viernes, 19 de octubre de 2018

11,303. MR. TRUMP: TODOS SOMOS MIGRANTES.


REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filosofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Mr. Trump: Todos somos migrantes.

Trump califica de criminales a hermanos de migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador y amenaza con sus fuerzas armadas para cerrar las fronteras. El peor crimen es el capitalismo e intervencionismo con el que impone en el mundo sus políticas de hambre y destrucción del planeta.

Evo Morales, presidente de Bolivia.

Miles de hondureños caminan desde su país, hacia el norte de México en la Caminata Migrante. Huyen de la pobreza, la violencia y la muerte a que los condena un sistema inhumano. A su paso despiertan simpatía o rechazo, pero no pasan desapercibidos. Con sus hijos en brazos, piden algunas monedas a los automovilistas en cualquier semáforo de la ciudad y muestran su identificación oficial con los colores de su país.

Hace 8 días los hondureños comenzaron a caminar y en el trayecto se les han unido otros centroamericanos que buscan el sueño americano. Pero no se trata únicamente de hacer realidad un sueño, un sueño que puede ser una pesadilla, se trata de sobrevivir, pero sobre todo se trata de cruzar ríos caudalosos, se escalar muros, de saltar trincheras, de burlar policías y soldados, de romper fronteras, se trata de ser libre.

Los gobernantes gringos dicen que la migración “es ilegal”, pero el mundo es de todos, las fronteras las inventaron los gobernantes, los políticos, pero a ningún ser humano se le debería de impedir transitar libremente por cualquier país del planeta. La Tierra es nuestra, no de los gobiernos y sus partidos, la Tierra es de todos y ningún ejército nos impedirá ir a donde queramos ir. Somos hombres libres y los hombres libres caminan por donde quieren caminar.

Los migrantes huyen de sus países en donde la pobreza se extiende y con la desigualdad y la corrupción aumenta la violencia, la muerte, el desempleo, el hambre y la enfermedad. Y no es sólo Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, y no sólo es la pobreza y la guerra, son los países devastados por los efectos del calentamiento global, los terremotos, los huracanes, la pérdida de las cosechas, las inundaciones y las sequías. La migración ocurre en América y en Europa, en Asia y en el planeta entero. La migración es parte de la naturaleza humana, dentro de poco tiempo el ser humano migrará a otros planetas, volará en busca de un nuevo hogar. Venimos de las estrellas y no nos detendremos jamás porque somos migrantes y nuestros impulsos vitales nos mueven, nos impulsan a hacer todo lo posible por volver a nuestro hogar.

La humanidad se encuentra ante dos caminos, o persiste en su afán de crear fronteras y obstáculos, cárceles y aduanas cada vez más resguardadas por más y más soldados que finalmente no podrán contener a miles de migrantes, o se derriban los muros, se eliminan las fronteras y se hace de la razón, el respeto y la paz, los únicos requisitos para transitar por el mundo.

Todos somos migrantes en más de un sentido, desde un enfoque trascendental los seres humanos vamos de paso por este planeta, los años de nuestra vida son como un viaje que algún día terminará, nos encontramos como en una estación de paso, pero el viaje continuará. Desde el enfoque trascendental la muerte es una puerta que se abre a una vida nueva, para millones de personas esa vida nueva es el cielo, el reencuentro con los seres queridos, para otros tantos millones de personas la muerte es un momento de descanso para continuar la existencia en otra vida, en otro cuerpo, es lo que llaman la reencarnación.

Cuando las fronteras desaparezcan para los seres humanos el mundo será en verdad un mundo libre. Mientras tanto vivimos en un mundo fragmentado, con límites artificiales que se han creado por temor, el temor está detrás de los que crean fronteras que resguardan con soldados y policías, el temor es el móvil de Trump, el miedo lo impulsa a construir muros, a militarizar la frontera, a construir misiles, como decía el viejo refrán: el tamaño de tus pistola es el tamaño de tu miedos. ¡Por un mundo sin fronteras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: