lunes, 11 de junio de 2018

10,773. 1.-“ENCUESTAS” TELEFÓNICAS CONTRA AMLO. 2.- EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal deCACCINI

1.-“Encuestas” telefónicas contra AMLO. 2.- El despertar de la Conciencia.

Cuando el poder del amor sobrepase el amor al poder, el mundo conocerá la paz. Jimi Hendrix.

1.-Recibí una llamada telefónica de un número desconocido. Se trataba de una “encuesta”, pero en realidad, la llamada telefónica es parte de la guerra sucia contra López Obrador, en cuanto la voz anónima comenzó a lanzar veneno contra el Peje con preguntas insidiosas colgué el aparato. Millones de llamadas han realizado para persuadir a los indecisos que López Obrador es prácticamente la reencarnación de Hugo Chávez y que si gana caerán sobre nuestro país las más terribles calamidades.

Es verdad que los incautos se la creen, pero cada vez son menos los que se preguntan porque tanto miedo de que AMLO llegue a la presidencia de la república; como pasó con el filósofo René Descartes, la duda hace que muchos mexicanos despierten, la duda metódica y también los golpes de la realidad, la devaluación del peso, el aumento constante de la gasolina y el gas, la corrupción y sobre todo  la violencia.

Cada vez son más los mexicanos que despiertan. Fruto de ese despertar es el vídeo de Iván Biurcos y Rapter Estudio que se ha viralizado en Youtube: AMLO contra la mafia del poder en versión anime. El vídeo promueve también a su modo, el despertar de la conciencia de los mexicanos.

2.-El deseo de vivir en paz es compartido por miles de personas en este planeta, sin embargo, el paradigma de la guerra se ha impuesto sistemáticamente desde hace miles de años, en los últimos 5 mil años la espiral de violencia y la muerte se agudizó, dirigiéndose hacia los ciudadanos; en otras palabras, en las últimas guerras la mayoría de las víctimas ya no son soldados, son ciudadanos desarmados. Según estudios recientes de la Facultad de Historia de Buenos Aires, en Argentina, la humanidad ha estado enfrascada en guerras el 90 % de los últimos cinco mil años.

Es una mentira que en las guerras todos pierden, no es tan sencillo, una afirmación que podríamos aceptar como verdadera sería en cambio: en las guerras los pobres mueren, no sólo los pobres desde el punto de vista económico, sino desde el punto de vista espiritual. Quiero decir que el subdesarrollo espiritual del ser humano, explica la persistencia de la guerra, también es verdad que el subdesarrollo, la pobreza económica y espiritual ha sido inducida, programada y mantenida por la Élite, también llamados los Señores de la guerra.

Muchos de los que se atrevieron a cantar, escribir, disertar y movilizarse contra la guerra, desde Cristo hasta Lennon pasando por Gandhi, Luther King y muchos otros más que luchan por la paz y la justicia y que se han perdido en el anonimato, fueron asesinados por manos anónimas, por locos y sujetos inadaptados, instrumentos perversos de los autores intelectuales de los crímenes.

El paradigma de la violencia ha enraizado en el corazón del hombre, y la semilla del odio se sigue sembrando con estrategias perfectamente diseñadas, por ejemplo a través de los himnos nacionales a través de los cuales se doctrina a los niños y  los jóvenes a los que se enajena desde su más tierna edad; ¿porqué no se les educa en la paz? ¿Por qué, en vez de himnos belicosos no se les instruye en la concordia, la paz y el trabajo?

Y a partir de estas, surgen otras interrogantes relacionadas con nuestro “glorioso” himno nacional mexicano otras preguntas son: ¿Quién decidió las ideas, conceptos e ideología debía de contener el himno? ¿Quién estaba en el poder y quiénes decidieron convocar a los poetas y músicos? ¿Quiénes formaron el jurado calificador y cuáles fueron los criterios que se eligieron y cómo se eligieron?

El único antídoto contra la guerra es el amor, pero el amor y la paz son fruto de la justicia y el respeto, no sólo entre los países, sino entre las personas, y en forma especial en las familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: