viernes, 21 de septiembre de 2018

11,199. VERACRUZ: LAS NARCOLICENCIAS.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ricardo Ravelo.
SinEmbargo. Septiembre 21, 2018.

Yunes Linares pasa a la historia como el gobernador más ineficiente de Veracruz. Foto: Cuartoscuro.

Miguel Angel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, heredará un caos a su sucesor Cuitláhuac García: cuentas mal habidas, delincuencia organizada, narcotráfico, traido por él, y una amplia red de corrupción que no podrá ser saneada en los próximos treinta años.

Esa es la razón por la que Yunes Linares –exigente hasta el límite para que Javier Duarte le entregara el gobierno y se adelantara el proceso de transición- hoy se niega a abrir el proceso de entrega del gobierno que encabeza a su sucesor Cuitláhuac García, prudente hasta el límite, quien ha dicho que auditará las finanzas maltrechas de Yunes Linares tan pronto llegue al poder. Y ojalá lo haga.

La demora de Yunes Linares, para entregar el gobierno a su sucesor tiene explicaciones: ha desviado miles de millones de pesos a la campaña de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato derrotado al gobierno de Veracruz; no ha cumplido ni con el diez por ciento de la oferta electoral que hizo como candidato al gobierno de Veracruz; tampoco ha cumplido, por más que se le ha exigido, con la pacificación del Estado: Veracruz está en estado de guerra y durante su administración se ha convertido en un verdadero fosario: por donde se le escarbe, el estado escupe muertos, desaparecidos, todos impunes por desgracia, porque Yunes Linares no aplica justicia. Su ley es el olvido.

Yunes Linares pasa a la historia como el gobernador más ineficiente de Veracruz: contribuyó con la delincuencia organizada y, por si fuera poco, le entregó la emisión de licencias a la empresa Ibero Azteca 2000, compañía que mantiene paralizada la dotación de dichos documentos a todo el estado de Veracruz debido a que carece de infraestructura tecnológica para cumplir con dicha tarea.

Ibero Azteca 2000 es una empresa no ajena a los intereses de Yunes Linares: fue llevada al estado para emitir las licencias, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, pero dado el caos que prevalece nadie descarta que hasta la delincuencia organizada falsamente esté identificada con la emisión de a modo que favorecen directamente a miembros del crimen organizado.

Y es que el representante de la empresa Ibero Azteca 2000 es un personaje con antecedentes penales: se llama Víctor Manuel Alderete Castelán, quien estuvo preso por el delito de fraude y delincuencia organizada hasta el 2013. Este sujeto es el responsable de las negociaciones que lleva a cabo la empresa privada con el gobierno de Yunes.

La empresa Ibero Azteca 2000 carece de toda tecnología y esta es la razón por la que treinta mil licencias mensuales se han dejado de emitir en el estado de Veracruz, lo que ha generado protestas en toda la entidad, sin embargo el Gobernador Yunes Linares, desoye las quejas sociales, por lo que estas van en aumento en la redes sociales.

El caos que ha generado Yunes y la empresa Ibero Azteca 2000 no es cosa menor: está causando un desorden en toda la entidad debido a la falta de emisión de licencias y también existe el riesgo ante la falta de control, de que el crimen organizado, llevado a Veracruz por Yunes intervenga en los procesos de identificación falsa que acrediten por ejemplo a miembros del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), llevados por Yunes a la entidad.

Por otra parte es evidente, que Yunes tiene temor de entregar cuentas claras a su sucesor. Eso explica por qué impuso a Marcos Even Torres, su abogado, como Fiscal Anti corrupción en el Estado. Este personaje no es menor: fue su abogado y es el defensor de toda la familia Yunes Márquez. Es el guardián de los Yunes en el poder.

Regresando al tema de las presuntas Narco licencias, el gobernador Yunes Linares, de acuerdo con informes consultados, aseguró el servidor que contiene la base de datos de licenciatarios de todo el Estado de Veracruz, así como de las solicitudes pendientes de emisión. Lo cual retrasado por varias semanas y ha generado un caos en toda la entidad.

De acuerdo con los mismos informes consultados, la empresa Ibero Azteca 2000 carece del equipo técnico necesario para operar por lo que las solicitudes de licencias en Veracruz podrían estar detenidas en los próximos meses.

Yunes, a diferencia de lo que exigió a su antecesor Javier Duarte, en el sentido de abrir espacio para la entrega recepción del gobierno, actualmente se niega a cumplir dicho proceso. Está ocupado en maquillar cuentas oscuras que según el gobernador electo Cuitláhuac García, saldrán a las claras y posiblemente sean llevadas a juicio.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Ricardo Ravelo.
Ricardo Ravelo Galó es periodista desde hace 30 años y se ha especializado en temas relacionados con el crimen organizado y la seguridad nacional. Fue premio nacional de periodismo en 2008 por sus reportajes sobre narcotráfico en el semanario Proceso, donde cubrió la fuente policiaca durante quince años. En 2013 recibió el premio Rodolfo Walsh durante la Semana Negra de Guijón, España, por su libro de no ficción Narcomex. Es autor, entre otros libros, de Los Narcoabogados, Osiel: vida y tragedia de un capo, Los Zetas: la franquicia criminal y En manos del narco.

11,198. LOS MUSEOS SE PINTAN DE NEGRO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Susan Crowley.
SinEmbargo. Septiembre 21, 2018.

“Siempre críticas, pero sobre todo bellas y convincentes como expresión universal, más allá de su discurso, que desde luego tenía un sentido en sí mismo”. 
Foto: Especial.

Son eternamente emergentes, intuitivos y combativos. Su poder es la expresión, su identidad es la lucha. Devuelven los golpes que han recibido con la frente en alto, a ritmos sincopados. Claman por los derechos humanos, por su raza que es la de todos los que sufren. Subversivos por naturaleza, su grito es ancestral, mítico, ahogado, actual. A lo largo de la historia han ganado un lugar como los adversarios del sistema. Los conocemos como el Black Power, peyorativamente, aunque hoy con orgullo “negro” (nigger en inglés).

Tan antiguos como la voz de una nación, los esclavos pintaron y cantaron la tristeza de una raza que estaba condenada a ser una sombra. Ajenos a los sueños de grandeza de la raza blanca que fundaba una patria cuya semilla era el puritanismo, la fuerza económica y la doble moral. Habitantes de un reino lejano, olvidado, exilados del Camelot donde solo cabían los blancos. Los otros, los que vivían aislados, hacían surgir una cultura que no se detendría con nada. Soul, el alma es negra, dice Louis Armstrong (Satchmo), en una de sus canciones. El blues es un registro único en la música, pero también lo es en la pintura, en la protesta contra la injusticia, es una forma de vivir, sentir y pensar. Es un acto de voluntad imposible de ser atrapado o reprimido. Fuerza de la naturaleza, movimiento puro, más allá del estilo y de las formas impuestas que constriñen a sus necesidades temporales.

La vasta cultura afroamericana es suma de muchas y muy variadas expresiones. Desde su inicio una suerte de ritual representado en cantos espirituales, voces que lloran la injusticia y remiten al trabajo de miles de esclavos, himnos de protesta. Anónimos, potentes, repletos de esencia, de poesía, hoy continúan transformados en otras manifestaciones: Rap, R&B, Hip-hop, una industria millonaria que crea referentes al mundo de la música, la moda y la forma de comportarse con figuras de la talla de Jay Z y Beyoncé que, por cierto, después de su video Apeshit, han sido capaces de devolver multitudes curiosas al Museo Louvre de París. También están las siluetas del artista Bill Traylor que solía caricaturizar perros feroces persiguiendo esclavos aterrorizados y que bien podían tener de fondo la canción “Strange Fruit” de Billy Holliday:

Y mucho más, el neobarroco estilo de Kehinde Wiley, atrevido apropiacionista y a la vez trasgresor de ese arte europeo tradicional tan dado a la glorificación de sus héroes. Un rapero retratado cual Napoleón sobre un caballo relinchante es una imagen sarcástica, sobre todo si cuelga de la pared de un museo. Todo esto es parte del lenguaje a veces ambiguo, siempre contundente, es el beat de los artistas afroamericanos, una fuerza infravalorada, poco conocida, considerada más un reclamo que un estilo. A la que se otorga permiso porque ahora toca ser políticamente correctos.

Llama la atención que están por inaugurarse tres importantes exhibiciones en Nueva York. En el Brooklyn Museum, Soul of a Nation en asociación con la Tate Modern y cuyo curador es Mark Godfrey. Una revisión partir de los sesenta y hasta los noventa de un arte por completo desconocido. 150 trabajos de grandes artistas negros escasamente exhibidos hasta ahora, para vergüenza del mundo artístico. A través de las salas el negro se vuelve una metáfora de la belleza y ofrece una experiencia de ese otro arte tan ajeno a los grandes nombres. La lucha representada a través de carteles y panfletos que retratan el activismo de grupos como Black Panther (fundamento del cambio social); obras de gran formato, de la abstracción de Jack Whitten con sus inmensos homenajes a Malcolm X, a lo figurativo con obras fascinantes como las de Barkley Hendricks. Siempre críticas, pero sobre todo bellas y convincentes como expresión universal, más allá de su discurso, que desde luego tenía un sentido en sí mismo.

En el Met Breuer, una exhibición de escultura del mismo Jack Whitten (mencionado anteriormente), nos permite adentrarnos a una extraña y seductora “hibridación”, un recuento de las grandes culturas ancestrales. Sus esculturas nos remiten a la esencia del arte griego, minóico y cicládico, africano, combinados con objetos encontrados, todos en suma hablando del poder de la escultura contemporánea.

En el Modern Art Museum, llamado familiarmente MoMa, la muy merecida retrospectiva de Charles White, quizá uno de los artistas de mayor trayectoria y genialidad pictórica. Desconocido para muchos, incluso dentro del mundo del arte. Influido por el muralismo mexicano de Rivera y Orozco, una voz que en cada obra se promulga a favor de los débiles, un grito contra la diferencia. Luchador incansable, dueño de una técnica y con una capacidad expresiva impresionante, el creador de “images of dignity”, imágenes de dignidad, no solo fue un gran artista que dominó todas las técnicas, fue un maestro adorado por las siguientes generaciones de artistas como David Hammons y Kerry James Marshall.

Y si en artes visuales el black power determina la tendencia, el famosísimo bar de jazz Blue Note, le sigue los pasos. Robert Glasper y su trío encabezan la lista de presentaciones para el otoño. Su música es una mezcla increíblemente bien lograda de Jazz, Soul, Hip- hop, Gospel y R&B. Influido por Miles Davis, es la nueva generación de músicos capaces de jugar con la improvisación que jamás podrá ser improvisada, como dicen los expertos.

Considerados muchas veces como una minoría o protegidos como “seres humanos” con derecho a ser libres, aunque jamás llegaran a tener la misma voz de sus compatriotas, los afroamericanos cuentan en sus filas una diversidad que vale la pena explorar. Del activismo a las más íntimas emociones desbordadas a través del arte y representadas en disciplinas como la pintura, la escultura, la fotografía, el cine, desde luego la música que han logrado reafirmar su identidad. Los ritmos negros terminaron por redefinir la música del mundo; tras mirar con atención la basta comunidad de creadores afroamericanos comenzamos a preguntarnos si este “black power art” se convertirá en el nuevo canon de las artes visuales. Habrá que ver.

¿Te gustó? Compártelo:


Por Susan Crowley.
Nació en México el 5 de marzo de 1965 y estudió Historia del Arte con especialidad en Arte Ruso, Medieval y Contemporáneo. Ha coordinado y curado exposiciones de arte y es investigadora independiente. Ha asesorado y catalogado colecciones privadas de arte contemporáneo y emergente y es conferencista y profesora de grupos privados y universitarios. Ha publicado diversos ensayos y de crítica en diversas publicaciones especializadas. Conductora del programa Gabinete en TV UNAM de 2014 a 2016.

11,197. EL SHOW DEBE CONTINUAR.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ernesto Hernández Norzagaray.
SinEmbargo. Septiembre 21, 2018.

Era la despedida infame de un sexenio. Foto: Cuartoscuro.

La noche del 15 de septiembre la gente despedía al presidente Peña Nieto con un sonoro, uniforme, contundente y desgarrador: ¡Vete ya!, era un espectáculo triste, sobrecogedor, lamentable, solo escuchado antes en el adiós a Felipe Calderón y este como aquel tuvieron que apechugar estoicamente, ondear la bandera como si no nada pasara.

Era la despedida infame de un sexenio, de un presidente, de una gestión, de un estilo de gobernar, que, si se le mide por la aceptación en el inicio de su gestión, nada tenía que ver con lo sucedido esa noche en la plancha del zócalo de la ciudad de México, sin duda, el mejor calibrador de los humores públicos de la nación.

Así como Peña Nieto estaba en el balcón presidencial ondeando la bandera a unos cuantos miles de kilómetros, allende la frontera, estaba Saul El Canelo Álvarez en la antesala de su pelea contra el kazajo Gennady GG Golovkin en la saturada T Mobile Arena de Las Vegas que se vestía de luces, ronroneo y música electrónica.
¿Que simetrías tiene Peña Nieto en el ocaso de mandato constitucional y un boxeador tapatío exitoso, en el mejor momento de su carrera profesional?

Aparentemente ambos representan las antípodas, el fracaso y el éxito, sin embargo, hay dos puntos de encuentro en su momento estelar de esa noche: Peña Nieto, al momento de dar el grito, obtuvo el unísono la repulsa de la muchedumbre mientras en Las Vegas, los jueces resolvían una pelea de cuerpo a cuerpo que el triunfador era El Canelo Álvarez por “decisión mayoritaria”. Lo quería decir que hubo al menos un juez que vio ganar a Golovkin, sin embargo, las opiniones al menos estaban divididas sobre quien había sido realmente el triunfador.

Al margen de la justeza de una y otra opinión, de su éxito o fracaso, ambos protagonistas de esa pequeña historia nocturna tienen coincidieron en el rechazo de los connacionales, así leí buena parte de los comentarios en redes sociales a los que tuve acceso esa noche, había la sensación que la pelea se la habían robado al kazajo Golovkin qué el triunfo de El Canelo por tanto era espurio, ilegitimo, robado.

Y lo mismo sucedía con Peña Nieto quien era y es percibido como la representación del engaño expresado en la construcción de su candidatura presidencial basada en una narrativa telenovelesca, muy eficaz para conquistar los votos de un sector de la sociedad mexicana que consume este tipo de productos sin dejar de ser ajenos a valores dominantes y no parecieran distinguir entre lo virtual y la realidad, por el contrario, afirman un mundo binario, de los que tienen éxito en sus vidas y los fracasados.

El otro punto de encuentro es el espectáculo. Peña Nieto se inscribe perfectamente en la máxima de Guy Debord, el filósofo situacionista francés, que a finales de los años sesenta ya alertaba sobre la tendencia a incorporar el espectáculo en todas las dimensiones de nuestras vidas: “Todo lo que una vez fue vivido, nos dice el galo, directamente se ha convertido en una mera representación”, es decir, hay “una declinación de ser en tener, y de tener en simplemente parecer”. Es la magia del capitalismo ficción. Que rige tanto la esfera de la política, como el deporte, como la vida.

Peña Nieto fue un producto creado para cachar votos y dar espectacularidad a una política tradicionalmente solemne, grandilocuente, pero al mismo tiempo sosa, aburrida, pero sin duda perseverante en sus manías, y así son los últimos actos de su mandato, es la autodespedida en Palacio Nacional donde hizo un resumen de su informe de gobierno, entre lágrimas de su mujer e hijas, entre aplausos e hipocresía; pero también es el derroche en la noche del grito ¡Viva México!, las imágenes más que enorgullecer a la muchedumbre desbocada están pensadas para portadas de revistas tipo Hola!, lejos han quedado el verbo vehemente de López Portillo con la última predica del nacionalismo revolucionario, ahora todo es imagen, posturas, representación.

Lo mismo sucede en el boxeo. En las grandes catedrales del pugilismo mundial y que mejor en Las Vegas, donde toda fantasía se vuelve realidad, representación de un mundo ubicuo, con sus canales venecianos, la Torre Eiffel o las pirámides de Luxor. Una ciudad hecha para la impostación, el disfrute, el gozo, el recuerdo o el olvido, ahí esta la máxima del desenfreno, el exceso, la fiesta: Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas.

En eso que se ha convertido el nuevo boxeo, ya no interesa tanto quien gana o quien pierde, sino que haya espectáculo, que cumpla con la expectativa recreativa, pero sobre todo con el negocio, el negocio del espectáculo no es casual entonces el acompañamiento esa noche de grandes figuras del deporte y el cine. Ahí estaban en primera fila Will Smith, Triple H, Prince Royce, Lebrón James, Mike Tyson, Verónica Castro y Luis Miguel, entre muchos otros, que le daban un toque distintivo y mayor espectacularidad a esa representación.

Cierto, la pelea tuvo la garra requerida como cumplimiento de la expectativa colectiva, la sombra del empate de diciembre de 2017, el dopaje de El Canelo que le sancionó la Comisión de Boxeo de Las Vegas que postergó la pelea hasta septiembre, las bravatas de Golovkin y las casas de apuestas, daban como amplio favorito al kazajo, y todo ello generó la atmosfera, la expectación de la “pelea del año” y lo era por los cientos de millones dólares en juego.

Entonces, en la puesta en escena de Palacio Nacional y el ring de T Mobile Arena, hay un punto de encuentro que es la representación, pero está igual es efímera, para paulatinamente ir desapareciendo, renovándose en otras representaciones, sean políticas o boxísticas, lo que se trata es de convocar a la masa sea a través de la televisión, las redes sociales, o la presencia física, donde el enojo y la mentada de madre, son como los cacahuates agrisalados que se pasan con un sorbo de cerveza. Así de banal, e irrelevantes, son los tiempos que nos toca vivir en esto que Vicente Verdú, el recién desaparecido sociólogo catalán, llamaba capitalismo ficción.

Ya veremos en 2019, cual es el sello del espectáculo que se manifiesta en Palacio Nacional y en Las Vegas, quienes son los protagonistas de las nuevas peleas que animan a la apuesta, a la confirmación de que el show, sin duda, debe continuar.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Ernesto Hernández Norzagaray.
Doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel II. Ex Presidente del Consejo Directivo de la Sociedad Mexicana de Estudios Electorales A. C. 2007-2010, ex miembro del Consejo Directivo de la Asociación Latinoamericana de Ciencia Política (Alacip) y del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Ciencia Política A.C. Colaborador del diario Noroeste, 15Diario, Riodoce y Ha recibido premios de periodismo autor de múltiples artículos y varios libros sobre temas político electorales.

11,196. EL DINOSAURIO SIGUE AQUÍ.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Epigmenio Ibarra.
SinEmbargo. Septiembre 21, 2018.

No quiero terminar mi vida sin ver cómo se extingue. Foto: Cuartoscuro.

Como una fiera herida, pero todavía con enorme fuerza, el régimen corrupto sigue dando coletazos. Se resiste a asumir la suerte que 30 millones de mexicanas y mexicanos le escrituramos en las urnas. PAN y PRI, aunque tocados por la derrota, mantienen la capacidad ofensiva y tienen de su lado a la mayoría de los medios masivos de comunicación, a presentadores de noticias de radio y TV, y a una amplia gama de los llamados líderes de opinión.

En defensa de este régimen, del que obtuvieron riquezas, poder e influencia se movilizan también grandes empresarios y altos jefes militares. No solo se trata de la presión política y mediática que puede ejercerse contra el nuevo gobierno sino de aplicarle a éste todo el peso del dinero y de la fuerza. El propósito es anularlo aun antes de que tome posesión para propiciar, en las elecciones intermedias dentro de tres años, la restauración.

A la presión política, el descrédito mediático y la coerción económica, que ya están operando contra López Obrador, sumarán la presión militar; lo harán propiciando conflictos y alentando la acción de bandas criminales para presentarse como la única opción posible de contención de la violencia. Cuentan con centenares de millones pesos, mantienen posiciones clave en la política, el aparato gubernamental, la milicia y la banca y creen que la suma de todas sus acciones provocará la derrota temprana del nuevo gobierno.

El mantenimiento de la “normalidad democrática” ha impedido a estas fuerzas, que son legión, desbocarse. Víctimas de la ficción que ellos mismos ayudaron a construir, de la coartada que establecieron para poder delinquir impunemente, de la versión (pura ficción) de que en México existe de verdad una democracia, han debido contener sus llamados y sus iniciativas francamente golpistas y por el momento se concretan a mirar la paja en el ojo de López Obrador después de haber ignorado durante décadas la viga en sus propios ojos.


Es preciso tomar conciencia de que: para el régimen, la democracia era y sigue siendo sólo una coartada; las instituciones de la República, pura fachada; el poder Judicial y el Legislativo, simples peones del Ejecutivo; y los medios, sólo un espejo en el que se miraba el presidente en turno. La abrumadora derrota electoral les ha atado las manos por el momento, pero la inminencia de una derrota definitiva está haciéndoles pensar en que es preciso comenzar a actuar con más descaro y con más eficacia.

Pese a que muchos no alcanzan a verlo aún con claridad porque se compran el espejismo de esa “normalidad democrática”, se ha producido aquí la debacle de un sistema autoritario. No fue esta una elección más, el cambio de un presidente por otro, de unos senadores y diputados por otros, cayó un régimen. Ha llegado a la Presidencia, aunque aún no se ciñe la banda presidencial y faltan para eso todavía 71 largos y peligrosos días, un hombre que ha declarado que aquí el que manda, el único soberano, es el pueblo de México y que sólo ante el habrá de doblegarse.

Este simple dicho de López Obrador resulta para el régimen intolerable. Más intolerables aún las acciones que ha comenzado a tomar y que afectan directamente los bolsillos, los cotos de poder, las influencias de la clase política tradicional y sus aliados en los medios, las empresas y el ejército. Los prejuicios, las banderas ideológicas o la ingenuidad ciegan a muchos que hablan de la muerte prematura de la cuarta transformación. No se dan cuenta de que operan como “tontos útiles” del sistema del que siempre se han dicho opositores.

Hemos sido, las mexicanas y los mexicanos, testigos, protagonistas y corresponsables del derrumbamiento de uno de los regímenes más antiguos, más corruptos, más violentos y más resistentes del mundo. Un régimen que supo transformarse para prevalecer y que tendió lazos de unión tanto con la derecha como con una parte de la izquierda, dejándoles a cambio una parte del botín. Compró el PRI a mujeres, hombres y partidos con nuestros impuestos; los hizo cómplices, los utilizó de coartada. Ha caído un régimen (una dictadura de nuevo tipo, pero sanguinaria y feroz como las otras) que, pese a su descrédito, supo vender, a propios y extraños, la idea de que en este país había una democracia. Y como la democracia, parafraseando a Goya, también engendra monstruos, el régimen puede valerse de ésta para ponerse en pie de nuevo en las elecciones intermedias.

No asaltó el pueblo el palacio de invierno, ni se alzó en armas para derrocar a un tirano; simplemente se organizó y votó por aquél que dijo que acabaría de raíz con la corrupción y transformaría a México. Cuauhtémoc Cárdenas y López Obrador hicieron grandes y aun no reconocidas aportaciones a la paz social en México: el primero al decidirse, tras el golpe de 1988, a fundar un partido y construir una vía democrática; el segundo, por no caer en la tentación insurreccional en 2006 y sobre todo por su terca decisión de cambiar este país llamando a votar masivamente. El dinosaurio no se extinguió como resultado de un golpe asestado con las armas; fue herido de muerte en las urnas, pero sigue aquí, entre nosotros, preparándose para volver.

He conversado con Verónica y con otros compañeros sobre cuál ha de ser el tono de mi voz en esta nueva circunstancia. En las redes me preguntan si he de ser tan crítico con el nuevo gobierno como lo fui en el pasado con los de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Yo no soy de esos que callaron cobardemente ante los crímenes de esos dos hombres infames y hoy se presentan como valientes críticos y opositores de López Obrador. Menos soy todavía de aquellos que piensan que todos los políticos son iguales. No votamos este 1 de julio sólo para cambiar de presidente, sino para cambiar de régimen, y ese cambio de régimen es un largo y afanoso proceso al que debemos sumarnos con López Obrador muchos millones de ciudadanos para hacerlo efectivo e irreversible.

Viví con la vergüenza de tener a mis espaldas la pesada lápida del régimen autoritario. No quiero terminar mi vida sin ver cómo se extingue, por más coletazos que dé, ese monstruo que se ha alimentado durante décadas de sangre inocente y que ha dejado al país hecho pedazos. No puedo olvidar a sus víctimas, no debo callar ante sus crímenes. La verdad, la justicia traerán a México la paz y el fin de la impunidad y la corrupción; traerán la prosperidad. Estoy por la cuarta transformación de la vida pública, pero no la tomo como un dogma de fe ni soy su cruzado, la asumo como una causa justa por la que hay que pelear. Al servicio de estos ideales es que he de poner mi voz. No soy imparcial, nunca lo he sido. Ser neutral no es lo mío.

¿Te gustó? Compártelo:

TW: @epigmenioibarra

Por Epigmenio Ibarra.
Periodista y productor de Cine y TV en ARGOS. Ex corresponsal de Guerra en El Salvador, Nicaragua, Colombia, Guatemala, Haití, El Golfo Pérsico, Los Balcanes. Ha registrado, con la cámara al hombro, más de 40 años de movimientos sociales en México y otros países.

11,195. “ME CANSO GANSO”.


LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

“Me canso ganso”.
En la institución penitenciaria en que este menda cursó Primaria y Secundaria, daban boleta de calificaciones cada viernes, arruinando al del teclado todos sus fines de semana de nueve años seguidos, porque para el señor y la señora López, 8 era la nota mínima aceptable y un 7, uno, era bronca segura. El problema básico de su texto servidor no eran las materias académicas, sino el temido rubro de “Conducta”, pues para alcanzar el maldito 8 había que ser paralítico, mudo y dócil como novicia del Verbo Encarnado: muuuy difícil (vivía castigado). Aparte había un tablón grandote, en el patio principal, en el que ponían, cada mes, el “Cuadro de Honor”, con el nombre del mejor alumno de cada salón. Y cada mes iba doña Yolita a revisarlo para rendir parte a la hora de la comida: -No salió en el Cuadro de Honor –y el “pater familias” siempre decía entre dientes, negando con la cabeza, cosas  como: -No tiene remedio… ni cheques… ya no te fijes… así le irá en la vida -y otras frases motivacionales por el estilo. Maldito “Cuadro de Honor”.

“Palacio Legislativo, 20-09-2018 (Notilegis).- La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad, con 453 votos a favor, un decreto por el que se ordena inscribir con letras de oro (que no son de oro), en el Muro de Honor del Palacio Legislativo de San Lázaro, la frase “Al Movimiento Estudiantil de 1968”, a 50 años de esos trágicos acontecimiento (…) El Pleno aprobó tramitarlo como de urgente resolución y con la dispensa de todos los trámites (…) En la exposición de motivos se señaló que el movimiento estudiantil de 1968 y los hechos del 2 de octubre de aquel año, son un punto de inflexión en el México contemporáneo a partir del cual el país caminó hacia la apertura democrática (…) Es, por tanto, un hecho cuya memoria debemos perpetuar (…)”. Tcht!

El bolón de diputados presentes, sintiendo que por las venas les corrían torrentes de patriotismo, conscientes del momento que les tocó vivir, corearon cinco veces: “¡2 de octubre, no se olvida!” Bonito hacer historia.

Lo del 68 fue un despelote que no sabemos, ni sabremos, quien organizó -no fue espontáneo-, con un Pliego petitorio de chisguete que en nada se cumplió (la “disolución social” sigue en el código penal, con mejores palabras, pero ahí sigue, ni modo que no; a los Granaderos les cambiaron de nombre pero siguen, nomás faltaba que el estado estuviera inerme). Ese despelote sirvió para que lo capitalizaran algunos gargantones que jugaban en las grandes ligas de la política nacional… con beneficiarios a la vista.

Y de lo del 2 de octubre sí debe decirse que fue un planeado absurdo sin justificación moral posible, sean 40 o 350 los muertos: uno ya es exceso. Pero planeado para que el ejército se balaceara con el ejército, aunque muriera gente: urgía matar el Movimiento. Brutalidad imbécil que amarró la candidatura a la presidencia de la república del que cargó con la responsabilidad: Luis Echeverría (cargó con la responsabilidad porque era el Secretario de Gobernación, pero tampoco crea que lo agobia la conciencia… tan tranquilo).

El hermano mayor de este tecladista -medio amigo de algunos líderes de medio pelo del IPN-, desde el día anterior informó: -“Mañana no dejen salir a este -“este” era éste-, hay un mitin en Tlatelolco y va a haber muertos, esto –“esto” era el Movimiento-, ya se acabó –y a este le asignaron marcaje personal y de zona -ni las narices asomó-, y hubo muertos y “eso” se acabó. Si lo supo un mocoso de 19 años, lo debían saber otros menos mocosos. Hubo muertos y encarcelados y nadie de los convocantes al mitin ha dado nunca la cara, ellos están instalados en héroes y mártires que vivieron largas vidas. Hay responsables de los dos lados.

Con algunas dignas excepciones, entre las que destaca el valiosísimo Luis González de Alba quien escribió y dijo muchas verdades incómodas a los aspirantes a próceres, los principales líderes del Movimiento después fueron mediocres vividores del mismo sistema político. Casi todos.

Con perdón de los que sufrieron en 68: al 68 le falta mucho para ser la gesta histórica que se pretende; el régimen político sí cambió pero no por el Movimiento, nomás piense que conservó el poder 32 años más. O sea.

Y eso de que fue el punto de inflexión “a partir del cual el país caminó hacia la apertura democrática”, quedó en eso, en punto: le debe más el país la apertura democrática a los socialistas, comunistas y guerrilleros de la época (esos sí pusieron mucha sangre), y a la reforma política de 1977 de Jesús Reyes Heroles. Mucho más.

Igual: el Movimiento va a estar en el “Muro de Honor” de la Cámara de diputados, donde se anotan, dice el Congreso, “los nombres de personajes, instituciones y héroes nacionales  reconocidos por sus méritos a la Patria”; muy bien. Que anoten al Movimiento.

Igual estaba Iturbide y lo borraron por canallas; y están Cuauhtémoc y Nezahualcóyotl, que ni mexicanos fueron (no hicieron cosa meritoria por la patria porque no había patria). Y está la enorme sor Juana, que murió 126 años antes de que existiera México. Igual están los que firmaron los Tratados de Guadalupe-Hidalgo que vendieron más de medio territorio; y Obregón, que se limpió con la Constitución recién terminando apenas la Revolución y se reeligió presidente (insisto en lo de Iturbide, a fin de cuentas lideró la independencia y diseñó nuestra bandera, digo), para ya ni mencionar los nombres de otros que provocaron discusiones muy acaloradas cuando los propusieron, por sus famas personales de bandoleros, oportunistas o malas personas… pero ahí están. No pasa nada.

¡Ah! y también están con letras de oro (que no son de oro), las frases atribuidas a Juárez y Guerrero: “Entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz” y “La Patria es primero”. ¿Sabe qué?, aprovechando, para dejar testimonio de nuestros tiempos, que agreguen la que consagra el punto de inflexión a partir del cual se acabó la corrupción en nuestra risueña patria: “Me canso ganso”.

11,194. 1) -LA REBELIÓN DE LOS PENSIONADOS. 2) -ÉXITO=DINERO…, Y PODER POLÍTICO.


REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1) -La rebelión de los pensionados. 2) -Éxito=dinero…, y poder político.

La avaricia es corruptora de la fidelidad, de la honradez y de todas las demás virtudes. Salustio.

1) -El ataque neoliberal contra el pueblo es particularmente feroz contra los pensionados y jubilados, un sector de la sociedad que poco a poco crece no sólo en número sino en conciencia social. Las movilizaciones de ciudadanos pensionados de la tercera edad en Argentina y España es un síntoma de que entre los veteranos comienza a fortalecerse la idea de que la unión hace la fuerza y de que si no se movilizan serán sacrificados en el altar del profeso…, para unos cuantos.

Al leer las notas que informan de las movilizaciones de los rupertos en el mundo una luz de esperanza se abre para el mismo sector social que en México pasa por iguales dificultades: un sistema que los excluye y los condena a una vida (lo que nos queda de vida) de carencias con pensiones que no alcanzan para lo esencial. ¿Y qué decir de los millones de ciudadanos de la tercera edad mexicanos sin pensión que deambulan por las calles sin nadie que les tienda la mano, sin ningún tipo de seguridad social ni apoyo médico y alimentario?

La indignación mueve a los adultos mayores de Argentina y España, y ¿en México cuándo? Desde 2015 en Argentina el gobierno neoliberal de Macri, un corrupto que se hizo millonario por la política, ha golpeado a los adultos mayores. Si el pueblo argentino en general está en una de sus peores crisis económicas, ¿cómo estarán los pensionados que han visto desplomarse sus ingresos día tras día?  En el país del cono sur se cuenta con 7 millones de pensionados que han perdido el 50% de su poder adquisitivo desde 2001 y la caída sigue aceleradamente con la inflación que se desató en el país sudamericano.

En España los adultos mayores han sido castigados por el sistema neoliberal, los escándalos de la monarquía con sus lujos y excesos ha indignado a los españoles, pero la indignación aumenta en los adultos mayores ante los recortes a los recursos destinados al sistema de pensiones.

Con 12 millones de adultos mayores, en México sólo reciben pensión 2.9 millones (31%) de personas por pensión o jubilación del Estado, mientras que 4.7 millones (49%) reciben lo que se denomina pensión no contributiva o que se obtiene a través de los programas federales, estatales y municipales dirigidos a personas de 65 años y más, pero al menos 2.5 millones (26%) de adultos mayores no reciben ningún tipo de apoyo.

Las pensiones en México son un reflejo de la desigualdad generalizada, desigualdad que se agudiza con la diferencia de género, a pesar de que el promedio del ingreso general de los pensionados es de poco más de 6 mil pesos para los hombres y 5 mil para las mujeres, en realidad el esquema favorece a los hombres sobre las mujeres, a los de más ingresos, a los de mayor nivel educativo y a los que radican en las zonas urbanas del norte y  centro de la república.

2) -Un ejemplo más del abuso de los políticos, gobernantes y funcionarios públicos es el caso de Jorge Zuriel de los Santos Barrila, que con el nombramiento de fiscal general del Estado de Guerrero en mayo pasado a propuesta del Señor Gobernador del Estado, le llegó también la buena fortuna que no tardó en manifestarse en su estilo de vida, totalmente palacio; de vivir en la colonia popular Progreso, Jorge pasó a ser vecino de uno de los fraccionamientos más exclusivos de Acapulco.

La nota y la foto fue publicada por el diario Reforma que informó que el afortunado Jorge compró la mansión en 10 millones de pesos en dos cómodos pagos de 5 millones cada uno, se puede firmar que se trató de una verdadera ganga porque la casa está valuada en un millón de dólares, el doble de lo que pagó el flamante fiscal general de Guerrero. Y ¿Cómo hizo Jorge para pagar prácticamente al contado la lujosa mansión (eso sin mencionar los muebles y equipamiento de su nuevo hogar) si sólo gana 80 mil pesos al mes, que con los 20 mil pesos de viáticos suman 100 mil mensuales?

Ahorrando el sueldo y viáticos de los tres meses que tiene como fiscal Jorge sumaría sólo 300 mil pesos, ni para los muebles que llenarían las seis recámaras. ¿De dónde le llega tanto dinero a Jorge?

jueves, 20 de septiembre de 2018

11,193. APOYO AL CAMPO, FUNDAMENTAL PARA EL DESARROLLO DEL ESTADO.


Por Adriana Hernández Iñiguez.
Diputada por el distrito de
La Piedad, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Boletín Informativo.
AHI-I-001

Apoyo al campo, fundamental para el desarrollo del estado: Adriana Hernández Iñiguez.

·       La legisladora se reunió con líderes campesinos
para buscar soluciones a la problemática
generada por las inundaciones en el bajío.

Morelia, Mich. 20 de septiembre de 2018.- El apoyo al campo es fundamental para el desarrollo pleno del estado, por lo que trabajar de la mano con los representantes de este sector permitirá atender las necesidades y contingencias, afirmó la diputada Adriana Hernández Íñiguez.


En el marco de la reunión que sostuvo con líderes de la Confederación Nacional Campesina (CNC), la legisladora priísta se comprometió a dar acompañamiento a los representantes de este sector en el bajío, con el propósito de atender las problemáticas que surgieron a causa de las inundaciones que han afectado el campo.


En ese sentido, señaló que es indispensable concretar una mesa de trabajo para la realización de un plan hidráulico del Bajío, además de comenzar a analizar el tema del recurso que se destinará al sector en el marco del presupuesto 2019.


A la par, Hernández Íñiguez afirmó que también es primordial examinar el tema del recurso de aseguramiento, con la finalidad de que los fondos sean confiables.

En ese sentido, la congresista refrendó su compromiso para seguir apoyando al campo, ya que de esta forma se coadyuva en una mejor calidad de vida para los michoacanos y, a la par, se impulsa el desarrollo de la entidad.

A la reunión acudió el líder de la CNC en Michoacán, Jesús Luna Morales, así como diversos representantes campesinos de los municipios que conforman el bajío.