martes, 31 de julio de 2018

10.958. ENCUENTRO CON GOROSITO…LA ONU AL BORDE DE LA BANCARROTA Y EL MALESTAR DE EE.UU.


Por el Dr. (C) Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA ONU AL BORDE DE LA BANCARROTA Y EL MALESTAR DE EE.UU.

El diplomático portugués, Antonio Guterres, quien funge como Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), exhortó a los estados deudores a pagar sus cuotas debido a que la situación financiera de la organización mundial que dirige, es alarmante por la tendencia a que los números rojos aumenten pudiendo paralizar servicios de gran importancia para la sociedad mundial.

Informó que la ONU tiene un déficit de 139 millones de dólares y en los últimos 50 años, es la primera vez que se enfrenta en lo económico a una situación de esta magnitud. Entre los deudores se encuentra Estados Unidos, país que es el responsable del 22% del presupuesto de la ONU, aunque tradicionalmente paga más tarde debido a su año fiscal.

Recordemos que cuando la embajadora estadounidense ante la ONU Nikki Haley, asumió la representación en enero del año pasado, reclamó reformas, en un intento por reducir los costos de la organización mundial: “La ineficiencia y sobrecostos de Naciones Unidas son bien conocidas. No permitiremos que se sigan aprovechando de la generosidad del pueblo estadounidense”.

Lo real es que la falta de apoyo económico de muchos miembros hace que no se puedan atender las demandas de todos quienes solicitan algún tipo de ayuda. Guterres comunicó: “Una organización como la nuestra no debería de tener que sufrir amenazas repetidas de caer en la bancarrota. Pero sin duda, el mayor dolor lo sienten aquellos a los que servimos cuando, por falta de fondos, no podemos responder a sus pedidos de ayuda”.

La deuda general de la ONU alcanza los 3700 millones de dólares; la Unión Americana ha solicitado la reducción de su cuota, debido a que el peso de su economía en el contexto mundial ha disminuido en forma considerable. Por otra parte 70 naciones están al día en sus pagos, entre las que destaca México por ser uno de los que ha pagado su contribución anual.

Otros países que no han actualizado sus cuotas son Rusia, Ucrania y Brasil, mientras que 39 miembros del otrora denominado Tercer Mundo no han hecho sus pagos. China, Francia, Rusia y el Reino Unido, países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, con derecho a veto de las posibles resoluciones, ya pagaron sus contribuciones correspondientes a este año.

Al decir del Secretario General: “Los beneficios de la deuda de la ONU necesariamente protegen a los violadores de derechos humanos, cuyos abusos, nos esforzamos en detener traficantes de droga, criminales, comerciantes de armas, etc.”. “Por otra parte vemos obstaculizada la tarea humanitaria que lucha contra el hambre, la privación de libertad o las enfermedades causadas por la guerra”.

Tengamos presente que en diciembre del 2017, el Comité presupuestario de la Asamblea General de la ONU llegó a un acuerdo de presupuesto para 2018- 2019 de 5400 millones de dólares (alrededor de 300 millones menos que el año anterior).

El llamado “desesperado” en los últimos días de Guterres para que los miembros atrasados cumplan sus compromisos, como dijo textualmente: “Nuestro flujo de efectivo nunca ha sido tan bajo tan temprano en el calendario”; imita la presión que la Administración Trump ha estado aplicando tanto a los países de la ONU como de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para que cumplan con sus compromisos.

Por ahí también, la semana pasada, la Embajadora Nikki Haley, instó a los estados árabes a proporcionar más dinero en apoyo a los palestinos: “Los estadounidenses somos personas muy generosas. Somos humanitarios y seguimos buscando maneras de ayudar al pueblo palestino, cuya difícil situación nos preocupa realmente”.

“Pero no somos tontos. Si extendemos la mano en amistad y generosidad, no esperamos que nos muerdan la mano. Y al extender nuestra mano, también esperamos que otros extiendan la suya”.

¡Hasta el próximo encuentro…!
Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: