miércoles, 11 de abril de 2018

10,518. PARTIDOS Y POLÍTICOS IGUAL DE CORRUPTOS.

Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Partidos y políticos igual de corruptos.

Se parecen tanto unos a otros los partidos políticos que la única manera de distinguirlos es ponerles un color. Rafael Barrett (1876-1910). Periodista español.

A principios de semana miembros de la Cámara Americana de Comercio le soltaron un “torito” a José Antonio Meade, candidato de los corruptos del PRI, ahora amafiados con el PAN y PRD. La pregunta fue directa: ¿Porqué aceptó ser candidato de un partido corrupto? El tal Meade no es lo que se dice una lumbrera, en otras ocasiones en que se ha visto en aprietos por la agudeza de los reporteros, el candidato del PRI recurrió al “cantinfleo”, es decir, a tratar de enredar el discurso para salirse como se dice, por la tangente.

Esta vez el tal Meade, a quien la vox populli acusa de orquestar el gasolinazo cuando estuvo al frente de Hacienda, respondió: “no hay partidos políticos corruptos, hay políticos corruptos y vale la pena distinguirlo”. Entonces ¿el PRI no es corrupto, pero la mayoría de los priistas sí lo son? Para cerrar con broche de oro Meade agregó: “México necesita, añadió, que los malos políticos enfrenten la consecuencia de sus acciones y estén en la cárcel, y lo planteo desde la tranquilidad de no estar involucrado en ningún escándalo”.

Pero el cuestionamiento continuó: “¿Cómo dará seguimiento a las denuncias de corrupción de funcionarios del partido que han formado parte de la actual administración? ¿Cómo quitarse la losa de corrupción que todos conocemos?”, y entonces Meade recurrió al rollo mareador que los priistas han utilizado durante décadas, pero siguió sin profundizar o, mejor dicho, sin enfrentar la pregunta directamente.

Los partidos no son entes abstractos, Meade se hace como el tío Lolo (pendejo solo), evidentemente la corrupción se aplica a los seres humanos, no a entes abstractos, es como cuando una persona afirma que determinada película es pésima, por supuesto que la persona no se refiere al material con que está hecha, sino a los actores, al director, así que decir que los partidos políticos NO son corruptos es sólo un enfoque que no va al fondo de la cuestión; los miembros de la Cámara Americana de Comercio no se referían al esqueleto, a las siglas del partido, sino a las personas que lo integran.

Que el PRI (y el PAN y el PRD) son partidos corruptos está demostrado, Meade es miembro de un partido corrupto. El PRI se ha ganado a pulso la fama que tiene y no se la va a quitar con declaraciones ingeniosas como la que se sacó de la manga el tal Meade. Para ilustrar la corrupción característica del PRI basta recordar la Estafa Maestra en la que priistas distinguidos con complicidades con rectores de afamadas universidades triangularon 7 mil  670 millones de pesos entre 3013 y  2015 para “apoyar” las campañas del PRI; utilizaron empresas fantasma y los trucos y conocidos por priistas, panistas y perredistas, por mencionar sólo a los más representativos entes de la partidocracia que dice Meade, no son corruptos.

Es verdad, la Universidad Autónoma del Estado de México, una de las que sirvieron de “tapaderas” a la Estafa Maestra, no es corrupta, la corrompieron los rectores cómplices del PRI, el PRI no era corrupto hasta que los priistas lo corrompieron. Por cierto, los responsables Eduardo Gasca Pliego y Jorge Olvera García, no sólo no fueron a la cárcel, fueron premiados, a Gasca Pliego le dieron la secretaría de cultura del Estado de México, a Olvera García lo hicieron ombudsman.

Jenaro Villamil, reportero de Proceso, es de los tipos que llaman a las cosas por su nombre, el reportaje que da cuenta del cumpleaños del repudiado ex presidente Carlos Salinas de Gortari lo tituló: “La cleptocracia reunida en los 70 años del ex-presidente Carlos Salinas de Gortari”, la cleptocracia es decir, el gobierno de los ladrones.

A la fiesta de los cleptómanos acudieron corruptos como Rosario Robles (ex PRD), el Jefe Diego Fernández (PAN), Romero Deschamps, ministros de la suprema corte, y una larga lista de sujetos a quienes los une los mismos intereses y las mismas mañas que han hecho de sus partidos entes corruptos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: