sábado, 21 de julio de 2018

10,921. EL COSTO DE LA CREDULIDAD.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de méxico. Para
Tenepal de CACCINI

Por Jorge Alberto Gudiño Hernández.
SinEmbargo. Julio 21, 2018.

“Supongamos que, en el documento de cincuenta puntos que presentó AMLO no se habla de la desaparición de fideicomisos o, concediendo más, que esto aplicará a futuro, pues ninguna ley es retroactiva en perjuicio de alguien”. Foto: Mario Jasso, cuartoscuro

Alguna vez, un personaje mío de una novela que no corrió con la fortuna de ser publicada, dijo que él confiaba en todas las personas porque sólo así les abría la puerta a decepcionarlo. Le robo la frase y parte del sentimiento de la misma para plantear una serie de suposiciones.

Supongamos, primero, que nada en el fideicomiso de Morena para ayudar a los damnificados del sismo estuvo mal, sin importar que hubiera depósitos en efectivo y retiros en cheques de caja.

Supongamos, después, que tampoco resulta sospechoso ni ilegal la manera en que se llevaron a cabo dichos depósitos: varias personas se formaron en repetidas ocasiones para depositar $50,000.00 en cierta sucursal bancaria.

Supongamos que, en efecto, el dinero que sacaron, más tarde, algunos funcionarios del partido, fue para entregar ayudas en efectivo a algunos de los damnificados sin que esto alterara ningún procedimiento electoral ni ninguna ley, como la de posible compra de votos.

Supongamos que, en el documento de cincuenta puntos que presentó AMLO no se habla de la desaparición de fideicomisos o, concediendo más, que esto aplicará a futuro, pues ninguna ley es retroactiva en perjuicio de alguien.

Supongamos, ahora, que el INE en realidad sí articuló una venganza contra el partido ganador de las elecciones al decidir imponerle una multa por 197 millones de pesos.

Terminan los supuestos aunque la lista podría ser mucho más larga. Incluso así, incluso habiendo hecho todo bien, la respuesta de López Obrador tras conocer la multa fue un desatino. Acusó al INE de una venganza y dijo que iría al TRIFE para impugnar la decisión.

Si me quito la capa de ingenuidad que le robé a mi personaje, confieso que nunca pensé que se acabaran las corruptelas ni los acuerdos opacos con el nuevo Gobierno que, siempre está bien recordarlo, aún no entra en funciones. Eso no quita que lo desee profundamente. Sin embargo, sé que los escándalos continuarán y me parece normal: las cosas, este tipo de cosas, no acaban por decreto sino por medio de largos procesos.

Lo que me entristece, entonces, es la respuesta de Andrés Manuel. Y me entristece aunque él tenga razón, a partir de los supuestos que ya planteé más arriba. Me entristece porque es la respuesta visceral de quien continúa en campaña y no de quien ya está en condiciones de hacer que su palabra valga. Es decir, sigue apelando a cierto pacto de confianza unilateral que, ahora más que nunca, necesita sustento.

Yo habría preferido, por ejemplo, que aceptara la resolución del INE asegurando que habrá una investigación, pese a que las investigaciones sólo posponen las cosas en este país. Esto es indispensable toda vez que debe estar consciente (eso espero) de que existe la posibilidad de que alguien haya hecho algo mal dentro de su equipo o dentro del fideicomiso. Después, en una semana o dos, en un mes o dos, que saliera a explicar con claridad qué fue lo que sucedió con ese fideicomiso. No al INE sino a mí, a nosotros, a quienes votamos por él o a quienes no, a los que seremos gobernados por su persona. Entonces, una vez explicado, tendría dos caminos: acusar al INE porque, en efecto, todo funcionó bien y llevar el asunto a tribunales; o acusar a los responsables y castigarlos en consecuencia (ya sea quitándoles su plaza, ya sacándolos de su equipo), a fin de cuentas, las escaleras se barren de arriba para abajo.

Esta frase es importante. No porque yo piense que ha dejado de barrer. Lo que me preocupa y me entristece, es que no reconoce la suciedad que hay en las escaleras. Así, de nada vale tener una escoba si no se está dispuesto a usarla.

De momento, mi credulidad se diluye. El costo de ésta es la decepción. Aún no llego a ella pero sí hay algo de tristeza. En verdad, las escaleras están sucias. Negarlo impide comenzar a barrer y obliga, a los que creímos o quisimos creer a ya no hacerlo.

Por Jorge Alberto Gudiño Hernández.
Lee y escribe. Lleva años conduciendo “La Tertulia” y muchos semestres dando clases a universitarios. Le queda claro, tras tantas palabras, que tiene pocas certezas. De ahí que se declare “Parcial y subjetivo”. Su novela más reciente es “Instrucciones para mudar un pueblo” (Alfaguara).

10,920. LA CHAFA FILOSOFÍA DEL ÉXITO DE FOX.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La chafa filosofía del éxito de Fox.

“Servimos a México con orgullo y responsabilidad,por ello, se autorizó legal y públicamente la pensión a expresidentes; no sólo como un reconocimiento al trabajo sexenal, sino como una manera de mantener la legalidad y transparencia de su compromiso con México”. Vicente Fox Quezada, ex presidente de México

Cartón Vicente Fox: Loco, loco… de Alan Rodríguez.
tomado de su blog.

Una larga serie de mentiras disfrazadas de verdades es el discurso que Vicente Fox publicó para justificar las millonarias pensiones y privilegios a ex-presidentes, una vez más Fox salió a hacer el ridículo, envió un largo mensaje afirmando que los ex presidentes: “Cada uno de nosotros somos y hemos sido arquitectos del éxito de nuestro país”, ¡qué, qué!, ¿arquitectos del éxito de nuestro país?

Más tardó Fox en publicar su comunicado que en recibir cientos de denuestos en la redes sociales como respuesta. No lo bajan de loco y mentiroso, pero vayamos al análisis de sus falacias. “Éxito” para los chafas filósofos del Centro Fox, en la egoísta doctrina empresarial neoliberal es la acumulación de poder y dinero, “éxito” es llegar a la cima sin importar a quién haces a un lado y sin importar los medios, como diría Maquiavelo, cueste lo que cueste, o como dijo el cínico Felipe Calderón, haiga sido como haiga sido.

¿Éxito es la corrupción que caracterizó el sexenio de Fox y del resto de los ex presidentes que ahora son súper millonarios?, ¿Éxito es la guerra que emprendió Felipe Calderón y que continuó Peña Nieto con un saldo de miles de muertos, los miles de desaparecidos y de desplazados? ¿Éxito es un país líder en corrupción, en desigualdad, en pobreza y con un nivel de violencia sólo menor al de Siria país que vive una cruenta guerra? ¿Eso es éxito?

Quién sabe qué se meterá entre pecho y espalda el señor Fox, cada quién se mete lo que quiere, lo malo es que se pierda piso y se mienta abiertamente, como cuando afirma en su comunicado que los ex presidentes (porque no habla a título personal, sino en plural, como si lo hiciera a nombre de los ex presidentes): “Servimos a México con orgullo y responsabilidad, por ello, se autorizó legal y públicamente la pensión a expresidentes; no sólo como un reconocimiento al trabajo sexenal, sino como una manera de mantener la legalidad y transparencia de su compromiso con México”, MENTIRAS, las pensiones a ex-presidentes son ilegales, como lo han demostrado investigadores del tema, entre ellos Ernesto Villanueva, y si son ilegales son una abuso de poder, y una manifestación indudable del espíritu gandalla de la mafia partidocrática y sus ex presidentes, incluido el actual.; las pensiones nunca fueron públicas en el sentido en que lo maneja el maquiavélico Fox, como si el pueblo estuviera de acuerdo con semejantes abusos, porque eso son abusos que Fox justifica como una de las cabezas de burocracia dorada, los ex- presidentes; no sólo eso, el ególatra Fox afirma que la autorización de las pensiones millonarias son “no sólo como un reconocimiento al trabajo sexenal, sino como una manera de mantener la legalidad y transparencia de su compromiso con México”, ¿reconocimiento? ¿reconocimiento de quién?, pura demagogia neoliberal en su más alta expresión o simplemente una cantinfleada más de alguien que no tiene el hábito de pensar antes de hablar, aunque sospechamos que el texto se lo escribieron sus asesores estrella, quienes pisotean la sintaxis y la gramática con singular desenfado.

La egolatría de Fox se manifiesta en los últimos párrafos: “Todos los presidentes tenemos mucho que dar a nuestras naciones, aun después de nuestro mandato. Creo que no hay mejores experiencias ni conocimiento de lo que nuestro país necesita, que las de un expresidente”, y eso no es todo, el guanajuantense afirma: “mantengo mi posición: si es por el bien de México, ¡adelante, quitemos las pensiones! Si de algo ayuda privar a los expresidentes de que seamos promotores de México, de proponer políticas públicas y atraer inversiones ¡adelante! Siempre y cuando sea por el bien de México”.

A los ex presidentes no les faltará qué comer, los millones que robaron cubren económicamente no sólo  sus hijos, sino a los hijos de sus hijos, de ese tamaño es el saqueo realizado en los últimas tres décadas.

Ojalá que Martín Samaguey no caiga en las redes de los promotores del Centro Fox, que contó con la preferencia del actual presidente municipal, los nuevos tiempos exigen congruencia.

viernes, 20 de julio de 2018

10,919. AMLO, FIRULAIS Y LAS ANSIAS DE NOVILLERO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Diego Petersen Farah.
SinEmbargo. Julio 20, 2018.

Adelantar el nombramiento del gabinete fue una idea genial. Foto: Cuartoscuro.

Firulais, un payaso que al final de su vida mendigaba limosna postrado en una silla de ruedas en las calles del centro de Guadalajara, fue de joven un rico heredero con ansias de novillero. Se le quemaban las habas por torear y se perdió en ello. Él mismo decía que además de ser payaso era el mejor mago de la ciudad, pues nadie había logra desaparecer tanto dinero en tan poco tiempo como él.

Las ansias de novillero están perdiendo también a López Obrador. Nadie había llegado a la presidencia con tanto capital político, pero el afán de saltar ruedo antes de tiempo lo está llevando a perderlo con gran velocidad. Al paso que va Andrés Manuel llegará a la toma de protesta el 1 de diciembre desgastado y con menos popularidad que con la que ganó la elección. Han sido muchos los errores en poco tiempo y todos provocados por las prisas, por tomar decisiones que aún no es momento de tomar.

Adelantar el nombramiento del gabinete fue una idea genial. No solo mandó el mensaje de confianza que necesitaba en ese momento, sino que les ganó la partida a sus contendientes. Pero en los primeros quince días después de la elección tanto él como su equipo han acelerado decisiones y comunicados que no fueron suficientemente maduradas, consolidadas y estudiadas lo que ha generado un desgaste absolutamente innecesario.

Es cierto, Andrés ya gobierna, y por lo miso los costos políticos ya son para él. El desmentido del Vaticano y del EZLN sobre la participación del Papa Francisco y de los zapatistas en el proceso de paz; anunciar un recorte de 70 por ciento de las plazas de confianza sin haber estudiado puntualmente secretaría por secretaría y dependencia por dependencia qué se puede hacer y qué no; dar a conocer los delegados especiales cuando faltan 140 días para la toma de posesión, entre otras pifias, han convertido a López Obrador en el centro de la crítica, cuando debería estar aun gozando de la luna de miel postelectoral.

Lo más grave es el frente que se abre ahora con el manejo del fideicomiso para los damnificados que terminó siendo un fraude y el mecanismo de financiamiento de la campaña. Nadie cuidó ese frente y hoy el candidato electo está en medio de un escándalo que en cualquier otro país lo tendría contra las cuerdas. No basta un twitt diciendo que ellos no son corruptos para salir del atolladero, tiene que explicar el origen de los depósitos, así como de la forma de retiro y destino de ese dinero.

Alguien tiene que bajarle las revoluciones y ordenar a este equipo porque al paso que va terminarán tropezándose con ellos mismos antes de comenzar el partido. Nada se pierde tan rápido en tiempos de “las benditas redes sociales” como la confianza y el capital político. Si alguien del equipo de López Obrador tiene duda de ello que le pregunten a Peña Nieto que, como Firulais, pasó de ser el salvador de México a un mendigo de credibilidad en unas cuantas semanas.

Por Diego Petersen Farah.

10,918. UN LEGADO DE SANGRE Y FUEGO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Epigmenio Ibarra.
SinEmbargo. Julio 20, 2018.

Ese México, resquebrajado por la violencia. Foto: Cuartoscuro.

Con la guerra sucede que cuando está lejos no se siente y cuando se acerca y nos toca, o toca a los nuestros, es siempre demasiado tarde. Eso pasa hoy a muchos de los que en México consideraron “exagerado” decir que la espiral de violencia en era ya incontenible y que el país se nos descomponía entre las manos.

Convertidos hoy en víctimas, como tantos otros a lo largo y ancho del país, no atinan a entender todavía como ellos, también, terminaron siendo arrastrados por esa violencia que sentían tan lejana, de las que se sentían a salvo.

La guerra, aunque se ceba en los más jóvenes y en los más pobres, ha dejado de respetar edad, clase social, lugar de residencia. La guerra no sabe quedarse confinada dentro de los límites precisos de un territorio; en su naturaleza, como en la del cáncer, esta expandirse, devorarlo todo. Hoy a cualquiera le puede tocar, en cualquier sitio, a cualquier hora.

En estos días hablamos, con cierto desparpajo pues, a fuerza de desayunar con masacres, comer con decapitaciones masivas y cenar con desapariciones tumultuarias hemos perdido la capacidad de asombro ante al horror, de 260 mil muertos, casi 50 mil desaparecidos y más de 300 mil desplazados por la violencia. La cuenta, sin embargo, ni está completa ni es exacta.

Cada uno de esos asesinados, de esos desaparecidos, de esos desplazados tiene una familia y esa familia ha quedado resquebrajada por la guerra; son millones de mexicanos pues, los que, por décadas, sufrirán las secuelas de la violencia. Se ha abierto una herida profunda y dolorosa que tardara generaciones en sanar.

Y a los muertos y desparecidos hay que sumar también a los centenares de miles de mujeres y hombres que, encarcelados o sobre las armas, en uno u otro bando, son también prisioneros de un destino en el que matar o morir es la única opción. Porque la guerra no obedece tampoco limites en el tiempo. La devastación es un mal hereditario. Solo la paz puede detener sus efectos corrosivos y eso después de mucho trabajo y mucho tiempo.

Desde que Felipe Calderón, para hacerse de una legitimidad de la que de origen carecía por haberse robado la presidencia, se disfrazó de general, ordeno el despliegue masivo de tropas y, por instrucciones de Washington al que quería ser grato a toda costa, declaro la guerra al narco comencé a advertir que por esta guerra, tan cruenta como inútil pues de antemano estaba perdida, los mexicanos habríamos de pagar un alto y dolorosísimo costo.

La masa de fuerza, el poder de fuego no contiene la violencia la expanden y profundizan. Un ejército regular, que por naturaleza es lento, previsible y pesado, desplegado en un territorio como el nuestro se mueve como elefante en cristalería. Poco o ningún daño infringe al enemigo que pretende destruir y sí mucho a la población civil que se ve atrapada entre dos fuegos.

Al presionar a sus generales a obtener resultados lo único que logro Calderón fue hacer más masivo e indiscriminado el fuego. Un ejército no está hecho para someter a su enemigo ante la justicia sino para aniquilarlo; si el enemigo es difuso, como lo es el narco, el fuego se vuelve también difuso; se mata por si acaso, a cualquiera, por la mera sospecha de que es un enemigo mas.

Cuando Enrique Peña Nieto, a punta de billetes, se sentó en la silla advertí, a quien quiso escucharme o leerme, que la matanza iniciada por Calderón seria todavía peor. Muchos me tiraron a loco. Lo cierto es que Peña pese a sus promesas de que cambiaría de estrategia continuo la guerra de Calderón y modifico solamente la narrativa.

Ya no se disfrazó de general, dejo de subirse a máquinas de guerra y cesaron las patéticas e histéricas arengas llamando a la unidad frente al enemigo común. La matanza por supuesto siguió, pero ante ella los medios, salvo honrosas excepciones, plegándose a la nueva “estrategia comunicacional” definida por Peña, guardaron un ominoso y cómplice silencio.

Era tiempo, para muchos periodistas e intelectuales, de hablar de Peña el reformador. Atrás había quedado Calderón el guerrero: “Lo bueno también cuenta y cuenta mucho” repetían una y otra vez, gracias a un obsceno, irracional, criminal gasto en publicidad oficial todos los medios mientras el país se convertía en una gigantesca fosa común.

La lógica de la violencia, sin embargo, se impuso sobre la estrategia de silencio. Las masacres, una tras otra, demolieron el andamiaje comunicacional del régimen e incluso los medios más sumisos ante él se vieron obligados a reconocer que la guerra, como el dinosaurio, seguía ahí y pisaba cada vez más fuerte y más cerca.

Ese México, resquebrajado por la violencia, con el miedo tatuado en casi toda su geografía, recibirá, este primero de diciembre, Andrés Manuel López Obrador. De sangre y fuego es el legado de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Por esta guerra inútil y sangrienta que ha costado tantas vidas y ha causado tanto dolor deberán Peña y Calderón responder ante la historia y también ante los tribunales nacionales o internacionales. Sin verdad y justicia no hay, no habrá paz jamás en este país herido. Tocará a López Obrador detener la masacre; esa es, me parece, su tarea, su deber más urgente.

Logro Andrés Manuel, en su campaña y de ahí su aplastante victoria, ubicar la corrupción como la causa fundamental de la desigualdad y convocar a millones de hombres y mujeres de bien a alzarse contra el régimen y hacer de la lucha contra este cáncer causa común. Falta ahora que haga sentir y entender a esos millones que corrupción y guerra van de la mano; que la impunidad es la causa fundamental de la violencia y que esa violencia, que no está ya lejos de nadie, debemos todos detenerla antes de que a todos nos arrastre.

Por Epigmenio Ibarra.
Periodista y productor de Cine y TV en ARGOS. Ex corresponsal de Guerra en El Salvador, Nicaragua, Colombia, Guatemala, Haití, El Golfo Pérsico, Los Balcanes. Ha registrado, con la cámara al hombro, más de 40 años de movimientos sociales en México y otros países.

10,917. 1).-AUMENTO SALARIAL, EN SECRETO, A LA BUROCRACIA DORADA, UN EJÉRCITO DE 317 MIL PRIVILIEGIADOS DEL PRIAN. 2).-LA PACIFICACIÓN ES LO PRIMERO.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1).-Aumento salarial, en secreto, a la burocracia dorada, un ejército de 317 mil privilegiados del PRIAN. 2).-La pacificación es lo primero.

El deber de la juventud es pelear contra la corrupción. Kurt Cobain.

1).-Para los contribuyentes que pagamos nuestros impuestos no hay devolución, o la hacen muy difícil para que el contribuyente desista, la estrategia del SAT es poner trabas para la devolución de impuestos, mientras que para los altos funcionarios del gobierno federal y legisladores hay bonos de retiro millonarios y aumento de sueldo retroactivo al primero de enero; fue el último golpe de la mafia del PRI PAN que muestra así que su ambición es incurable. El aumento salarial que se niega a los trabajadores que ganan el salario mínimo, se realizó en secreto para favorecer a la alta burocracia federal, 317 mil funcionarios resultaron beneficiados con el aumento que se realizó dos semanas antes de las elecciones, cuando la derrota del PRIAN estaba sentenciada. Sí, leí bien, 317 mil funcionarios desde el presidente de la república hasta directores y subdirectores.

Desde la primera quincena  de este mes los secretarios de Estado y los más de 300 mil miembros de la alta burocracia reciben el aumento, en el primer cheque los secretarios de Estado y altos funcionarios recibieron un poco más de 103 mil pesos sólo por el retroactivo correspondiente a los seis meses anteriores al aumento decretado a mediados de junio.

El año de Hidalgo está en su apogeo, diputados, senadores, ministros, consejeros y todo tipo de jerarcas de la mafia tiran los últimos mordiscos en los estertores de la Dictadura Perfecta, como definió a la Partidocracia el ultraderechista escritor peruano nacionalizado español, Mario Vargas Llosa de quien confieso que no he leído ni una línea de sus novelas. Junto con Carlos Fuentes es uno de mis escritores detestables, sus obras no merecen la pena de leerse. Pero en esto de los escritores y de los cantantes hay libertad, hay cantantes a los que me reservo el derecho de no escuchar.

2).-Pacificar al país es una de las prioridades del nuevo gobierno, tan importante es que la futura Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador hará lo que sea necesario para lograrlo; entre las iniciativas de ley que se enviarán al Congreso está la despenalización de las drogas,  la amnistía para las personas que no hayan cometido delitos graves y la creación de comisiones de la verdad, sobre todo en el caso de los miles de desaparecidos a causa de la guerra de baja intensidad que ha dejado más de 200 mil muertos en los dos últimos sexenios.

El debate se pondrá interesante porque apenas se mencionó lo de la despenalización de las drogas, y en particular, de la mariguana, se encendieron los focos rojos de las buenas conciencias. Habría que comenzar por despojar a la planta de poder de sus connotaciones negativas, clasificarla entre las drogas fue un despojo y un golpe a la herbolaria, no es una droga, es una planta de poder, pero en la mentalidad de los legisladores y de muchos mexicanos, prevalece la idea y el término impuesto por los Señores de la guerra infiltrados en el gobierno gringo: que la mota es una droga. 

Para entender esto habría que volver los ojos a la historia de la satanización de la planta que se inicia al comenzar el siglo XX en Estados Unidos, cuando la DuPont, BigPharma, el monopolio del papel y de los periódicos Hearts, y los poderosos dueños del petróleo emprendieron una guerra contra la mariguana por razones económicas políticas y de control social.

Volviendo a la pacificación tan necesaria, como dijo Cantinflas, ya desde endenantes se sabía que este es el reto más importante no sólo para el nuevo gobierno, sino de los mexicanos, porque lo más sencillo es dejarle la bronca a López Obrador, pero esto no va cambiar mágicamente, aún los que ven al presidente electo como un mesías o un místico, como el presidente municipal electo Martín Samaguey, saben que si los mexicanos no cambiamos no habrá cambio profundo.

También es verdad que el nuevo gobierno tendrá que ser congruente y como lo dijo la esposa de López Obrador, no sólo cambiar de forma de pensar, sino de comportamientos, actitudes y formas de gobernar.

10,916. AGUA DE BORRAJAS.


LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Agua de borrajas.
Después de un largo y accidentado noviazgo (siete años y muchas rupturas), finalmente, el primo Chucho, anunció que la doncella había aceptado contraer nupcias con él, para lo que se procedió a la formal ceremonia de “pedir la mano”. Concedida que fue la extremidad superior de la agraciada joven (no se especificó si le dieron la mano derecha o la izquierda), y establecido un plazo prudente para celebrar la boda (ni mucho tiempo que enfriara el asunto, ni tan poco que levantara sospechas: cuatro meses), Chucho, ya seguro de que la zagala era de él, empezó con sus cosas, porque siempre fue muy latoso: que él daría el “gasto” cada día, nada de que cada quincena, porque a él le gustaba administrar bien el dinero; que se irían a vivir a Pachuca, porque “de los parientes y el Sol…”; que la Luna de Miel sería donde ella prefiriera, pero no más de cinco días y tampoco más de tres mil pesos (que entonces eran unos 240 dólares); que tendrían dos hijos solamente, pero que si eran hijas, continuarían en la esforzada búsqueda del varoncito hasta la sexta cría, lo que sucediera primero; que, que, que… no hubo boda, como previó el primo Pepe (el más impresentable, pero sabio). Cosas que pasan.

AMLO porfió hasta lograr lo que mucha gente creía imposible. Ya ganó las elecciones y será Presidente de México. En buena lid, a pulso, caminando toda la república: ni quien diga nada.

Asumirá el cargo hasta el 1 de diciembre (su sucesor lo hará en septiembre… AMLO será presidente tres meses menos que todos los demás, desde Cárdenas, hay golpes que la vida da sin compasión). Los cinco meses completos entre el día de la elección y el de la toma del poder, se les hacen eternos a las huestes de los candidatos ganadores, la mesnada de AMLO no es la excepción y como ya dijo quién toma cada cargo, fomentó la dilatación de pupilas y la emisión de baba verde de ansias. No manda nadie distinto a los que hoy mandan, pero estos tienen un pie en el estribo y aquellos ya se quieren montar.

Se debe reconocer que la mayoría de los supuestos integrantes del próximo Gabinete, han mantenido la boca cerrada, a pesar de lo cual, con los pocos que declaran, afirman, anuncian, sostienen y previenen las acciones del nuevo gobierno, basta para que en la opinión pública vaya permeando la sensación de que ya son gobierno. A este paso, AMLO asumirá la presidencia con desgaste de gobierno sin serlo. No vayan a quemar en la transición lo que jocosamente llaman algunos entendidos como periodo de Luna de Miel de la autoridad (o los cien primeros días, que son una puntada yanqui que acá ya copiamos, como tantas otras).

Piense nomás en el revuelo que ha causado lo de la disminución de sueldos a los altos funcionarios. Pareciera que de eso depende el equilibrio de la finanzas públicas o cuando menos, que será el equivalente a la guillotina generalizada de la Revolución Francesa: justicia a los que han mancillado la honra de La Patria (la señora de toga blanca de la portada de los libros de texto gratuitos; ya no se lo voy a estar repitiendo, cuando vea mayúsculas, es la Dama Nacional).

Si es por ahorrar gasto y ayudar a que el erario alcance para hacer justicia social, le ruego haga una cuenta muy sencilla: calculan los que dicen que saben, que el ahorro en sueldos de funcionarios de alto copete, suma por ahí de 40 mil millones de pesos al año (si es cierto, es una montaña de dinero), pero si toma usted en cuenta que el presupuesto anual del gobierno ronda los 5 billones 280 mil millones de pesos, resulta que el recorte de sueldos, equivale al 0.76% del gasto anual de todo el Gobierno. Como hacer pipí en el Grijalva o el Papaloapan.

Y si no es por eso, sino por respetar la disposición constitucional de que ningún servidor público podrá recibir mayor remuneración por el desempeño de su función que la fijada para el Jefe del Ejecutivo (artículo 127, fracción II), se le solicita tomar en cuenta dos cosas: el Presidente recibe de sueldo por ahí de 250 mil pesos mensuales; AMLO, generosamente, se bajó el sueldo a 108 mil pesos, y esa es la vara con la que van a medir al resto de la estructura de gobierno, casi 60% menos de percepciones, nomás porque sí… ¿y si AMLO lo piensa mejor y en su segundo año decide ganar nomás los 50 mil pesos mensuales con que ahora vive?... ¿de veras van a bajar a todos los altos funcionarios conforme a lo que él diga?

Eso por un lado; por otro: hay servidores públicos con sueldos muy superiores como algunos ministros de la Suprema Corte que cobran casi 390 mil pesos mensuales, pero no por sus pistolas, sino porque el salario se les asignó ANTES de la reforma constitucional de 2009, cuando se puso la regla de no ganar más que el Presidente y no hay leyes retroactivas… y todo esto sin considerar qué tanto vale la pena arriesgarse a que en poco tiempo nuestros altos funcionarios sean una colección de mediocridades. En fin, ya verá AMLO cómo lo resuelve, pero de entrada, por ahorrarse el 0.76% del gasto público como que no suena bien.

No es uno nadie para darle ideas a AMLO, pero si de veras quiere ahorrar, en serio, sería bueno que recapacitara en el aumento brutal del presupuesto federal de 2000 a 2018: de poco menos de 1 billón 200 mil millones pasó a casi 5 billones 280 mil millones, 440% más… ¿cómo en qué?... digo, no nos han pavimentado las carreteras con adoquines de plata, no le han cuadruplicado los sueldos a los pobres burócratas de a pie… las escuelas no tienen aire acondicionado ni comedor a la carta con meseros… ¿en qué?

Y, perdone don AMLO, bien sabe este López simplex que no necesita ayuda para ponerse creativo, pero se le recuerda que en 2016 se suponía que se iba a elaborar un “presupuesto base cero”, o sea, no nada más tomando el anterior para incrementarlo (arrastrando vicios, errores y artimañas). Si hace eso, nomás eso, se va a llevar una sorpresota: le alcanza para todo lo que prometió y para más. Si no, le anticipo, su sexenio va a quedar en promesas, otra vez en agua de borrajas.

10,915. ENCUENTRO CON GOROSITO…NACIONES UNIDAS: BUSCANDO UN PACTO MUNDIAL SOBRE MIGRACIÓN.


Por el Dr. (C) Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

ENCUENTRO CON GOROSITO…
NACIONES UNIDAS: BUSCANDO UN PACTO MUNDIAL SOBRE MIGRACIÓN.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), ante las múltiples crisis humanitarias y el número de fallecimientos derivados de la problemática que viven los refugiados y migrantes en distintas partes de la tierra, apuesta resolver esta terrible crisis con el denominado Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

El documento rector incluye varias áreas temáticas como: fronteras abiertas, acceso a la asistencia legal, derechos laborales, protección consular, transferencia de remesas más barata y reintegración de migrantes y refugiados a las sociedades de origen.

En diciembre de este año se realizará en Marruecos, una Conferencia Mundial Intergubernamental sobre Migración, en la que se espera luego de dos rondas de conversación, una llevada cabo en marzo y la próxima en julio, los 193 Estados miembros de la ONU, adopten el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

Actualmente según datos de la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU, hay 250 millones de migrantes y refugiados, de los cuales más de 5000 fallecieron el año pasado en sus peligrosas y generalmente inhumanas experiencias que viven a lo largo de sus travesías. Entre otros objetivos el Pacto buscará proteger los derechos de las personas desplazadas y ayudará a atender las raíces económicas, ambientales y sociales que obligan a las personas a abandonar sus comunidades y países de origen.

En enero se efectuó en París un foro internacional, en el que el director general de la Organización Internacional para las Migraciones, William Lacy Swing, declaró a Inter Press Service, que la realización del evento fue oportuna y afirmó, “estamos en una nueva era de las migraciones que es una megatendencia de nuestro tiempo”.

En esta nueva etapa consideró a dos elementos como claves: el reconocimiento formal de las migraciones como una fuerza para el Desarrollo Humano Sostenible, con la inclusión formal de objetivos vinculados al fenómeno de la Agenda 2030 de Desarrollo Sustentable y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas.

También consideró la histórica adopción de la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes y las consultas resultantes que formaron la base de las negociaciones formales que conducen a la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

A medida que van avanzando las negociaciones, la ONU hace ver a los Estados que urge que se comprometan a mejorar la seguridad en la circulación de los migrantes ofreciendo oportunidades laborales, educación, reunificación familiar y visas que cubran las necesidades de las familias y la industria, así como asistencia vital cuando los migrantes están en situación de crisis.

Para la investigadora Kate Gough del Centro para el Desarrollo Global, con sede en Washington D.C. “el Pacto Mundial es una oportunidad significativa y crítica que no podemos dejar pasar”. De ahí que “los Estados miembros de la ONU tienen la oportunidad de abordar la gobernanza de las migraciones, de acuerdo con las realidades migratorias actuales y futuras”.

Destacó los beneficios de las migraciones como la contribución significativa y positiva a los países que llegan y los que dejan; pero para maximizar el impacto positivo se necesitan políticas que permitan esos aportes y no que los ahoguen. La realidad y las prospectivas dicen que las migraciones continuarán, y serán fundamentales nuevos caminos legales para los migrantes a los efectos de gestionar los permisos migratorios.

El Pacto ayudará a mitigar los factores estructurales adversos que impiden que las personas construyan y mantengan estilos de vida sostenibles en sus países de origen. Como sostiene la Fundación Internacional de Derechos Humanos: “Las migraciones humanas no son un asunto policial, sino que forman parte de las naturaleza humana. Migrar, huir, buscar refugio, es un derecho humano”.

¡Hasta el próximo encuentro…!
Dr. (c)  Washington Daniel Gorosito Pérez.

jueves, 19 de julio de 2018

10,914. ¡OTRA VEZ ARROZ!


LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¡Otra vez arroz!
Tía Queta, salvo noticia fehaciente en contrario, es un caso único en la historia, desde nuestra madre Eva: la señora se casó y se divorció tres veces… dirá usted que eso no tiene nada de particular y que hay muchas otras mujeres que han reincidido esas y más veces, y tiene razón, nomás que tía Queta se casó y se divorció las tres veces con y del mismo señor, tío Chucho, que era igualito a Beto el Boticario (aunque nadie se lo decía de frente), muy buen tío aunque parece que como marido tenía sus detallitos. Ya viejita la tía, explicaba su trayectoria matrimonial diciendo: -Es que no me resignaba y le hacía la lucha, pero, pues no… -pues sí.

El PRI empezó como PNR (Partido Nacional Revolucionario), fundado por Plutarco Elías Calles en 1928 para que se arreglaran los asuntos políticos sin balazos ni asonadas (sus documentos básicos decían que el objetivo era mantener “una disciplina de sostén al orden legal mediante la unificación de los elementos revolucionarios del país”): lo consiguió y así se estuvo hasta 1938; guste o no, el moderno Estado mexicano fue creado por Calles y a él debe el país las instituciones básicas que explican su funcionamiento, a la fecha.

Luego, a consecuencia del pleitazo entre él y Lázaro Cárdenas, le cambiaron a PRM (Partido de la Revolución Mexicana), con cambios de fondo para borrar el callismo del panorama político nacional, abandonando la política de masas, creando los sectores que controlaban la casi totalidad de la vida nacional (sector campesino -CNC-; obrero -CTM-; popular -CNOP-, y militar, que desapareció hasta los años 40); y mantuvo ese nombre hasta 1946, cuando Miguel Alemán (con la complacencia de Ávila Camacho), creó el PRI, para dar paso a los civiles y los universitarios a la vida política e incorporar el país a la modernidad de entonces.

De PNR a PRM y PRI: tres presentaciones de un mismo producto que se fue adaptando a los evidentes cambios de un país en ruinas que en 1929 tenía menos de 16 millones de habitantes, al actual, una de las 15 principales economías del mundo con casi 130 millones de pobladores.

Un partido creado para una circunstancia muy particular (Calles no dijo que era para siempre, no frieguen), que se acomodó como mejor fue pudiendo a la cambiante situación interna -hoy del todo distinta-, y a los intereses del centro de gravedad que por geopolítica nos corresponde (los EUA).

Un partido que en sus primeros cuarenta años hizo realidad muchas aspiraciones del pueblo y consiguió por mérito propio ser un estado benefactor con altas tasas de crecimiento que el mundo calificó como el “milagro mexicano”.

Un partido que se durmió en sus laureles y permitió todo a los que llegaron después a la presidencia de la república, y sorprendentemente sobrevivió a las crisis económicas sufridas en los sexenios de Echeverría, López Portillo, De la Madrid y Salinas de Gortari-Zedillo.

Un partido que no entendió el significado real de la ruptura de Cuauhtémoc Cárdenas en 1988, de la derrota que sí sufrió Salinas en las urnas ni del asesinato de Colosio en 1994.

Un partido que no supo ser oposición cuando perdió la presidencia 12 años, y que, lejos de corregir y reinventarse en 2012, cuando la recuperó con Peña Nieto, se regocijó con su propia imagen como Narciso y no puso objeción ninguna al completo abandono de sus principios y estatutos en su XXI Asamblea General ordinaria, de marzo de 2013, cuando por disciplina de intereses individuales, los cambió todos, arrumbando su identidad.

El PRI no lo sabe y si ya se enteró no lo dice, pero ya falleció. Expidió su propia acta de defunción al aceptar de hecho que carecía de alguien digno o capaz de ser su candidato a la presidencia en 2018: sin tomar en cuenta a los partidos morralla, en esta elección el PRI quedó en último lugar con su más baja votación (peor que Labastida… y eso, arde).

El lunes pasado, René Juárez Cisneros renunció a la presidencia del PRI y la asumió Claudia Ruiz Massieu Salinas, sobrina de su tío Carlos, con Rubén Moreira de secretario General, hermano de su hermano Humberto, de no feliz memoria. No tienen remedio.

Juárez Cisneros declaró al renunciar que “(…) la transformación del PRI debe de ser del tamaño de la derrota”; y también aceptó que “(…) el PRI se ha alejado de sus bases y se ha infiltrado la simulación y la demanda de una democratización de sus procesos internos, de una gestión social entre sus simpatizantes”.

Y nada más por eso era para que desapareciera el PRI, ya. No es creíble que vayan a intentar otra vez seducir a La Patria. El modelo se agotó, su militancia es ficticia, se fueron desmoronando y su última gran oportunidad la dilapidaron.

Por su lado, doña Claudia, asumió el mando del PRI declarando, entre otras frases de circunstancia: “Asumo la presidencia del partido como una militante que ama al PRI y que ama a México. La asumo con plena convicción de que sí hacemos un ejercicio de reflexión verdadero, incluyente, cercano a la gente y cercano a la militancia, habremos de recobrar la confianza ciudadana y podremos seguir sirviendo a México”. Bostezos.

Este neoPRI creación de Peña Nieto y sus amiguitos, no puede ni intentar montarse en las glorias de un pasado ya remoto. Ni el partido comunista de la Unión Soviética duró tanto. Ya entiendan lo que les dijo la ciudadanía el 1 de julio: no existen. Y lo mismo vale para el PAN y el PRD: los partidos políticos mexicanos mutaron a un sistema de equilibrio de intereses, la partidocracia.

Entre esos tres partidos hicieron posible a AMLO que no es sino un no muy disimulado retorno de una versión del PRI, la de él, cuyo discurso es para otra circunstancia en otra época y no tiene escriturado el futuro, y que para mala suerte del país, aun no es partido y difícilmente lo será, pues la verdad no es hoy sino un muégano de intereses encontrados y hasta opuestos, de personajes menores que ya sueñan con darle en todo por su lado para lograr sucederlo y reeditar la historia del tricolor. ¡Otra vez arroz!