jueves, 5 de julio de 2018

10,865. LOS REACOMODOS Y LAS VOLUNTADES.


LA ECONOMÍA Y USTED.

Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA DIFÍCIL ORILLA.

Ya sé que ayer te fuiste, amor,
sé que no has dejado nada,
ante la nostalgia crece tu recuerdo,
lo sé y me apena, lo sé y me aterra,
ya sé que la distancia y la soberbia,
nos hace una isla y un abismo,
difícil de franquear por más que intento.

Amor de ayer, amor de siempre,
tal como te recuerdo, lentamente,
probaré a vivir sin ti, sin el pasado,
que duele a la distancia,
pero que es inevitable.

eliseo.

A veces, o casi siempre, la política es muy grosera; en no pocas ocasiones incluso traicionera; como le he venido comentando; personalmente me molesta que se diga que este primero de julio asistimos a una jornada electoral ejemplar; cuando vemos que hoy jueves 5 de julio, en los noticiarios se denuncia la violencia profusa en Yucatán  y Puebla se vive una violencia electoral intensa por el poder no definido por los votos... ¡en una jornada electoral ejemplar...! 

Por cierto en Morelia las cosas siguen de cabeza; mientras se reconoce en el instituto electoral estatal que no se instalaron todas las casillas por la violencia; los candidatos perdedores no reconocen el triunfo del ganador; y en los municipios aledaños: Lagunillas y Tarímbaro, las amenazas de muerte se han puesto demasiado baratas; ni que decir de el robo y quema de paquetes electorales...; pero eso sí, “ha sido una elección ejemplar”; y los medios van replicando esta afirmación como si fuera el nuevo mantra del que nos debemos agarrar.

Sigo con mi letanía que sostengo de manera lastimosa..., ¡mientras exista una sola persona muerta en un proceso de elección; con ello debemos respetar a su familia y aceptar que las cosas no se lograron concluir de manera limpia!.

Seamos menos mendaces, no le riñamos el respeto a quienes perdieron a un familiar por culpa de los comicios.

Lo he dicho y lo sostengo luego de años... Nunca un acto de poder valdrá una sola vida, porque ese momento se pierde la razón de ser la la búsqueda del poder.

El escritor alemán Bertold Brecht, escribió algo parecido a esto... 

Un día vinieron por los trabajadores,
yo no soy obrero, dejé que se los llevaran;
después vinieron por los sacerdotes,
yo no soy cura, dejé que se los llevaran.
Luego vinieron por los comunistas,
yo no soy comunista, dejé que se los llevaran,
¡hoy vienen por mi!

Por eso me molesta que se maneje con tanta ligereza la idea de un orden irreal cuando veo que sigue la violencia por el poder.

Por desgracia, al parecer si somos una sociedad muy inculta a la que se le ha dicho que solamente se le necesita porque tiene una credencial para votar; y que sin ese plástico no valemos una despensa, 500 pesos, un paquete de láminas, u otra dádiva tan fugaz como el momento en que emitimos el voto, si este no es respetado.

Tan no se está respetando la voluntad social que se tendrá que ir a tribunales para definir lo que las personas de buena voluntad hicieron en las urnas.

Hoy, solamente ha quedado clara una cosa, el hartazgo y rechazo de los que votamos en contra del sistema político establecido; eso no tiene  vuelta de hoja, hay coraje, hay ganas de desagravio, y además, el encanto de la ilusión; por desgracia nuevamente en la imagen de un caudillo justiciero, como lo representa en el consciente colectivo AMLO.

Este personaje ha sido designado socialmente para que sea portador de nuestros desencantos; en otras palabras, se espera de él que nos regrese un país que sentimos que nos han quitado.

¡Gran error que hemos cometido!; ni AMLO ni nadie puede regresarnos lo que perdimos, eso no es posible; por más que las promesas de campaña así parecieran.

No olvidemos que en las campañas, un candidato ofrece una cosa, y quien escucha desea, necesita oír lo que le interesa.

Ese es el problema de hoy.

No hay fórmula mágica, hay muchos problemas que rebasan a cualquiera que intente resolverlos en seis años; es una política canalla que desde 1982 se ha dedicado a desmantelar la estructura económica nacional.

Como hay que iniciar por algún lado, bien haríamos a aceptar que seguimos siendo una sociedad de conquista que se emociona al ver que otros son capaces de intentar, y en ocasiones lograr ser mejores; como los suecos, los islandeses y hoy maravillados como están los fanáticos ignorantes del futbol, por la manera en que los deportistas japoneses ha  dejado pulcro su vestidos y todo el espacio que su fanaticada ha ocupado...; ¡el secreto se llama educación y respeto por el otro; solamente eso!

Precisamente, es lo que está a debate hoy, a cinco días de que hemos votado, la idea tonta de que todo está bien, porque las instituciones (sus voceros, Córdova y Peña Nieto) lo han dicho.

Será acaso que tenemos miedo a enfrentar el tamaño de nuestra desfachatez y desprecio por cualquiera que no sea alguien afectivamente cercano a nosotros. La mezquindad nos ha invadido  y parece que la idea de que todas las personas que mueran de manera injusta no son relevantes si no son nuestros parientes; Felipe Calderón los llama "daños colaterales".

Contra esto es porque no acepto que se diga que hemos sido ejemplares este primero de julio; murieron personas que no conocí, pero no creo que hayan valido menos que yo..., o que usted amable lector.

Si hemos de transitar a un nuevo orden social y económico intentemos ser menos egoístas con los demás y que la soberbia nos nos nuble la inteligencia; nadie vale más que alguien, si deseamos ser menos injustos. De otra forma literalmente estamos jodidos.

¿Nuevo orden....? primero aprendamos a respetarnos mutuamente, luego  acordaremos tareas conjuntas.

Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: