miércoles, 9 de enero de 2019

11,587. FORTALECER EL ESPÍRITU COMUNITARIO.


REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Fortalecer el espíritu comunitario.


Si todos nos pusiésemos de pie se terminaría su pequeño juego (Medios de comunicación, FDA, Farmacéuticas, Gobierno, Bancos, Tabaco). Movimiento
de los Chalecos Amarillos (MCA)

¿Cuáles son las propuestas de los chalecos amarillos y porqué el movimiento crece en todo el mundo?

La demanda más importante del Movimiento de los Chalecos Amarillos que se fortaleció en las últimas semanas del 2018 en Francia es un cambio sistémico, un cambio de modelo económico, político y social, esto significa el fin del sistema neoliberal impuesto desde hace décadas por los corporativos globales cuyos propietarios son el famoso Club del 1%, también llamados la Élite o Señores de la guerra.

La demanda de un cambio sistémico es casi totalmente desconocida en nuestro país, ya sabemos que la ignorancia a nivel  mundial se fortalece a través del control de los medios de difusión, y en especial de la televisión y la radio, que difunden lo que se les ordena, en el caso de la información del movimiento de los chalecos amarillos (MCA) siguen la línea impuesta desde arriba y difunden las imágenes de violencia, no las demandas de fondo de los inconformes.

Ya sabemos también que para justificar la represión policiaca, los gobiernos utilizan grupos de infiltrados, es una técnica que utilizó el gobierno de México desde 1968 en Tlatelolco.

Más que la palabra cambio, el término adecuado para las demandas de los chalecos amarillos es “transformación”, la misma palabra que es la clave en el gobierno de López Obrador. 

Como ocurre en los movimientos transformadores, al inicio la acción responde a las urgencias del momento, la movilización social ocurre sin una sustentación filosófica sólida, esta se va consolidando con el avance del movimiento, así ocurrió en Francia.

Los chalecos amarillos son estudiantes de secundaria, universitarios, obreros, profesionistas, jornaleros, ciudadanos que no están de acuerdo con el sistema capitalista impuesto, pero que tienen diferentes respuestas ante los problemas. En lo que todos los rebeldes coinciden es en el rechazo al sistema neoliberal, están contra la élite financiera que controla la política y la economía global.

Los rebeldes rechazan el sistema financiero mundial bajo el control del Fondo Monetario Internacional que mantiene a los pueblos esclavizados, encadenados a una deuda que se traduce en recortes a los programas de asistencia social, de salud, educación y cultura;  el MCA rechaza el sistema de salud basado no en la curación de los enfermos, sino en el precio de los medicamentos y la atención de la salud, el MCA rechaza  la mercantilización de la educación, el control de los medios de comunicación y de los partidos y sus políticos. Por eso el movimiento se está extendiendo a otros países de Europa, y n especial a Estados Unidos.

El MCA se sustenta en valores que ayudan a alinear las diferentes expresiones del movimiento, por ejemplo el principio de no agresión, es decir, rechazar explícitamente la violencia, es fundamental; por eso los valores que se fomentan desde el MCA son el amor sobre el odio, la verdad sobre la mentira, la libertad sobre la esclavitud, la felicidad sobre el sufrimiento, la justicia sobre la injusticia, la paz sobre la guerra.

El MCH coincide con otros movimientos, por ejemplo con los de los pueblos originarios de México y de otros países que mantienen vivo el espíritu comunitario, que es al final de cuentas, el modelo de gobierno que puede ser una de las claves de la salvación de la humanidad. La base del gobierno comunitario es la asamblea popular, es la voz del pueblo que decide el camino a seguir.

Como hemos dicho antes en esta columna, no es algo que los pueblos originarios, como el de Cherán, Michoacán y otros muchos,  hayan inventado ahora, es y ha sido parte esencial de su forma de vivir y relacionarse con la naturaleza, es el espíritu comunitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: