jueves, 28 de junio de 2018

10,838. ¿TIENE USTED RAZONES PARA NO VOTAR...?



LA ECONOMÍA Y USTED

Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

MIL FORMAS DE VIVIR.

A veces sucede porque si,
porque no hay forma de evitarlo,
vives y no; lloras y no
invades mis sueños y los pueblas,
amor de la mañana, amor de noche,
hay mil formas de decir te quiero,
todas y una son siempre lo mismo.

eliseo.

En las elecciones de la década de los cuarenta del siglo pasado se realizó una acción de terrorismo en contra del voto nacional, lo que importaba era suspender la misma, pues grupos armados perfectamente ubicados y adoctrinados se encargaron de robar, incendiar urnas; incluso se generó violencia física.

Como el intento de fraude se mantiene en marcha, por medio de culpar al narco de la violencia, se siguen agrediendo candidatos a puestos políticos; pero para que todo sea creíble, la agresión va en contra de candidatos de diversos partidos..., ¡luego se culpa de manera directa al narcotráfico! 

No es que falten razones para culpar al crimen organizado; pero es que en este momento resulta muy sospechoso todo este vendaval de violencia en contra de los contendientes a puestos políticos.
Así es como surge la estratégica  pregunta...

¿Va usted a votar...?
¿Tiene razones para hacerlo...?
¿Tiene razones para no hacerlo...? 

Al final del día eso es lo que se busca establecer...; el desconcierto y desgano para no salir a votar; generar la idea de que todo está inseguro, y el mejor lugar es quedarse en casa.

Aceptémoslo, hay millones de mexicanos que no votarán por muchas razones ajenas a este contexto de inseguridad; simplemente no lo harán por que no tienen el candidato que ellos desean o esperan; eso es un derecho totalmente legítimo; es como una mesa con comida, donde no encuentra un sólo alimento que le apetezca; no está obligado a comer..., seguramente no lo hará.

Pasa lo mismo en las elecciones, si le agrega las horribles y enfermizas campañas; realmente resulta difícil convencer a quienes no votan regularmente, o lo están pensando, por más que se intente asumir como la persona indicada para gobernar; así es como se convoca a ejercer su voto, con muchas dudas al respecto.

No le culpo o reprocho si no vota; no es ilegal; es más, ni siquiera inmoral; en todo caso sus expectativas no son resueltas por los candidatos.

Pero si lo hace porque le han convencido por medio de estas argucias chapuceras, entonces sí que tenemos un problema de abuso de los medios y determinados grupos de poder.

No votar por desencanto le da derecho a opinar y exigir a quien gobierne; no hacerlo por dejarse manipular o vender su voto..., (en el momento en que escribo se informa que han asesinado al presidente interino de Buena Vista Tomatlán, Mich...), entonces sí que hay una ausencia de derechos morales. 

¡De eso hablamos en esta columna..., de eso hablamos; y no nos hagamos tarugos; esto está demasiado armado desde un centro de poder que rebasa la inteligencia de meros delincuentes comunes; esto se llama manipulación por medio de la psicología de masas; con ello se busca que el mensaje llegue a los que siguen, dispuestos a votar.

Igual, en el momento en que le comento esto, recibo información de  miles de quejas de funcionarios de casilla que han sido confundidos por medio de la manipulación de los lugares o casillas previamente asignadas...; recuerde lo que hemos comentado en esta columna; tanto el TRIFE como el INE fueron designados por los intereses del PRI, PAN y PRD, estas son las consecuencias.

Si a eso le agregamos que el único candidato que reta al sistema no cuenta con miembros de estos dos organismos; como que la idea del fraude sigue manejándose. 

Como siempre, no necesitamos decirle por quien debe votar o no votar; sólo me molesta pensar que su elección sea por la venta de su credencial y su decisión; eso me asquea: igual si deja de hacerlo por temor o manipulación, eso, como que resulta molesto.

Pero si realmente su percepción es que realmente ninguno de los candidatos le da razones para emitir su voto...; no los culpo ni lo aplaudo; para bien o para mal, es un derecho..., y usted lo ejerce.

Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: