martes, 31 de julio de 2018

10.957. MARTES DE EFEMÉRIDES MUNDIAL SEMANAL.


Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista crítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Hoy martes 31 de Julio, habremos de decir adiós a otro mes, y bueno lo despedimos con algo interesante ya que habremos de conocer que el año de 1826, fue el último auto de fe de los realizados en España, en Valencia donde es ejecutado por hereje el maestro Cayetano Ripoll. , El 31 de julio de 1826, se celebraba en Valencia el último auto de fe público, que culminó con el ajusticiamiento de un reo acusado de herejía. Se trataba de un hecho tan anacrónico, que hasta los encargados de llevar adelante el procedimiento buscaron hasta el último momento una vía de escape para evitar que se consumara, poniendo finalmente en pie una pantomima que, si no hubiera costado la vida a un hombre, habría sido simplemente ridícula.

Aunque la Santa Inquisición, institución creada por los Reyes Católicos en 1478, había sido prohibida por las Cortes de Cádiz, el rey Fernando VII la había restituido en 1814, para luego verse obligado a prohibirla de nuevo durante el Trienio Liberal -1820-23-, con el regreso al autoritarismo, la represión religiosa volvió a ser legal, aunque con un subterfugio; la Inquisición como tal no se restableció, pero en su lugar se implantaron las "Juntas de Fe", que venían a cumplir básicamente la misma función.

Mañana miércoles 1 de Agosto será un buen día para recordar cuando aquél año de 30 a. C. Octaviano captura la ciudad de Alejandría, marcando la anexión de Egipto al Imperio Romano y por tanto el control del Mediterráneo. Marco Antonio, pensando que Cleopatra se ha suicidado previamente, se quitará la vida. Cleopatra, ante la deshonra de tener que desfilar encadenada en la parada triunfal de Octaviano, también decidirá suicidarse, mediante la muerte ritual por mordedura de víbora áspid, el 12 de agosto. Marco Antonio fue un importante colaborador de Julio César durante la guerra de las Galias y la segunda guerra civil. Gobernó Roma con escaso acierto durante la ausencia de César en 47 a. C., y fue postergado hasta su nombramiento como magister equitum y cónsul, junto con el propio dictador, para el año 44 a. C., en que se produciría su asesinato. Tras producirse este, Antonio pactó hábilmente con los proclamados libertadores, que serían amnistiados a cambio de confirmar los acta Caesaris, es decir, la legislación promulgada y los magistrados nombrados por Julio César. Convertido así en el hombre fuerte de la República, se hizo con el tesoro y los papeles de César, y casi de inmediato lanzó al pueblo romano contra los asesinos del dictador, buscando monopolizar el poder.​ Sin embargo, su intento chocó con la llegada del ambicioso hijo adoptivo de César, Octavio. Al acabar el año 44 a. C., se dirigió a la Galia Cisalpina para hacerse cargo de su gobierno, que el cónsul Bruto se negó a entregarle. El Senado declaró a Antonio enemigo público, y encargó su eliminación a Octaviano. Derrotado en la guerra de Módena, pudo rehacer sus posiciones; no tardó en recibir ayuda de otro importante cesariano, Lépido. Finalmente, ambos pactaron con Octaviano el llamado Segundo Triunvirato contra la facción senatorial, lo que llevó a su entrada en Roma, seguida de una terrible proscripción y de una nueva guerra civil, en esta ocasión contra los asesinos de César, finalmente derrotados en la doble batalla de Filipos, en el 42, a. de C., tras la victoria, Antonio recibió el control de las provincias orientales del Imperio, entró en relaciones con la reina; Cleopatra VII de Egipto y combatió a los partos.

Ya el jueves 2 será conveniente que sepamos que en el año de 1492, en el puerto de Palos, España, Cristóbal Colón ordena embarcar a su tripulación formada por 90 hombres en las tres embarcaciones que están preparadas para zarpar, con las provisiones listas para un largo viaje. Al día siguiente, antes de amanecer, la expedición partirá rumbo a las islas Canarias para buscar una ruta hacia las Indias por el oeste.

Allí llegarán el día 9, tras reparar las naves y recargar provisiones, pondrán rumbo a lo desconocido el 6 de septiembre.

Tres carabelas, la Pinta, la Niña y la Santa María, están a punto de entrar en la Historia.

Para el viernes 3, recordaremos ese añejo año de 1924, nace en Baltimore, EE.UU. el novelista estadounidense Leon Uris, autor de obras como "Éxodo" y "Topaz", entre otras.

León Uris, hijo de inmigrantes polacos, estudió en Norfolk y Baltimore pero nunca se graduó. A los diecisiete años se incorporó al Cuerpo de Marines, sirviendo en el mismo durante la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico Sur hasta 1945. Tuvo problemas para graduarse en secundaria y tras el ataque japonés a Pearl Harbor decidió alistarse en el ejército cuando apenas contaba con 17 años.

Tras el fin de la II Guerra Mundial comenzó a trabajar como periodista para medios como Esquire En lo literario, Uris se dio a conocer con una novela sobre su experiencia como marine en la batalla de Guadalcanal, Grito de guerra, obra que se convirtió en todo un superventas y que él mismo adaptó para la gran pantalla. A partir de ese momento se dedicó por completo a la literatura, publicando novelas tan conocidas como Exodus, obra traducida a más de diez idiomas y que fue llevada al cine por Otto Preminger en 1960.

Cuando en 1950, la revista Esquire le compró un artículo, se animó a escribir su primera novela, Battle Cry, que se convirtió en un éxito de ventas, a la que siguió The Angry Hills, ambas situadas en la Guerra Mundial; viajó a Israel, interesado por la situación singular de la creación del nuevo Estado, y de aquella experiencia nació su más famosa novela, Éxodo.

La obra fue llevada al cine en 1960 protagonizada por Paul Newman. También escribió Mila 18, basada en el gueto de Varsovia, y Topaz, en la que se basó Alfred Hitchcock para realizar la película homónima.

Ya el sábado 4, será un buen día para que nos enteremos de que en 1914, a las 9 de la mañana, tropas alemanas cruzan la frontera oriental de Bélgica, violando así su neutralidad, el ejército belga será incapaz de parar la maquinaria de guerra alemana.

Este mismo día, en respuesta a esta invasión, el Reino Unido entra en la I Guerra Mundial declarando la rotura de hostilidades con Alemania. Mientras, en Bélgica, cerca de un millón y medio de civiles huirán de las barbaridades de la guerra y del terror alemán -ejecuciones colectivas sumarias, saqueos, violaciones y destrucción-, refugiándose en Francia, Gran Bretaña y los Países Bajos.

Sí, es domingo 5 y, conoceremos que cuando corría el año de 1858, en el que después de varios intentos y rupturas, se completa la colocación del primer cable telegráfico transatlántico del mundo entre las localidades de Valentia Harbour, en Irlanda, y Trinity Bay en Terranova.

La instalación de este tendido comenzó el 30 de julio del año anterior. El 16 de este mismo mes se establecerá la primera comunicación entre los dos continentes. Tres semanas más tarde el cable fallará definitivamente. No será hasta julio de 1866 cuando, con un nuevo tendido, se establezcan comunicaciones transatlánticas permanentes.

Es así como llegamos al lunes 6; y vaya que llegamos a otro buen día  en que habremos de recordar que en 1961, cuatro meses después de haber colocado en órbita a Yuri Gagarin, lo que le convirtió en el primer ser humano en el espacio, la Unión Soviética sorprende de nuevo al mundo al enviar a su segundo cosmonauta fuera de la Tierra, que además batirá un récord de permanencia al pasar un día completo en órbita a bordo de su nave, la "Vostok 2"., y el Mayor German Titov, de 25 años de edad, envía mensajes a todos los continentes en los que afirma: "Me siento estupendamente".,  y fuentes de Moscú informan que; "regresará a tierra mañana por la mañana", tras completar veinte órbitas alrededor de nuestro bello planeta azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: