lunes, 30 de abril de 2018

10,590. AGUA, SOL Y VIENTO.

Por José A. D’Labra Carbajal.
Escritor y poeta. 
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

En todo el Mundo eso es lo único gratis, lo demás hay que pagarlo y si no tenemos la capacidad de ganar en forma honesta para comprar lo demás no podemos vivir en esta Dimensión; eso es lo primero que debemos enseñar a nuestros hijos cuanto antes mejor y no esperar a que cometan faltas de muchas formas y nos metan en problemas que, a veces son difícil de solucionar. 

Nuestros hijos no han vivido el tiempo que nosotros sus padres lo hemos hecho y si no estamos preparados para guiar en nuestro medo a nuestros hijos nosotros somos los culpables de sus errores, de sus carencias de conocimientos, de la ignorancia que les hace cometer faltas imperdonables y que deberemos pagarlas por ellos. 

A veces son errores que fácil debieron haberse evitado pero, siempre debemos saber que un hijo puede en forma fácil cometer faltas que nos es difícil cubrirlas. Muchas veces nos vienen con la angustia de ya son padres de un niño y están en el dilema lo dejan que nazca o lo evitan. Y a quién le pueden preguntar ¿si no es a uno de sus padres? Cuando nos encontramos ante esa situación, por supuesto que de momentos con ganas de ahorcarnos, o de ahorcar a nuestro hijo y a preguntarnos hasta entonces nos preguntamos ¿Cómo, o cuando ocurrió? ¿por qué mi hijo? Y luego en estos días que estamos… 

Y como se dice por ahí: a lo hecho pecho. Es por eso que muchos hijos se van de nuestra casa y quien más sufre es la madre de cada uno de los actores. Es de suma importancia comunicarnos con nuestros hijos, ser conscientes de su conducta, de sus acciones, de la clase de amigos que ellos tienen y, que de una u otra forma ellos viven nuestra realidad y para ser honestos y no tener problemas con nadie es menester que no sólo los engendremos sino que nos preparemos para saber conducirles dentro de parámetros de conocimientos sociales de otra forma no vamos a poder vivir en ninguna sociedad sin enemigos, sin compadres, y una vida de solitario no es lo mejor. 

Si queremos vivir en paz con todo el mundo debemos saber vivir nosotros los padres de familia y enseñar a nuestros hijos sus obligaciones, su responsabilidad y no tomar la vida al aysevá, vivir la mejor vida tiene muchos recovecos y debemos todos cooperar sin necesidad de que nos arreen, sino adelantarnos a evitar casos que nos van a ocurrir y muchas veces no es fácil corregir situaciones que sentiremos nos ahogan y no nos queda otro camino que o vender lo que tengamos a la mano, pedir prestado, o cambiarnos de casa yéndonos hasta donde no nos conozcan para que podamos vivir lo más que podamos en paz.

Así pienso y espero que nunca se encuentre en esta situación o en alguna similar pero disculpe usted. Mi email: eranganidelabra@yahoo.com.mx mi tel. 5544-723002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: