sábado, 25 de agosto de 2018

11,072. CASO DE ÉXITO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd. De México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Alma Delia Murillo.
SinEmbargo. Agosto 25, 2018.

 Tonterías. Foto: Pixabay.

Hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir pero soy duro con él,
le digo quédate ahí dentro, no voy
a permitir que nadie te vea.

—Ch. Bukowski

Te dices, porque así te lo dijeron, que hay que ser alguien en la vida.

Ser alguien. En la vida. Ser.

Descubres, como puedes, así como exprimiendo la lección de Español, que ser y tener no es lo mismo. Pero aprendes a andar por ahí como si lo fueran. Sertener.

Así también, como puedes, apretando el pasado, la identidad, las pérdidas y el apellido, te enteras del alguien que se supone deberías ser.

Ese alguien que necesitas gestar en ti porque lo están esperando tu padre y tu madre o sus ausencias, tu ex pareja o tu pareja y sus ausencias, porque lo está esperando tu —ay de ti— contexto generacional. No puedes traicionar sus vicios porque traicionar los vicios es no pertenecer. Y tú quieres pertenecer.

Te enteras, desde tus preguntas balbuceantes y hermosas, que el mundo espera que seas una respuesta. Fea, chata, común, equivocada o acertada pero respuesta. Muy segura de sí misma, eso sí.

Aprendes la tara: tener la respuesta es ser un ganador. Vivir en la duda es ser un perdedor. Mutilas las dudas, cercenas las preguntas, aniquilas el silencio.

Eres respuesta, tienes un ser. Perteneces.

Te dicen, tienes trece años, que eres muy bueno dibujando, tú lo disfrutas, vuelas con cada trazo. Te dicen, también, que no puedes seguir reprobando Matemáticas. Te pasas diez años de tu vida de estudiante masacrando las neuronas con talleres de regularización en álgebra y geometría analítica. Regularización. Lo consigues, te vuelves regular. Apruebas con medianía Matemáticas, te vuelves Administrador de empresas. Abandonas el dibujo.

Felicidades, tu tarjeta de presentación dirá que eres alguien-gerente-de-ventas -exitoso en la vida. Mutilaste tu vocación.

El presupuesto de ventas, el insomnio, el sobrepeso, el medicamento para la gastritis.

Las gotas para el estrés, la presión alta, las vacaciones en la playa, la fecha de corte, el coche nuevo, el puesto nuevo, el vacío viejo.

Te dicen, ganador-exitoso-triunfador, que ser adulto es aprender que uno más uno suman dos. Respuesta incuestionable de la buena gente, muy segura de sí misma.

Te vuelves dos. Tú y el otro nombre, el que figura en el acta de matrimonio. Suman dos. No está permitido cuestionar si podrían sumar tres, seis, contener multitudes o el infinito.

Felicitaciones y pésames, según la hora del día. Uno más uno suman dos en la receta del éxito emocional. Has mutilado el infinito. Quizá tengas un hijo, habrá que enseñarle a ser alguien en la vida. Quizá convenga deslizar en la lección esta brevísima nota: cuando el ganador deja de ganar se convierte en juguete roto. Jugar a ganadores y perdedores como quien juega a policías y ladrones entraña un peligro, una nimiedad, apenas visible. Honrar el pacto con este mundo de buenos y malos, pero no pactar contigo mismo.

Tonterías. Eres un caso de éxito. El tiroteo no termina.

Eres.
Alguien.
En.
La.
Vida.

Se necesita ser muy hombre para no ser triunfador.

¿Te gustó? Compártelo:

@AlmaDeliaMC

Por Alma Delia Murillo.

11,071. FLACSO-DESDE ARGENTINA.


11,070. 1) -TRANSFORMARSE O MORIR. 2) -ESCÁNDALO EN LA IGLESIA. 3) -TAMBIÉN LAS PERSONAS.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1) -Transformarse o morir. 2) -Escándalo en la Iglesia. 3) -También las personas.

“La perversión está en la Iglesia por reprimir la sexualidad con el celibato, impuesto hace mil años y que ha arruinado tantas vidas’’. Nancy Houston, escritora canadiense que demanda que el Papa Francisco suprima el celibato.

1) -Todo cambia, todo se transforma, decía el viejo aristócrata Heráclito de Éfeso, que vivió en la antigua Grecia y que eligió al fuego como símbolo de su filosofía, porque todo está en constante cambio, “nadie se baña dos veces en el mismo río”, decía utilizando la imagen del río o mejor del gua que fluye; la cosmovisión de Heráclito sigue vigente, se ha fortalecido con el avance de la ciencia y en especial de la física cuántica, microscopio a través del cual hemos visto que el universo subatómico es un cúmulo de energía en flujo y reflujo constante.

La naturaleza y la ciencia nos enseñan que la transformación es parte inherente de la vida, el ser humano sufre una transformación radical luego de 9 meses de preparativos, a lo largo de infinitos eones el planeta se transforma inevitablemente y de Pangea pasamos a un territorio separado en cinco continentes, pero tampoco será permanente, nada permanece para siempre o como dijo un gran químico francés, la materia (la energía) no se crea ni muere, sólo se transforma.

Pero miles de años antes de que Antonio de Lavoisier y Heráclito expresaran sus frases inmortales, los chinos y los hindúes llegaron a la misma conclusión, y antes de que los chinos (leer el Tao te ching) y los hindúes (leer el Bhagabad-gita) lo hicieran otros pueblos que alcanzaron a vislumbrar que la transformación es eterna.

Desde el punto de vista espiritual, la muerte misma encuentra su sentido pleno cuando se le ve desde el enfoque de la transformación, en la naturaleza y en el hombre la muerte es sólo la confirmación de que la materia se transforma constantemente y lo es también desde el punto de vista espiritual, enfoque desde el cual la muerte es una puerta que nos lleva a otra dimensión.

2) -Transformarse o morir es la disyuntiva que enfrenta la Iglesia católica que en las altas esferas vive un proceso de degradación que se manifiesta en el cuerpo todo. No puede ser de otra forma, si la cabeza está mal, también lo estará el resto del cuerpo. Sólo se salva la Iglesia de los pobres.

El caso de los curas pederastas de Pennsilvania, Estados Unidos, es tal vez el que mejor ilustra este proceso de descomposición que incluye la complicidad y/o participación de la jerarquía católica. Aproximadamente 300 sacerdotes abusaron sexualmente de más de mil niños y adolescentes de ambos sexos utilizando ‘‘rituales religiosos, símbolos de la fe y la amenaza de una eternidad en el infierno’’.

Lo más terrible del caso Pennsilvania  es que los altos jerarcas de la Iglesia permanecieron callados desde 1963 convirtiéndose en cómplices de los pederastas, sin dejar de lado que  el uso de rituales y símbolos sagrados es también muy significativo del grado de degradación moral de sacerdotes y altos jerarcas. El mismo gobierno de la Iglesia, el Vaticano, protegió a los curas pederastas y con el uso de su poder silenciaron a las víctimas y  sus familias. La Iglesia jerárquica está ante la disyuntiva de transformarse o morir, pero no nos confundamos, la otra Iglesia, la de los pobres para muchos la auténtica iglesia cristiana,  es la base porque en las comunidades cristianas pobres vive el Espíritu.

3) -No sólo la Iglesia, también los partidos políticos están ante la disyuntiva de transformarse o morir, no es sólo el PRI el que debería de transformarse sino todo el sistema político.

La transformación es una puerta abierta para las personas, para cada persona. Es en cada persona donde se inicia la transformación social, la transformación verdadera es de abajo hacia arriba y de adentro hacia afuera, sólo que la mayor parte de las veces, los de arriba no escuchan a los de abajo, están demasiado ocupados en acumular poder y dinero para escuchar, tal vez como dicen los d la Nueva Era, ha llegado el tiempo de que, como en la democracia directa, la relación del hombre con Dios sea sin burócratas, sin intermediarios.

viernes, 24 de agosto de 2018

11,069. CHIHUAHUAGATE, CASO CLAVE CONTRA EPN.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
SinEmbargo. Agosto 24, 2018.

“No meteré a Peña Nieto a la cárcel”. Foto: Cuartoscuro.

Quienes claman por el encarcelamiento de Enrique Peña Nieto debieran tener presente que para enjuiciar a cualquier persona se requiere que haya una demanda penal en su contra  y tener pruebas de su presunta culpabilidad. No basta con el señalamiento público ni las denuncias de activistas o políticos en los medios. Un caso típico es el de Carlos Salinas de Gortari, que fue acusado de mil infamias. Se hizo célebre su imagen pública en la caricatura de un pelón que huía con un costal  de dinero sobre el hombro.  Y 30 años después de dejar el cargo el ex presidente vive en libertad y tan campante: nunca se probó nada en su contra.

En el caso del todavía Presidente de la República,  los que serían supuestos motivos para llevarlo a prisión, algunos de los cuales rayan en el absurdo, se han convertido en lugares comunes que no tienen ningún sustento legal para enjuiciarlo. Tampoco se ha presentado hasta ahora denuncias en su contra.

Le achacan como culpas, entre otras, la llamada Casa Blanca, la Estafa Maestra, los supuestos sobornos de Odebrech, la matanza de 43 normalistas en Ayotzinapa, la casa de Malinalco, los muertos y desaparecidos de la guerra del crimen organizado, el socavón de Cuernavaca, los lujos y despilfarros de su familia y hasta el avión presidencial que compró Felipe Calderón Hinojosa, su antecesor. Ninguno de tales “cargos” tiene hasta ahora un sustento jurídico.

Molesta y hasta decepciona a esos acusadores la postura de Andrés Manuel ante el caso de Peña Nieto. Lo dijo al final de su campaña y lo ha reiterado como Presidente electo: “No meteré a Peña Nieto a la cárcel”. Esta decisión abona inclusive a la sospecha de un pacto secreto entre ambos, que comparten algunos de los más radicales otrora promotores del tabasqueño.

En primer lugar, no estará entre sus atribuciones como titular del Ejecutivo federal “meter a la cárcel” a nadie: eso compete a la autoridad judicial. En segundo lugar no tiene en sus manos las evidencias como para hacer una denuncia formal. Seguramente sabe que lo más grave es que las acusaciones sin fundamento tangible y sin pruebas se convierten a la postre en bonos de impunidad. Los ejemplos abundan.

Hasta ahora, el único caso documentado que podría conducir a un enjuiciamiento de Peña Nieto es el desvío al PRI de casi 250 millones de pesos, dispuesto por la Secretaría de Hacienda en 2016, para financiamiento de las campañas del tricolor en Chihuahua y otras entidades.  El asunto involucra directamente al ex gobernador chihuahuense César Duarte Jáquez, pero también a personajes del más alto nivel. La SHCP estaba encabezada entonces por el hoy canciller Luis Videgaray Caso. El PRI nacional era presidido nada menos que  por el sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera. Una operación de tal magnitud tuvo que tener la anuencia del Presidente de la República.

Así lo confirma la descarada protección que el gobierno federal ha dado hasta ahora al ex gobernador Duarte Jáquez, escondido en El Paso, Texas. El gobierno de Chihuahua encabezado por el panista Javier Corral Jurado ha presentado ya 14 solicitudes de extradición en su contra, fundamentadas en sendas demandas penales con sus respectivas órdenes de aprehensión, a la que se suma otra de origen federal. La PGR ha entregado sólo ocho de ellas, las que corresponden a delitos menos graves, a las autoridades estadunidenses, que no han actuado.

Hay que considerar el tema que directamente toca a uno de los políticos más poderosos de este país, Beltrones Rivera, y a un funcionario clave en el equipo más cercano de Peña Nieto como es el canciller Videgaray Caso. El involucramiento de ambos lleva irremediablemente a la casona de Los Pinos.  Por eso Corral Jurado ha afirmado que él sí puede tener pruebas para encarcelar a Peña Nieto

El gobernador de Chihuahua acusó colusión entre el Presidente y su actual secretario de Relaciones Exteriores, para bajar de la solicitud de extradición la orden de aprehensión por el desvío de 250 millones de pesos en la cual participó Alejandro Gutiérrez Gutiérrez (entonces secretario general del CEN del PRI y principal operador de Beltrones Rivera), recursos que fueron a parar al partido.

Corral Jurado, que ha sufrido presiones y represalias del gobierno federal por no ceder en su afán de llevar el asunto hasta sus últimas consecuencias, detalló que en la investigación de Gutiérrez Gutiérrez, actualmente preso en una cárcel de la entidad norteña, conduce en términos objetivos no sólo al secretario Videgaray Caso, sino también al presidente Peña Nieto. “No pudo (EPN) permanecer ajeno a los desvíos del Fondo de Fortalecimiento Financiero para las campañas del PRI”, aseguró. Precisó que la estrategia del Mandatario es quitarle los cargos más pesados a Duarte Jáquez  porque involucran a funcionarios de su administración y de su partido. ¿Y a él mismo? “Si traen a Duarte, Duarte se lleva a Peña”, dijo el gobernador al atribuir “directamente” al Presidente la responsabilidad de este caso.

El asunto pone al descubierto, además, un modus operandi común en el sistema político priista desde hace muchos años. El valor de la denuncia de Corral Jurado es precisamente que por primera vez se documenta y prueba esta práctica perversa de canalizar de manera subrepticia recursos públicos a las campañas electorales del tricolor. Este tema reviste enorme trascendencia y  se convierte así en oportunidad única y cierta de llevar a juicio al mandatario actual. Es el caso clave. Válgame.

¿Te gustó? Compártelo:

@fopinchetti

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
Fue reportero de Excélsior. Fundador del semanario Proceso, donde fue reportero, editor de asuntos especiales y codirector. Es director del periódico Libre en el Sur y del sitio www.libreenelsur.mx. Autor de De pueblo en pueblo (Océano, 2000) y coautor de El Fenómeno Fox (Planeta, 2001).

11,068. LA VENGANZA DE DUARTE.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ricardo Ravelo.
SinEmbargo. Agosto 24, 2018.

También falta ver qué dice Javier Duarte. Foto: Cuartoscuro.

Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, podría quedar en libertad en muy pocos días. Quizá antes de la navidad, el ex mandatario abandone la prisión en la que fue recluido tras su captura efectuada en Guatemala en abril de 2017.

La Procuraduría General de la República (PGR), convertida en instrumento del presidente Enrique Peña Nieto, procedió a sustituir, ante el juez correspondiente, la acusación por delincuencia organizada por la de asociación delictuosa, lo que le permitiría al ex mandatario llevar su proceso en su domicilio y quizá plácidamente acostado en un cómodo sillón inglés Chesterfield.

Esta maniobra, a todas luces una acción orquestada por Peña Nieto – y consentida por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien nada ha dicho al respecto –podría poner en la calle a uno de los personajes más polémicos del sexenio, quien en Veracruz está acusado de realizar maniobras fraudulentas, mediante el esquema de las empresas fantasmas, para desviar miles de millones de pesos a cuentas personales y de terceros, es decir, sus testaferros.

De igual forma, sobre Duarte de Ochoa pesan delitos de lesa humanidad, enriquecimiento ilícito, desaparición forzada y uso de dinero público para financiar campañas políticas de candidatos del PRI –presuntamente como parte de un proyecto orquestado por el presidente Peña Nieto, Luis Videgaray –entonces poderoso secretario de Hacienda –y Manlio Fabio Beltrones, presidente del PRI en 2016, cuyo eje central fue el uso de dinero público de varios estados, entre otros, Chihuahua, Chiapas, Quintana Roo y Veracruz.

Duarte de Ochoa también está señalado de comprar decenas de propiedades tanto en México como en el extranjero –casas, hoteles, ranchos, obras de arte, entre otros bienes –presuntamente a través del desvío de dinero público que, de acuerdo con las acusaciones, fue realizado en contubernio con sus más cercanos colaboradores: Vicente Benítez González, uno de sus principales operadores financieros, quien terminó aliado con el gobernador Miguel Ángel Yunes a cambio de impunidad. Benítez era candidato a la cárcel hasta que pactó con Yunes.

En la lista de cómplices y sobre quienes no se ha ejercido acción penal figuran Alberto Silva, ex diputado federal y ex director de Comunicación Social de Javier Duarte en dos ocasiones, acusado también del desvío de fondos de esa dependencia y sobre quien pesan señalamientos del cobro de adeudos de algunos medios de comunicación mediante el uso de facturas falsas.

En la lista también está el ex diputado Jorge Carvallo, quien se ha enriquecido en forma descomunal cuando hasta no hace muchos años era el responsable de cargarle la maleta a Fidel Herrera Beltrán. De 2010 a la fecha, Carvallo fue secretario particular de Duarte, presidente del Congreso de Veracruz y de ahí saltó al círculo de los multimillonarios. El SAT lo investiga, según el expediente del caso, por utilizar una red de cómplices para que le ocultaran sumas millonarias en sus cuentas personales. Dichas personas actualmente son investigadas por el SAT debido a que no justificaron el origen de dichos recursos. Pero Carvallo ni suda ni se acalora. Gracias a su pacto con Yunes nunca ha sido molestado por la justicia.

El caso Javier Duarte, por donde se le vea, es harto polémico. Para llegar a la gubernatura de Veracruz, el actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ofreció encarcelar a buena parte del gabinete que acompañó a Duarte en su gestión. Lo hizo. En el penal de Pacho Viejo, cerca de la ciudad de Xalapa, están recluidos algunos de los más truculentos ex funcionarios. Quizá otros peores están libres, como los ya mencionados.

El caso es que ahora que corre la versión de que el hombre más repudiado, rechazado y odiado de Veracruz –Javier Duarte –puede salir en libertad, va en aumento el mismo rechazo y repudio hacia la persona de Miguel Ángel Yunes Linares precisamente por incurrir en los mismos excesos que Duarte: desvío de fondos del erario, malos manejos con los bienes decomisados a Duarte y ex colaboradores y uso indiscriminado de dinero público para intentar imponer a –Miguel Ángel Yunes Márquez, su hijo, como gobernador del estado.

Yunes falló en su intento perverso. Y eso lo festejan en Veracruz a grado tal que el miércoles 22 un grupo de empresarios colocó un reloj en la ciudad de Xalapa para llevar la cuenta regresiva de los días, las horas y los minutos que le quedan a Yunes en el poder. En pocas palaras, aseguran: “Ya queremos que se largue”.

Pero algo queda muy claro en el estado: si Cuitláhuac García, gobernador electo, no encarcela a Yunes Linares o le exige que se vaya del estado, el ex gobernador de convertirá en una pesadilla para el nuevo gobierno. Algo tendrán que hacer Andrés Manuel López Obrador y su asesor jurídico, Julio Scherer Ibarra, para mantener lejos de Veracruz al llamado “Diablo Yunes”.

Por lo pronto, el tiempo avanza y se acerca el día de la entrega del poder. Yunes ha decidido que el proceso de transición se lleve hasta noviembre. Nada congruente resultó Yunes cuando él ganó las elecciones, pues exigió que dicho proceso se llevara de inmediato. Cuitláhuac García ha mostrado civilidad –también educación y respecto –hacia el mandatario veracruzano, sabedor de que el día de la entrega llegará y Yunes Linares deberá entregar el poder a quien menos imaginó, pues daba por hecho que el relevo sería su hijo, quien todavía está en proceso de restauración emocional tras su derrota.

El tema central ahora en Veracruz serán las finanzas, se asegura que a toda velocidad Yunes contrató a varios despachos de contadores expertos en maquillar cuentas para tapar los huecos que dejará en el erario público, pues se desviaron sumas multimillonarias tanto para la candidatura de Ricardo Anaya como para Miguel Ángel Yunes Márquez. Este es un tema que la nueva administración no debe perder de vista.

Durante el periodo de Yunes no se cumplió con los programas de obra pública. Tampoco se liquidó a cientos de empresarios que  todavía reclaman sus pagos. Menos existen cuentas claras sobre el dinero y los bienes asegurados a Javier Duarte, ex colaboradores y testaferros.

Ahora que casi es un hecho la liberación de Duarte quizá otro de los acuerdos entre Peña Nieto y López Obrador sea el encarcelamiento de Yunes. O bien la negociación para que se vaya del estado para siempre si quiere vivir en paz. López Obrador, no hay que olvidarlo, fue blanco de agravios por parte de Yunes y fue severamente ofendido por quien a lo largo de su historia ha resultado ser un verdadero bagazo de ser humano, quien practica las artes más sucias de la política barata y ruin.

No hay que olvidar el año de 1994, cuando Cuauhtémoc Cárdenas era candidato a la presidencia de la República. El café de La Parroquia de Veracruz de pronto se inundó de vagabundos alcoholizados y homosexuales –travestis en su mayoría –contratados por instrucciones de Yunes Linares –entonces poderoso secretario de Gobierno de Patricio Chirinos –del centro nocturno Bum Bum de la ciudad de Xalapa. El objetivo: arruinarle la visita a Cárdenas. No hace falta añadir palabras a este hecho. Todos lo recuerdan con lujo de detalles.

Ese es Yunes. Jamás ha cambiado ni cambiará. Su incursión en el PAN sólo fue una forma de reciclaje político. El ser humano se mantiene igual hasta el final. Se puede actuar con honestidad pero jamás será un hombre honesto en el ejercicio del poder.

En las manos de López Obrador y de Cuitláhuac García está el futuro de Yunes. De ellos depende si lo dejan libre, deciden encarcelarlo o exiliarlo. Hay quienes afirman, con sorna, que sería excitante que fuera recluido en Pacho Viejo, ahí donde están Gina Domínguez, Arturo Bermúdez y Juan Antonio Nemi. Y existen elementos para hacerlo tanto a nivel federal como a nivel local. Todo es cuestión de voluntad.  A ver que decide López Obrador. De él depende. Si decide llevar el caso a una consulta pública quizá los días de Yunes en libertad estén contados.

También falta ver qué dice Javier Duarte – quien tiene sed de venganza y cuya opinión seguramente tomarán en cuenta –cuando recobre su libertad. Duarte se ha comprometido a denunciar. Al conductor Ciro Gómez Layva — su vocero — le ha prometido en diversas ocasiones que hablará  y contará su verdad. Seguramente tiene mucho qué decir, sobre todo, de Peña Nieto y de Yunes Linares.

Lo que muchos le sugieren a Yunes es que vaya juntando el dinero asegurado a Duarte y las casas que decomisó porque antes de que termine su gestión como gobernador las tendrá que devolver intactas.

O pagarlas si es que ya las vendió.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Ricardo Ravelo.
Ricardo Ravelo Galó es periodista desde hace 30 años y se ha especializado en temas relacionados con el crimen organizado y la seguridad nacional. Fue premio nacional de periodismo en 2008 por sus reportajes sobre narcotráfico en el semanario Proceso, donde cubrió la fuente policiaca durante quince años. En 2013 recibió el premio Rodolfo Walsh durante la Semana Negra de Guijón, España, por su libro de no ficción Narcomex. Es autor, entre otros libros, de Los Narcoabogados, Osiel: vida y tragedia de un capo, Los Zetas: la franquicia criminal y En manos del narco.

11,067. FISCALÍA: EFICIENCIA Y AUTONOMÍA.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Diego Petersen Farah.
SinEmbargo. Agosto 24, 2018.

Los casos de Elba Esther Gordillo y Javier Duarte han puesto nuevamente en evidencia a la Procuraduría General de la República. Ya no sabemos si es ineficiente a secas o intencional y perversamente ineficiente. Ojalá fuera lo segundo, que las pifias, los hierros y la falta de pericia para perseguir delitos de corrupción sean porque hay una mente macabra pensando como ayudar a sus “carnales”, pero me temo que no, que el problema es la ineficiencia a secas, sin adjetivos, que, efectivamente, en este país la justicia es ciega, pero también sorda, muda y lerda: da palos de ciego, no escucha a nadie, no tiene una voz autorizada y hace tonterías por sistema.

Uno puede entender que políticamente el sistema tenga interés en que el ex Gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte, salga de la cárcel lo antes posible, quizá hasta para cumplir algún pacto tipo “compadre, te tienes que ir a la cárcel pero yo me comprometo a que salgas antes de que yo me vaya y te quedes con tu lana para que sigas mereciendo la abundancia”, pero me cuesta muchísimo trabajo pensar que la PGR y el gobierno federal hayan tenido la más mínima intención de ayudar a que la maestra Gordillo saliera del bote y revivir al enemigo. Con la debilidad política que saldrá el grupo de Peña Nieto (quizá sea el expresidente más débil de los últimos años, y particularmente el ex secretario de Educación y responsable de la desastrosa campaña de Meade, Aurelio Nuño, por supuesto que no les conviene tener en la calle, empoderada y enojada, a quien le hicieron la guerra, por las razones que haya sido.

Me temo, pues, que no estamos ante una justicia selectiva sino ante una Procuraduría tan ineficiente que cualquiera que tenga dinero y abogados la puede vencer. Los pobres seguirán siendo la carne de cañón y los que engrosarán las cifras del informe presidencial el primero de septiembre, pero los llamados “peces gordos” se libran de la cárcel literalmente como peces en el agua.

¿La autonomía es un requisito indispensable para que la fiscalía sea eficiente? Jurídicamente no. En eso tienen razón quienes defienden la visión de López Obrador de no ceder la Fiscalía, la independencia no basta, pero no deja de ser una trampa discursiva. La eficiencia y la autonomía son cualidades distintas, ambas necesarias. No se trata de escoger entre una u otra sino de que se cumplan ambas para que realmente sirva. La “independencia de facto” que plantea el presidente electo depende de la voluntad del jefe, es estar parado sobre una pierna ajena.
La verdadera autonomía y eficiencia dependerán de un fiscal fuerte y con voluntad política pero sobre todo diseño institucional inteligente.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Diego Petersen Farah.

11,066. LA ÉLITE TEME A LA MUERTE Y A LOS POBRES.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La Élite teme a la muerte y a los pobres.

"El mundo es un lugar que da mucho miedo en este momento,
especialmente para la gente de dinero. Ellos se sienten acorralados y amenazados. Tom Gaffney, presidente de Balísticas Gaffco.

Detrás de los locos científicos transhumanistas que a través de la manipulación genética, la robótica y la informática pretenden alcanzar la vida eterna, está la Élite, los Señores de la guerra o los Iluminati, que aunque se vean muy machitos y desde sus búnkers-oficinas-mansiones ordenan la vida y la muerte de miles de personas, en realidad temen a la muerte más que el resto de los mortales, por eso buscan afanosamente la fuente de la eterna juventud, por eso consumen alimentos orgánicos y además de transplantes de órganos y otras mañas para ser eternamente bellos, bellos, dicen los conspiranoicos que sacrifican infantes y beben sangre humana, todo para seguir siendo jóvenes y vivir el mayor tiempo posible.

Además de que la Élite y otras minorías como el Club del 1% consumen enormes cantidades de energía (los ciudadanos estadounidenses consumen la mayor parte de los energéticos del planeta y eso que son solo 300 millones) mientras que miles de millones de seres humanos mueren de hambre o de enfermedades curables. Los medios para tener una larga, larga vida no están al alcance de todos, cada vez más la salud y las ventajas y oportunidades que abren la ciencia y la tecnología, será para menos personas, las que puedan pagar.

Puede ser que los avances en la ciencia y la tecnología permita a la Élite vivir 120 años, puede que hasta más años, pero al final serán sólo máquinas, computadoras, un cúmulo de inteligencia artificial con funciones similares a las del cerebro humano, un engendro, un cyborg, al final, sólo quedarán los despojos del hombre que intentó llegar al sol. La muerte inevitablemente llegará incluso para los súper ricos y la Élite, los nobles europeos, los magnates de las nuevas generaciones y los políticos corruptos.

El temor a la muerte es tan viejo como la humanidad que en su clarividencia (saberse mortal) ha encontrado también su castigo y ha desarrollado la obsesión por la permanencia, por la inmortalidad.  La Élite pretende contagiar a todos los humanos del temor a la muerte, cuanto más miedo a la muerte más paranoia y más control social.

El estilo de vida ostentoso y derrochador de la Élite corresponde con su moral sibarita, la búsqueda del placer es primordial, y si el placer se obtiene aplastando a otros, no importa, la filosofía de la Élite es la del astuto Maquiavelo, fiel servidor de los nobles, capataz de reyes y admirador del joven César Borgia; no importan los medios, lo que importa es el fin.

Con información privilegiada en sus manos, la Élite afirma que los recursos naturales están en la cima de su potencial, lo que sigue es el declive hasta llegar al agotamiento de los energéticos que mueven la maquinaria capitalista; por eso la urgencia de la Élite de imponer reformas que aseguren el imperio del neoliberalismo salvaje, para asegurar el control de energéticos, alimentos, drogas, políticos y gobiernos.

La Élite está dispuesta a reducir drásticamente el número de habitantes del planeta, por eso no le importa el cambio climático y sus efectos devastadores sobre todo en los más pobres, el fenómeno de las migraciones masivas, cientos de miles de seres humanos, no sólo no le importa sino que hace lo que puede para acelerarlo, los llamados a contener la emisión de gases invernadero son inútiles, los países ricos industrializados continuarán con su obsesión de crecer cada vez más y las guerras no terminarán, al contrario, se incrementarán hasta que a todo se lo lleve el carajo con miles de bombas atómicas.

¿Cuántos sobrevivirán además de la Élite? Tal vez mil millones o menos, sería lo ideal, entonces, que importa que mueran 6 mil millones de personas? En sus búnkers, la Élite esperará los años que sean necesarios para volver a la superficie y fundar una nueva civilización en donde, por supuesto, ellos serán los amos, sus siervos compartirán los beneficios del poder y la riqueza y el resto de los habitantes serán esclavos.

El otro camino es la cooperación, la resistencia, la paz y el amor.

11,065. LA GUERRA QUE VIENE.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Epigmenio Ibarra.
SinEmbargo. Agosto 24, 2018.

Hemos vivido hasta ahora las primeras escaramuzas. Foto: Cuartoscuro.

“Nos queda la palabra…” 
Gabriel Celaya.

No pudieron impedir que Andrés Manuel López Obrador llegara a la presidencia. Pese a  su esfuerzo por cerrarle, a cualquier costo, su camino a Palacio, se estrellaron contra el muro formado por 30 millones de votantes. Pero no se han dado por vencidos; al contrario, han comenzado a velar sus armas para la guerra que viene.

Durante los últimos 15 años hemos sido testigos y víctimas de su capacidad para orquestar ofensivas propagandísticas contra López Obrador y contra cualquier opositor serio al régimen. La que ya han iniciado ahora, a tres meses de que el nuevo gobierno tome posesión, rebasara con mucho la guerra sucia electoral, las campañas de desprestigio, el abanico de mentiras e infamias al que suelen recurrir. Mucho me temo que lo peor, en ese sentido, está por venir.

Ya no se trata sólo de cerrarle el paso, sembrando el odio y el miedo entre los electores, a un candidato que representa una amenaza para sus intereses, sino de impedir que gobierne quien, en las urnas y en buena lid, llegó al poder. Será la suya -para decirlo con claridad- una franca intentona golpista. Querrán descarrilar al nuevo gobierno, hacer que fracase López Obrador y, si es posible, sacarlo de Palacio.

La derecha en el PRI y el PAN, y sus cómplices en los más altos círculos del poder económico y mediático, no están dispuestos a aceptar la mano que les tiende López Obrador. El llamado a la reconciliación nacional les resulta inaceptable y ofensivo porque inaceptable y ofensiva es para ellos la derrota sufrida el 1 de julio.

Para ellos la democracia (de ahí el “haiga sido como haiga sido” de Felipe Calderón o la compra masiva de votos por parte de Enrique Peña Nieto) sólo sirve, sólo tiene sentido si valida su permanencia en el poder, si les sirve como coartada para someter y saquear a México. Hoy más que nunca, y tienen razón en creerlo así, López Obrador es un peligro para ellos.

Llegaron a las urnas divididos y también por eso perdieron. En 2006 y 2012 formaban un frente común y gracias a eso tuvieron margen de maniobra suficiente para imponerse. Pulverizados en el Congreso no les queda hoy más remedio que apostar por una alianza fuera del mismo. Cerrado el camino institucional para oponerse a López Obrador comenzarán a conspirar y a actuar juntos contra el nuevo Presidente.

Columnistas, presentadores de noticias en radio y TV que les sirvieron con dudosa eficacia en la reciente campaña electoral hoy se ponen de nuevo a su servicio. Quienes guardaron ominoso y cómplice silencio ante los crímenes de Estado y los escandalosos actos de corrupción durante los últimos dos sexenios intentan ahora  perfilarse como las voces valientes y críticas que ya se alzan contra López Obrador.

El primer objetivo de la ofensiva es minar el camino que López Obrador debe recorrer hasta su toma de posesión el 1 de diciembre. Para debilitarlo, para desprestigiarlo es que se despliegan recursos en los medios convencionales y en la red para, por ejemplo, presentarlo como responsable directo de la liberación de Elba Esther Gordillo.

Ninguno de los muchos columnistas y locutores de los que se alzan para denunciar este “hecho” presenta pruebas que confirmen sus dichos. La prensa mexicana, salvo honrosas y contadas excepciones, hace de la filtración y el chisme evidencia incontestable. Es tan abrumadora la repetición de la mentira, tanto el aplomo con el que una y otra vez se repite la misma, que hay quien termina por creerla.

Sorprende, por otro lado, el nivel de encono, la procacidad, el odio que se advierte en la red. Ni en los momentos más álgidos de la campaña electoral actuaron bots y usuarios reales (pero fanatizados al extremo) de forma tan masiva y coordinada. Lo que hoy sucede en Twitter es, a mi juicio, apenas el anuncio de lo que vendrá en los medios convencionales.

Lo que no logran entender los estrategas de esta nueva guerra que se viene y que será despiadada, es que Andrés Manuel López Obrador se crece en este tipo de combate, se alimenta de la confrontación, se nutre de la polémica. Por eso está en la Presidencia pese a ser el político más atacado por el poder y los medios en la historia de México. Porque ni se rinde, ni se deja.

Hemos vivido hasta ahora las primeras escaramuzas. La decisión de disminuir, en un 50%, el gasto en publicidad oficial atizará la contienda. Tanto los medios electrónicos como la prensa escrita y sus colaboradores pueden ver como una nueva afrenta, de ese al que consideran su enemigo ideológico y al que tanto combatieron, el hecho de que atente contra sus finanzas y, peor aún, contra su propia sobrevivencia.

Poder y prensa en México han sostenido una relación perversa. Muchos medios sólo se mantienen en circulación gracias a la inversión gubernamental en imagen. Ante los gobiernos y gobernantes se han acostumbrado a un doble discurso: golpearlos para subir su precio, halagarlos para mantener abierto el flujo financiero. No hay democracia real sin prensa independiente y no hay prensa independiente si esta vive del dinero del erario.

Lo cierto es que para Andrés Manuel López Obrador comprar voluntades y plumas, retractarse en la decisión de recortar el gasto publicitario oficial, contrarrestar los ataques con inversiones en imagen, tan cuantiosas como inútiles, no son la opción, nunca lo han sido.

El contradiscurso gubernamental, necesario en una contienda de este tipo, deberá hacerse sin caer en los mismos vicios, sin incurrir de nuevo en el gasto obsceno, criminal, irracional en imagen que realizaron los gobiernos del PRI y el PAN. López Obrador no necesita, como Calderón y Peña, volverse rehén de publicistas y asesores en imagen, no necesita, en estricto sentido, hacerse de una imagen pública, le basta y le sobra con ser quien es. Así llego a la Presidencia. Así debe mantenerse en ella.

Se batió en campaña y en condiciones adversas sin más armas que su palabra, esa palabra una y otra vez repetida ante multitudes que aprendieron a respetarlo, a quererlo, a seguirlo, sin más medios que sus videos divulgados en la red. Hoy, desde el poder, le tocará hacer lo mismo. Le quedan, nos quedan, porque no está solo, la palabra y los hechos.

¿Te gustó? Compártelo:

TW: @epigmenioibarra

Por Epigmenio Ibarra.
Periodista y productor de Cine y TV en ARGOS. Ex corresponsal de Guerra en El Salvador, Nicaragua, Colombia, Guatemala, Haití, El Golfo Pérsico, Los Balcanes. Ha registrado, con la cámara al hombro, más de 40 años de movimientos sociales en México y otros países.