lunes, 5 de agosto de 2019

12,166. AMLO Y LOS SUEÑOS NO CUMPLIDOS.


LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

                                                          
UN DÍA COMO OTROS.

Por más que el calendario lo avisa,
por más que tu sonrisa lo espera,
no es de hoy que haremos el resto de la vida,
no es el primer abrazo, ni el último...¡te quiero!
que hará que la vida sea cierta mañana;
no es por eso , querida Ana, si, querida,
que habremos de encontrarnos cada día.

eliseo.

No sé si lo notó, pero hace 13 meses al momento en que se nos informó del triunfo de AMLO, como si fuera un momento de magia, la mayoría de los grupos sociales que distinguen perfectamente a la sociedad nacional se dieron a la tarea de mandar el mensaje  claro al mismo... Ya ganaste la presidencia... ¡ahora arregla, resuelve mi vida...!

Lo dije en su momento y lo compruebo hoy; cada quien acude a participar o dejar de hacerlo en la política en función de sus intereses personales; el mensaje fue claro: los trabajadores demandaron de inmediato un alza en los salarios; los de la tercera edad más dinero como reconocimiento a  ser viejos; los empresarios, además de respetar los negocios iniciados con Peña Nieto, ventajas para seguir invirtiendo en el país; los estudiantes más y mejores becas; como siempre, el ejército reclamó su lugar privilegiando en cuanto a mejoras salariales y espacios de poder; la iglesia simplemente más poder, que de él consiguen luego la fortuna; los investigadores más recursos para trabajar en sus investigaciones;  y por qué no, para su "turismo intelectual", tan socorrido desde el gobierno de Salinas (1988-94); los creadores artísticos , desde luego más recursos, para seguir creando.

En fin; entre los millones de enemigos reales que tiene AMLO, y los millones de creyentes, más los que permanecen en su papel de analistas; pareciera que hubo un consenso muy pesado en forma de petición-demanda... ¡arregla el país... y mis necesidades!

Recordemos las mentiras  con que peña Nieto y su equipo alimentaron la promesa de hacer crecer la economía a 4 y 5% del PIB, siempre y cuando se aprobaran sus reformas para privatizar el petróleo...; el resultado lo sabemos; se entregó buena parte de la riqueza nacional a los empresarios; y la economía no se movió más allá del 2% del PIB de los últimos 30 años.

Hoy, con menos recursos para usar, el presidente AMLO se encuentra metido en un problema mayor: arreglar, resolver el mundo de todos los mexicanos; pero con un agregado... ¡resolver el mundo de los centroamericanos, y ayudar en la reelección de Trump en el gobierno de los Estados Unidos!

Esto es imposible; pero como es un político fuera del grupo del poder histórico, los grupos que le odian se encuentran deseando todos los males para el país, como forma de demostrar que en México las cosas deben seguir siendo lo que han sido, es decir una sociedad satisfechamente corrupta-funcional. Usted dirá que eso no existe en la realidad; pero si revisa la actitud de nuestros gobiernos pasados, verá que esa es la consigna con la que el grupo en el poder se manifiesta , incluso de exhibe con el ropaje de cínico...: sin obras, no hay sobras; un político pobre..., es un pobre político;  clásicas frases del profesor rural Carlos Hank González, padrino del grupo Atlacomulco ; formado por Isidro Fabela; mediante el cual un pequeño grupo de familias se apropiaron del poder político, mediante el cual acumularon tanto poder político, como fortunas  familiares fácilmente explicables.

Pero AMLO no pertenece a este grupo; es más, tiene un aspecto demasiado corriente, muy de mexicano normal; por lo que no podemos decir que cuenta con la aprobación de este grupo tan selecto de políticos impresentables; cuyo lugar, en rigurosa justicia debería ser una cárcel de cualquier nivel de seguridad; pero cárcel al fin; que sus actos como gobernantes no alcanzan para más.

Esta es la gran desgracia del mexicano; el resentido que perdió el poder reclama un gobierno perfecto; el que llega al mismo, exige un mundo nuevo, en función a sus necesidades e intereses. Los que le odian lo reclaman como un esclavo a sus ordenes... ¡si nos quitaste el poder..., ahora resuelve nuestras necesidades...! mientras que los que lo aman, esperan de él que les de lo que no han tenido, y seguramente no tendrán: poder y capacidad de decisión sobre la vida nacional. Ni que decir de los migrantes centroamericanos que desean y esperan un país seguro de tránsito..., aunque ellos vengan de manera ilegal, a sabiendas de que todos los países tienen fronteras  resguardadas militarmente. De Trump, no hay mucho que decir, desde el momento en que Peña Nieto lo invitó siendo candidato republicano; en ese instante se le abrió una puerta que jamás debió ser abierta...; hoy es imposible cerrarla; nos va a seguir usando como sus peones de uso cotidiano; ni AMLO ni nadie puede detenerlo hoy. Es decir, estamos jodidos.

El presidente no podrá cumplir todas las expectativas; los que le odian esperan que la economía se derrumbe; que entremos en una crisis profunda que lo desacredite; de esa forma ellos podrán regresar al poder, al tiempo que se deshacen de un presidente con pinta de naco. Mientras que los que apoyaban o apoyan siguen reclamando sus beneficios de haber votado por él... más salarios; más becas; más apoyos a viejos y discapacitados, más a investigación, educación, deporte y arte...; todos quieren más.

Al final, AMLO no es un  pobre presidente, ni una pobre persona; pero si es un político con recursos insuficientes para resolver las necesidades de todos. Por tanto está jodido.

Todos queremos que resuelva nuestra vida... ¡por eso está jodido...!

Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: