lunes, 4 de junio de 2018

10,739. PASEO LA GRAN FAMILIA.


Por EVERILDO GONZÁLEZ ALVAREZ.
Ambientalista y articulista critico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Por varios años, publiqué e hice la solicitud a las autoridades correspondientes a fin de que la llamada Calzada Zamora-Jacona pasara a llamarse Paseo La Gran Familia.

Hoy nuevamente, y ante el fallecimiento de Mamá Rosa, publico como lo hice entonces, nada la agrego ni le quito a las publicaciones de años las puede encontrar en el Z de Zamora, en el Diario de Zamora y en otros, del 2014 hacia atrás.

Dicen que “Honor a quien honor merece“, y también que todo es mejor en vida y dicen bien.

He considerado como lo sienten y lo creen otras muchas personas, que Rosa Verduzco, mejor conocida como Mamá Rosa ha hecho una gran labor social en beneficio de niños zamoranos y de la región, no es fácil que una persona se aboque a lidiar con niños no propios y menos en los actuales tiempos en que las personas están muy deshumanizadas y en contra de las responsabilidades. No es fácil hacerse cargo, tener la responsabilidad de más de quinientos niños; no se debe llevar una vida tranquila despertando en la mañana con la novedad de que hay que dar ese día tres alimentos y tú sabrás como le haces para tener la comida; no debe ser nada fácil saber que hay que vestirlos y algo muy importante, hay que darles la formación necesaria para que lleguen a ser personas de provecho a la sociedad, hay que educarlos y bien, con un nivel educativo de calidad, algo importante, hay que inculcarles el espíritu de servir.

Es cierto que recibe ayuda de muchas personas físicas y morales, si sumamos el total de lo aportado, no creo que alcance para mas de unos cuantos días, no debe haber mucha paz mental teniendo responsabilidades tan grandes y Mamá Rosa no se queja y no dice ya no recibo más niños  y no los echa a la calle a que otros u el gobierno los mantengan, nada de eso, eso no sucede, porque ella tiene muy clara su misión, sus ganas de ver por otros. Su gran responsabilidad y ganas de servicio no se vencen ni aun cuando se encuentra enferma como aconteció cuando estuvo hospitalizada.

Es difícil encontrar personas que tengan vocación de servir como Rosa Verduzco, y tan es difícil que no encontramos en muchos kilómetros a la redonda a alguien que se haya abocado a servir sin estar en una campaña política o como parte de las funciones que tiene al haber ganado un puesto de elección y que ven por otros pero siempre teniendo en mente posicionar su imagen por si luego van a otro puesto de elección.

Es difícil porque hay que conjugar varios aspectos; no basta con querer, se necesita vocación, se requiere carácter, se requieren conocimientos, cultura, se hace necesario relaciones, no es fácil emprender una tarea de tal magnitud y ella lo hizo y ahí está y sigue fiel a su buen hábito de servir, de ver por el prójimo, por quien la necesita e insisto, no porque esté en un puesto de elección o forme parte de alguna administración estatal, municipal o federal o bien, o bien porque se encuentre en campaña y se encuentre en un estrato social de la política, de esos que mencioné la semana pasada.

En anteriores administraciones municipales de Zamora ha sido criticada injustamente ya que es cierto que no tiene una bonita forma de hablar, es cierto que es maldicionenta, que en ocasiones avienta madres para todos lados, que tiene un lenguaje florido y también es cierto que muchos quisieran que fuera un manso cordero pero, si no fuera como es, La Gran Familia desde hace mucho no existiría, esa es la realidad.

¿Qué niños llegan a La Gran Familia?, muchos son niños no deseados que su mamá solo buscaba una aventura amorosa y ya después el o la niña se convierte en un estorbo y no encuentra la forma de deshacerse de él y se va por lo más fácil como puede ser llevárselo a Mamá Rosa para que ella le de lo que su verdadera mamá no quiere darle.

Muchos llegan a La Gran Familia sin que por lo menos se sepa cómo se llama, si fue registrado, cuándo nació, si fue bautizado, si en dónde nació o sea sin identidad. Muchos otros son llevados porque sus papás se encuentran en pobreza extrema y no tienen con qué alimentarlo y optan porque su hijo viva en otro lugar donde por lo menos pueda ser alimentado, y en este punto insisto, pueda ser alimentado.

Se dice que a la fecha ya son cerca de seiscientos los niños y niñas que forman La Gran Familia y esta suma hace más loable la labor de Mamá Rosa, una labor totalmente con el único interés de servir, aunque los detractores digan que se ha enriquecido y que tiene millones de pesos y todo lo que quieran pero que uno de esos que la critican que se ponga un día en su lugar, es seguro que al otro día estará tres metros bajo tierra porque no aguantó la presión de ver por tantos niños y jóvenes...

El momento ha llegado, sí de que las administraciones municipales que presiden los Srs.  Presidentes Municipales de Jacona y Zamora respectivamente, le rindan un merecido homenaje a Mamá Rosa  como acto final de una semana cultural que se lleve a cabo en su honor en el Centro Regional de las Artes y así mismo, que los H. Ayuntamientos tengan un punto de acuerdo en la próxima sesión ordinaria de cabildo a fin de que se cambie el nombre a la Av. Madero en el tramo que se conoce como la Calzada Zamora-Jacona, por uno que además, hará honor a lo que ya es un paseo, de tal manera que pueda llamarse PASEO LA GRAN FAMILIA.  

Sí, honor a quien honor merece y sí en vida y todo es poco para esa gran mujer conocida como MAMA ROSA fundadora de LA GRAN FAMILIA.

Debo mencionar que en los primeros días de las actuales administraciones municipales que menciono, entregué a los secretarios de los H. Ayuntamientos la solicitud respectiva y que a la fecha no he tenido respuesta  y ya han pasado tres años y la respuesta debe ser por escrito.

No puedo dejar de mencionar en esto de servir a los demás, la alegría que provoca, el gusto que da, la satisfacción que deja, después de una gran pérdida, el que Samuel Ruiz  haya sido despedido con tantas muestras de cariño por aquellos a quienes tanto quiso, por quienes tanto vio, por quienes fueron su preocupación, los indígenas, los pobres, esos grandes hombres y mujeres que ahora con oraciones, con cantos, con danzas, con velas y veladoras encendidas  y con lágrimas, despiden a su Obispo..

Murió Mamá Rosa, ojalá que aquellos que ahora son profesionistas y los que no lo son pero que ahí estuvieron, en La Gran Familia, le rindan un homenaje y le dediquen una semana cultural. Ojala que los gobiernos de la región puedan homenajearla porque niños le llevaron de varias partes.

Hoy recuerdo los días en que la visitaba y me llevaba a donde ensayaba la orquesta o la banda de viento a que me tocaran las pirecuas Josefinita y Flor de Canela generalmente en el Auditorio Alfonso Sahagún. Hoy recuerdo las pláticas sobre cultura, aprendí de ella, hoy la recuerdo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: