sábado, 5 de mayo de 2018

10,620. EL GASTO DE CAMPAÑA DE ANAYA (141 MILLONES) EQUIVALE AL DOBLE DE MEADE Y A 8.5 VECES MÁS QUE AMLO.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Shaila Rosagel.
SinEmbargo. Mayo 05, 2018. 4:30pm.


Los últimos registros al 4 de mayo de este año y publicados en la madrugada del 5, con un avance del 40 por ciento de la campaña electoral (36 días), indican que el abanderado del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) ha ingresado 148 millones 239 mil 544.56 pesos y ha gastado 141 millones 930 mil 906.24 pesos en un total de 391 operaciones.

ADEMÁS
No más despilfarro en campañas, exigen ciudadanos, y políticos afirman que será difícil frenarlo.

Ciudad de México, 5 de mayo (SinEmbargo).- Ricardo Anaya Cortés, el candidato de la coalición “Por México al Frente” a la Presidencia de la República, se mantiene como el aspirante al cargo que más dinero ha gastado en su campaña, de acuerdo como el último corte de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los últimos registros al 4 de mayo de este año y publicados en la madrugada del 5, con un avance del 40 por ciento de la campaña electoral (36 días), indican que el abanderado del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) ha ingresado 148 millones 239 mil 544.56 pesos y ha gastado 141 millones 930 mil 906.24 pesos en un total de 391 operaciones.

Esta cantidad equivale casi al doble del gasto de José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la coalición “Todos por México” entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido Nueva Alianza (Panal), y 8.5 veces más de lo que reportó Andrés Manuel López Obrador, abanderado de la alianza “Juntos haremos historia” entre Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES).

El registro indica que Meade Kuribreña es el segundo candidato que más ingreso y gasto reportó con 78 millones 192 mil 229.84 pesos ingresados y una erogación de 89 millones 961 mil 035.95 pesos en 818 operaciones.

La erogación del candidato del tricolor supera, de acuerdo con el reporte del INE, a lo que ha ingresado a su campaña.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador el reporte de sus finanzas de gasto de campaña indica que el tabasqueño ingresa y gasta lo mismo, pues reportó que ingresaron 16 millones, 628 mil 508.33 pesos y se gastó la misma cantidad en 524 operaciones.

De los candidatos independientes a la Presidencia de la República Margarita Zavala Gómez del Campo es la que ha gastado más con un reporte de 12 millones 439 mil, 690.68 pesos y un gasto de 7 millones 073 mil 810.08 pesos.

Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” reportó un ingreso de 1 millón 724 mil 856.65 pesos y un gasto superior de 5 millones 059 mil 937.65 pesos.

ADEMÁS
Reporte del INE revela que Meade ha gastado en su precampaña más que Anaya y AMLO juntos.

ANAYA CORTÉS HA MANTENIDO SU GASTO A LA ALZA.

De acuerdo con un video publicado en Twitter por Ciro Murayama Rendón, Consejero Electoral del INE, el candidato frentista ha mantenido su gasto a la alza desde que inició la campaña rumbo al 1 de julio.

El gráfico de Murayama indica cómo Anaya Cortés inició en abril con un gasto de 92.10 millones de pesos y cómo ha ido incrementando esa cantidad a lo largo de los cortes de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE hasta llegar a los 141 millones reportados.

Mientras que José Antonio Meade arrancó en abril con 21.73 millones de gasto y se mantuvo durante casi todo el mes con una erogación que no superaba los 30 millones de pesos.

La información presentada por el Consejero del INE indica que el gasto de Meade dio un brinco de los 33.7 millones de pesos reportados al 31 de abril a los 77 millones al 4 de mayo, es decir un incremento de 44 millones en cuatro días.

Mientras que el gasto registrado por López Obrador entre el 8 al 30 de abril fue de 11.3 millones de pesos y subió a los 16.6 millones en los últimos días de mayo.

La independiente Margarita Zavala reportó en el corte del 8 de abril un gasto de 10.27 millones de pesos, pero para el 04 de mayo la erogación en su campaña era de 7.07 millones.

“El Bronco” se han mantenido en una línea recta en el reporte de sus gasto, sin variar las cantidades de manera significativa.

ADEMÁS
Prometimos donar la mitad de los gastos de campaña y lo cumpliremos: AMLO; van 56 de los 103 mdp pactados, dice.

AMLO CON 16 MILLONES HA HECHO SÓLO UN EVENTO MENOS QUE ANAYA.

La información del INE indica que Ricardo Anaya con los más de 141 millones de pesos gastados ha realizado 78 eventos, mientras que López Obrador con un poco más de 16 millones de pesos realizó 77, es decir uno menos que el candidato del Frente.

José Antonio Meade Kuribreña ha realizado 97 eventos, Margarita Zavala 43 y “El Bronco” 34.

El que más eventos ha cancelado ha sido Meade Kuribreña con 61, seguido de Anaya Cortés con 35 y de López Obrador y “El Bronco” con dos cada uno.

El INE informó en su reporte un nivel de cumplimiento de los candidatos a la Presidencia de la República de 100 por ciento, de los abanderados a una senaduría y a una diputación por mayoría relativa de 98.91 y 99.92 por ciento respectivamente.

Los candidatos a una senaduría y diputación por vía plurinominal han cumplido en 100 por ciento con los informes de gastos de campaña.

Por Shaila Rosagel.

10,619. LA MEMORIA, ESA GRAN MENTIROSA

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Alma Delia Murillo.
SinEmbargo. Mayo 05, 2018. 12:00am.

“Los hombres casi siempre creen fácilmente aquello que desean”.
Julio César.

Pienso en la memoria histórica y más que nunca me hace sentido la mentira histórica. Foto: Pixabay.

Hubiera jurado que las paredes de la escuela donde estudié la primaria eran rojas, rojísimas y enormes. Pero no.

Durante más de veinticinco años he recreado en mi memoria, esa gran mentirosa, escenas de mi infancia en un edificio que —acabo de constatar— yo inventé.

Dice la neurociencia que la memoria es, sobre todo, creatividad, un gran ejercicio imaginativo que se desfasa con los eventos ocurridos. Que para recordar, el cerebro primero sigue un proceso en el que fija proteínas y asienta emociones y luego devuelve algo que asumimos como recuerdo fiel pero que en realidad es una interpretación del hecho que pretendemos recordar mezclado con las emociones. Madre mía.

Con el terror que le tengo yo a la falta de control, a enloquecer, con lo que me perturba desconfiar de mis certezas.

Siempre me he jactado de tener buena memoria.

Ya saben: recuerdo con precisión fechas, lugares, números importantes, nombres, puedo reproducir conversaciones como si las hubiera grabado en una cinta; me gusta impresionar con mis recitaciones de merolico lo que memoricé porque de pequeña eso me ganó aplausos, chocolates y la aprobación de aquellos a quienes me moría por agradar: mi madre y mis maestros. Ahora miro con ternura y un gramo de insoportable auto compasión a esa niña insegura que sólo quería que la quisieran. Que suenen los violines, cómo no.

Pero empiezo a sospechar de mí y a aceptar, inexorablemente, que mi “creativa” memoria es una cabrona mentirosa que además asegura con cara de póker que lo que me dice es cierto. Cínica y falsaria, como decía mi abuela.

Hace poco visité la escuela donde pasé siete años de mi vida, me quedé de una pieza cuando me di cuenta de que la confundía con otra escuela en la que estuve después, las fundí, a una le puse la arquitectura y a otra los colores y resultó que no, que nada era como yo lo recordaba.

Ayer platicaba con mi hermano —cinco años mayor, de un evento familiar importante y casi nos presentamos ante Notario Público para certificar nuestras respectivas versiones de los hechos, él lo recordaba todo de un modo y yo de otro; luego nos dio un ataque de risa y yo reconocí que elegí el oficio de escribir, qué remedio, porque soy una mentirosa.

¿Qué es la memoria? ¿cuánto sabemos del cerebro, ese inquilino escalofriante que nos tiene en su poder?

Es el cerebro quien comanda nuestros amores, odios, recuerdos, decisiones, impulsos de sobrevivencia, niveles de glucosa y hasta el antojo vespertino de un trago… absolutamente todo.

Y del cerebro, ay, sabemos muy poco.

Pienso en la memoria histórica y más que nunca me hace sentido la mentira histórica.

Sobre la mentira personal alojada en eso que llamamos memoria, siento un breve temblor y me digo que mejor no esforzarse por controlarla, que si la pared era amarilla ­­—amarilla, por el amor de dios— y a mi cerebro le pareció que le iba mejor el rojo, pues ya está. Sería por algo.

Quizá lo único que queda por hacer es liberar a la memoria para que cuente mentiras espléndidas, bien narradas, con detalles divertidos, escalofriantes y conmovedores; porque la verdad, ese ente inasible, a veces es un callejón húmedo, árido y jodido al que no viene mal convertir en una verde pradera que nos permita respirar la fantasía de un día soleado.

¿Y es que cómo culparnos por el deseo de vivir en un día soleado?

@AlmaDeliaMC

Por Alma Delia Murillo.

10,618. LOS MEGAMILLONARIOS, MAQUIAVÉLICOS HIJOS DE SALINAS DE GORTARI Y SU INSACIABLE SED DE PODER.

Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI  

Los megamillonarios, maquiavélicos hijos de Salinas de Gortari y su insaciable sed de poder.
Ellos le han hecho mucho daño al país, porque en buena medida son responsables de la tragedia nacional. Es el grupo que se opone a que haya un cambio en México, porque les ha ido muy bien y le ha ido muy  mal al pueblo, le ha ido muy mal al país… por eso no quieren un cambio de régimen”. Andrés Manuel López Obrador.

Las relaciones entre políticos y magnates han sido fructíferas para las dos partes, sobre todo desde que el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari aplicó el recetario neoliberal para despojar a la nación de la mayor parte de sus bienes, la privatización de las empresas del Estado, como Teléfonos de México, enriqueció a unas cuantas familias y por supuesto, a los políticos cómplices que entregaron los bienes, como el propio Salinas.

El sistema ha favorecido a los magnates empoderados desde el salinato hasta el actual gobierno, no les bastó la exención de impuestos, los contratos con los gobiernos y el dinero que ganan a manos llenas, también quieren mantener su influencia en la política, como todos los megamillonarios, son ambiciosos y maquiavélicos en el peor sentido de la palabra. 

En las últimas dos elecciones las familias de la élite mexicana comenzando por Carlos Slim, apoyaron la guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador, esta vez no es diferente, los empresarios súper ricos ocultos detrás de las siglas del Consejo Mexicano de Negocios, la plutocracia enriquecida al amparo del poder político y sus partidos, inició una vez más la guerra sucia contra el tabasqueño que respondió al vídeo de Mexicanos primero de Claudio X. González con declaraciones en las que calificó a los magnates como una “minoría rapaz” que se ha enriquecido con el tráfico de influencias y la corrupción. El mismo gobierno señaló que recibió presiones de los magnates para que obligue a Meade a renunciar en favor de Ricardo Anaya, candidato del PAN.

Con beneplácito apoyaron la imposición de Felipe Calderón y de Peña Nieto y siguen unidos esta vez para imponer al panista Ricardo Anaya ante la evidencia de que Juan Antonio Meade no va a poder remontar la ventaja que lleva López Obrador., que reveló los nombres de los llamados por la prensa “barones del dinero”: Carlos Slim (Salinas le regaló Teléfonos de México), Claudio X. González Laporte (asesor de Salinas de Gortari),  Roberto Hernández Ramírez (el gobierno le perdonó el pago de impuestos por la venta de Banamex), Alberto Baillères (el zar de la plata), Germán Larrea (el rey del cobre), Alejandro Ramírez (Cinepolis) y Eduardo Tricio (Grupo Lala), Emilio Azcárraga (Televisa), y Ricardo Salinas Pliego (TV Azteca), todos esos megamillonarios se creen amos y señores de México y no quiere dejar de robar ni perder el privilegio de mandar, como denunció esta semana el candidato de Morena.

Lo mismos que en Estados Unidos y en la mayor parte de los países del mundo, en México unas cuantas familias concentran el dinero y mantienen una influencia determinante en los gobiernos y sus partidos; esto comenzó en el sexenio de Salinas de Gortari que comenzó con la entrega de las telecomunicaciones y siguió con la minería, la banca y ahora el petróleo, el saqueo ha sido espectacular.

Los magnates afirman que crean un millón y medio de fuentes de empleo, pero no dicen los privilegios que reciben, entre otros, la exención de impuestos y créditos a fondo perdido, al fin que el pueblo paga. Ellos son los primeros que se oponen a que se aumente el salario mínimo de los trabajadores a quienes mantienen en la ignorancia y la enajenación a través de la televisión y sus cadenas cinematográficas.

Tiene razón López Obrador, los barones del dinero, no sólo quieren mantener sus privilegios, quieren mantener el poder.

viernes, 4 de mayo de 2018

10,617. DE NUEVO PONGO ESTA ENTRADA. DEL DOMINGO, 22 DE MAYO DE 2011.

Por GL Conrado.

Viernes, 4/mayo/2018. 8:53 p.m.

Desde Jacona, Michoacán.
México., para
Tenepal de CACCINI

 

1187. PRESENCIA y EXPRESIÓN (17), de GL. Conrado.
Domingo, 22 de mayo de 2011.
Entrada 1187. PRESENCIA y EXPRESIÓN (17), de GL. Conrado.

LA IMPORTANCIA DE LOS MASONES EN LA BUENA RELACIÓN SOCIAL CON SUS CONGÉNERES, A PRINCIPIOS DEL SIGLO PASADO EN ZAMORA MICHOACÁN.

(Repito y expongo aquí una pasada entrada de este blog Tenepal de CACCINI, como preámbulo a lo expresado posteriormente al termino de la entrada).

Entrada N° 57. COLOFÓN, EL TEATRO Y LOS POLÍTICOS
del sábado 29 de marzo de 2008.

Colofón de:
EL TEATRO Y LOS POLITICOS
(Con referencia al TEATRO OBRERO de Zamora)

LA ESCULCADA.

Allá por los años setentas del pasado siglo, este servidor se puso a leer un libro con unas hojas medio ilegibles de la Historia de la Diócesis de Zamora conjuntamente con archivos que contenían documentos de la logia masónica zamorana "Acacia 23", aparte de muchas copias, varias en papel carbón de las cartas que enviaba el Canónigo Conrado García Itzguerra a diferentes personalidades como el General Lázaro Cárdenas del Rio, así como originales que recibió en las que se apreciaba la amistad que cultivaron ambos (Gráficas 1 y 2) hasta el último año del deceso del Canónigo que fue nueve años antes que el del General. Leí también otros documentos más de, sermones, apuntes personales, cartas personales familiares, así como documentos referentes a la mitra en el aspecto económico de la misma, y muchos más que me hicieron reflexionar en lo social, político y religioso de mi ciudad de crianza; la levítica Zamora.

También reflexioné mucho después de leer tanto documento privado, sobre la hipocresía, el mochísmo del grupo del poder zamorano, la conveniencia, etc., etc., de ese pequeño grupo de poder de la zamoranía católica que influenciaba a otros lares de la cobertura de la Diócesis. A la vez reflexioné sobre nuestro comportamiento como humanos que siendo las criaturas más perfectas de este mundo, nos esmeramos en contradecir tal realidad del SER, con comportamientos venales.

Documentos estos antedichos y dos que tres libros muy interesantes para mí en varios temas de la iglesia zamorana que sustraje de la rica biblioteca cuando mi hermana mayor (que le hacía pie de casa al Canónigo en vida de él), andaba fuera de la ciudad, pues vivíamos en ella como familiares del difunto clérigo, y en su ausencia yo entraba a hurgar la biblioteca del tío abuelo que me crio.

Gráfica Nº 1. Gral. Lázaro Cárdenas del Río
(Nacimiento: 21/may/1895. Deceso: 19/oct//1970)
  
Gráfica Nº 2. Canónigo; Conrado García Itzguerra
(Nacimiento. 26/nov/1889. Deceso. 18/may/1961)

LA INCINERACIÓN.

Algunos de los documentos mencionados en el párrafo anterior, me vi obligado a quemarlos por iniciativa personal, apoyada ésta, por el extinto historiador Pbro., Pedro Torres (amigo personal), quien sabía de ellos por mi propia palabra y lo confirmó viéndolos, que estaban en mi poder. Los incineré, porque unos investigadores del Colmich (Colegio de Michoacán) querían que les diera los textos en relación a la masonería zamorana y, como afectaban a amigos personales míos descendientes de varias de las familias cuyos varones pertenecieron a dicha logia, opté por quemarlos no sin antes sacarles copias fotostáticas tanto para mi amigo historiador Pbro. Pedro Torres, y mi otro amigo cura Luis G. Franco, así como unas para mí.

BUENAS RELACIONES ENTRE LA MASONERÍA.

Debo aclarar que en algunos de los documentos (copias al carbón) que estuvieron archivados en la biblioteca particular del Canónigo susodicho, expresa de su puño y letra en uno destinado al General Cárdenas, entre otras cosas que menciona (por cierto con una caligrafía muy bonita) dice:

"Estimado amigo Lázaro, Dios te pagará infinitamente tu bondad a los menesterosos zamoranos que ayudas a través de la Iglesia del Carmen que está bajo mi responsabilidad aquí en Zamora desde que abandoné tu tierra; mi querida Jiquilpan. Aprovecho para felicitarte por el día de hoy que festejas un aniversario más de tu vida siempre benefactora hacia los demás, Que dios te colme de bendiciones, te proteja y esté siempre contigo. Paso en seguida apreciado amigo, a contestar tu pregunta pertinente sobre la masonería en nuestra Diócesis, que me hiciste cuando montamos a caballo cerca de Villamar en el mes de marzo próximo pasado. El mal llamado -obispo comunista- Othón Núñez, gestor, promotor y patrocinador de la principal obra social cristiana diocesana en pleno conflicto revolucionario del que formaste parte, para bien de México, fue indudablemente el teatro obrero de esta ciudad de Zamora para los círculos católicos obreros de la Diócesis y mas allá de ésta, después de la Escuela de Artes y Oficios y las mutuales y mas obras promovidas por Monseñor Cásares que beneficiaron y algunas siguen haciéndolo, en mucho, a los más desprotegidos. La obra del Obispo Othón Núñez del teatro obrero, el cual, tu sabes que fue destinado desde 1913 que se inauguró, para la cultura del obrerismo en todas sus formas sobre todo en las artes para la gente asalariada y trabajadora, que es a la que tu siempre apoyas y debemos apoyar también el clero a nivel nacional, porque es la que más necesita de nosotros. Respondiendo así concretamente a tu pertinente pregunta de la relación que guarda parte de la clerecía con la masonería, que sabes somos pocos en esta espléndida región, te menciono que sabemos unos cuantos, pocos de nosotros, que el Obispo Núñez mantuvo buena relación con las personalidades tanto de la masonería zamorana como con los de la ciudad de México, en aquel tiempo de penalidades revolucionarias y posteriormente".

Esta misiva está fechada el 21 de mayo de 1951. Siguen desde luego mas referencias escritas en esa misiva sobre el tema. Yo transcribo aquí solo lo relacionado al TEATRO OBRERO de Zamora.
  
Gráfica Nº 3. Obispo José Othón Núñez.
Nacimiento. 2/Jul/1867. Deceso. 5/Mar/1941.
  
Gráfica Nº 4. Teatro Obrero en re-estructuración.

NOTA:
Hasta aquí, la entrada N° 57. COLOFÓN, EL TEATRO Y LOS POLÍTICOS.
Del sábado 29 de marzo de 2008

*****

LA IMPORTANCIA DE LOS MASONES EN LA BUENA RELACIÓN SOCIAL CON SUS CONGÉNERES, A PRINCIPIOS DEL SIGLO PASADO EN ZAMORA MICHOACÁN.

DEDUCCIÓN Y EJEMPLO EN EL ACTUAR ANTE LA SOCIEDAD.
Puedo decir (con propiedad, deducida del contenido de otros documentos leídos), que el Canónigo Conrado hizo respecto a su labor social eclesiástica, una buena relación masónica desde que conoció al General Cárdenas, durante su estadía en Zamora-Jiquilpan-Zamora. (Documentos sustraídos de su biblioteca personal).

El Canónigo, iba asentando en una libreta, una especie de diario en donde las relaciones humanas de él con masones zamoranos, jiquilpenses, mexiquenses y de otros lugares más (por referencias de fechas y lugares y siempre con la mención de su amigo-hermano General Lázaro Cárdenas en la salutación, los apellidos; Valencia, Bravo, Cárdenas, Noriega, Velázquez, Iñiguez, Cobos, Múgica, Soto, Zetina, Ramírez y muchos más, que evidenciaban entre ellos, apellidos de algunos altos jerarcas de la iglesia en la capital del país.

LOS POLÍTICOS Y CURAS ACTUALES DEBERÍAN TOMAR EJEMPLO...

          El Canónigo Conrado, conoció al General Cárdenas siendo muy jóvenes ambos. (De 24 años el canónigo Conrado y el Gral. Lázaro de 19 años, según documentos que conservo de la esculcada de su biblioteca personal cuando falleció el Canónigo Conrado, que dicho sea de paso por ello él me bautizo poniéndome su nombre, pues me educó desde mi infancia; 3 años de edad, hasta los seminarios que estuve, porque me quería hacer cura como él, Q.E.P.Descanses tío-abuelo y tu amigo el Gral. Lázaro Cárdenas).
          Uno, fue participante en la lucha armada revolucionaria (casi adolecente) como todos los mexicanos sabemos, joven este del ejército mexicano que llegó a ser General y el mejor Presidente de la Republica del siglo pasado que ha tenido México hasta la fecha, y eso que no terminó ni la primaria, solo estudió en Jiquilpan hasta cuarto año de la primaria, según documentos que conservo entre mi biblioteca personal.

          Cuando se conocieron el futuro General Cárdenas y el futuro canónigo de la diócesis de Zamora el cura Conrado, uno estaba destacado por el ejército en una comunidad fronteriza de Sonora donde conoció al otro joven Conrado vestido normalmente, como cualquier jovencillo de la época, pero que era un cura desterrado que vivía refugiado en Moctezuma; lugar fronterizo de la unión americana ubicado en el estado de Nuevo México: USA., donde se refugió durante la persecución callista.
          Ambas personas con el paso del tiempo fueron grandes amigos, masones ambos (según documentos que se encuentran en mi poder), solidarios con las causas sociales y las gentes más necesitadas de todo (de acuerdo al diario manuscrito del Canónigo Conrado García Itzguerra, extraído de su biblioteca por este servidor, sobrino suyo).
          El joven cura Conrado García Itzguerra era pocos años mayor que el joven Lázaro Cárdenas del Rio, pero duró con vida tres años menos que el general, murió a la edad de 72 años y el general a la edad de 75.

          Así el encuentro fortuito del par de michoacanos que por diferentes causas se encontraban en el norte del país en el último lustro de los años 20s, y fue entonces que cultivaron su amistad hasta el deceso del Canónigo Conrado.
          Dicha amistad entre los anteriores personajes, fue extensiva y fructífera, masónicamente hablando, con algunos médicos, abogados, comerciantes y otros personajes zamoranos y del estado de Michoacán como el extinto General, Francisco J. Múgica que menciona en varias cartas destinadas a ellos los varones masones zamoranos y al General Múgica, y muchos más que le presentó el General Cárdenas de fuera de Zamora, de acuerdo al contenido de varias cartas y documentos de su biblioteca (apuntes archivados por el canónigo, ahora en mi poder).
          Una vez que el joven sacerdote Conrado conoció al General, duró entre ellos una amistad fraterna y muy cordial hasta la muerte del clérigo (18 de mayo 1961), que fue anterior a la del General. (Dicha amistad esta expresada por ambos en diferentes cartas y copias de las mismas con fechas diversas, como parte de la que expongo líneas atrás en el contenido de la entrada N° 57).

TIEMPOS… PASADOS.

          El Canónigo mencionado, fue tío abuelo, tutor y educador de este servidor de ustedes desde mi niñez. Él me dio crianza desde niño a través de su hermana, mi abuela paterna, el clérigo me educó desde la infancia hasta el nivel de humanidades en un seminario religioso católico pues quería que me hiciera sacerdote como él.
            Si pues…, mi persona amamantó de Seki Sano el maestro japonés de TEATRO entre otros en la ciudad de México, la ética en mi labor…, ética-estética, en mi trabajo actual como promotor cultural y artístico, pero fundamentalmente del tío canónigo, aprendí la ética masónica (sin ser yo masón activo actualmente, pero seguiré siéndolo hasta mi deceso aunque no vaya a las tenidas), o sea, el llevar a cabo el quehacer y el hacer de la vocación, cualquiera que esta sea, a una praxis con responsabilidad hasta el último suspiro que se tenga. Del clérigo mencionado pues, me quedó el ejemplo suyo, entendido dicho ejemplo por su conducta cotidiana y por las esculcadas posteriores a su biblioteca después de su deceso. Su ejemplo en vida fue; la fuerza de voluntad y entereza para saber caminar en la vida con una bien definida vocación y misión social que nos corresponde a todo ser humano. (dixi-#)
_________________________________________________________________________
Publicado por glc CACCINI en 7:28 p. m.
Reacciones:         
   
Enviar por correo electrónico
Escribe un blog
Compartir con Twitter
Compartir con Facebook
Compartir en Pinterest

8 comentarios:

Anónimo, martes, 22 octubre, 2013
Algo muy interesante desde todas las perspectivas.

Responder. Eliminar.
Respuestas.

glc CACCINI, miércoles, 27 julio, 2016.
Anónimo, gracias por tu comentario. Mtro. Conrado González Leyva (glc: GL Conrado), autor de la información en Tenepal de CACCINI.

Eliminar.
Responder.

Anónimo, miércoles, 12 noviembre, 2014.
Mtro. Conrado, muchísimas gracias por compartir esta información tan interesante. Un abrazo.
Guadalupe Ramos.

Responder. Eliminar.
Respuestas.

glc CACCINI, miércoles, 27 julio, 2016
Gracias Lupita. Abrazo cordial.

Eliminar.
Responder.

ARMANDO MALDONADO MARTÍNEZ.,  miércoles, 27 julio, 2016
Mi estimado Padrino, gracias por tan bella anécdota, convertida en lección de historia.
Recibe los saludos de la Familia Maldonado García.

Responder. Eliminar.
Respuestas.

glc CACCINI miércoles, 27 julio, 2016
Gracias Armando. Recibe un abrazo fraterno y saludos para toda tu familia.

Eliminar
Responder

Libérrima, por Fernandolunes, 16 abril, 2018
Gracias por compartir, H Conrado, tan sabrosa como ilustrativa historia de tu benefactor y familiar, sobre todo en relación a la Masonería. Saludos cordiales y Bendiciones.

ResponderEliminar

glc CACCINIlunes, 16 abril, 2018
Gracias Fernando. Recibe un abrazo fraterno.

ResponderEliminar

10,616. FUERZAS ARMADAS/CONTROL CIVIL OBJETIVO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por General Gallardo.
SinEmbargo. Mayo 04, 2018. 12:00am.


 

“Todos los regímenes políticos, democráticos o no, necesitan inculcar a sus militares convicciones concordantes con los principios básicos del tipo de sociedad que pretendan establecer y conservar”. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

“Un soldado que apunta su arma al pueblo, se convierte en un soldado maldito”. Bolívar.

En mi entrega anterior “Las relaciones civiles-militares en México”, Sin Embargo 01/05/18.- Apuntaba entre otras cosas que, he seguido atento las “propuestas” de los candidatos a la presidencia, sobre el tema de seguridad, en el caso “No es lo mismo Chana que Juana”, significa que, “No hay que confundir las cosas por muy parecidas que las creamos”. La Seguridad pública no tiene que ver con militares, no tiene que ver con el Ejército, no tiene que ver con políticas represivas o cárceles. 

Y que se tenían que cambiar los parámetros sobre cómo se concibe la seguridad pública: de una visión de control social y de maniobras perversas en contra de la sociedad para sostener un régimen autoritario y depredador, a otro donde se piense la seguridad pública, como una función del Estado, como un bien público, como un derecho humanos, que quien el único que lo debe prestar es el Estado. 

Mencionaba también, que tenía que buscarse un equilibrio en las relaciones civiles-militares, a través de un control civil objetivo sobre las fuerzas armadas. 

Pues bien, como el tema es desconocido para la sociedad y desconocido total de la clase política nacional y poderes públicos, voy a explicarlo: Desde Platón (427-347 antes de C.), las sociedades civilizadas se han planteado el problema derivado de la existencia de una organización armada: el ejército, dentro de una sociedad desarmada porque confió sus armas a dicha institución. 

Tal situación, ya desde entonces, engendraba una doble y peligrosa posibilidad. Por una parte, que esa entidad armada se pusiera al servicio de los intereses de un sector social determinado, poniendo toda la fuerza de las armas para imponer tales intereses al resto de la sociedad; por la otra, que el organismo armado se apoderara directamente de toda la sociedad, sometiéndola a sus intereses y criterios, utilizando para ello las armas que la propia sociedad le entregó para su defensa frente a un enemigo exterior. 

La historia ha documentado, a lo largo del tiempo, numerosos ejemplos de ambas circunstancias, justificando plenamente aquella añeja preocupación. Igualmente, la aguda pregunta de ¿Quién vigilará a los vigilantes? formulada hace varios siglos por Juvenal ante el Senado de Roma, ha conservado su vigencia más de lo que quisiéramos; tan es así que, en época histórica tan reciente como los años 70 del siglo pasado, pudimos contemplar en varios países latinoamericanos y en otras latitudes del mundo, hasta qué punto aquellas reflexiones conservaban pleno vigor. 

Hoy en día, las sociedades modernas resuelven este inconveniente por vías igualmente necesarias, simultáneas y complementarias. Se trata de cómo se aplican tres principios de la Sociología Militar en cuanto a la relación Ejército-Sociedad: 1.- El principio de limitación imperativa; 2.- El principio de autolimitación moral; y 3.- El principio de concordancia imperativo-moral. 

Estas tres primicias se encuentran estrechamente correlacionadas entre sí como se verá a continuación. La principal de estas primicias es la de limitación imperativa, que se define como el conjunto de controles para inducir el comportamiento de los ejércitos y de sus miembros, impuestos por la normatividad obligatoria que pesa sobre ellos. Normas que van, desde la Constitución en primer término, pasando por las leyes orgánicas y ordinarias, decretos, etcétera, hasta las últimas ordenanzas y reglamentos de la institución militar. Se trata, por tanto, de un cuerpo de normas legalmente establecido, al cual todos los militares están sujetos y obligados a cumplir, con el correspondiente aparato coercitivo, concebido para sancionar a quienes lo quebranten. 

En toda sociedad democrática, la limitación imperativa, establecida por la legislación, debe estar configurada de forma tal que garantice las siguientes condiciones: A.- Subordinación de la institución militar al poder político emanado de las urnas en elecciones libres, aceptando tal poder como legítimo representante de la soberanía popular; B.- Apartidismo de los ejércitos -posición al margen de los partidos-, limitación obligada para el cuerpo castrense; única forma de que el ejército permanezca al servicio de toda la sociedad; C.- Respeto a los derechos humanos por parte de la corporación militar, mediante el cumplimiento de las leyes y normas nacionales, de las Convenciones Internacionales, de los preceptos del Derecho de la Guerra y del Derecho Humanitario Internacional. 

El principio de autolimitación moral, se concibe como la limitación del comportamiento de los militares surgido de sus propias convicciones morales, como resultado de todo un aprendizaje ético y doctrinal que han recibido a lo largo de su formación militar, tanto en la escuela militar como en los subsecuentes cursos recibidos durante su vida profesional. 

Esta formación, en los ejércitos de las sociedades democráticas, se desarrolla de tal manera, y con tales contenidos, que configura en el ánimo y conciencia del militar profesional una fuerte autolimitación: la de renunciar voluntariamente a toda acción antidemocrática, a todo intento de golpe de Estado, y a toda violación de los derechos humanos, pero ya no sólo porque así se lo ordene la Constitución, ni porque así lo dispongan las leyes y ordenanzas militares, sino, precisamente, porque la autolimitación moral está correctamente constituida, es decir, las propias convicciones profundas adquiridas en su formación junto con sus principios morales, así como en sus más íntimos sentimientos patrióticos fuertemente arraigados en su espíritu y en su conciencia, le impiden cometer cualquier acto antidemocrático o abuso de poder contra las personas. 

La primicia de concordancia imperativo-moral, no es otra que la de asumir la imprescindible necesidad de que exista una adecuada vinculación entre el contenido de los dos principios anteriores. Es decir, resulta necesario que el conjunto de conceptos, convicciones y sentimientos que deben nutrir la “autolimitación moral” de los militares, concuerde lo más posible con el contenido del conjunto de normas, leyes y decretos que establecen la “limitación imperativa”. Esta coincidencia entre lo “imperativo” y lo “moral”, que debe ser si no total, sí suficiente, resulta ineludible para el funcionamiento armónico del conjunto Ejército/Sociedad. 

Todos los regímenes políticos, democráticos o no, necesitan inculcar a sus militares convicciones concordantes con los principios básicos del tipo de sociedad que pretendan establecer y conservar. Por supuesto, las dictaduras también necesitan esa coincidencia entre su limitación imperativa y su autolimitación moral; también ellas se ocupan de infundir en sus militares, por vía doctrinal, convicciones totalitarias, coincidentes con sus normas y leyes igualmente totalitarias y despóticas, que tratan de establecer y hacer cumplir. 

De esta manera, Hitler necesitaba un ejército fiel a sus consignas nazis y antisemitas, radicalmente antidemocráticas, y por ello se ocupó, entre otras cosas, de formar un núcleo militar tan adicto ideológicamente como la SS; por su parte, Stalin necesitaba un ejército marxista-leninista, por lo que, a su vez, se ocupó de fortalecer, a través de la Academia Político-Militar Lenin, el cuerpo del “Comisariado Político”, formado por generales, jefes y oficiales encargados de mantener la más pura ortodoxia comunista dentro de la institución militar. 

De hecho, cada sociedad, cada régimen político, inculca a sus militares un tipo de formación, basado en ese conjunto de conceptos que suele llamarse doctrina, concordante con los valores del tipo concreto de sociedad que han de defender. 

Sin necesidad de hacer hipótesis tan extremas, como imaginar la formación de un ejército para que sirva a una sociedad diferente, por ejemplo, un ejército ruso para una sociedad de occidente; cabe afirmar que, en forma general, la coincidencia entre las normas obligatorias -limitación imperativa- y las convicciones profundas de los militares -autolimitación moral- se impone como factor sociológicamente ineludible desde el punto de vista funcional. Evidentemente, también las sociedades democráticas necesitan esa misma concordancia para conseguir la necesaria estabilidad y consolidación. 

En efecto, todas las sociedades democráticas, precisamente para conseguir que las relaciones civiles-militares sean correctas, promueven ambos principios a la vez; por una parte, sitúan a sus fuerzas armadas dentro de una correcta limitación imperativa, establecida en la Constitución y demás leyes marciales; por la otra, simultáneamente, dotan a sus miembros de una adecuada autolimitación moral, a través de una formación académica, e infundiéndoles unas convicciones morales y un tipo de patriotismo basados en una alta estimación de los valores democráticos y de los derechos humanos, como valores superiores que el ejército debe asumir, respetar y defender. 

En caso de no existir una concordancia entre el componente de sentimientos y convicciones predominantes de los militares, de un lado, y el bloque de normas y decisiones que el poder democrático va produciendo, por el otro, la institución militar se convierte en un órgano profundamente disfuncional, es decir, capaz de perturbar las actividades vitales del conjunto social, hasta el extremo de hacer imposible su funcionamiento armónico, pudiendo llegar a arrastrarlo a las más difíciles formas de crisis y enfrentamiento social. 

Si una sociedad es, o pretende llegar a ser, democrática, pero el ejército discrepa intensamente de las leyes y decretos que el poder político democráticamente investido con el voto va promulgando, la vida de esa democracia está arduamente amenazada. Más aún, ni siquiera es necesario que sea todo el ejército el que disienta, sino basta, que tal divergencia se concentre en un sector suficientemente significativo para que tal amenaza revista notable gravedad. Por tanto, en tales casos no sólo la democracia, sino la propia convivencia y la paz peligran seriamente, pues esa discrepancia entre el poder civil y el poder militar significa siempre un alto peligro de pronunciamiento o insurreccional militar o, en el peor de los casos, el más grave conflicto social: la guerra civil. 

La historia reciente está llena de hechos lamentables, consecuencias derivadas de la ausencia de la primicia que hemos llamado concordancia imperativo-moral. Es decir, de esa falta de coincidencia entre la “limitación imperativa” emanada de un determinado gobierno legítimo y las convicciones profundamente opuestas a ella por parte del Ejército o de un sector significativo de éste que, sobrepasando toda “autolimitación moral”, acaba actuado contra aquél. Hecho que puede efectuarse en cualquier grado posible, desde un pronunciamiento sedicioso hasta un verdadero golpe de Estado dirigido a la toma del poder. 

Lo que menciono no son inventos ni ocurrencias de época, coyunturales o electoreros, son principios universales de soberanía, de carácter democrático que de llevarse a cabo pueden llevar a un buen puerto, de negarse, sí garantiza una abdicación de gobierno e institucional del Estado, y eso es lo que padecemos los mexicanos hoy en día, demostrado está: un colapso del Estado y una crisis humanitaria de gran envergadura. 

“Si los políticos y militares, no entienden este axioma, entonces NO entienden nada”. 

Por General Gallardo.