miércoles, 4 de julio de 2018

10,855. UN DÍA DESPUÉS.


Por Ernesto Reyes Flores.
3 de julio de 2018.
Desde Morelia, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Un día después.

El día 1º de julio de 2018, fue toda una muestra de ejercicio democrático; de los ciudadanos en primer lugar, de las Instituciones encargadas de realizar las elecciones, de los partidos políticos que intervinieron en ella, de los poderes constitucionalmente reconocidos (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y de los poderes fácticos, también llamados factores reales de poder; la iglesia católica, los medios masivos de comunicación, los sindicatos, el narcotráfico, los empresarios y las transnacionales, fue sin lugar a dudas, una fiesta digna de celebrar, la cual cerro con broche de oro, con el triunfo del Lic. Andrés Manuel López Obrador.

Este triunfo, es un triunfo del pueblo de México, de su historia, de su pasado, de su presente y de su futuro como país, con una real Democracia, montada en un real Estado de Derecho.

Desde su fundación, el 21 de septiembre de 1821, los Estados Unidos Mexicanos, fueron en primer lugar un Imperio, los sueños de Independencia de los recién llamados Mexicanos, fueron detenidos por un sueño Imperialista, el siglo XIX fue una lucha constante por el poder político entre liberales y conservadores, las Constituciones Políticas positivas de 1824 y 1857, nunca fueron ejercidas por los mexicanos y solo dos hombres fuertes, con poderes plenipotenciarios y meta constitucionales pudieron gobernar, estos son; Juárez y Porfirio Díaz, este último cayo en excesos en el ejercer del poder político y se convirtió en un dictador, con sus graves consecuencias costos políticos y sociales que derivaron en una lucha armada y política, la llamada Revolución Mexicana, que derivo a su vez, en la construcción de un Estado basado en un régimen de partido único autoritario llamado PRI, montado en un sistema de corrupción colectiva, aceptado por todos los sectores sociales que recientemente habían firmado la Constitución Política Mexicana de 1917, vigente hasta la fecha, pero con 482 enmiendas, que hacen que el espíritu de la ley sea modificado y en esencia, ya no es la misma.

Los postulados del “Plan de Ayala”, ahí contenidos, fueron la base para la elaboración de la nueva constitución, estos son; la redistribución de la tierra, la educación pública, laica y gratuita, además de las condiciones dignas del trabajo, así como también, el principio jurídico, todo lo que este el suelo, subsuelo, son en principio, propiedad de la Nación; lo anterior, es ahora letra muerta.

El Estado de Bienestar, creado posrevolución mexicana, la creación de una clase media, la seguridad social, el derecho a la salud y el derecho a la educación, hoy en día están en vías de desaparecer.

El Presidencialismo, que surge con la creación del Partido Nacional Revolucionario (PNR) en 1929, termina en 1982, con la llegada de la Presidencia Gerencial, o mejor conocida como Gerentes al servicio de los Poderes fácticos; Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, son los representantes y encargados de realizar las llamadas “Reformas Estructurales”, que no son otra cosa que, la privatización de los bienes de la Nación, incluyendo Petróleo, Electricidad, vías de comunicación y el agua potable. Esta será la última etapa del modelo de partido único hegemónico.

La llamada transición política, por fin se concluye con la llegada de la izquierda a poder político, esto no comenzó el 1º de julio de 2018, es resultado de toda una serie de acontecimientos que marcan la terminación y conclusión de esta etapa de nuestra historia; la noche de Tlatelolco, el jueves de corpus, la guerra sucia, los movimientos guerrilleros, el temblor del 85, el surgimiento del EZLN en el 94, el asesinato de Luis Donaldo Colosio, la llamada alternancia del 2000, los fraudes políticos del 1988 y del 2006, son muestra de esta vejación y la consecuente resistencia, de este otro México que existía y que permaneció al margen de la vida política de nuestro país.

La lucha de un hombre nacido en Tabasco, en uno de los rincones más inhóspitos de nuestro país, bañado por petróleo y al mismo tiempo, en medio de una pobreza lacerarte y grosera, de ese México del sur, pobre y no industrializado que sufre un atraso histórico, educativo y que se encuentra sin justicia social.

Producto de estas circunstancias adversas, nace un ser conciente de la diferencia social tan abismal, entre ricos y pobres. Su contacto directo con los indígenas chontales tabasqueños, con sus costumbres y limitantes económicos, ingresa de forma inmediata al Frente Democrático Nacional, encabezado por el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, es fundador del Partido de la Revolución Democrática(PRD), partido político que encabezaría la resistencia pacifica en nuestro país, fue candidato dos veces a la Gubernatura de su Estado natal, sufriendo el fraude electoral, realizado por dos de sus enemigos políticos; Roberto Madrazo y Carlos Salinas de Gortari, posteriormente ya como Presidente del PRD, organiza las elecciones para contender al cargo de Jefe de Gobierno del Distrito Federal, que por primera vez se elegiría de manera democrática, así llega el Ing. Cárdenas a la Jefatura de Gobierno del D.F., en 1997, gracias a las “Brigadas del Sol”, organizadas por AMLO, estructura que sigue vigente hasta el día de hoy, el PRD ahora MORENA, no pierde desde entonces. En el 2000, junto con la alternancia en la Presidencia, llega a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, para establecer un gobierno diferente, eficaz y eficiente, esto seria a la postre, la base para la candidatura a la Presidencia de la República en el 2006.

El proceso político electoral del 2006, estuvo marcado por la intervención del entonces Presidente de la República Vicente Fox Quezada y los empresarios mexicanos, que ante la evidente llegada de la izquierda al poder, orquestan una campaña negra de miedo, “AMLO es un peligro para México”, misma que fue efectiva y logra posicionar a Felipe Calderón como Presidente de México, este presidente espurio, tuvo que legitimarse declarando “la Guerra contra el narco”, este acto de gobierno representa la muerte de mas de 50 mil mexicanos en su sexenio y de un vacío de poder, que de forma inmediata ocupa la delincuencia organizada; el control del mercado de los estupefacientes, el tráfico de blancas, el cobro de piso, el tráfico de migrantes, crece la violencia y la inseguridad, nos convertimos en un campo de batalla.

Las reformas prometidas por Vicente Fox, quedan inconclusas y Felipe Calderón pretende vender el Petróleo, no lo logra, inmediatamente la Izquierda Nacional se enfrenta directamente con el Presidente ilegitimo, impidiendo una vez más la venta de la paraestatal (PEMEX), este sexenio de muerte, fracasa en sus planes de privatización, con un costo de sangre, bastante alto.

En el 2012, la compra de votos y el impulso de la televisora TELEVISA, logran impactar en la voluntad ciudadana y así imponen a Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República, error con costos mayores, que pagamos todos. En este último sexenio se logran imponer la reforma educativa, la reforma a la salud, la reforma energética, se privatizan el petróleo y el agua, “las Reformas Estructurales” se concluyen.

El trabajo de una campaña para Jefe de Gobierno del Distrito Federal (2000), la campaña a la Presidencia de la República (2006), la campaña a la Presidencia de la República (2012) y la campaña para la Presidencia de la República (2018), logran su objetivo, que AMLO sea electo Presidente de la República, por mas de 30 millones de votos y reconocido por las Instituciones encargadas de las elecciones (INE), el Presidente de la República actual (EPN), por los candidatos opositores Meade y Anaya, por el Presidente de la COPARMEX y sobre todo por los ciudadanos mexicanos.

Con 18 años de trabajo y la conformación de una estructura electoral, la creación de un partido político, MORENA, son la base del éxito de este proyecto político. No gana un solo hombre, gana un movimiento social, apoyado por una base amplia de personas y de cuadros políticos que se sumaron al movimiento, esto es el resultado, de la suma de muchas corrientes políticas, pensamientos e ideologías.

Haciendo una analogía entre el PRI y MORENA, el PRI surge de la suma de todos los partidos políticos nacionales para integrarlos en uno solo, esto seria la base de control político de un país, basado en un sistema político bien estructurado, garantizando la sucesión presidencial pacifica; sin embargo, una ley no escrita, fue basarse en la corrupción como sistema, se hizo una costumbre, que el llamado político activo, se enriquecía en cuestión de un breve tiempo, bajo el amparo de un sistema y de un partido, el PRI, es la representación de la Corrupción, por lo tanto, se hizo una forma de vida, la corrupción corrompió todos los ámbitos en los que la Administración Publica intervenía, se creo una “casta privilegiada, la clase política”. Este sistema de gobierno paso por ser un partido único, hegemónico, autoritario, con base en el Presidencialismo, represor, intolerante ante la critica e ignorar a la oposición, llegando a eliminarlos literalmente, entendiendo la eliminación del adversario político, como asesinato con el propósito de eliminar cualquier disidencia al interior y al exterior, de aquí que se la mejor denominación a este periodo posrevolucionario, seria “la Dictadura Perfecta”.

El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), surge como asociación civil posterior al fraude del 2006, en consecuencia, se logra registrar un partido político en el 2014, necesario para contender a la Presidencia de la República en el 2018, haciendo frente a sus grandes adversarios, el tradicional PRI, el conservador PAN y el traidor PRD, mismos que derrota en las urnas en el 2018, con una contundencia tal, que casi pierden el registro.

Como su nombre lo dice, MORENA es más que un partido político, un movimiento social heredero de las causas mas justas a lo largo de la historia de nuestro país, luchadores sociales representan o son evocados por su dirigente; Morelos, Hidalgo, Juárez, Zapata, el General Lázaro Cárdenas, Francisco J. Mujica, el Ing. Heberto Castillo, el Ing. Cuauhtemoc Cárdenas, el Dr. Nava, Manuel J. Clouthier, Luis Donaldo Colosio, Lucio Cabañas, Genaro Vázquez y muchos mas líderes sociales, que pagaron con sangre, la formación de un país y el lograr establecer una democracia basada en un real Estado de Derecho.

Resultado de lo anteriormente descrito, llega al poder, vía elecciones democráticas y de forma pacifica el Lic. Andrés Manuel López Obrador, con dos principios; eliminar la corrupción y eliminar los privilegios, esta es la base de transformación de todo un sistema político, que tiene que concluir con un nuevo “pacto social”, una nueva Constitución convocada y concluida para el año 2020, este nuevo contrato social, que tiene que dictar las nuevas reglas para este nuevo país, donde queden protegidos los principios de separación de poderes, la democracia como sistema político y forma de vida, imponer el Estado de Derecho y la transparencia de la administración pública.

Estamos siendo protagonistas de la cuarta transformación en nuestro país, después de la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana. Esta se esta dando de forma pacifica y democrática, somos testigos de la verdadera transición política, tan esperada y tan añorada.

Es correcto señalar que este país no se va a refundar de cero, ya existen instituciones y órganos de gobierno que son logro de luchas pasadas, el Instituto Nacional Electoral, el Banco de México, el Instituto Mexicano Seguro Social, la Comisión Nacional del Agua, la UNAM, la Comisión Federal de Electricidad, Petróleos Mexicanos, el Ejercito Nacional, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos, la Procuraduría del Consumidor, Comisión Nacional Bancaria y de Valores, etc., estos son los órganos públicos funcionales del pasado, que sirvieron y seguirán sirviendo a México, se reorganizara la administración pública surgiendo la Fiscalía de la Nación, y sobre todo se combatirá la corrupción, además de fortalecer las Instituciones como la Presidencia de la República, haciendo una Presidencia fuerte, que logre recuperar su lugar en el escenario político, así poder enfrentar a los poderes fácticos, que han ganado lugar ante el vacío de poder.

Gano MORENA, gano AMLO, ganamos los mexicanos, gano México, invito a colaborar con el nuevo Presidente y juntos construir el nuevo país, con un nuevo proyecto de Nación.

ES TODO CUENTA
FRATERNALMENTE
ERNESTO REYES FLORES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: