viernes, 15 de junio de 2018

10,786. COMENZÓ EL MUNDIAL CON UNA TRISTE SELECCIÓN SIN IDENTIDAD, NI ESPÍRITU.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Comenzó el Mundial con una Triste selección sin identidad, ni espíritu.
             
El hombre que duda y teme en el momento de realizar el ideal que predicó y no tiene coraje para mantenerse en su puesto de peligro es un farsante. Alfonso Rodriguez Castelao. (1886-1950). Político, escritor,
pintor y dibujante gallego.     

Los mexicanos llegaron a Rusia cansados del viaje (foto) y de la presión que han puesto sobre sus hombros personas ignorantes como Peña Nieto: ¡nada menos que regresar a México con la Copa FIFA!, tal responsabilidad  excede las probabilidades del grupo que encabeza el colombiano Juan Carlos Osorio, el entrenador que ha impuesto su imagen sobre la del equipo, verboso como es, el colombiano sedujo a los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol, la mafia a la que sólo les interesan los dólares.

No hay equipo para soñar, la caricatura de equipo que ha gestado Osorio es sólo un medio para que brille el colombiano, el protagonista de la selección, el que tiene la última palabra, el único que conoce la alineación y la posición de los jugadores, el que tiene la clave, la llave. Todo el mundo está a la expectativa antes de cada partido del Tri, hasta los jugadores. A quién chingados en sus cabales se le ocurre tener en la incertidumbre a los jugadores, la mayoría de ellos llegan de calentar la banca de los equipos en los que juegan en Europa , y los que como el Chuky Lozano y Héctor Herrera, fueron campeones y titulares en sus equipos de Holanda y Portugal, no encuentran eco en sus compañeros.

Para levantarles el ánimo a los alicaídos seleccionados, los cerebros del Tri, comenzando por el colombiano  Osorio, contrataron seguramente a asesores que les cobraron una fortuna por darles a los muchachos un taller de coaching, usaron la técnica de la repetición para introyectar la frase “Yo soy campeón del mundo” y levantar el ánimo de los jugadores que en cada entrevista repitieron el mantra que los llevará mágicamente a la final del campeonato.

El Tri refleja en su estructura y en sus decisiones (el amiguismo, las influencias), los vicios de una democracia espuria que caracteriza el mundo del fútbol en la que los jugadores siempre están de acuerdo en las decisiones porque saben que si expresan su sentir, estarán fuera.

Mientras que Alemania no convoca al autor del gol con el que ganó la final de su último campeonato mundial (Goetze) porque no está en forma, en México dejan fuera a Pizarro y al Gallito Vázquez, el chaparrito mediocampista campeón con Santos, pero en cambio llevan a Rafita Márquez al que le llovieron las críticas de los merolicos de las televisoras privadas después de la derrota de México ante Dinamarca, al “Perro Bermúdez” casi le da un ataque porque el zamorano está en su quinto mundial, a pesar de que no está en buena forma física y a juzgar por su edad, no lo estará más. Rafita tiene la palabra y los huevos para demostrar porqué fue convocado, lo que le podría fallar es el físico porque no es lo mismo jugar un Mundial a los 20 años que a los 40. Como sea el zamorano está ya en el libro de récords junto a leyendas como Antonio, “La Tota” Carbajal.

Ante Alemania el domingo será la hora de la verdad, a ver si como hablan juegan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: