sábado, 12 de mayo de 2018

10,653. ENCUENTRO CON GOROSITO…


Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

ACABAR CON EL RECLUTAMIENTO DE NIÑOS SOLDADOS… ¡YA!

Una de los peores flagelos que castiga a los niños de diferentes partes del mundo, es su reclutamiento como soldados en conflictos bélicos de diferente intensidad. Según datos recabados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), integrados al Índice Mundial de Niños Soldados, en estos momentos en 46 países miembros del organismo mundial, se siguen incorporando y reclutando a menores de 18 años para que integren sus filas de combatientes.

Desde el 2016, organizaciones armadas, grupos estatales y no estatales, han empleado a menores de edad en ataques, e incluso como bombas humanas en al menos 18 conflictos bélicos. El número exacto de niños y niñas soldados en el planeta se calcula en más de 250 mil, aunque no hay cifras oficiales exactas, niños que en lugar de estar en la escuela, jugando, riendo y disfrutando de la vida, están en la línea de fuego.

Las estadísticas que maneja la ONU son preocupantes, ya que considera que el número de niños en situación de riesgo de ser integrado a la milicia aumenta a un “ritmo alarmante”. Según una investigación realizada por la Universidad de las Naciones Unidas, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Departamento de Operaciones para el Mantenimiento de la Paz de la ONU, en investigaciones de campo sobre las prácticas de reclutamiento de niños en Malí, Iraq y Nigeria, tratando de contestar los siguientes cuestionamientos:

¿Qué es lo que hace que los niños se unan a las filas de los grupos armados? ¿Qué puede hacerse para controlar las crisis? La investigadora Siobhan O Neil, declaró a Inter Press Service que “En la actualidad hay una tendencia a atribuir la participación de los niños en conflictos a que se radicalizaron y se dejaron arrastrar por una ideología violenta. “Pero rara vez es el principal factor que motiva su asociación con grupos armados”.

El estudio denominado “Niños en Conflictos Contemporáneos”, concluyó que la ideología era un factor de menor incidencia en Mali, desde el reclutamiento generalmente es asociado con la radicalización. La investigación de la Universidad de las Naciones Unidas, cuestiona la percepción recurrente que los menores pueden evitar unirse a los grupos armados.

Kato Vanbroeckhoven, una de las investigadoras, fue tajante en declaraciones a IPS: “Es una falacia. Es virtualmente imposible que los niños permanezcan sin ninguna afiliación en una zona de guerra.

Cuando el grupo armado es el único empleador, como ocurre en partes de Siria y Nigeria, y controlan físicamente la región, unirse puede ser la única forma realista de sobrevivir”.

Otra conclusión muy importante del estudio, es que para algunos menores, los grupos armados son atractivos porque ofrecen un sentido de “comunidad”, de “relevancia” y la sensación de “orden en medio de caos”, algo similar que hemos observado los sociólogos, a lo que ocurre con los integrantes de las pandillas en las zonas urbanas de las grandes ciudades.

Hace unos días se conmemoró el Día Internacional contra el uso de Niños Soldados y el aniversario del Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados, se constató que esta realidad lacerante lamentablemente está lejos de concluir.

La investigación propone 5 puntos para lograr el objetivo de prevención y responder al reclutamiento de los niños soldados y su empleo por parte de grupos armados:

1- Evitar programas concentrados en factores ideológicos;

2- Solo incorporar componentes ideológicos donde sean individualmente necesarios y donde se puedan incluir en esfuerzos mayores y holísticos para atender las necesidades y riesgos de los niños;

3- Garantizar que todas las intervenciones se basen en datos empíricos;

4- Evaluar rigurosamente las intenciones a largo plazo;

5- Involucrar a los niños no solo como beneficiarios sino como socios.
Es conveniente tener presente ante este triste panorama, el pensamiento del Papa Francisco: “Que Jesús salve a tantos niños víctimas de la violencia, objeto de tráfico ilícito y trata de personas, o forzadas a convertirse en soldados; niñas, tantos niños que sufren abusos”.

¡Hasta el próximo encuentro…!
Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

viernes, 11 de mayo de 2018

10,652. PEÑA NIETO Y LAS VÍSCERAS.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
SinEmbargo. Mayo 11, 2018. 12:00am.

“Por supuesto que hay logros importantes en el sexenio que termina, como las diversas reformas estructurales, la estabilidad económica y la que parece inminente renegociación exitosa del Tratado de Libre Comercio con Estado Unidos y Canadá”. Foto: Adolfo Vladimir, Cuartoscuro.

Es verdad que los mexicanos debiéramos votar con la razón y no con las vísceras el próximo domingo primero de julio. La decisión sobre en manos de quién dejar el mando de la Nación debiera ser fruto de una reflexión seria, serena y profunda y no de un arrebato de coraje o de revancha necesariamente sesgada por el encono.

Lo que sorprende es que quien hace un llamado a ese voto razonado sea precisamente quien ha provocado que millones de ciudadanos estén enojados y se inclinen en efecto por un voto más visceral que inteligente, pero que tienen demasiados motivos para  hacerlo. El rencor y el hartazgo son factores que inevitablemente van a incidir en el resultado de la elección presidencial cuyo sentido se vislumbra en la mayoría de las encuestas de opinión publicadas hasta ahora.

Enrique Peña Nieto pidió el miércoles pasado en Monterrey no votar con la víscera, sino con la razón.  Su invitación suena a sarcasmo en tratándose del personaje central del coraje nacional, responsable finalmente no solo de sus acciones y las de su gobierno sino también de su incapacidad para informar cabalmente a la población sobre las razones y los alcances de las medidas tomadas durante su mandato. Es decir, en lugar de dar y difundir de manera eficaz razones y explicaciones, y aceptar las críticas, optó por comprar la incondicionalidad de los medios privilegiados, entre los que repartió más de 44 mil millones de pesos.

Una política de comunicación oficial que ha privilegiado la compra de voluntades y de lisonjas sobre la información veraz, oportuna y convincente, y aun autocrítica,  ha dado al traste hasta con acciones que evidentemente son positivas y logros que nadie le pudiera regatear.  El Presidente pide ahora que se reconozcan los logros de su gobierno, cuando él mismo ha hecho todo lo posible por que no se hayan valorado cabalmente.

En Monterrey llamó a reconocer que sí hay avances en su gestión, y dijo que cada elector deberá analizar si está o no mejor. “Hay que imponer la razón para darnos cuenta si estamos hoy mejor”, indicó al clausurar la Asamblea de la Confederación de Organizaciones Ganaderas en la capital neolonesa. Insistió en que se valore si ha habido progreso, “si hemos sido sujetos de beneficios y apoyos que nos permitan tener una mejor calidad de vida”. Presumió que el crecimiento económico acumulado durante su gestión es del 13 por ciento, casi el doble que el siete por ciento de Felipe Calderón y el seis por ciento de Vicente Fox.

Por supuesto que hay logros importantes en el sexenio que termina, como las diversas reformas estructurales, la estabilidad económica y la que parece inminente renegociación exitosa del Tratado de Libre Comercio con Estado Unidos y Canadá. Sin embargo, la opacidad que oculta muchas decisiones de gobierno, el incremento de la inseguridad y la violencia en el país, los indicios probados y no probados de corrupción a gran escala  durante la actual administración, su protección evidente a sujetos de probada conducta delictiva como el ex gobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez, el titubeo frente a las amenazas de Donald Trump y sobre todo el nunca suficientemente explicado y justificado aumento a las gasolinas, entre otras cosas,  han incidido en una drástica caída de la popularidad de Peña Nieto a niveles del 20 por ciento a probación, la más baja de presidente alguno. (En contraste, Fox terminó su mandato con un 67 por ciento de aprobación y Calderón con un 49 por ciento).

A cincuenta días de las elecciones, Peña Nieto intenta dar un vuelco a su imagen pública para aminorar el efecto negativo que tiene en la intención del voto, según diversas encuestas. Intenta ahora mirarse mucho más jovial y cercano a la gente y hace el llamado a no votar con la víscera sino con la cabeza, consciente por supuesto que un muy alto porcentaje –quizá la mayoría—de los votos posible que pudiera obtener Andrés Manuel López Obrador se deben precisamente a la percepción que la gente tiene de su Presidente y al coraje que provoca.

Me temo que es demasiado tarde para enmendar las pifias cometidas a lo largo de cinco años, sobre todo cuando el encono en su contra, lejos de amainar, parece crecer cada día, de modo que declaraciones como la que aquí refiero  vienen a ser contraproducentes: cada día los ciudadanos están más encabronados.

Y lo peor de todo para él es que a todo lo anterior se suma ahora el coraje de quienes están conscientes de  la responsabilidad que el propio Peña Nieto tiene en la eventualidad nada lejana de una victoria del pelotero de Macuspana en los comicios, con todas las consecuencias que ello implique. Es decir, también millones que no quieren que el tabasqueño llegue a la Presidencia de la República culpan al Presidente de esa eventualidad. Y lo hacen con la cabeza… y con las vísceras. Válgame.

@fopinchetti

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
Fue reportero de Excélsior. Fundador del semanario Proceso, donde fue reportero, editor de asuntos especiales y codirector. Es director del periódico Libre en el Sur y del sitio www.libreenelsur.mx. Autor de De pueblo en pueblo (Océano, 2000) y coautor de El Fenómeno Fox (Planeta, 2001).

10,651. PENSIONES, PRIVILEGIO INMERECIDO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Dolia Estévez.
SinEmbargo. Mayo 11, 2018. 12:05am.

“El rechazo a las pensiones refleja la impopularidad de los ex presidentes”. Foto: Alfredo guerrero, Cuartoscuro.

Washington, D.C.—En Estados Unidos, los ex presidentes también  reciben pensiones vitalicias. Obama, Clinton, los dos Bushes y Carter cobran 207,000 dólares anuales cada uno. En 2017, el Departamento del Tesoro erogó 2 millones 840 mil dólares para esa partida. Sin embargo, el tema no despierta pasiones. Y es que a diferencia de nuestro país, los mandatarios se hacen ricos después de dejar el cargo, no durante el cargo. Elemental.

Los ex presidentes estadounidenses ganan millones de dólares en discursos y libros. Bill y Hillary Clinton, por ejemplo, cobran alrededor de 200 mil dólares por discurso. En dos horas ganan el equivalente a un año de pensión. Entre 2001 y 2016, la pareja percibió 139 millones de dólares sólo en presentaciones. Los libros es otro negocio altamente redituable. Penguin Random House pagó 65 millones de dólares por los derechos de autor de las autobiografías de Barack y Michelle Obama. El ex Presidente demócrata recibió un adelanto de 20 millones de dólares.

Los críticos argumentan, con justificada razón, que las pensiones son un desperdicio de fondos públicos. Aún así, no es  tema polémico. Y es que 2 millones 840 mil dólares del monumental presupuesto de egresos anual de Estados Unidos es una gota en el océano.

En México también es un gasto superfluo pero por otros motivos. Los hoy pensionados dejaron la presidencia convertidos en millonarios. Robaron abierta o solapadamente, o dejaron que otros lo hicieran por ellos. “Un político pobre es un pobre político”, fue el infame legado que el maestro de Atlacomulco  transmitió a la clase política.

El interés de las pensiones—ayudar a representar al país con dignidad y agradecer su servicio público—no es el problema de fondo. El problema de fondo está en compensar a servidores públicos cuyas gestiones han estado marcadas por actos de corrupción, abuso de poder, mal manejo de recursos, clientelismo, violación de derechos humanos, crisis económicas, violencia, inseguridad, muertes e impunidad. El problema de fondo está en mantener a individuos que se hicieron ricos a expensas del erario.

De acuerdo a una investigación de Linaloe R. Flores, las pensiones, apoyos en gastos de servicios, seguridad y personal para Echeverría, Salinas, Zedillo y Fox, más las viudas de de la Madrid y López Portillo, significan una erogación para el erario de un estimado de 44 millones 499 mil 701 pesos, (SinEmbargo 07/05/18). En dólares, la suma no dista mucho de las pensiones de cinco ex presidentes estadounidenses.

La propuesta del candidato puntero Andrés Manuel López Obrador de eliminar las pensiones vitalicias, misma que reiteró el mes pasado, ha sido bien recibida por sus seguidores y, como es de esperar, rechazada por los aludidos. Fox dijo que a él “nadie le va a quitar” su pensión, porque “de eso vivo”. Las pensiones, añadió, evitan que robe y garantizan que los ex presidentes tengan una vida “decente” (SinEmbargo 25/08/17). Por su parte, Felipe Calderón señaló que quitar la pensión a los ex presidentes pondría en peligro su seguridad, aunque aclaró que “no pasa nada” pues la dona a un grupo de beneficencia (El Financiero 16/04/18).

El rechazo a las pensiones refleja la impopularidad de los ex presidentes. Para buena parte de la sociedad, son un grupo de privilegiados que creen estar por encima de la ley. Ningún ex Presidente mexicano ha sido acusado judicialmente de corrupción u otros delitos, mucho menos juzgado. No obstante, todos tienen cola que le pisen. Raúl Salinas fue símbolo de corrupción e impunidad. Se le conocía como “Mister Ten Per Cent” por el 10 por ciento de comisión que cobraba por cada concesión de contrato público durante el sexenio de su hermano. Se le encontraron cuentas millonarias en Suiza y 41 propiedades. Estuvo 10 años en prisión por homicidio e enriquecimiento ilícito.

El sexenio del cambio tampoco se libró de acusaciones de tráfico de influencias y nepotismo. Marta Sahagún fue acusada de utilizar su influencia en el gobierno de su marido para beneficiar a sus hijos con contratos de obras públicas. Una investigación determinó que el daño ocasionado a la hacienda pública por irregularidades detectadas en la adjudicación de contratos otorgados a una empresa vinculada con Manuel y Jorge Bribiesca, hijos de Sahagún, ascendía a más de 1,000 millones de pesos. Fox y Sahagún fueron criticados de haber presuntamente usado fondos del erario para reconstruir su rancho en Guanajuato que, según un colaborar, “estaba en completo deterioro porque el ex Presidente no tenía para darle mantenimiento”. Fox negó las acusaciones y aseguró que fue reconstruida con dinero propio (Expansión 28/11/12).

Fox quizá sea el que más ha degradado la institución presidencial. El año pasado, fue contratado por la empresa estadounidense Super Deluxe para que filmara tres videos con ataques y vulgaridades dirigidos a Trump. Se estima que cobró miles de dólares (SinEmbargo 12/07/17). Aún así es el que más se opone al fin de la pensión.

Las pensiones vitalicias son privilegios que ningún ex Presidente se ha ganado. No le pueden pedir a la sociedad que los mantenga cuando lo único que le dieron fue infortunios. Adelante con la propuesta de despojarlos de un beneficio que no merecen.

Twitter: @DoliaEstevez

Por Dolia Estévez.
Dolia Estévez es periodista independiente en Washington, D.C. Inició su trayectoria profesional como corresponsal del diario El Financiero, donde fue corresponsal en la capital estadounidense durante 16 años. Fue comentarista del noticiero Radio Monitor, colaboradora de la revista Poder y Negocios, columnista del El Semanario y corresponsal de Noticias MVS. Actualmente publica un blog en Forbes.com (inglés), y colabora con Forbes México y Proyecto Puente. Es autora de El Embajador (Planeta, 2013). Está acreditada como corresponsal ante el Capitolio y el Centro de Prensa Extranjera en Washington.

10,650. MORENA Y LOS MORETONES.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Diego Petersen Farah.
SinEmbargo. Mayo 11, 2018. 12:00am
“Los moretones de Morena difícilmente le pegarán a la intención de voto de López Obrador”. Foto: Misael Valtierra, Cuartoscuro.

La lucha por el poder lleva a los candidatos y partidos a hacer lo que siempre dijeron que nunca haría. Cuando el poder está de por medio la moral se hace chiclosa, las convicciones dudosas y los enemigos cómplices. Si de algo no se puede acusar a López Obrador en esta campaña es de no hacer todo, hasta lo inconfesable, para ganar. En la búsqueda de estructura y apoyos económicos, el candidato de Morena subió su tren a algunos personajes de dudosa reputación y otros cuya reputación es indudable, indudablemente mala.

Esta semana dos de ellos fueron noticia. Napoleón Gómez Urrutia, líder minero y candidato a senador plurinominal, fue obligado por un tribunal a regresar 54 millones de dólares que no había repartido a los mineros. Es decir, el señor se sentó en mil millones de pesos que no eran suyos. Seguramente tendrá argumentos para no repartir el dinero, para no pagar y quedarse con lo ajeno siempre hay excusas, pero lo cierto es que esta semana un tribunal le dijo que regresara lo que no era suyo, es decir, que regrese lo que se robó.

El otro caso es el candidato a gobernador de Morena en Jalisco, Carlos Lomelí. El doctor Lomelí fue acusado ante la PGR por Fernando Belaunzaran del PRD y Jorge Álvarez Maynes de MC (cómo cambian las cosas, hace tres años los emecistas presumían tener a Lomelí entre sus huestes y lo defendían como uñas y dientes) de ocultar su patrimonio y participar en operaciones que al menos huelen mal. De acuerdo con la información publicada Lomelí compró un terreno a personas señaladas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como operadores financieros de cartel de Sinaloa y luego lo vendió a una empresa de la que el tiene 99 por ciento de acciones. Para ponerlo en palabras del propio López Obrador: de lo que se acusa a Ricardo Anaya es de niños de pecho comparado con esta operación.

Los moretones de Morena difícilmente le pegarán a la intención de voto de López Obrador. Ese no es el problema, sino cómo se construye el combate a la corrupción desde arriba cuando él de arriba está invitando como candidatos (la decisión de estas dos candidaturas las tomo Andrés Manuel y solo Andrés Manuel) a personajes que son todo lo contrario a lo que pregona.

Es cierto, en todas las campañas hay impresentables. A Meade y Anaya les fatan dedos de las manos para contarlos, pero esa explicación solo abona al discurso, falso y tramposo en sí mismo, de “todos son iguales”. La diferencia no es quién tenga más corruptos en su campaña sino qué hagan con ellos. Ningún gobierno está ni estará exento de corrupción, la diferencia es cómo se traté y es ahí donde López Obrador ha sido incapaz de articular un discurso coherente.

Por Diego Petersen Farah.

10,649. A 50 DÍAS DE LA META, ¿QUÉ MÉXICO HAN VISTO LOS CINCO CANDIDATOS Y EN QUÉ SITIOS HAN DEJADO HUELLA?

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Efrén Flores.
SinEmbargo. Mayo 11, 2018. 12:05am.

Desde el 30 de marzo pasado, los aspirantes a la Presidencia de la República iniciaron formalmente su campaña política. Hasta ayer, 10 de mayo, Andrés Manuel López Obrador visitó 25 estados; Meade 20; Anaya 18; “El Bronco” 13 y Zavala 12, de acuerdo con los datos de sus respectivas agendas y sitios oficiales de Internet.
 

Un recuento de SinEmbargo muestra que AMLO destina el 60 por ciento de sus viajes a estados del norte del país, Anaya ha viajado un 66 por ciento a la zona centro del país. Meade, Zavala y “El Bronco”, por su parte, se reparten entre el centro (46, 39 y 39 por ciento de sus paradas, respectivamente) y el norte (31, 39 y 40 por ciento, cada uno).

En contraste, los candidatos casi no han visitado el sur de México, lo que, en la opinión de los politólogos consultados por este medio digital, refleja “la poca importancia” que se le da, en general, a la situación que se vive “de Puebla hacia el sur del país”.

No obstante, destacaron, la falta de presencia se debe a que son entidades con poco peso electoral –en comparación con otras– y donde AMLO tiene influencia hace años.


ADEMÁS
Los apostadores del mercado de futuros ven un triunfo de AMLO, con 77%; Anaya (16%) y Meade (5%).

Ciudad de México, 11 de mayo (SinEmbargo).- En 41 días que van de campaña política, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha visitado al menos 25 estados de la República Mexicana; Jose Antonio Meade Kuribreña, 20; Ricardo Anaya Cortés, 18; Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, “El Bronco”, 13 y Margarita Zavala Gómez del Campo, 12, de acuerdo con datos de sus respectivas agendas y sitios oficiales de Internet. ¿Pero qué México han visitado? ¿A dónde los ha llevado su estrategia y dónde están sus centros de acción?

Los cinco aspirantes presidenciales, en lo general, han celebrado más eventos en la Ciudad de México y el Estado de México que al resto de los estados, ambas entidades cuentan con el botín de  electores más grande en todo el territorio nacional (7.6 y 11 millones de electores, cada uno, según el Instituto Nacional Electoral).

Sin embargo, ninguna entidad se compara con la capital del país, que pareciera ser la base de acción de todos los aspirantes. Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla, y Enrique Toussaint, analista político de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explican que “si no se gana el centro [del país], es muy difícil ganar la Presidencia de la República”.

Los especialistas concuerdan en que, aunque somos un país federalista por Constitución, nos comportamos de manera centralista en la práctica. Y en la Ciudad de México, a diferencia de otros estados, convergen poderes fácticos como el empresariado y los medios de comunicación, cuyo eco, “tarde o temprano, termina impactando en la periferia del país”, dijeron Hernández y Toussaint.

En contraste, los candidatos casi no han visitado el sur de México, lo que, en la opinión de los politólogos consultados por SinEmbargo, refleja “la poca importancia” que se le da, en general, a la situación que se vive “de Puebla hacia el sur del país”.

La razón principal, no obstante, es que se trata de una zona menos poblada, pues como dijo Toussaint, “el 50 o 60 por ciento de la población del país se encuentra en todo el corredor industrial [Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Puebla, entre otros] y es donde tienen más posibilidad los candidatos de generar votos”.

 La cinco que buscan la Presidencia de la República recorren el país desde hace meses para atraer el voto de los ciudadanos. Foto: Cuartoscuro.
 
Cada aspirante presidencial, además, tiene razones propias para concentrarse en otros puntos de la República Mexicana. López Obrador, por ejemplo, no tiene tanta necesidad de ir al sur porque allá es fuerte (inclusive en Chiapas, bastión del Partido Verde Ecologista de México). Y su presencia en esta zona, refirieron los politólogos, también limita la acción de sus oponentes.

Explicaron que en los casos del panista Ricardo Anaya y del abanderado tricolor Jose Antonio Meade, dado que sus respectivos partidos no son tan bienvenidos -salvo quizá en Yucatán y Oaxaca- prefieren concentrarse en otras locaciones. Esto mismo podría aplicar a la independiente Margarita Zavala, quien es ligada (por el electorado) al gobierno de su esposo, el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa. Y en el caso de “El Bronco”, sólo tiene presencia fuerte al norte de México.

“Es difícil que el PRI y el Frente [Por México] hagan discursos atractivos en zonas que han abandonado por muchas administraciones. Hablamos de las zonas más pauperizadas y abandonadas del país por los gobiernos”, explicó Toussaint. Y según Hernández, de acuerdo con las encuestas electorales, “El peje” tiene 52 por ciento de la intención del voto en la Circunscripción III (conformada por Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán). En cambio, Anaya y Meade tienen 14 y 13 puntos porcentuales, cada uno.

Los politólogos consideraron que una falta de incentivos para visitar un estado es también la presencia de un determinado partido en la región.

Casos como el de Chiapas y Guanajuato -que no son tan visitados, a pesar de tener un buen número de votantes (3.5 y 4.3 millones de electores, respectivamente)- son paradigmas ad hoc. El primero es  peleado por Morena y PAN, por lo que Meade casi no le hace caso. El segundo, en cambio, tiene fuerte presencia panista y la oposición apenas y pasea por ahí.

Si a ello añadimos que los estados de la Circunscripción III suponen un total de 11 millones de electores -sin considerar Veracruz, que por sí solo vale seis millones de votos- no hay muchos incentivos electorales para que la oposición del político tabasqueño vaya al sur del país, comentaron. Ganar estados como el de México o la capital, dan efectos similares.

En consecuencia, “es tiempo perdido, es territorio perdido”, señaló Hernández Avendaño, para quien, como en otras partes del mundo, “los candidatos se concentran en los estados más disputados y en aquellos en los que claramente creen que pueden hacer la diferencia […]. Eso explica por qué PAN y PRI dan por perdido el sur”.

Y también explica por qué los estados de Aguascalientes, Campeche y Colima -que suman 2.1 millones de votantes- no han sido visitados en campaña. O por qué la capital y la entidad mexiquense, además de Jalisco (5.9 millones), Veracruz (5.7 millones), Puebla (4.5 millones) y Nuevo León (3.5 millones) son los más disputados.

PIQUEN O COPIEN ESTA LIGA PARA VERLA:

EL PASO NORTEÑO DE AMLO.

Andrés Manuel López Obrador, según el recuento de SinEmbargo, tiene mucha más presencia en el norte del país que en otra zona (el 60 por ciento de sus viajes son a es región de México). Los estados que ha visitado más, de acuerdo con su agenda pública, son Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas.

En la opinión de Toussaint y Hernández, las tres zonas geográficas en que AMLO y la izquierda han tenido dificultades para hacer presencia son el centro-bajío (todo lo que se extiende de Jalisco hasta Querétaro), el Pacífico (las baja californias, Nayarit, Sinaloa y Sonora) y el norte de México (Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas).

La debilidad en el norte, explica que AMLO haya empezado su campaña política en Ciudad Juárez Chihuahua, su concentración en aquellos estados, e incluso la incorporación de dos norteños a su equipo de campaña: Alfonso Romo y Tatiana Clouthier.

Los politólogos concordaron en que la estrategia del tabasqueño está funcionando, ya que además de la fuerza electoral que tiene al sur (va ganando en estados como Chiapas, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, y Tabasco, por ejemplo) y en el centro del país, es la primera vez que el tres veces candidato presidencial gana peso electoral en el norte.

En 2006 y 2012, recordaron los politólogos, haber descuidado esta zona hizo que su sueño presidencial tocara fondo.

A pesar de que López Obrador ha ganado peso en la circunscripción I (que incluye las baja californias, Chihuahua, Durango, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco), todavía, refirió Hernández Avendaño de la Ibero Puebla, falta mucho para cantar victoria. En la circunscripción II (que incluye a Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas) el ex Jefe de Gobierno capitalino tiene menos presencia que Anaya, aunque está por encima de Meade.

Por otro lado, de los estados que tendrán elección de Gobernador, con excepción de la Ciudad de México, que es la entidad más visitada por todos los candidatos presidenciales, SinEmbargo encontró que AMLO y Anaya le han dado prioridad a Jalisco, Puebla y Veracruz. Meade, en cambio, sólo dio prioridad a los dos últimos.

Mitin de Andrés Manuel López Obrador en el parque central de Ciudad Mante, Tamaulipas. Foto: Saúl López, Cuartoscuro.
 
El primero es un estado que arropó al PAN (1995-2006 y 2007-2013) pero que no quedó contento y regresó al PRI. Ahora podría pintarse de naranja, ya que el apego de la población por el partido tricolor, está deslavado. Y Puebla y Veracruz, por su parte, están desencantados de la alternancia panista -según las más recientes encuestas- y voltean a mirar a Morena, partido que pela cuerpo a cuerpo, sin amarrar aún, la gubernatura.

La lucha por Jalisco, refirió Toussaint, se explica porque tiene el tercer padrón electoral más importante de México. De acuerdo con el INE, cuenta con casi seis millones de votantes. Y precisamente esa entidad, comentó el académico, “era el Waterloo [la batalla perdida] de Andrés Manuel López Obrador, porque en 2006, Jalisco le dio la victoria a Felipe Calderón Hinojosa. Tan es así, que le sacó 900 mil votos de distancia Calderón a Andrés Manuel en Jalisco. Y en 2012, Enrique Peña Nieto le sacó 600 mil votos en Jalisco a Andrés Manuel”.

Para Toussaint y Hernández, aquél es “un estado históricamente anti-peje y anti-priista”. Pero hoy la cosa está cambiando. “De acuerdo con las encuestas de allá, 44 por ciento de los jaliscienses votaría por AMLO y el 33 por Anaya”, indicó Toussaint.

En los casos de Puebla y Veracruz, los especialistas coincidieron en que los partidos se los disputan, no sólo por su peso electoral y estratégico (son puntos económicos importantes), sino también por su influencia política. Son estados que han transitado del priismo al panismo, y no conformes, coquetean con Morena.

En Puebla, López Obrador jugó de “forma muy pragmática” apoyando la candidatura a Gobernador del Senador Miguel Barbosa, explicaron Toussaint y Hernández. Pero “allí el voto estará más cerrado por la presión del ex Gobernador panista Rafael Moreno Valle”, quien controla las estructuras locales y quien apoya la candidatura de su esposa para relevarlo en el cargo. Y en Veracruz, el poder del PAN, o de los Yunes, podría causar problemas al tabasqueño.

Sin embargo, mencionó Toussaint, en Veracruz “siempre ha habido un voto de izquierda muy importante, que tiene que ver con visiones más nacionalistas del tema del petróleo. Inclusive en la elección de 2016, el candidato a Gobernador Cuitláhuac García se quedó a cuatro puntos de Miguel Ángel Yunes Linares. Ese referente nos dice que AMLO tiene muchas posibilidades de ser el candidato más votado en Veracruz”.

MEADE Y ANAYA, DEFIENDEN LA TRINCHERA.

Ricardo Anaya Cortés, en el terruño panista: Guanajuato. Foto: Gustavo Becerra, Cuartoscuro.

Más allá de la disputa por los estados de Jalisco, Puebla y Veracruz de Ricardo Anaya Cortés y Jose Antonio Meade, cada uno tiene objetivos claros. El recuento de SinEmbargo arrojó que el 66 por ciento de los viajes de Anaya se distribuyen en estados del centro del país, mientras que los de Meade se dividen entre el centro (46 por ciento) y el norte de México (31 por ciento).

“Anaya necesita -pero creo que ya no lo va a lograr- meter una paliza en todos los estados que corren de Querétaro a Jalisco [Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Nayarit y San Luis Potosí], que son conservadores y que históricamente han votado por el Partido Acción Nacional, pero que en esta ocasión están más divididos que en el pasado”, refirió Toussaint.

Y para Hernández Avendaño, politólogo de la Ibero Puebla, la estrategia de Anaya es consolidar su fuerza en sus bastiones panistas (como en el caso de Guanajuato), además del voto duro en las regiones del centro, bajío y occidente. Sin embargo, apuntaron los analistas, en estados como Guanajuato, Aguascalientes y San Luis Potosí no ha logrado perfil su triunfo de manera contundente.

En el caso de Jose Antonio Meade, dijeron que quitando su inicio de campaña política en Yucatán, “que resalta como el símbolo de gobierno del PRI no corrupto”, el partido no tiene mucha fuerza en el sur. Asimismo, tomaron como natural su constante paso por el Estado de México y la capital del país. Pero en general, concordaron en que Meade no tiene un trayecto geopolítico concreto, “porque en realidad, el PRI está en una estrategia de contención” que se refleja, además, en el cambio de su presidente nacional.

El 2 de mayo de 2018, René Juárez Cisneros relevó a Enrique Ochoa Reza al frente del Comité Ejecutivo Nacional priista. Ese día aseguró que será “un presidente cercano a la militancia” y que buscará “mirarle los ojos a todos los militantes y simpatizantes en todos los rincones de la República”, además de visitar “a la comunidad, al seccional, a la colonia [y] al barrio”.

La declaración de Cisneros hace referencia, sobre todo, a la estructura interna y a los simpatizantes del PRI. Y de acuerdo con los analistas consultados, lo que el partido tricolor busca es “precisamente tratar de coaccionar el voto duro y corporativo del PRI”. La estrategia será, más que buscar votos, evitar perder presencia en los sectores donde son fuertes, explicaron.

José Antonio Meade Kuribreña en Yucatán. La lucha por no perder lo que el PRI aún conserva. Foto: Olegario Cabrera, Cuartoscuro.

El politólogo Juan Luis Hernández Avendaño recordó que en la circunscripción IV (que comprende la Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala) la intención de votos, hasta mediados de abril de este año, era en un 46 por ciento a favor de López Obrador. En cambio Meade y Anaya tenían 14 y 13 por ciento de preferencia, lo que los ha obligado a tener más presencia en el centro del país.

En los casos de Margarita Zavala Gómez del Campo y Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón (“El Bronco”), SinEmbargo encontró que, además del centro (39 por ciento de sus viajes terminan allí) visitan más el norte del país (39 y 40 por ciento, respectivamente).

Los especialistas indicaron que Margarita ha tratado de “buscar estados en donde Felipe Calderón dejó mejor perspectiva que otros”.

Para Enrique Toussaint de la UdeG, “es obvio que Felipe Calderón no tiene ninguna fuerza en la Ciudad de México o en el sur del país. Pero sí tiene algo de acopio en el norte. Por eso, la ex panista trata de hacer campaña en lugares en donde su esposo no es visto con tanta negatividad” (como Chihuahua y Baja California, por ejemplo).

Y en el caso de “El Bronco”, los analistas coincidieron en que sus mejores posibilidades están en el norte porque “no existe en el Bajío, en la Ciudad de México… Son más patadas de ahogado que otra cosa”.

Por Efrén Flores.

10,648. FRAGMENTACIÓN Y DESCONEXIÓN SOCIAL, LA COMUNIDAD Y LA TOTALIDAD DEL MUNDO.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Fragmentación y desconexión social, la comunidad y la totalidad del mundo.  

   Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y        nadie debe ser divinizado. Albert Eintein (1879-1955). Científico nacido en     Alemania, nacionalizado estadounidense. Es uno de los científicos más conocidos y                                  trascendentes del Siglo XX.

El mundo es una totalidad indivisible, unida por un campo energía invisible en el que el todo es las partes y en cada parte está el todo, eso nos enseña la física cuántica, que el universo es como un holograma, un orden implicado como decía David Bohm, el físico inglés diseñó entre otros muchos, el concepto fragmentación, que es un modo de ver el mundo y de interpretar la realidad que se nos ha impuesto a través de la ciencia y del modo en que pensamos la realidad.

El pensamiento fragmentado lleva a dividir el mundo en partes para conocerlo…, y dominarlo. Las fronteras y los muros fueron primero realidades virtuales, pensamientos que un vez materializados dividen, enfrentan, destruyen.

La expresión más dramática de la fragmentación es la guerra, pero la política, a pesar de que formalmente manifiesta que es el arte de unir y crear puentes, es también la concreción de la separación, de la división del mundo en parti-dos, la palabra “partido” tiene un significado evidente, significa partir, dividir, hacer de uno dos.

La desconexión social es parte importante del programa de fragmentación, las personas, los ciudadanos están desconectados de la política y la desconexión se promueve por todos los medios porque de lo que se trata es de hacer a la persona un individuo aislado con sus roles sociales controlados para anular su capacidad crítica.

La fragmentación se manifiesta en múltiples formas en las ciencias y en la vida concreta de las personas, una visión total, una forma de vivir trascendiendo la programación de la fragmentación lleva a la expansión de la conciencia y se manifiesta no sólo en la cosmovisión personal, en la propia filosofía sino en un estilo de vida en el que la comunión y la comunidad sean el objetivo y meta. 

Los pueblos originarios tienen una visión total del mundo por eso valoran la vida de la comunidad, la comunidad es el eje del vida de los pueblos indígenas, que no han elaborado ninguna teoría tan compleja como la del físico Bohm, pero que han llegado a las mismas conclusiones por un camino diferente, o es más, han superado a la física cuántica en sus conclusiones.

La cosmovisión religiosa llegó desde hace miles de años, a las conclusiones que sostienen las teorías de los físicos más avanzados como Einstein, Bohm, Hawking; la religión no requiere todo un aparato conceptual para conocer el mundo como totalidad, para el hombre religioso no es necesario andar por tantos caminos, la sabiduría ancestral nos da la certeza que los científicos han buscado sin encontrarla jamás. Los pueblos originarios viven o se esfuerzan por vivir en comunión no sólo con los demás pueblos, sino con la tierra y sus elementos, como un ser consciente que generosamente sostiene la vida en el planeta.

Ante la ola de fragmentación (Trump, partidos políticos, ejércitos y guerras) se abre un ventana de oportunidad en la desfragmentación, o más sencillamente, en la unidad del mundo y de los seres humanos que se relacionan como iguales en asambleas en las que lo más importante es la comunión, no la división.

10,647. BEATRIZ, PRIMA HERMANA DE LA ABUELA ELENA.

LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

Reserva de saliva.
Beatriz, prima hermana de la abuela Elena, de las de allá de Autlán, se casó con el Juan Charrasqueado del pueblo, nomás porque ningún pretendiente le había salido bueno y por horror a ser la quedada de la familia (ya tenía casi 30 de edad). Contaba la abuela con sus ojos sonrientes que casi suspende la ceremonia el párroco, porque el tipo se plantó al pie del altar ahogado de borracho, pero la continuó sin chistar con el revólver del novio amartillado y apuntándole al pecho, con la Beatriz deteniéndolo para que no se fuera a caer antes de decir “sí, acepto”. No hubo fiesta.

El miércoles en la noche fue la tercera emisión del especial de ‘Tercer Grado’, con la presentación del C.Anaya, ante un panel de periodistas de lo más rumboso de Televisa. Ya desfilaron san Pejesús bendito, redentor de todos nosotros; Meade y el joven maravilla, en ese orden.

La primera conclusión es que nosotros los tenochcas con credencial de elector que decidamos contra todo pronóstico, ir a la casilla que nos toque a ejercer nuestro derecho al voto, enfrentaremos un menú de candidatos (aparte de los independientes, doña Margarita Zavala y el mocha manos Jaime Rodríguez, alias ‘El Bronco’, que cuentan pero no pintan), un menú, repito, conformado por un señor que miente despacito, otro que se pone en modo turbo a la hora de mentir y un tercero, muy serio, muy preparado y muy decente.

Por supuesto se vale que alguien crea al Pejecutivo todo lo que dice; es este López el que está maleado y duda de su palabra recordando su historia; pero, igual, a quienes le tienen fe, nuestro respeto… nomás se les solicita, si no tienen inconveniente para ello, revisen quiénes andan con él en primera fila (‘primer círculo’ dicen los que quieren aparentar que le saben a esto de la política en México, que es poco más difícil que el ajedrez sin reglas). Sí, revise: hay algunos decentes a carta cabal (claro), pero otros, muchos más de lo usualmente aceptable, locos o bandidos, mesiánicos o convenencieros, oportunistas o criminales con expediente abierto. En fin. Cada quien.

Del PAN, que era un partido serio, se puede afirmar sin error, que hoy es un barco varado, oxidado, cayéndose a pedazos, habitado por malvivientes, ‘erariodependientes’ y sabandijas de varia catadura y por supuesto (también), por algunas personas correctísimas, que ya lo rescatarán y lo repararán (necesita un “overhaul” a fondo, casi reconstrucción y a ver si encuentran todas las piezas, es un modelo de exhibición de 1939, modificado a Todo Terreno entre 1998 y 2000, no va a estar fácil).

El Pejesús, con la experiencia acumulada en 43 años de carrera política (se afilió al PRI en 1976),  es un embaucador profesional de medalla y diploma, lo que hace comprensible que engañe a muchos que por buenas razones se tragan gustosos las piedras de molino de la eucaristía del rito de la iglesia de Macuspana, por desesperanza, rabia o ingenuidad, la inmensa mayoría de ellos de buena fe, con la esperanza de que les resolverá sus acuciantes problemas personales y colectivos.

Pero lo que no se entiende es que haya quienes le crean al C.Anaya, un arribista recién llegado a la política de escala nacional (diputado federal plurinominal en 2012 -sin campaña ni votos-, presidente del PAN desde agosto de 2015, hoy, flamante jilguero con discurso de vendedor de coches usados, disfrazado de candidato a la presidencia), que gasta millones de pesos entre otras cosas, en encuestas que falsamente lo presentan en segundo lugar de preferencia electoral.

En ese ‘Tercer Grado’, dijo mentiras como para abarrotar las bodegas de la Central de Abastos de la CdMx, comentemos dos:

La primera: negó haber apoyado las reformas estructurales, particularmente la energética… bueno, fue diputado federal de 2012 a 2015; el 11 de diciembre de 2013 votó a favor de la reforma energética y puso en su cuenta de Twitter: “Dijimos que sí a la reforma energética modernizadora, porque es el cambio, no el temor, lo que hace avanzar al mundo”; y añadió: “Gracias a la reforma energética, el mundo entero ha vuelto a poner sus ojos en México”. Cuatro días después, el 15 de diciembre de 2013 (Milenio diario, nota de Fernando Damián), la calificó como “la más valiosa en términos de fomento productivo y económico”. Sí: mintió con descaro.

La segunda: dijo y redijo en Tercer Grado, que ya estaba resuelto y aclarado por un juez, lo de la operación de lavado de dinero por 54 millones de pesos de la fingida venta de la bodega en Querétaro. Y repitió varias veces que ya el juez así lo había resuelto. Que había sido un arrempujón fallido del gobierno solo para bajarlo de la contienda electoral. Miente. En octubre del año pasado, el juzgado Décimo Cuarto de Distrito en Materia Civil, resolvió a favor del C.Anaya, su demanda contra el diario El Universal por “publicar información inexacta”, fallo que está en veremos porque los del Universal la impugnaron ante un Tribunal Unitario… y miente el joven maravilla, porque es muy distinto que un juez de lo civil resuelva que no se le dio derecho de réplica a un ciudadano, sin ninguna relación con la denuncia penal respecto del origen de su patrimonio, asunto que sigue vigente en México y ahora también por parte de las autoridades judiciales europeas que investigan el presunto blanqueo de capitales en el que se vincula a Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, al empresario Manuel Barreiro y al hispano-mexicano Juan Pablo Olea Villanueva (nota de Alejandro Gutiérrez, revista Proceso, 25 de abril de 2018).

Si fuera una maniobra del fétido gobierno mexicano, créame, no alcanzaría para echar a andar la máquina judicial europea. Hay materia, el expediente tiene pelos y señales, y allá son muy toscos… sería la pena de la vida si emitieran una orden internacional de detención contra el C.Anaya si de veras llegara a Presidente de México. Y en Europa lo harían sin despeinarse.

Al C.Anaya, ese proceso en España, le va a agotar hasta su reserva de saliva.