sábado, 23 de marzo de 2019

11,822. CUANDO VEAMOS LA LUZ DE TU CORAZÓN.

Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Cuando veamos la luz de tu corazón.

A veces sientes que el mundo entero te ha abandonado, pero siempre hay una
persona que sigue de pie confiando en ti, y es tu madre.

Hoy estamos de fiesta y celebramos la vida, hoy estamos de fiesta porque hace 85 años nació un ser de luz, una estrella que desde entonces ha brillado intensamente iluminando la vida de los la rodean, especialmente la vida de sus hijos e hijas, ella es una mujer sencilla que lleva en su alma el tesoro más precioso que se puede tener, el amor incondicional por su familia.

Desde hace días la presencia hermosa de la señora Evelia Magdaleno es una constante en mi mente y en mi corazón, la conocí hace muchos años, tantos que  ya no recuerdo la fecha exacta, pero es hasta ahora que me pregunté por el significado de su nombre, un nombre único porque es la única persona que conozco con ese nombre, y porque ella es especial: Evelia, nombre derivado de Eva cuyo significado es “luminosa”, ¡Qué nombre! ¡Qué significado! ¡Luminosa!

Decía San Pablo que en la vida terrenal “vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido.” Esta frase de San Pablo explica nuestras limitaciones para percibir la esencia de nuestros prójimos, si pudiéramos ver el corazón de nuestros hermanos y en especial, el corazón de nuestra querida Evelia, lo que veríamos sería una llama luminosa de amor incondicional, un amor que se entrega cada día sin límites, una llama de amor que ha brillado intensamente en los momentos de prueba de la familia Ramos Magdaleno, cuando el dolor ha hecho brotar lágrimas y la oración de la madre amorosa se dirige  lo alto en busca del consuelo de nuestro Padre Eterno.

Hoy la familia Ramos Magdaleno está de fiesta y no le falta razón, celebra con amigos que hemos tenido el privilegio de conocer y estar cerca de esta gran mujer que ha entregado y sigue entregando su vida por sus hijos, aquí están sus hijos amados y los que no están presentes físicamente, lo están en espíritu, lo mismo que don Roberto Ramos que partió hacia la Casa del Padre, en noviembre de 2016.

Como amigo de la familia estoy agradecido, conocer a la señora Evelia ha sido un honor, para sus hijos es un gran privilegio porque por mucho que reconozcamos su esencia, apenas vemos como entre brumas, la dimensión espiritual de la señora Evelia que ha sido el pilar que mantiene unida a la familia.

Sólo nos queda pedir a nuestro Padre Dios que nos regale la presencia de la señora Evelia muchos años más, ella aporta a nuestra Tierra su luz que es la misma luz del Amor, que es, como decía San Juan, Dios mismo porque Dios es amor y cuando un ser humano se entrega sí, totalmente, hace brilla la luz de Dios en el mundo. Al final, pasará la esperanza, pasará la fe y sólo quedará el amor, porque al final el amor es lo único que importa realmente. Gracias Señora Evelia por su luz y por su amor.

Queridos amigos de la familia Ramos-Magdaleno, de todos los regalos que la vida les ha dado, el más grande sin duda ha sido su madre, ella es su más grande tesoro.

viernes, 22 de marzo de 2019

11,821. BAILAR LAS CALMADITAS.


LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Bailar las calmaditas.
Vino a México Jared Kushner, principal asesor del tal Trump (… será menos, el joven es yerno de su suegro, punto). Vino a reunirse con nuestro Presidente y eso sí es importante, porque solo para eso viajó.

Hay conocedores del manejo de las relaciones internacionales que están al borde del soponcio, pidiendo las sales, porque la reunión fue en la casa particular de un particular (Bernardo Gómez, vicepresidente de Televisa), como si cambiaran las cosas según donde se habla, que una declaración de amor es linda en la banqueta o en el Palacio de Bellas Artes; igual que mentada de madre duele lo mismo en la iglesia que en el parque. En fin.

El Presidente informó del asunto en su mañanera del miércoles (porque quiso y porque igual se iba a saber, ya ve que la discreción no es el fuerte del tenochca envasado de origen). Que hablaron del nuevo TLC (TMEC), que de inversiones por 5 mil millones de dólares en el sur y sureste del país, y otros tantos en Centroamérica (ya luego que tengan un rato libre le van a contar a los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras). Tampoco importa. Lo que importa es como siempre, lo que no nos cuentan, porque los jefes de estado deben mantener reserva sobre no pocas cosas (eso de la “transparencia” total y absoluta, es una tomada de pelo, que esperemos en Dios, jamás ocurra, porque se causarían muchísimos problemas… digo, por algo se vale que los acuerdos internacionales contengan cláusulas secretas, por algo será).

Lo que pudiera tener alguna importancia, sería que el gobierno federal, gabinete incluido (… ¿qué?... ¡claro que hay gabinete! y secretarios de estado... es cosa de fijarse), y también nosotros, orgullosos integrante peladaje general, intentemos frenar la dinámica como de avispas enchiladas en que estamos… calma, tantita calma: los problemas domésticos, los asuntos internos, son relevantes y algunos, muy graves, y con esos es que nuestro Presidente está tan atareado, peeero, los asuntos que aparte de importantes son peligrosos para el Estado mexicano, no son internos, ni uno, sino externos, todos (particularmente los de interés yanqui).

Por un lado: el gran capital global está atento a las acciones de nuestro gobierno, con ojo de águila nos tienen en la mira… y no van a recurrir a su representación visible (los organismos financieros internacionales), ni a su representación oficiosa (el gobierno de los EUA), sino en caso extremo, agotados primero sus muchos otros recursos. Por lo pronto observan la reacción de nuestras autoridades ante las bajas de calificación crediticia que nos asestan y los adversos pronósticos de crecimiento económico… por lo pronto (el mal sabor de boca de la cancelación del aeropuerto en Texcoco, no se les quita ni con buches de lejía… ya lo terminarán después, total, ¡qué son seis años! para poderes que planean por siglo).

Por el otro lado: don yerno, el tal Kushner, no tiene mucho que tratar sobre el TMEC con nuestro Presidente: el asunto ya se terminó de negociar y está en manos del Congreso yanqui (el de acá aprobará como de rayo, igual que los de Canadá); y mucho menos puede don esposo, comprometer inversiones que suman 10 mil millones de dólares (esas son pláticas de cuates en la cafetería y todo, platicadito, es muy fácil)… nomás para entrar en escala: cerca de la mitad de eso es lo que ni personalmente don Trump ha podido conseguir para su barda.

Tan no fueron la sustancia de la reunión esos temas que no estuvieron presentes los secretarios de Economía, Hacienda ni el señor Seade, que es el que sabe del TMEC (Marcelotzin Ebrard pone el palmito, traduce y adorna la mesa, no más).

Imposible saber de qué otras cosas hablaron, pero del clima y de Macuspana, no,  seguro.

Sería más creíble que hayan hablado, aparte de nuestro papel de facto como tercer país que recibe los migrantes que al tío Sam le pega la gana echar a nuestro territorio; aparte de eso, de lo mucho que le preocupa al gobierno yanqui que México vaya en serio a tratar de atraer inversiones de China.

Según La Jornada (13 de febrero de 2019, página 22), la presidenta de la Cámara de Comercio y Tecnología México-China, Amapola Grijalva, consultó empresas chinas con representación en México y dijo que hay “interés sustantivo para participar en el Tren Maya, en el Corredor Transístmico, en la refinería de Dos Bocas y en el aeropuerto de Santa Lucía, etcétera”. Al menos esos proyectos requerirán inversiones por 117 mil millones de dólares, por lo cual compañías e inversionistas del gigante asiático están dispuestos a ser parte de éstos”.

Bueno… eso es precisamente lo que el gobierno yanqui no quiere, de ninguna manera. Y eso sí puede ser el punto de ruptura entre ambos países.

A los EUA los tiene mucho más que algo molestos, la penetración de China en América Latina, en especial la estación de seguimiento y observación espacial que ya tiene en la provincia de Neuquén, hasta allá en la Patagonia, Argentina (negociada en su momento por doña Cristina Kirchner, que ya está pagando el precio de su soberana decisión… está a un pelo de irse a la cárcel), más la compra del 90% del petróleo del Ecuador, el proyecto (suspendido) de crear un canal alterno al de Panamá, por Nicaragua (que su presidente Daniel Ortega, está ahora en un huracán de problemas), más el proyecto en marcha de detonar Puerto de La Unión, ubicado en El Salvador, sí, pero donde confluyen ese país, Honduras y Nicaragua, que pudiera ser una base militar China, aquí nomasito.

Los EUA están verdaderamente preocupados porque encima de eso, Rusia ya emplazó en Nicaragua una estación para el Sistema Global de Navegación Satelital (Globalnaya Navigatsionnaya Sputnikovaya Sistema, GLONASS, ‘pa que vea que sí le averigua uno).

… y ahora es mucho suponer que van a dejar que México le abra la puerta a China… los yanquis no son pudorosos ni escrupulosos a la hora de defender sus intereses. Ojalá los del Gabinete convenzan a nuestro Presidente de mejor nomás bailar las calmaditas.

miércoles, 20 de marzo de 2019

11,820. EL PODER DE LAS IDEAS.


Reporte- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El poder de las ideas.


Sergio Ramírez nos recuerda la parte culminante de la entrevista de la
periodista italiana Oriana Fallaci al emperador Hailé Selassié: Ella preguntó:
¿Cómo mira a la muerte? Él se mostró extrañado: ¿A qué? ¿A qué?, preguntó a su vez. A la muerte, majestad, insistió ella. Y eso desbordó la paciencia del soberano, que ahora sí parecía haber comprendido: ¿La muerte? ¿La muerte? ¿Quién es esta mujer? ¿De dónde viene? ¿Qué quiere de mí? ¡Fuera, basta!

Agradezco a mi querido David sus comentarios a las ideas vertidas en mi columna, me pareció muy interesante el artículo que me enviaste en donde se da cuenta de la despedida del subcomandante Marcos-Galeano; “Por mí ya no hablará la voz del EZLN”, dice el balazo de la nota, una frase que denota la nostalgia del que se va, pero también el ego de quien fungió como la casi única voz del EZLN durante 20 años.

En la nota publicada en la página de Internet el desconcierto.cl, se citan palabras del subcomandante Marcos: “En lo personal no entiendo por qué gente pensante que afirma que la historia la hacen los pueblos, se espante tanto ante la existencia de un gobierno del pueblo donde no aparecen los “especialistas” en ser gobierno. ¿Por qué les da terror el que sean los pueblos los que manden, los que dirijan sus pasos propios? ¿Por qué mueven la cabeza con desaprobación frente al mandar obedeciendo? El culto al individualismo encuentra en el culto al vanguardismo su extremo más fanático”.

Pero el mismo subcomandante es uno de los “especialistas” que critica, aunque está del lado de los buenos, ¿de verdad son los zapatistas los que mandan? ¿Dónde está la asamblea popular y porque el sub y sus compas del consejo supremo se creen indispensables? Si no es así, ¿cómo se explica que durante 20 largos años la voz dominante del zapatismo no fueran los propios indígenas? Marcos mismo da su respuesta, ¡el subcomandante fue un personaje creado por los zapatistas!, claro, en ese montaje él es el personaje central, es el director de escena y el personaje principal, el protagonista.

Así nacen los ídolos, se convierten en indispensables, sus ideas son tomadas en cuenta y casi sin réplica se sientan en la silla principal, se instalan en el poder e imponen e ideología hasta que la ideología se fortalece y ya no es necesaria la presencia física del líder; así nacieron los ismos más poderosos que han logrado sobrevivir cientos, miles de años: el cristianismo (que tiene que ver muy poco con el Cristo original), el judaísmo, el marxismo, el socialismo y así, hasta llegar al zapatismo y sus santones dentro y fuera del EZLN.

El poder de las ideas trasciende las mentes que las concibieron, para bien o para mal; los filósofos murieron, sus cuerpos se pudrieron en la tierra o fueron incinerados y se transformaron en un puñado de cenizas para recomenzar el ciclo de la vida desde la inconciencia del mundo inorgánico, ¡pero sus ideas siguen vivas! Ese es un hecho, por eso los ideales permanecen aún después de la muerte de sus autores, el poder de las ideas puede utilizarse en beneficio propio o de un grupo, y así la ideas y las ideologías se crean, permanecen, se transforman hasta volverse irreconocibles y hasta contradictorias.

En el alma de los pueblos originarios yace incólume la esencia de una idea poderosa que no se sustenta en los individuos, por brillantes o poderosos que parezcan ser, todos somos iguales y todos y todas tenemos nuestra voz y vale lo mismo que la voz de los poderosos, y esta idea se materializa exclusivamente en la asamblea popular que es la voz del pueblo y para el pueblo.

Esta idea de la igualdad reconoce la dignidad del ser humano y la necesidad de la unidad, de la común unidad, de la comunidad como forma de vida en la que todos participan haciendo su mejor esfuerzo no para beneficiarse personalmente, sino para beneficiar a la comunidad. La estructura comunitaria es necesariamente horizontal y transversal, cuando alguien se instala como la voz, el representante de, la imagen de la comunidad, se transforma su estructura, de red multidimensional a pirámide con una cabeza, un líder, un amo y señor.

La comunidad se reúne en círculo con todos y todas dentro, con todos y todas iguales, la autoridad quiere una mesa aparte, y si se puede, con uno o varios escalones sobre el nivel de los demás, como en la escuela, es una reproducción del sistema autoritario.

11,819. YOUTUBERS CONTRA PERIODISTAS.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Sanjuana Martínez.
SinEmbargo. Marzo 18, 2019.

No nos equivoquemos. Los yotubers no son periodistas. La mayoría, insisto, no buscan la noticia, no quieren informar, pretenden hacer show. Foto: Cuartoscuro.

Los youtubers argumentan que sin ellos Andrés Manuel López Obrador no habría ganado las elecciones. Y ese argumento les vale para ahora exigir derechos bajo el razonamiento de ¡Benditas redes sociales!

La presencia de youtubers de todo tipo en las mañaneras del Presidente ha generado controversia, particularmente por su protagonismo a la hora de preguntar cualquier cosa inimaginable.

Los yotubers se han convertido en las estrellas de las conferencias matutinas del Presidente. Sin control ni mucho menos filtro alguno, los youtubers entraron a Palacio Nacional y consiguieron su cometido: destacar a base de persistencia, cero vergüenza y mucho protagonismo.

A muchos de ellos no les interesa la información, quieren el escándalo, el entretenimiento y el espectáculo. Su objetivo no es informar, es ganar seguidores.

No nos equivoquemos. Los yotubers no son periodistas. La mayoría, insisto, no buscan la noticia, no quieren informar, pretenden hacer show. Y haberles permitido entrar a Palacio Nacional se está convirtiendo en un problema de seguridad, particularmente porque la cosa ya llegó a enfrentamientos violentos.

El último, hace unos días afuera de Palacio Nacional donde los supuestos seguidores de estos youtubers se manifestaron para agredir a los periodistas que cubren la fuente: “chayoteros, vendidos, mentirosos”, les gritaban e insultaban.

No es la primera vez que los periodistas que cubren las mañaneras del Presidente sufren ataques, en particular las mujeres. Las periodistas han sufrido el acoso y el hostigamiento en redes sociales debido a sus preguntas. A cada pregunta incómoda y cuestionado dirigida al Presidente, hay una turba de youtubers y seguidores que responde con insultos en Twitter o Facebook.

Mucho se ha escrito sobre el mal planteamiento de las mañaneras. Mucho se ha analizado la forma de comunicar del Presidente. Y todo es cuestionable y debatible, menos la violencia. Es inaceptable que a los periodistas se les persigue por hacer su trabajo. Las preguntas incomodas forman parte de su responsabilidad como informadores. Y eso no debe ser motivo de insulto ni mucho menos de persecución. ¡Basta!

Por activa y por pasiva se han pedido cambios en el formato de las mañaneras. Por ejemplo, dejar de enfocar a los periodistas en el momento de sus preguntas, dejar de decir su nombre y el de sus medios, dejar de ofrecer protagonismo a quién no debe tenerlo: el comunicador. Y todo lo anterior bajo el argumento de proporcionar seguridad a los periodistas.

El actual formato de las mañaneras ha creado un monstruo: los narcisistas. Youtubers, pasquineros e incluso “periodistas” que no escriben y que solo cuentan con una página en Facebook o un canal de Youtube a donde suben muy orgullosos sus preguntas dirigidas al Presidente.

Con el alto raiting que tienen las conferencias matutinas del Presidente, estos narcisistas han encontrado un enorme escaparate para exhibir sus talentos, sus rostros, sus “medios”, sus egos.

Y no pasaría nada si así fuera, el problema, es que todo eso ha generado un enorme desafío: comunicar, informar. ¿Se está informando realmente el mensaje de López Obrador? ¿Se está respetando el derecho de las audiencias? ¿Se está separando información de entretenimiento? ¿Se está salvaguardando la integridad de los periodistas?

No se vale. El trabajo de los youtubers es importante, pero no es periodismo. Por favor, seamos serios. Conozco algunos y respeto su trabajo, otros son amigos, pero no estoy de acuerdo que muchos de ellos se conviertan en porros o atacantes cibernéticos para defender sus espacios.

Los youtubers no deben constituirse como la guardia pretoriana del Presidente. No es su función defender al Presidente de las preguntas incisivas de los periodistas, de la critica contra el Ejecutivo. Su empoderamiento digital no debe ser excusa para permitirles semejante posición prepotente.

La situación ha escalado a niveles insospechados, tanto es así, que hay compañeras periodistas que ya no quieren cubrir las mañaneras. Y tienen razón. Primero está su seguridad y su tranquilidad. Y si eso no se puede ofrecer a las y los periodistas que cubren las conferencias, imagínense a los compañeros que están cubriendo narcotráfico.

Urge una reorganización, un replanteamiento de las conferencias. Urgen filtros para delimitar quién puede y quién no puede entrar. Urgen lineamientos, protocolos, métodos de trabajo, urge protección y garantías para cumplir mejor su función de informar.

Las mañaneras no pueden seguir siendo el escenario perfecto para hacerse famoso, el plató de televisión para trascender, la ocasión para linchar periodistas por sus preguntas, la excusa para difamar a quienes critican al Presidente.

En las más de 70 conferencias matutinas que ha dado el Presidente, han asistido 664 reporteros, fotógrafos y camarógrafos acreditados, pero todos los días se cuelan activistas, publicistas, administradores de cuentas de Youtube, Twitter o Facebook, estudiantes, blogueros, relaciones públicas, mercadólogos y ciudadanos varios.

Al Presidente le han hecho las preguntas más inverosímiles, gente que no debería haber ingresado a ese recinto: “Creo que todos queremos saber qué hace, si usted utiliza algún método alternativo, si utiliza compras hiperbólicas; tiene mucha energía de verdad, usted es como un corredor keniano, no lo hemos visto ni siquiera con un resfriado”, le preguntó Sandy Aguilera acreditada por el Grupo Larsa Comunicaciones de Sonora. ¿Es eso una pregunta.

Peor aún: el pasado 10 de diciembre, Miriam Martínez, representante de la empresa Grupo Argo Energy Global, le intentó vender una asesoría en materia energética al Presidente. También han participado niños del programa “radioaventureros” que le hicieron preguntas sobre la “fuga de cerebros”. O la ocasión en que Carlos Pozos, encargado de ventas de la revista Petróleo y Energía, le preguntó el tipo de sangre al Presidente. Y cuando ingresaron los representantes de Nikkel Inc, empresa especializada en electricidad y comunicaciones.

La mañanera es un coladero. Un show con momentos irrelevantes, prolongados y tediosos, precisamente por este tipo de preguntas. No debemos olvidar lo que significa una conferencia de prensa. Y lo peor de todo, estas mañaneras tienen ahora un alto costo para la seguridad de los periodistas. En un país como México, considerado el más peligroso del mundo para ejercer nuestra profesión, después de Siria, esta situación que se está saliendo de control, es para tomarse en cuenta.

Esto no puede seguir así. Por eso, es de celebrarse que la vocería presidencial haya informado que a partir de abril se restringirá el acceso a las conferencias y que los que estén interesados deben acreditar su trayectoria periodística. ¡Zapatero a tus zapatos, por favor!

¿Te gustó? Compártelo:

Twitter: @SanjuanaMtz

Facebook: Sanjuana Martinez.
Es periodista especializada en cobertura de crimen organizado.

11,818. RENDICIÓN.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Alejandro Páez Varela
SinEmbargo. Marzo 18, 2019.

Ahora vas tú; no, tú, el que acaba de llegar. Foto: Gobierno de la República.

En su penúltima novela, Sumisión, Michel Houellebecq plantea los dilemas de un hombre común frente al avance aterciopelado de los totalitarismos. Una día, la Sorbona amanece en manos de los ricos jeques árabes; la han comprado. Los académicos tienen la opción de convertirse al Islam (y tener cuantas mujeres puedan mantener, y con grandes salarios) o una jubilación anticipada.

Houellebecq describe cómo una cultura va derrotando “amorosamente” a otra, con bombones y pequeños apretones de tuerca que son eso: apretones de tuerca. La idea de los que asumen el poder, en la novela, es conducir a la sociedad francesa a su rendición.

Recordé ese extraordinario texto no por casualidad (nada es “casualidad”), sino por dos eventos: uno, que ha salido la última novela del escritor francés y habla de las otras rendiciones-reducciones de Occidente (la novela se llama Serotonina, imagínense), ahora ante sí mismo; el otro evento que me recordó Sumisión es el que me planteaba un amigo hace unos días.

Me contaba cómo muchos medios tradicionales están desesperados y otros asustados porque la 4T no les ha soltado un peso. Más de tres meses sin publicidad oficial. Y no hay señales de que se vaya a soltar el gasto.

Un segundo amigo me dijo, calculando, que lo que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador buscaba era poner de rodillas a muchos dueños de los medios tradicionales; doblarlos; obligarlos (la mayoría son adictos al dinero público) a pedir de rodillas su dosis de publicidad oficial.

La administración Peña Nieto los dejó muy mal acostumbrados. El dispendio fue mucho y cualquiera se acostumbra a la abundancia. Y ahora están temblando.

Recordé, inevitablemente, la novela Sumisión. Gran libro. No les digo en qué termina.

***

Como Julio Astillero, también creo que el Presidente puede invitar a los yutuberos a la mañanera: total, es su espacio, es su evento, tiene 85 o 90 por ciento de aprobación, puede hacer lo que quiera. Pero coincido con Salvador Camarena en que eso que se hace cada mañana no es necesariamente una conferencia de prensa. Es un espectáculo en vivo, una comparecencia pública, lo que quiera. Pero no es ya una conferencia de prensa.

Los periodistas, sin embargo, debemos cubrirlo porque hay noticias (también lo dice Camarena). Simple y sencillamente. Pero el formato no es el de una conferencia de prensa “democrática” ni un “diálogo circular” o como quiera llamársele.

Pero lo de invitar a una parte (la parte afín) de los yutuberos confirma que se trata más bien de un evento a modo, de ambiente controlado. Desconozco (y lo dudo) si invitaron a Chumel Torres, opositor de AMLO (sí, quien muchas veces es incluso grosero con el Jefe del Ejecutivo) (qué se puede esperar de gente tan ignorante). Si no abrieron la “mañanera” a los yutuberos opositores, entonces no es un evento para todos; mucho menos una conferencia de prensa: es un ejercicio para difundir propaganda oficial. Así debería de tomarse y ya.

Los periodistas, insisto, deben acudir pero no a rendirse ante el formato del evento. Hay que llevar agenda y sacarla allí, cuando el Presidente los señale con el dedo. Aunque sea un espacio controlado. No podemos ser parte de la rendición. Los periodistas libres y críticos deben ser los últimos en rendirse, como lo hicimos en el pasado con Peña. La democracia la construimos a diario entre todos; no podemos caer en la rendición.

***

La rendición de una buena parte de la prensa tradicional ante Enrique Peña (y Felipe Calderón, y Vicente Fox y…) tiene que ver con el dinero. Se ha doblado décadas por dinero. Con Peña, el puñado de medios que no se rindió debió enfrentarse a la hostilidad del régimen y a la desigualdad generada por los recursos entregados a manos llenas a medios afines.

Ahora, curiosamente, la 4T encontrará que cierta prensa se le doblegará por dinero; pero es sólo la misma prensa que ya se dobló con todos los anteriores presidentes, porque esa es su especialidad, incluso su vocación. La que no se doblegará (espero, confío) es la que no se doblegó en el pasado.

La que no se dobló antes es la que ayudó a exhibir la podredumbre peñista y de carambola ayudó a AMLO a llegar a Palacio Nacional. No lo hizo por ayudarle: lo hizo porque era su deber; un deber que ahora llama a decir, como antes, las cosas por su nombre.

Pronto, López Obrador se dará cuenta que no todos van a caminar hacia la rendición. Y que la rendición es una mala noticia si de lo que se trata es de fortalecer la democracia. A menos, claro, de que la idea sea abatir la democracia.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Alejandro Páez Varela.
Periodista, escritor. Es autor de las novelas Corazón de Kaláshnikov (Alfaguara 2014, Planeta 2008), Música para Perros (Alfaguara 2013), El Reino de las Moscas (Alfaguara 2012) y Oriundo Laredo (Alfaguara 2017). También de los libros de relatos No Incluye Baterías (Cal y Arena 2009) y Paracaídas que no abre (2007). Escribió Presidente en Espera (Planeta 2011) y es coautor de otros libros de periodismo como La Guerra por Juárez (Planeta, 2008), Los Suspirantes 2006 (Planeta 2005) Los Suspirantes 2012 (Planeta 2011), Los Amos de México (2007), Los Intocables (2008) y Los Suspirantes 2018 (Planeta 2017). Fue subdirector editorial de El Universal, subdirector de la revista Día Siete y editor en Reforma y El Economista. Actualmente es director general de SinEmbargo.mx

11,817. LA PATRAÑA DEL “GOLPISMO” VS AMLO.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Martín Moreno.
SinEmbargo. Marzo 20, 2019.

La palabrita la traen los adoradores de AMLO. Sus seguidores. Sus cuijes. Para ellos, toda crítica mediática es “golpismo”. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

+ Venganzas personales, método de Gobierno

         + Reforma, Krauze: crucificar a los críticos

Lo pregonan, en público y en privado, los fanáticos de López Obrador, contra periodistas y medios que se atreven a criticar al Presidente:

“Son periodistas golpistas. Son medios golpistas…”.

Esa palabrita – golpismo-, la traen en la boca, en la mente y en la sinrazón. Para ellos, ejercer la crítica periodística es una acción “golpista” en contra de AMLO. Golpismo, le llaman. Inclusive, un productor de telenovelas exitosas alertó en Twitter sobre una acción “golpista” en contra de “nuestro Presidente” – así lo expresan-, similar al sufrido por Salvador Allende en Chile en 1973. Ya ni siquiera es paranoia. Es delirium tremens.

La palabrita la traen los adoradores de AMLO. Sus seguidores. Sus cuijes. Para ellos, toda crítica mediática es “golpismo”. Si criticas al Presidente, entonces eres “golpista”. Vaya estrechez intelectual. Vaya extravío emocional. Vaya peligrosidad a las libertades.

No, señores: lo que ustedes llaman “golpismo”, en realidad es crítica periodística, intelectual y social, necesaria para apuntalar nuestra democracia qué si bien dio ejemplo el uno de julio de 2018, hoy se deteriora a grandes pasos, intentando volver a los años dorados del presidencialismo intocable, endiosado y vengativo.

Se criticó a Fox. Se criticó a Calderón. Se criticó a Peña Nieto. Es obligación del periodismo libre investigar, comprobar y publicar. Así de sencillo.

Por ello, ¿qué les haría pensar a los fanáticos de AMLO que no habría crítica al actual Presidente? ¿Qué les hacía suponer que con él habría sumisión? ¿Qué los mueve a mandar a la hoguera a los críticos presidenciales?

Hay periodistas que son críticos permanentes del poder, más allá de quién esté en la Presidencia o qué partido gobierne. Hay otros y otras que fueron ciegos, sordos y complacientes con Peña Nieto, y que hasta ahora se acordaron que deben cuestionar al Presidente y a su gobierno. Hay otros y otras que fueron muy críticos con Calderón y EPN, pero que ahora ni investigan ni critican ni cuestionan. Han caído en la intrascendencia.

La crítica periodística al poder establecido no debe ser moda sexenal, sino práctica permanente para fortalecer la democracia como un contrapeso vivo, actuante y responsable.

Lo demás – como dijo Orwell- son relaciones públicas.

 *****

Quienes votamos por López Obrador lo hicimos en plena libertad, sí, pero también motivados de que cumpla sus promesas: atacar la corrupción a fondo, investigar y castigar a los corruptos y no fomentar corruptelas. Hoy, se está haciendo todo lo contrario.

¿Por qué no se está investigando a Enrique Peña Nieto, el emblema de la corrupción priista? Hasta hoy, AMLO ha protegido a Peña. Vamos, hasta las gracias le dio durante su toma de posesión. ¿Cuál fue el acuerdo AMLO-Peña Nieto para que el priista no sea investigado?

¿Por qué no se investiga a Emilio Lozoya, artífice del caso Odebrecht, con pruebas más que contundentes que demuestran la escandalosa corrupción de la empresa en colusión con el Gobierno peñista, vía Lozoya? En Brasil, se anuló la concesión a Odebrecht por 35 años para operar el Estadio Maracaná. (Reforma-19/Marzo/2019). En México, AMLO y la Secretaria de la Función Pública, Irma Sandoval, apapachan a Lozoya y compañía. Disimulan. Ocultan.

¿Por qué no se investiga a Rosario Robles, cuyo paso por Desarrollo Social estuvo marcado por el despilfarro y la corrupción? ¡Ah, pequeño olvido! AMLO ya etiquetó a Rosario como “chivo expiatorio”, deslindándola de cualquier responsabilidad. Amén.

¿Por qué no se investiga a Carlos Romero Deschamps? Si el Gobierno quiere, puede. Pero no esperemos ninguna investigación a fondo contra los corruptos porque, como lo dijo AMLO en su toma de posesión, “meteríamos al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación”. Mejor ni le movemos.

Eso sí: resucitó a Napoleón Gómez Urrutia, símbolo de la corrupción minera, y a Elba Esther Gordillo, la corrupción hecha mujer. (Por cierto: ¿qué le debe AMLO A Napito?).

No habrá investigación a los corruptos, pero sí venganzas personales contra los críticos de AMLO.

Allí está la persecución pública y oficial, lanzada desde las cada vez más cirqueras conferencias mañaneras de AMLO, en contra de Enrique Krauze, a mi juicio, el historiador más importante de México. No se investiga la corrupción, pero a cambio, se embate contra quienes siempre han disentido con López Obrador, bajo el argumento de delitos electorales. Se echa a andar la maquinaria del Estado, vía Santiago Nieto – un personaje que en cuestión de horas perdió el respeto a sí mismo, al pasar de investigador del caso Odebrecht que le ganó el aplauso general, a convertirse ahora en el instrumento para satisfacer las venganzas personales del Presidente de la República-. Todos contra Krauze, impulsados desde Palacio Nacional, por presuntamente haber respaldado una campaña negra contra AMLO. Para muchos, se atenta contra la libertad de expresión. A la hoguera quien se atrevió a criticar al tabasqueño y endilgarle el mote de “Mesías tropical”. Hay que denostarlo y quemarlo por haber osado exhibir al Presidente. Que sigan sueltos los Peña, Lozoya, Robles y demás pillos. Eso no importa. El problema de México se llama Enrique Krauze, por crítico. Golpista. La Cuarta Transformación convertida en el nuevo PRI. La Cuarta Transformación al estilo cubano: quien critique o cuestione al caudillo, será crucificado.

Y allí está también el absurdo ataque de AMLO al diario Reforma por exhibir, se quiera o no reconocer, los cochupos, desatinos y abusos de poder del actual gobierno. Es un ataque frontal, sin duda, a la libertad de expresión. AMLO quisiera –como en su momento lo hicieron Fox, Calderón y Peña– aplausos permanentes y que ninguna pluma o voz lo criticara. Hoy por hoy, hay síntomas gubernamentales que atentan contra las libertades, impulsados, nada menos, que por el propio Presidente. Lo demás, son ecos de sus fanáticos qué con poco razonamiento y mucha ignorancia, se suman al linchamiento de la masa en contra de quienes disienten con AMLO.

Y las acusaciones se hacen con el sello de la casa: sin pruebas, con dichos sin hechos y con más saliva que comprobación. Con más hígado que cerebro.

Pésima señal para nuestra democracia.

*****

AMLO y su Gobierno recurren a la venganza personal como método de gobierno. Una revancha contra los críticos del Presidente. Una batalla desigual y abusiva.

Vamos: ni siquiera Peña Nieto fue tan burdo y aldeano a la hora de censurar a sus críticos, porque vaya que sí lo hizo. Aunque con estilos diferentes, ambos tenían y tienen el mismo fin: callar a los disidentes.

¿Cuál es entonces la diferencia entre López Obrador y Peña Nieto al censurar y atacar a sus críticos?

Ninguna.

¿Te gustó? Compártelo:

TW @_martinmoreno
FB / Martin Moreno

Por Martín Moreno.
Columnista. Conductor radiofónico. Autor de los libros Por la mano del padre. El Caso Wallace. Paulette: lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Necaxista.