sábado, 20 de octubre de 2018

11,308. ENCUENTRO CON GOROSITO…


Por el Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI
                    
FAO: “HAMBRE CERO PARA 2030, ES POSIBLE”.

El 16 de octubre pasado se celebró el Día Mundial de la Alimentación, un tema en el que a nivel mundial se presentan situaciones contradictorias refiriéndonos específicamente al área de salud, el crecimiento de la obesidad en el primer mundo y el extremo de muerte por desnutrición o hambre, refiriéndonos a las hambrunas que atacan algunas regiones del planeta.

“Hambre Cero para 2030, es posible”, es el título de este artículo que fuera usado como lema de la jornada a nivel mundial, con la esperanza que se puede llegar al Hambre Cero, siempre y cuando se unan las fuerzas mundiales contra este flagelo y asuman sus responsabilidades. Los dolorosos datos estadísticos con referencia al tema que arrojan las investigaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) del 2017, sostienen que 821 millones de personas pasaron hambre en el mundo.

Lamentablemente en vez de disminuir, la cifra continúa incrementándose debido a las enormes situaciones de desigualdad que se viven en países en conflicto, sumado a otras situaciones que conllevan pobreza extrema. Desde la incongruencia de ver niños morir de hambre, en naciones en “vías de desarrollo y emergentes”, mientras en muchos países se tiran toneladas diarias de alimentos en buen estado y comida ya procesada en negocios, instituciones y hogares.

Un estudio recientemente dado a conocer en México, sostiene que en el país los desperdicios de comida pueden alimentar a 7 millones de personas. En el planeta con la cuarta parte de la comida que se tira cada día, se podría solucionar la situación de hambruna que lleva a personas en este siglo XXI, denominado “de la tecnología” y la “inteligencia artificial” a morir por esta causa.

El desperdicio de alimentos también lo debemos ver como un tema ético- moral; los supermercados tiran alimentos muchas veces en buen estado, frutas y verduras que no son envasadas porque no presentan un buen aspecto, hospitales, unidades militares tiran diariamente comida entre otras instituciones y por supuesto los hogares.

Los documentos que presentó la FAO para esta celebración del Día Mundial de la Alimentación, remarcan la desigualdad social y la situación global en términos de pobreza. Dicha situación sin lugar a dudas se podría revertir con políticas y medidas de ahorro, sumado a actuaciones concretas para derivar la comida que no se ha consumido en cada país.

Otras razones por las que el hambre mundial sigue en aumento son los fenómenos meteorológicos derivados del cambio climático- calentamiento global, los conflictos y las situaciones que generan las crisis económicas y la falta de empleo.

Estoy escribiendo esto en México y estamos viviendo la llegada de miles de hondureños a nuestro territorio, cuyo objetivo es llegar a los Estados Unidos de América, buscando el “American dream”. En estos momentos según cifras oficiales el desempleo en Honduras es del 7%, mientras el subempleo ronda el 65%, súmele a esto inseguridad y pandillerismo muy fuerte y encontrará junto a otras razones el porqué de estas caravanas de “desesperados”.

También es necesario destacar que independientemente de las medidas que recomienda la FAO a los gobiernos e instituciones, están las que podemos asumir cada uno en particular como producir más con menos, no tirar alimentos, educarnos más en materia alimenticia adoptando una dieta más saludable y sostenible. De ahí que nuestras acciones son nuestro futuro, y podamos contribuir con nuestro granito de arena a que la meta de Hambre Cero para el 2030 en el mundo sea posible y no una utopía más.

                                                                            ¡Hasta el próximo encuentro…!

                                                          Dr.(c)Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: