miércoles, 27 de junio de 2018

10,831. ¡PRENSA VENDIDA!

LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde, Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¡Prensa vendida!
Para que sus nietos nos portáramos bien, la abuela Virgen (la de los siete embarazos), nos decía cosas como que el Niñito Jesús se iba a poner triste, o que si hacíamos travesuras, el Diablo, el Coco, el Viejo del Costal (o el que se le ocurriera en el momento), iba a venir por nosotros en la noche; estrategias de probada ineficacia. En cambio, doña Yolanda, su hija y domadora nuestra, si iba a salir dejándonos solos, nomás ponía el cuero de nuestro papá (el cinturón, se entiende), sobre la mesa del comedor, diciendo: -“Ya saben” -y nos dejaba marcando el paso, porque a su regreso, si algo encontraba mal, repartía parejo, sin averiguatas.

Hace algunas semanas, el Pejelectoral amenazó al país con que si no gana las elecciones y le parece (a él) que le hicieron trampa, se puede “soltar el tigre”. ¡Asústame panteón! Ayer, la prensa nacional destacó que la presidenta nacional de Morena, doña Citlali Ibáñez Camacho (a) Yeidckol Polevnsky, en rueda de prensa en el Senado de la república, declaró: “Que no se atrevan a querer hacer un fraude porque sí se van a encontrar con el diablo”… mmm.

Imagine usted un partido de futbol Alemania-Haití y que antes del encuentro, su entrenador, dijera en conferencia de prensa que si los haitianos están pensando en ganarles con trampa, va a armar un escandalazo ante la FIFA… mmm.

En Morena (o sea el Pejecutivo), ya empezaron los nervios. Una cosa es andar de echador y otra tenerla enfrente.

Las encuestas sobre pedido, las oleadas masivas de apoyo pagado en las redes, las concentraciones de masas en renta, las coaliciones con partiditos, las alianzas de chile de dulce y de manteca con toda la morralla política… ya con la fecha de las elecciones encima, se van evaporando. No es mitómano el Pejetrolero, sabe las que dice, se entiende que le entren nervios.

Por supuesto es el principal competidor a vencer (nomás faltaba que no, con seis años en campaña), pero está consciente de lo débil que es la estructura de su partido de su propiedad, de lo poco confiables que son sus aliados y del precio que puede significarle el reparto de candidaturas entre ajenos a su organización, dejando tirados a los que le ayudaron a puro pulmón, a crear un partido nacional que no hubiera alcanzado el registro sin el complaciente INE que en julio de 2014 hizo a un lado las irregularidades detectadas para conseguirlo, y no está uno inventando, vea nota de La Jornada, 10 de julio de 2014, página 12, de Georgina Saldierna, en la que se refiere al registro de Morena, el Partido Humanista y el PES: “(…) Rogelio Carbajal, representante del PAN, y José Manuel del Río Virgen, de Movimiento Ciudadano, advirtieron que esta es la primera vez que a nuevos partidos políticos se les inicia un procedimiento oficioso por la detección de presuntas irregularidades en su mecanismo de integración (…) Del Río lamentó que no se hayan desahogado estas investigaciones antes de otorgar la inscripción(…)”.

El Pejecutor patrio sabe que se ha salido con la suya. También cuando en junio de 2017, el PAN lo demandó  ante el INE y la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), “por la opacidad en el manejo de los recursos y en general por la forma en que opera ese partido, al parecer con recaudaciones ilegales”; lo que en rigor pudo derivar a la desaparición de Morena. Pero ¡quién se le pone enfrente al Pejesús! (¿o que no se limpió el extremo inferior de su sistema digestivo con la Suprema Corte? cuando lo del desafuero que se ganó y no le aplicaron por desistimiento de la PGR, en tiempos de don Fox).

También sabe el Pejelector supremo, que es artificial su representación en las casillas electorales. En junio pasado, supuestamente, ya tenía registrados ante el INE, representantes en el 91.1% de las casillas (559,853 tenochcas), y es artificial porque de poco sirven sin la capacitación que no se improvisa; por cierto, el único partido con representación efectiva en las 156,883 casillas, es el PRI de todos tan temido: más de 600 mil tricolores bien aleccionados, que eso es su mero mole (y el PAN, con todos sus muchos años de existir, apenas registró representantes para el 60% de las casillas… pero señoras de misa diario y señores de pipa y guante, no son precisamente lo que puede enfrentar a la mapachería profesional, que si hace falta, le entra a los moquetes).

No sabe nadie qué va a pasar el día de la elección, ni lo sabremos al día siguiente, cuando el INE tenga a bien adelantar resultados de conteo lento (“rápido” lo llaman ellos), y mucho menos con el anuncio hecho por el consejero electoral Ciro Murayama, quien ya aclaró ayer a la ansiosa nación, que no será sino hasta “mediados de agosto”, que se confirmarán los posibles triunfos electorales, presidencia de la república incluida, cuando terminen de revisar bien el monto, origen y destino de los recursos invertidos en las campañas electorales, pues si alguien gana con el 5% de diferencia de votos o menos, y gastó el 5% o más de lo autorizado: le anulan el triunfo (o sea, hablando en plata: estamos en riesgo de que anulen casi todo)… de veras, ni la burla perdonan.

Así las cosas, a centavo les debe saber la boca al Peje & Cía. con lo que publicó antier el diario The Wall Street Journal (WSJ), afirmando: “Una derrota de AMLO no puede descartarse”, (el Peje, no se distraiga, ellos le dicen así), pues las encuestas en que aparece como virtual ganador así como que confianza, lo que se dice confianza, no dan.

Los del WSJ se sirvieron con la cuchara grande, dicen cositas como: (…) algunos encuestadores pueden estar distorsionando (…) muchos mexicanos aún tienen la esperanza de que sea derrotado (…) pueden estar indecisos, pero no están contemplando votar por López Obrador (…)  mal perdedor (…) autoritario (…) demagogo de izquierda (…) está lejos de ser el antídoto contra la corrupción, su propio historial está manchado, y tiene dificultades para transparentarlo (…). 

De veras, que feo es el chisme: ¡Prensa vendida! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: