lunes, 16 de abril de 2018

10,538. LA NUEVA GUERRA DE TRUMP.


LA ECONOMÍA Y USTED.

Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

UN DÍA CUALQUIERA.

Me despierta la impaciencia incierta,
que el vacío de la cama denuncia,
se anuncia tu viaje sin retorno,
eso me dice la mañana artera.

Un día de tantos no es un día cualquiera,
un día en que faltas es un día nublado.

Lo se  casi de cierto y lo repito,
sin ti no me alcanza el habla,
me sobran palabras y espacio a la cama,
lo sé y no me arrepiento,
en esta casa si que haces falta.

Y sin embargo, tu ausencia es obvia,
deja de ser un día de tantos.

eliseo.

Y de repente, el caballero de vieja armadura y noble corazón ha salido a los campos de batalla a rescatar a tooooodos los niños del mundo que el malvado presidente dictador de Siria, convenientemente asesorado por los herederos del mundo oscurantista del socialismo soviético; obviamente encabezado por el popular superpolicía de la KGB, disfrazado de presidente aclamado por una mayoría de votantes rusos, que, regularmente no cuentan con candidatos alternos para elegir. Es decir o lo eliges a él o tienes problemas.

En esta bonita ficción de democracia internacional; en occidente se nos ha contado que el presidente de Siria ha usado armas químicas en contra de la sociedad civil; por tanto, se genera la idea de que hace falta que el Quijote de la Mancha se ponga nuevamente la armadura de salvador de la humanidad y le de un buen castigo a ese malvado dictador sirio.

Pero como no hay quijotes a la vista, los ya conocidos hijos de puta del mundo han salido a ocupar ese sitio que debería ser privativo para aplicar la justicia universal, y desde su desacreditada imagen de políticos ante su pueblo, los representantes de Inglaterra y Francia han decidido acompañar a Trump en un ataque grotesco al pueblo sirio.

Si, el mundo se amanece con la noticia de que estos tres políticos desacreditados ante su pueblo han decidido usar nuevamente los consejos de Nicolás Maquiavelo, quien en su libro El Príncipe le recomienda que cuando el Príncipe se vea cuestionado por sus políticas internas, para recuperar su imagen ante su pueblo..., ha de salir a fabricar un conflicto externo...¡eso logra unir la opinión pública en torno a su figura...; puesto que se está en guerra contra un infame enemigo! como dice el himno nacional mexicano...”más, si osare un extraño enemigo..."; y ese extraño enemigo es un buen negocio cuando un político está muy desacreditado con su pueblo.

¿Recuerda usted en 2001, como misteriosamente fueron derribadas las torres gemelas por implosión, cuando G. Bush era repudiado por los norteamericanos? recuerde usted como a partir de ese momento su popularidad fue incrementándose cuando señaló al malvado Osama Ben Laden como el malo que les había tumbado las torres (en realidad los  Laden eran socios de la familia Bush, y sus familiares compañeros incluso de dormitorio en la universidad). Con la declaración de guerra al terrorismo encabezado por este personaje, empleado del ejército norteamericano ; incluso condecorado como héroe de guerra contra la invasión de los soviéticos a Abganistan (Ben Laden) la popularidad del repudiado George B. Bush junior se elevó por las nubes; la poco culta sociedad norteamericana se dejó envolver en la bandera nacional; luego sucedió lo planeado... ¡se reeligió con una buena mayoría, puesto que era el presidente justiciero que estaba en guerra contra el terrorismo internacional!

Hoy nuevamente el salvador de mundo lo representan tres políticos desacreditados ante su pueblo... Theresa May en Inglaterra; Emmanuel Macron en Francia; y Donald Trump en los Estados Unidos. Los tres han aplicado la vieja receta de Maquiavelo, si se le hace la guerra a una fuerza enemiga, se logra evitar el juicio interno de los gobernados... aunque se genere una masacre en otro país...; pero ¡qué importa que mueran..., no son los nuestros! no son nuestra familia o amigos... son simples bajas del enemigo, que solamente se cuentan en cifras, pero que, misteriosamente no tienen rostro, mucho menos nombre y apellido.

Con esto no afirmamos que el presidente de Siria sea un político aceptado por sus gobernados; al contrario, su aferramiento al poder, al costo que sea, lo hace digno ejemplar de los que calificamos en esta columna como auténticos hijos de puta; para nada resulta agradable su presencia en la política. De hecho es un empleado del gobierno ruso, y más directamente de Vlady Putin; por tanto sus intereses responden fundamentalmente a los de los planes expansionistas de Rusia. Para nada, no  se trata de una lucha interna simplemente entre sirios; es la lucha geopolítica de Estados Unidos y Rusia por el control de la región petrolera del Medio Oriente. 

Los videos que nos mandan para que creamos que hay que lanzar misiles; nos ponen de frente a niños a quienes les lavan la cara porque, al parecer, les han lanzado bombas tóxicas prohibidas, acto que de origen es merecedor de la condena internacional; no hay duda.

El encabronamiento social que se busca generar con estas imágenes ha servido de fondo para lanzar un ataque con misiles, los tres gobiernos agresores se han encargado de explicar y justificar... ¡invariablemente se aplica que ha sido un ataque quirúrgico buscando destruir los centros de armas químicas del gobierno sirio! Pero además, se aclara que se evitó perfectamente dañar los intereses de Rusia, ¡tarugos no son!

¡Y voilá...; la desabrida May, el impetuoso Macron y el pelos de elote Trump amanecen como los defensores del "mundo libre"! los nuevos quijotes de la humanidad se parecen más a unos hijos de puta, pero eso les tiene sin cuidado... se quieren reelegir, ¡qué importa que en su ataque maten a personas inocentes... y ellos sí, sin duda matan a muchos niños y mujeres...; pero, son sirios... que nos importan!

¿Sabía usted que en la invasión a Irak el ejército norteamericano y sus aliados causaron el destrozo más grande que el problema que dijeron iban a resolver? 

¿Si sabe que cuando dijeron que las bombas eran lanzadas por computadora a bases militares resultaban ser escuelas y hospitales...?

Desde luego todo está documentado, y lo que es peor, aceptado por el propio ejército norteamericano; pero claro, de inmediato se antepone la explicación..., ¡en la guerra eso púede suceder, pero es un mal menor... son daños colaterales!

Obvio, no son su familia; son bajas sin rostro ni nombre y apellido, y suponemos que nadie los parió; luego entonces, no tienen ni siquiera madre; cuando la realidad nos dice lo contrario, que quien no la tienen con otros.

¡Qué vergüenza que la humanidad sigue repitiendo los mismo actos de barbarie! el escritor florentino (Maquiavelo) lo sabía muy bien desde su tiempo, mas de cinco siglos después se sigue repitiendo la misma estupidez...; si quieres mantenerte en el poder crea una guerra con un enemigo que puedas manejar...; Siria no puede meter ni las manos; pero puede servir para que se hagan populares muchos hijos de puta.

Desde luego ya usted podrá sentirse un niño héroe, o usará las neuronas para valorar los riesgos en que nos meten estas "fichitas políticas" al mundo entero con tal de mantener el poder... al costo que sea.., mientras no se toquen sus intereses. 

Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: