martes, 20 de agosto de 2019

12,184. REGRESO A LA CIUDAD DE LA FURIA.


Por ERNESTO REYES FLORES.
Netoneto_71@hotmail.com
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCNI

Regreso a la Ciudad de la Furia.

Mi regreso a la ciudad de la furia, se concreta doce años después, debo aclarar que salí al exilio voluntario en 2006, después de la elección presidencial fraudulenta, donde el .05% de conteo total de los votos, definió al supuesto ganador y nuestro destino.

Este periodo nefasto y negro en la vida de nuestro país, lo padecí en la Ciudad de Morelia Michoacán, donde trabaje, estudie, me case y me divorcie, todo esto en un periodo de 12 años. Es aquí, precisamente después de las elecciones, cuando retorno a trabajar a la “Ciudad de la Furia”, en diciembre de 2018.

A esta ciudad capital, la encuentro muy cambiada, golpeada por el terremoto de septiembre del 2017, con zonas totalmente renovadas, o nuevas para mí, en verdad parezco un provinciano recién llegado a la gran urbe, donde los grandes edificios, avenidas, segundos pisos y sobre todo el gran tráfico vehicular, hacen de esta, un lugar dinámico, acelerado, donde la lucha por la vida y la existencia son la principal actividad de los hombres, esta sociedad moderna conjunta a un ser humano; hijo del progreso y del avance tecnológico, este se unifica con un ser primitivo, violento e ignorante, totalmente subyugado y atado a sus más primarios instintos, comer, defecar, fornicar, sobre todo sobrevivir a toda costa, por ejemplo, a ser devorado por las aves de rapiña, que son nuestros semejantes.

Es preciso decir que regreso a trabajar en la Administración Pública, hoy me encuentro inmerso en la burocracia, esta es una elite en la vida política, económica y social de nuestro país. Son una clase especial, suigeneris, que vive, trabaja, se mantiene, dentro del seno del Gobierno, a este estrato social se debe el correcto funcionamiento de los servicios dentro del Estado Mexicano, también se debe estos mismos a la enorme corrupción que nace, crece y se reproduce, dentro del poder ejecutivo federal y estatal. Hoy aprendí una frase, dentro de la Administración Pública, “el que obedece órdenes, no se equivoca”.

Después de haber formado parte de una burocracia menor, de provincia, pues regreso a las grandes ligas, con mejores condiciones de trabajo, responsabilidades mayores y sobre todo mejor sueldo, eso sí, una jornada de trabajo de 12 horas, de 9 a 9, haciendo las nalgas más grandes, más grande la paciencia y sobre todo forjando mi voluntad, pagando el precio con salud, mermando mis defensas, todo tiene un precio.

En este momento me encuentro en plenitud de mi salud física y mental, con mis conocimientos y mente suficientemente abierta a recibir y dar conocimiento, pero también estoy consciente que es a esta edad que comienzas las complicaciones cardiacas, diabéticas, hipertensión, por lo que debo de poner atención en estos puntos, sobre todo en comenzar hacer ejercicio, no solamente para romper la rutina, sino por salud y bienestar personal, por lo que es de prioridad máxima, inscribirme en un club deportivo y por lo menos, realizar caminata y bicicleta, además de un buen baño de vapor que tanto me gusta.

El sobrevivir en la Ciudad de la Furia, es lo principal y lo fundamental, se convierte en una forma de vida, uno se convierte en un ser humano o en un depredador humano, “fiera o víctima” es la consigna. Es cuando conoces verdaderamente la selva de asfalto, cuando la ciudad muestra su verdadero rostro, te conviertes en un chilango, un sobreviviente. Te conoces a ti mismo y sabes, que eres capaz de hacer o no hacer, nace la conciencia.

Los sentidos se te agudizan, el cerebro comienza a trabajar a 100%, comienzas a ver más allá de lo evidente, tu mente logra construir el futuro, haces prospectiva y construyes escenarios, (el óptimo, el tendencial y el catastrófico).

Manejar en la ciudad de la furia, es un ejemplo de cómo se evidencia lo anterior descrito, ya no vives en el pasado, ni siquiera en el presente, vives de acuerdo al futuro, el propio y el ajeno. Eres un ser multidimensional, un ser cuántico, un agente del caos, un ser atemporal, que se relativiza o toma un referente de acuerdo al tiempo y el espacio más conveniente, es capaz de predecir cuándo va a llover, a temblar o a ocurrir un desastre o simplemente cuando es necesario parar y tomar un respiro, para luego seguir la larga jornada. El conocimiento empírico, esta sobre el conocimiento científico.

Es esta ciudad de la furia, una ciudad cosmopolita, donde concurren diferentes, religiones, idiomas, creencias, ideologías, razas, estratos sociales, formas de pensar, diferentes usos y costumbres, la tolerancia, el respeto y sobre todo la aceptación de los otros, de los diferentes, es en esta ciudad donde ya está permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto es legal, la discriminación, por raza, sexo, preferencia sexual está prohibida, es una ciudad abierta, plural y multicultural. Por lo mismo, esta ciudad es la que lleva la vanguardia en el país en cuanto ciudadanía.

Es una ciudad donde se respetan las libertades, tanto individuales, como colectivas, se ponderan los derechos humanos. Sin embargo, es también una ciudad muy violenta, insegura, peligrosa, donde estar siempre alerta, y a la defensiva es una forma de vida, te chingas, o te chingas.

Esta ciudad se convirtió en una megalópolis, donde el área metropolitana está distribuida entre el Estado de México y la Ciudad de México, donde cada vez más se acerca a sus vecinas, Toluca, Pachuca, Querétaro, Puebla y Cuernavaca. Esto y los 16 millones de habitantes, con sus respectivos automóviles, hacen que el tráfico se colapse cada mañana y tarde, las llamadas horas pico, son imposibles de aguantar, sin que alguien choque, te miente la madre o simplemente se te descomponga tu automóvil.

Ser originario de esta ciudad, te hace ser una persona especial, el chilango, es un personaje que tiene conocimiento de muchas cosas, aprende muchas otras, y desarrolla otras más. Por lo tanto, los chilangos, son personas que se desarrollan, desde temprana edad, que aprenden a sobrevivir al medio hostil que los rodea.

La ciudad de la furia, es una gran ciudad, donde los problemas son grandes, donde los habitantes son quienes le dan vida y movimiento a la misma. 

Los habitantes de la ciudad de la furia son ciudadanos, en toda la extensión de la palabra.

Por una cultura de paz y una sociedad incluyente y tolerante.

ES TODO CUANTO.          
FRATERNALMENTE; 
ERNESTO REYES FLORES.
Netoneto_71@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: