miércoles, 4 de julio de 2018

10,859. MARTÍN SAMAGUEY Y SU COMPROMISO SOCIAL.


LAS PEQUEÑAS COSAS.

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA ZAMORA FRESA.

Frutilla que apenas pesa, no es cereza,
ciudad que a veces quema, abochorna,
con sabor a fruta fresca se proyecta,
unas manos la toman, la acarician,
el destino son los labios, se prodigan,
la ciudad se hace   más grandes, se flagela;

Zamora, la ciudad fresa,
hoy se viste de guinda, se acicala,
se prepara para ir de fiesta,
su piel morena la delata.

eliseo.

Allá por 1997, cuando el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas ganó la elección en la ciudad de México, en los patios de la UNIVA, en la calle Hidalgo de Zamora, un alumno me comentó al respecto algo así...

"Profe, el Ing., Cárdenas nos ganó las elecciones...; pero la ciudad no se la vamos a entregar..." 

Desde luego el estudiante sabía de lo que hablaba; era un militante destacado del PRI; lo curioso es que se podía hablar muy bien con él; era una persona abierta al análisis de la realidad; por fortuna nunca mostró actitudes fanáticas, en cambio si eran de tipo militante coherente; eso, en si mismo le daba el derecho a ser tomado en cuenta en diálogos de este tipo.

Hoy, aquel universitario educado, ha aterrizado en candidato electo a la presidencia de Zamora, pero ya no cubierto con la bandera del viejo PRI; se nos presenta en cambio con los colores de la izquierda, que para beneplácito de miles de ciudadanos (al juzgar por los votos en su favor) han coincidido con el huracán que ha representado AMLO a nivel nacional (este ha ganado todos los estados del país, menos uno: Guanajuato).

Dada su madurez y arduo trabajo histórico, supongo que lo menos que necesita son consejos; el problema es que, como en el futbol, cada mexicano se asume como entrenador o buen consejero; y Martín va a tener que lidiar con esa carga; será visto como el emisario del nuevo partido que ha llegado para hacer la diferencia. 

Martín tendrá que cuidarse del canto de las sirenas; esas que engañaron a Odiseo para tratar de evitar que regresara a su Ítaca amada.

No veo como no le pongan obstáculos los partidos establecido firmemente en el municipio; es decir que será un presidente acotado, observado y cuestionado; es decir ha logrado lo que no pudo el Dr. Padilla y Reynaldo; quitarles el poder legal al PRI y PAN..., ¡ahora hay que tratar de tomar el control de la vida social, cultural y económica! ese es su gran compromiso.

¡Ese es el gran reto del nuevo presidente, hacerle sentir a los ciudadanos que lo apoyaron que no se equivocaron, y a los que votaron por otras opciones, incluirlos en sus actividades ya como su representante!

Aquí el gran problema es que ha ganado la presidencia en un municipio muy conservador; y en ocasiones exageradamente con una falsa moral de las cosas.

Esto hace compleja la relación que tendrá que saber llevar con las diferentes fuerzas económicas, políticas y sociales.

Recuerdo que en una ocasión, allá por 2002 tomando un café en la calle de Galena de la ciudad fresa, sucedió una discusión en relación a la actitud ideológica del electorado regional, aunque se le dio muchas vueltas al tema, la conclusión final fue que, para ganar una elección en el municipio, era más probable por medio de la diputación local, antes que la presidencia municipal.

En fin, son formas de decir lo mismo... Zamora es una sociedad muy conservadora en donde el presidente electo necesita mucho tacto para establecer una buena comunicación, el maestro Martín la va a necesitar; y si desea seguir el camino juarista declarado por AMLO, tendrá que mantener el temple de estadista que le haga honrar la máxima inolvidable del indio oaxaqueño... "a mis amigos, justicia y gracia...; a mis enemigos, justicia a secas"; es decir, la norma del buen gobierno como insignia.

Nunca olvidar que, como lo comentó en aquel 1997, a veces se gana el poder formal..., falta conquistar el real cotidiano, el de cada día; el de la calle.

Lo dije en entregas anteriores, es una persona preparada, tiene tacto y eso que falta en muchas ocasiones...; sentido común.

Al presentarlo como favorito en este espacio junto con Julio fue por ese sentido común; lo que pasó con este último tiene una explicación que abordaremos más delante.

Le abrazo, y que sea un buen trienio para los zamoranos y los que como yo, me precio de tener dos o tres personas de enorme aprecio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: