miércoles, 4 de abril de 2018

10,483. ¿QUIÉN ESTARÁ EN LA BOLETA: MARGARITA O FELIPE?


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Martín Moreno.
SinEmbargo. Abril 04, 2018. 12:00am.




“No sabemos si extraña mucho a Los Pinos, o simplemente es víctima de la mordida de esa serpiente llamada poder…” Foto: Mragarita Zalava, Facebook.

+ Exacerbado protagonismo del ex Presidente.

+ Que gane o pierda, pero que sea Zavala.

Tengo una buena opinión sobre Margarita Zavala. Su desempeño como Primera Dama fue discreto y decoroso. Cuando fue panista, hizo trabajo de brecha desde adolescente y decidió renunciar al PAN en un ejercicio pleno de su libertad personal. Hoy, tiene todo el derecho individual y político de buscar ser la primera Presidenta de México. Que vaya a ganar es otra historia.

Sin embargo, hay una sombra que más allá de que sea su esposo, me parece que más que ayudarla, la perjudica. Más que impulsarla, la atora. Más que consolidarla, la frena. Y esa sombra se llama Felipe Calderón Hinojosa.

Sí, el ex Presidente de México que ya muestra un protagonismo exacerbado, queriendo aparecer en primer plano bajo cualquier pretexto, enviando un mensaje confuso y de alto riesgo para Margarita: el candidato también soy yo, y en la boleta apareceremos Margarita y yo. Estoy de regreso.

Cierto: el capital político de Calderón aún se mantiene y goza de simpatías no solo dentro de sectores del panismo- él continúa en Acción Nacional-, sino también entre algunos estratos de la población. Todavía hay cierto calderonismo.

Sin embargo, igualmente es cierto que cuando fue Presidente, Felipe Calderón lastimó a muchos sectores tradicionales del PAN, despreciando sus trayectorias y por ello ahora le cobrarán facturas vía Margarita Zavala. Además, sufre el repudio de millones que lo culpan de una guerra contra el narcotráfico a tontas y a locas, sin estrategia eficaz, que enlutó a miles de hogares de civiles inocentes caídos en los fuegos cruzados, e inclusive, masacrados por balas de soldados y marinos. Vale recordar: nadie – con excepción del orate de Fox- le pedía a Calderón dejar de luchar contra el crimen organizado; cosa muy diferente, era cambiar de estrategia, reclamo que en Felipe encontró oídos tapados. Y esos, sin duda, son factores que operan en contra de las aspiraciones presidenciales de Margarita.

No sabemos si extraña mucho a Los Pinos, o simplemente es víctima de la mordida de esa serpiente llamada poder que cuando encaja los colmillos en las mentes volátiles, las trastorna y las hace perder el rumbo. Lo cierto, es que el protagonismo de Felipe es, día tras día, cada vez más dañino para la campaña, imagen y posibilidades de su esposa, Margarita Zavala.

Su protagonismo sin límites ya daña a su esposa.

*****

En sus afanes de asomar la cabeza y decir: “Estoy detrás de mi esposa” – cosa distinta es apoyarla de manera más discreta, elegante y eficiente-, Calderón ha cometido varias torpezas, bajo una soberbia que era pública en Los Pinos y que inclusive llegó al grado del insulto a sus propios amigos, como fue el caso de uno de sus más cercanos, César Nava, víctima de la ira incontrolable de Felipe durante los funerales de Juan Camilo Mouriño. La ira es pésima consejera. Ciega y lleva al error.

Por ejemplo:

Ese odio que siente Felipe Calderón contra Andrés Manuel López Obrador y que lo hermana con el PRI – seamos claros: en Los Pinos y en Calderón, Carlos Salinas, Diego Fernández de Cevallos y compañía, ven a AMLO no como rival político, sino como odiado enemigo que debe ser aniquilado-, lo lleva cometer excesos como el del pasado 5 de marzo.

Ese día, Calderón, nublado por el odio a AMLO y a la izquierda latinoamericana, tuiteó en su cuenta personal lo siguiente:

“Este tuit del presidente @AndresPastrana_ es grave no solo para Colombia sino, de ser cierto el comunicado – y confío plenamente en el Presidente-, también para México, pues involucraría una intervención de organizaciones venezolanas para apoyar a @lopezobrador_ en redes sociales…”

El supuesto tuit de Pastrana era falso, y Calderón no tuvo el mínimo cuidado en comprobarlo, lo cual era muy fácil: bastaba con checar la cuenta de TW del colombiano, y listo. Pero no. Calderón no sólo fue irresponsable al tuitear fake news, sino de paso, mostró una vez más ese odio contra AMLO que, al igual que la nomenclatura salinista, mantienen sobre el tabasqueño.

Hoy, Calderón solamente escucha a sus odios y obsesiones personales. Desconocemos bajo qué estado emocional lo está haciendo. Y esa volatilidad suele traicionar a la razón. Va otro ejemplo del 30 de marzo:

“A México lo sacamos adelante los valientes, los que nos abrimos paso todos los días superando obstáculos y adversidades. Hoy iniciamos el camino hacia la victoria. #Valores #MargaritaPresidenta”

Tuit doblemente desafortunado:

Primero, porque Calderón utiliza la primera persona: “lo sacamos adelante… los que nos abrimos paso… Hoy iniciamos…”. Si lo hizo de manera consciente, mal, porque antepone su figura a la de la candidata Margarita Zavala. Y si lo hizo de forma inconsciente, pésimo, ya que en su interior, aspira abiertamente a una reelección presidencial vía su esposa.

En mi nuevo libro “1/Julio/2018 Cambio radical o dictadura perfecta” (Edit. Random House/Aguilar Pg. 102), le hago la siguiente pregunta a Margarita Zavala, y así responde ante una posible victoria en la presidencial:

-¿Qué papel jugaría Felipe Calderón: le daría un cargo público?

(MZ): – Él tiene una trayectoria y actividades propias en el ámbito internacional, especialmente en lo que se refiere al combate global al cambio climático y a la defensa del medio ambiente. Yo seré responsable de las decisiones de mi gobierno y él continuará sus actividades.

Por otro lado, contar con la experiencia de alguien que conoce tanto a México en momentos tan importantes, es una fortaleza. Pero insisto: la responsable de las decisiones de mi gobierno seré yo. Él sabrá acompañarme como pareja.

Hasta aquí la cita de mi libro.

Es decir: Zavala es muy clara en acotar el intervencionismo de su esposo. “Yo seré responsable de las decisiones de mi gobierno y él continuará sus actividades”, define Margarita.

Hoy por hoy, Felipe Calderón está desbordado de protagonismo.

*****

Algo es muy claro:

Los excesos, abusos, protagonismos, cuentas pendientes, repudios y rechazos de millones de mexicanos hacia Felipe Calderón Hinojosa, se le cobrarán en la boleta a Margarita Zavala el próximo uno de julio. No sabemos si ya alguien se lo dijo a Margarita o a Felipe, o es tal la ira y soberbia del michoacano, que de verdad está creyendo que será el detonante de la victoria de su esposa.

Margarita debería apostarle a su presencia, discurso, oferta política y estrategia. Si le alcanza para ser presidenta de México, será por ella. Si es derrotada, también será por ella. Ya veremos hasta dónde llega.

Sin embargo, sería una lástima para los zavalistas que el protagonismo fuera de control de Felipe Calderón la descarrilara.

Sería una pena para Margarita Zavala.

TW @_martinmoreno
FB / Martin Moreno

Por Martín Moreno.
Columnista. Conductor radiofónico. Autor de los libros Por la mano del padre. El Caso Wallace. Paulette: lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Necaxista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: