domingo, 6 de enero de 2019

11,569. 1). -BUEN HUMOR Y SALUD EN 2019. 2). -CAPITALISMO O MUERTE.


REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1). -Buen humor y salud en 2019. 2). -Capitalismo o muerte.


“Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir”. Confucio, S. V-VI antes de Cristo.

1). -Mis mejores deseos para mis hipotéticos lectores para este año que comienza es buen humor y salud, buen humor para contrarrestar a los profetas del caos y salud para poder trabajar y ganar el pan de cada día, lo de los profetas del caos viene a cuento porque en estos días el bombardeo sobre las catástrofes por venir es intensivo, con base en interpretaciones bíblicas y en versos del profeta Nostradamus, se anuncia el final de los tiempos, ¿cómo enfrentamos este bombardeo intensivo?, con buen humor, no hay de otra. La ciencia médica demostró que las actitudes positivas de las personas son fundamentales para su bienestar físico y emocional, así que al mal tiempo buena cara.

2). -No quiere decir que ignoremos la realidad, somos conscientes de que el principio del fin está muy cerca si no transformamos nuestro sistema de producción, lo que hace necesario transformar también las relaciones de producción, como diría don Carlos Marx, en El Capital, libro tan desconocido y poco leído, pero muy citado por personas que nunca pasaron su vista por el texto. En pocas palabras y como lo advirtieron ya algunos de los pocos líderes conscientes que quedan, la disyuntiva para la humanidad es capitalismo o muerte.

No tenemos mucho tiempo para hacer lo que a cada persona le toca hacer, pero es evidente que prevalece una gran ignorancia sobre el tema, esto es producto de la desinformación que se lleva a cabo desde los gobiernos del planeta, el ejemplo de esto es Estados Unidos, uno de los países que más contribuyen al calentamiento global y que por decisión del magnate Trump, se retiró de los acuerdos de París para reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Ignorantes y mercantilistas como son, los diputados locales del PRI, PAN, PRD, Verde y el gobierno del Estado de Michoacán impusieron los llamados impuestos “ecológicos”, que en realidad son cobrar por permitir a los industriales envenenar el planeta, a 100 pesos o 250 pesos la tonelada ¿qué me importa el aire, la tierra y el agua del Estado; en el lenguaje hipócrita de los políticos y sus partidos “ecológico”, significa contaminante.

El enanismo mental de los legisladores locales y sus impuestos, responden a una visión de gobierno piramidal, totalmente contraria al espíritu comunitario de nuestros ancestros, el pueblo purépecha, pero veamos las cosas con buen humor, después de todo, le queda poco tiempo al gobierno perredista y no creemos que los michoacanos seamos tan necios como para volver a confiar en el PRD o en cualquiera de los partidos. Todos en menor o menor medida son lo mismo, Morena enfrenta su primera prueba, está por verse si responde a los intereses de la sociedad o a los intereses corporativos.

En suma, para salvar al planeta y a la humanidad es necesario tomar cartas en el asunto y concientizar a los más próximos; los niños y adolescentes deben saber el reto que enfrentan, aunque por el momento no quieren compromisos más allá de lo que dicte el bienestar inmediato, ponerlos a pensar en el futuro próximo no es agradable, pero veámoslo como un reto en el que cada uno de nosotros puede hacer algo.

El poder ciudadano es inmenso, pero lo ignoramos, así conviene a los partidos y gobiernos, por nuestra parte continuaremos con nuestra tarea de advertir del peligro que ya está aquí; la desobediencia civil ha madurado y es consciente, una de las conclusiones más interesantes del movimiento de los chalecos amarillos en Francia es que los pueblos no quieren más líderes ni partidos, la asamblea popular es la que decide.

La solución no es el socialismo, con todo y los grandes héroes que ha dado, menos aún el feudalismo al que quieren llevar los partidos de ultraderecha, la solución es la democracia directa. No es que sea algo nuevo, la democracia directa (la asamblea popular) existió desde hace cientos de años en Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Nayarit, etcétera, cada vez en más municipios sobre todo indígenas, las autoridades son la asamblea popular, así ha sido desde que los ancianos tienen memoria histórica, una memoria que ni los partidos políticos ni los líderes corruptos han podido borrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: