miércoles, 21 de agosto de 2019

12,186. ENCUENTRO CON GOROSITO…


Por el Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

ONU: GEOGRAFÍA DE LA EXCLUSIÓN ECONÓMICA EN AMÉRICA LATINA.

Según el Secretario General adjunto de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Director Regional del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de América Latina y el Caribe, Luis Felipe López- Calva: “la desigualdad territorial disminuye en el conjunto de América Latina y el Caribe, pero aún permanece como un déficit de desarrollo humano en algunos de los países de la región”.

La tendencia para la medición de indicadores de prosperidad a nivel nacional son comparativos con otras naciones, estas estadísticas no toman en cuenta u ocultan muchas de las situaciones desagradables existentes al interior de los países.
Como lo ha demostrado Francois Bourguignon (2016) del Banco Mundial, la desigualdad global y la desigualdad entre países, en América Latina y los países en desarrollo, cuando viajas largas distancias, observas un perfil muy diverso de las actividades económicas. Aunque se distingue una gran desigualdad en términos de la oferta y el acceso de la población a los servicios públicos, mientras que también se ven grandes déficits en la infraestructura.

Como lo sostiene O´Donnell (2010); el Estado debe actuar como un punto focal de identidad colectiva y debe responder por igual a las necesidades de todos los ciudadanos, independiente de dónde vivan dentro del territorio del país.
La exclusión territorial, que nos muestra exclusión económica por medio de la geografía es decir el territorio donde habita el individuo, es también un signo importante de déficits de gobernabilidad. Además, las disparidades territoriales se asocian típicamente con otras dimensiones de exclusión social.

De ahí que la focalización territorial podría ser, para ciertas intervenciones, una forma de abordar las brechas multidimensionales de una manera rentable. Un enfoque territorial de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible es importante no solo para fomentar la inclusión económica, sino también para mejorar la cohesión social y política de la sociedad.

Como sostienen Kanbur y Venables en Spatial Inequality and Development (2006), la desigualdad espacial “ha agregado importancia cuando las divisiones espaciales y regionales se alinean con las tensiones políticas y étnicas para socavar la estabilidad social y política”.

En los países de América Latina y El Caribe, la población de los territorios rezagados representa entre el 4 y el 16% de la población de cada Estado. En la región viven más de 40 millones de personas en condiciones de pobreza extrema e inseguridad alimentaria. La mitad habita en zonas rurales y el resto en pueblos y pequeñas ciudades. Uno de cada 5 son indígenas o afrodescendientes, y en uno de cada cinco hogares es una mujer quien está al frente del mismo.

Para el Dr. Julio Berdegué, representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las comunidades rezagadas son como lugares detenidos en el tiempo: “incluso en los países con los mayores avances hay territorios rurales que se han quedado atrás, donde las personas viven en condiciones sociales que se asemejan a las que había hace 50 años”.

A modo de reflexión dejo estas líneas del colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura en 1982 y que estos días recordamos el primer lustro de su fallecimiento: “ …La América Latina y El Caribe, en cambio, parecen condenados a la servidumbre del presente: los desmadres telúricos, los cataclismos políticos y sociales, las urgencias inmediatas de la vida diaria, de las  de las que dependemos de toda índole, de la pobreza y de la injustica, no nos han dejado mucho tiempo para asimilar las lecciones del pasado, ni pensar en el futuro”.

¡Hasta el próximo encuentro…!
Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: