lunes, 30 de septiembre de 2019

12,198. EL PLANETA SE CALIENTA Y NADIE LO EVITARÁ.

LA ECONOMÍA Y USTED.

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


                    OLAS.

Se mueven sin recato ni discretas,
bambolean y el aire se acompleja,
es el andar por la casa de tus pasos,
delatores insanos de  tus caderas.

                                                                                         eliseo.

Esta semana nuevamente; como hace años; como en la reunión de París de 2015 , pero ahora en Nueva York; los mandatarios del mundo se reunirán para hacer el ritual de las gesticulaciones, se fingirá que se busca todo en relación al calentamiento de la tierra; al final habrá un escrito muy formal, una foto del recuerdo, un aplauso...; y una tierra más lastimada, quemada, perseguida con saña por los apetitos humanos.

Desde luego la ONU, que algo debe hacer para decir que existe, se dedica a reclutar señales de protesta que le sirvan de símbolo-pretexto para decir que el mundo tiene defensores fantásticos...,  cruel mentira ante una gran verdad...: la tierra se sobrecalienta producto de los apetitos desordenados del consumo y crecimiento humano.

Como en el caso de Malala, la chica afgana usada para arrancar un par de lágrimas por las mujeres musulmanas de su país, impedidas de ir a la escuela; tan solo porque los intereses de los políticos y sacerdotes así lo deciden; en el caso de la niña sueca Greta, la ONU ha encontrado una figura para usar mediáticamente en relación al problema urgente que representa el calentamiento de la tierra.

Haciendo a un lado algunos locos cínicos como Trump y su patiño Bolsonaro, la sociedad sabe que cada vez es menos soportable el clima para la capacidad de sobrevivencia humana; que esto esta generando impacto irreversible en el clima de pervivencia de varias especies; sobre todo marinas, que no pueden  adaptarse a climas mayores o menores en cierta cantidad de grados, así, cuando las aguas se enfrían o calientan  unos grados; es normal que salgan a flote los cadáveres de diversas variedades de peces, al sufrir una modificación climática en su hábitat... ¡justo lo que el ser humano ha causado!

¡Y la niña sueca hablará..., y criticará a los gobiernos por qué no hacen lo suficiente para detener el calentamiento de la tierra..., y los mandatarios del mundo le aplaudirán, y con un gesto  preocupado y la mirada un poco baja dirán, ante  las cámaras de televisión, que son conscientes de toooodo lo que les dice la niña sueca...; luego, para demostrar que la apoyan se pondrán de pie en un aplauso de locura; esa será la portada de la prensa mundial...; se habrá cumplido con el ritual de la tolerancia y la promoción política.

La contaminación y el calentamiento de la tierra se origina por el exceso de uso de los recursos naturales y técnicos para satisfacer los deseos de los consumidores: más coches, electrodomésticos, alimentos diversos y sofisticados; más vuelos de aviones y pruebas nucleares; más extracción de la riqueza mineral para engrandecer a pocas familias...; lo de siempre desde hace dos siglos.

Tooodo el mundo sabe quiénes son los grandes contaminadores: los gobiernos de Europa, Japón, Corea, China, Rusia,Estados Unidos  y Canadá. Al mismo tiempo que son estos gobiernos los que promueven y protegen a las empresas más contaminantes del mundo: son las llamadas empresas de clase mundial, mediante la cuales, un reducido grupo de inversionistas se apropian de los recursos del mundo y los sobre -explotan en su beneficio, dejándole a la sociedad un mercado repleto de mercancías, contaminación, desorden alimenticio, insatisfacción en los apetitos del deseo de poseer cosas; una enfermiza actitud competitiva buscando tener más cosas que los demás; tener mejores cosas igual, al menos más costosas.

Todo en función del deseo infinito del ser humano ante la escasez inevitable de los recursos naturales.

En palabras tontas; los que más han contaminado a la tierra son los que más producen..., pero son los que menos hacen para evitarlo; es normal, los niveles de satisfacción medidos por su riqueza o poder de compra no se dejan por que al resto de la tierra le duela, eso no funciona así,  duele decirlo, pero... es un buen "negocio" mantener el vicio y apetitos  consumistas humanos...; de eso viven y se enriquecen un pequeño grupo de inversionistas en el mundo... ¡aunque estén mandando al diablo a la tierra!

Esta semana, la niña Greta hará su discurso , será aplaudida de pie y con algunas lágrimas de algunos ecologistas sinceros, y gobernantes con deseo de aparecer en las portadas de la prensa mundial como adalides mártires  defensores de la tierra; luego el siguiente paso será entregarle el  premio nobel de la paz o el que se acerque más a los temas ambientales; y como a la otra niña afgana de nombre Malala, se le usará como pieza de circo ambulante por todo el mundo con un discurso perfectamente armado para "enternecer y despertar conciencias respecto al calentamiento de la tierra".

No nos engañemos, los de siempre seguirán jodiendo a la tierra a cambio de acumualar más y más..., y más riqueza, para que otros muy ricos no tengan tanto como ellos...; y la revista Forbes seguirá revisando quien es el que tiene más; quien es la persona más rica, quien le sigue, mientras siguen jodiendo lo que queda de habitable en esta pobre y fregada tierra.

Eso es lo que les importa en realidad; la chica sueca será muuuuy bien usada por la ONU y los gobernantes y los ecologistas le aplaudirán con un par de lágrimas ante las cámaras de televisión para que el mundo sea testigo; luego vendrá el premio nobel..., luego vendrá otra niña y se usará de la misma forma; mientras en  la tierra se va terminando el espacio habitable para los humanos..., ¡pero eso que importa, lo que importa es la ganancia empresarial y el consumo y la comparación con los demás..., para ver quién tiene más..., más!

Usted dirá su opinión.

Le abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: