viernes, 6 de abril de 2018

10,499. LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA Y EL DERECHO A LA VIDA.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La objeción de conciencia y el derecho a la vida.

Si regulas tu cuerpo y unificas tu atención, la armonía del cielo descenderá sobre ti. Si integras tu  conciencia y unificas tus pensamientos, el espíritu hará su morada en ti. Te vestirá la virtud, y el Tao te protegerá. Tus ojos serán como los de un ternero recién nacido, que no buscan el porqué. El Tao

Rebelarse ante la autoridad y recurrir a un argumento ético o religioso par no cumplir con una ley es válido para millones de personas para quienes los principios de la religión y la moral son la base de sus vidas y son prioridad sobre todo lo demás, incluidas las leyes civiles.

Los principios éticos y espirituales por una parte, y las leyes y su obligatoriedad por otra, imponen a la persona la necesidad de elegir, la ponen ante el conflicto moral que nace de la tensión entre los principios de la propia conciencia y la del deber ciudadano de cumplir la ley.  Esto es la objeción de conciencia, en la actualidad este principio ha influido poderosamente en la redacción de las leyes, como en el caso del aborto y eutanasia o el servicio militar.

En los tres casos mencionados lo que está en juego es el principio del respeto a la vida, ¿se debe permitir el aborto en casos de violación?, ¿Debo aprobar la muerte asistida de un familiar con una enfermedad dolorosa y terminal?, o bien, ¿debo ir a la guerra a matar o a que me maten? Las interrogantes citadas tienen diferentes respuestas de acuerdo a los principios, a las creencias religiosas de las personas. Otros casos, como las hemotransfusiones que afectan las creencias de los Testigos de Jehová, pueden ser menos trascendentes pero son igual de importantes desde el punto de vista de los valores y de la ética de su religión.

La objeción de conciencia ha sido un tema polémico, aún más en el caso del aborto, por una parte están quienes se oponen terminantemente al aborto sin que importen las causas o las razones a favor, por otra, hay quienes argumentan que no se debe obligar a la víctima de una violación a tener un hijo fruto de la violación.

En nuestro país la legislación en la materia no ha estado exenta de polémica y de movilizaciones en las calles. El tema se ha vuelto más polémico al punto de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acaba de manifestar queEl ejercicio del derecho de objeción de conciencia agregado a la Ley General de Salud, mediante el cual personal médico podría negarse a practicar interrupciones legales del embarazo con el argumento de que va en contra de sus convicciones éticas o religiosas, bajo ninguna circunstancia debe representar un obstáculo para el acceso oportuno, aceptable, asequible y de calidad a la atención de la salud”.

La objeción de conciencia puede ser pasiva, cuando el sujeto simplemente se niega a participar en un evento que va contra sus creencias, o bien activa y que no sólo rechaza sino que lucha y se organiza para oponerse a una determinada ley. El caso de objeción de conciencia de Cassius Clay (Mohamed Alí), campeón de boxeo y creyente musulmán, es uno de los más conocidos, pero no el único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: