrimas de intenso dolor,
por vanidades que han cubierto nuestras almas,
ciegas al hambre, la deforestación y la polución.

Desde el fondo emerge,
el grito de la tierra,
apremiante de dudas angustiosas
Lamento de un mundo.

Suspenso de guerra…

<<<>>>

ODISEA.

El bosque vuelve apocalíptico
el silencio.

Los oyameles están ansiosos
por la espera.

Todo es equilibrio natural,
se apacigua el viento
y conversa con las nubes.

Las Monarcas
mariposas resplandecientes
fluyen del norte al sur.

Inquieta sombra,
mosaicos de vida,
pétalos deshojados caen del cielo.

Náufragas naranja y oro,
embriagadas de sol,
buscando su Ítaca.

<<<>>> 

·     Las mariposas Monarca, migran de Canadá a los bosques del centro de México, la mayoría al Estado de Michoacán a pasar el invierno.

PLACERES.

El viento trae melodías lejanas,
abrasa suavemente las espigas
produciendo leves movimientos
desgarbados.

El sol
se va tornando anaranjado,
lentamente…

Disfruto ese placer arcaico
que me regala la naturaleza
infundiéndome
paz y sosiego.

Mientras
los pájaros migrantes
humillan el silencio.

Muy cerca de mí
un jazmín
anuncia el comienzo de su reinado
y se dispone
a desplegar lentamente
su velamen
entre los escombros de la tarde.

<<<>>>

VERSOS VERSUS TSUNAMIS.

La poesía,
no está hecha
sólo de palabras,
tiene lágrimas de mar
muy saladas.

Hay amargos silencios
que rondan la desgastada
escalera del olvido.

Se integran luces portuarias
y sus múltiples matices.
Hay mástiles,
proas y popas,
y se sueltan amarras
desde el añejo muelle.

El viento amigo
hincha velas a reventar
que buscan el núcleo
de la tormenta.

Naufragantes versos
se irán al sacrificio
y calmarán el dolor
de los océanos
que ya no darán
coletazos de furia.

<<<>>>

*Poemas integrados al libro ”Hemisferios”. Editado por la Universidad de Guadalajara-México y la Universidad Austral de Chile-Alianza del Pacífico. La obra se presentará en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara- 1º de diciembre 2017. Odisea formará parte de una edición en Brai.